salmo-11Comprendiendo lo que es verdaderamente un salmista.

En la actualidad el título de salmista se le asigna a todo cantante, músico o compositor que desarrolla su ministerio dentro del ámbito cristiano. En ese contexto y en un sentido amplio designar a alguien como tal es válido; sin embargo, en un sentido más estricto (¡y bíblico!) no necesariamente debería ser así. Es decir, idealmente alguien que se ha involucrado en la alabanza y adoración de su iglesia o alguien que ministra itinerantemente en distintas congregaciones es un salmista, pero si fuéramos más bíblicos en nuestra manera de pensar, un salmista no sólo debería ser eso, sino alguien que ha ido más allá del canto y de la música y descubierto su llamado a la Palabra.

Ser salmista va más allá de lo que hemos pensado. Es un estilo de vida al que como compositores hemos sido llamados. Un salmista es alguien vive conforme a los Salmos. Los cuales, como todos sabemos, son la Palabra de Dios, ¿verdad? Por lo tanto, es un sentido más exacto, un salmista es alguien cuya vida gira en torno al llamado que Dios le ha hecho a la Palabra. “Mmmm… ¡No, espere!” dirá alguien, “yo pensé que salmista era alguien que cantaba o tocaba con su instrumento musical canciones para Dios. Inclusive, alguien que ha grabado un disco”. Bueno, está bien, un salmista es alguien que canta o toca con su instrumento musical canciones para Dios, y sí, qué bien que pudo grabar un disco; pero con todo y eso, permítame decirle que si esa persona que denominamos salmista no vive una vida consecuente con la Palabra, entonces por más que cante como ángel y toque como David, esa persona no es un salmista. No se confunda. Un salmista no es un gran cantante o un gran músico cristiano con aires de celebridad, que aunque sí puede cantar, tocar y ser una celebridad, si esta persona no vive una vida conforme a las Escrituras, no tendría por qué ser catalogado como tal.

¿Por qué cree usted que el primer salmo del libro de los Salmos es una invitación a vivir una vida arraigada a la Palabra? ¿Por qué los Salmos no comienzan afirmando que un salmista es alguien que canta, toca o compone? ¿Sabe por qué? Porque un salmista va más allá de lo que nos han enseñado. Es alguien cuya vida gira en torno a la Escritura y cuyas canciones y composiciones emanan de su vida en la Palabra. Por favor, lea el Salmo uno y compruébelo usted mismo:

“Bienaventurado el varón [El Salmista]
que no anduvo en consejo de malos,
ni estuvo en camino de pecadores,
ni en silla de escarnecedores se ha sentado;
sino que en la ley de Jehová está su delicia
y en su ley medita de día y de noche
Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas
que da su fruto en su tiempo y su hoja no cae;
y todo lo que hace, prosperará.
No así los malos, que son como el tamo
que arrebata el viento.
Por tanto, no se levantarán los malos en el juicio,
ni los pecadores en la congregación de los justos.
Porque Jehová conoce el camino de los justos;
mas la senda de los malos perecerá”.
Salmo 1:1-6.

Como ve, el título: Salmista, es de entera exclusividad de aquellos con inclinación hacia el canto, la música y la composición, cuyas vidas están plantadas en la Palabra. El sólo hecho de cantar o tocar, e inclusive haber grabado un disco, no lo convierte en salmista. Ahora bien, si este cantante o músico realmente vive una vida conforme a la Escritura, esta persona verdaderamente es un salmista.

Si vuelve a leer el salmo, notará que el estilo literario que el escritor usa es un ´paralelo´. Es decir, él compara el estilo de vida de una persona que ha plantado su vida en la Palabra y uno que no lo ha hecho, el malo. Cada uno posee sus propias características. Las cuales, si se fija bien, son opuestas entre sí. En este sentido, un salmista es alguien que vive una vida según los principios de la Escritura y eso lo convierte en una persona diferente. Por eso, para ser salmista no es suficiente cantar o ser músico, si así fuera todos los cantantes del mundo deberían también ser llamados salmistas ya que saben cantar y tocar, incluso mejor que la mayoría de cristianos. Lo que califica a alguien como salmista es que su vida esté plantada en el suelo de la Palabra y que su conducta esté enraizada en las Escrituras. ¡Más allá de sus capacidades musicales!

En esencia, esa es la característica de un verdadero salmista. A partir de allí, todo lo que haga, canciones o composiciones, cumplirá su cometido en las manos de Dios. Es decir, prosperarán.

Continúa…

Nota: La foto del recuadro es la página de un antiguo salterio (´salmo´), más específicamente del Salmo uno (Fuente: http://es.wikipedia.org/wiki/Libro_de_los_Salmos).

PREGUNTAS PARA LOS LECTORES DEL BLOG: ¿Qué es para usted un salmista? ¿Qué le han enseñado en su iglesia al respecto? ¿Podría compartirnos sus convicciones?