100 canciones con versos cuestionables (Decimosegunda parte)

100 canciones con versos cuestionables (Decimosegunda parte)

- en 100 canciones con versos cuestionables
963
6

En la entrada anterior evaluamos tres canciones, en esta veremos cuatro. Seguramente tú las conoces, pero si fuera el caso que no, ve a Youtube y pon el título de la canción y el nombre del interprete y de seguro hayas cada una. Como he dicho en varias ocasiones, las canciones de esta lista no necesariamente las he cuestionado yo, sino otros. Así que como puede que estés de cuerdo, puede que no. Y eso está bien. Nomás con este ejercicio estamos aprendiendo a analizar las letras de las canciones que escuchamos y aún las que escribimos. Sigamos:

CANCIONES CON VERSOS CUESTIONABLES (54-57)

54) “María, ¿sabías que?” (“Es Navidad”, Tercer Cielo)

♫ María, ¿sabías que tu hijo Jesús caminará en las aguas?…

¿Cuál es el problema con la canción? Que aparentemente Tercer Cielo le está cantando a María de Nazaret, la madre de Jesús en la Tierra. ¿Sabes lo que significa eso para un evangélico, verdad? Que se le está cantando a alguien que ya falleció y a quien la Biblia prohíbe elevarle oraciones debido a que no debemos orarle a los muertos (ver Deuteronomio 18:10-11).

Según la Escritura, al único que debemos orarle es a Dios, a nadie más. Por lo tanto, para algunos este verso y, la canción en sí, es cuestionable porque incurre en idolatría debido a que se está orando a María, cosa que solo los católicos romanos suelen hacer.

Ahora bien, el asunto es que Tercer Cielo no es una agrupación católica, es evangélica y para quienes no comprenden el contenido total de la canción es chocante escucharla. Yo no conozco personalmente a Juan Carlos Rodríguez y su esposa, pero hasta donde he visto ellos son cristianos comprometidos y nunca orarían a María como hacen los católicos. El asunto es que la canción no es una oración en sí, sino una conversación imaginaria que el cantante sostiene con María con el fin de exaltar al Señor Jesucristo. En esta le pregunta si ella sabía (o estaba consciente) de todas las maravillas que Jesús haría en el futuro cuando ella lo concibió o mientras lo tuvo en su vientre y entonces, cuando la letra pregunta eso, procede a mencionar algunos de los grande milagros que Cristo hizo. A media que escuchas la canción comprendes que las preguntas son retóricas, es decir, tienen respuesta aun sin que sepamos lo que realmente pensaba María sobre eso.

Desde la primera vez que escuché la canción allá en los 90´s, por lo menos yo intuí de qué se trataba. Jamás se me pasó por la mente que era una invocación mariana; sin embargo, si a alguien le choca la letra pues que se abstenga de oírla. Pero yo creo que mi explicación es la correcta y Tercer Cielo inocente de incurrir en idolatría.

55) “Hasta que me duela” (“Yo no quiero ser normal”, Joel Contreras)

♫ Hasta que me duela, duela, duela, duela, duela, duela, duela… ♪ 

Si quieres oír una canción súper graciosa y súper pegajosa, ¡tienes que escuchar “Hasta que me duela”. En mi país, El Salvador, estuvo en el “Top 10” de por lo menos dos radios cristianas de corte juvenil. Cuando pasó eso un par de amigos me contactaron vía Facebook para preguntarme qué opinaba del nuevo hit radial. Cuando la escuché, me sorprendí, no por lo bien hecha que está la canción ni lo pegadiza que es, sino porque dos radios cristianas la incluyeran en su programación.

¿Cuál es el problema con ella? ¡Que es un solo disparate! La primera estrofa describe a alguien respondiendo qué haría si fuera el último día de su vida, ¿su respuesta? ♫ Bailar hasta que me duela, duela, duela, duela, duela, duela, duela… ♪ El asunto es que en la segunda estrofa se describe el fin del mundo a causa de una invasión zombi y, por lo tanto, ¿qué hará el cantante ese último día de su vida? ♫ bailar hasta que me duela, duela, duela, duela, duela, duela, duela…♪

La canción se considera cristiana por el hecho de que el intérprete se hace llamar cristiano y porque en el puente de la canción se menciona el nombre de Jesucristo. ¿Mi opinión? No, no es una canción cristiana. Un creyente no tomaría a la ligera ese último día de su vida y mucho menos se mofaría de las personas internadas en un hospital psiquiátrico. ¿Ya viste el video de la canción, verdad?

Yo no digo que la canción no sea divertida ni que la intención de los creadores del video haya sido burlarse de la gente con problemas mentales, pero alguien que toma en serio este tipo de temas los abordaría de otra forma. ¡Ni se diga las radios cristianas que dicen predicar seriamente el evangelio!

56) “Atráeme a ti” (“Atráeme”, Luigi Castro)

♫ Te anhelo a ti, dime que cerca estás… ♪

La canción “Atráeme a ti” es muy tierna. Sin embargo, como me suele pasar con otras canciones de este tipo, a veces tengo la impresión de que los compositores (entiendo que es una traducción de una de Michael W. Smith) escriben más basados en sus sentimientos que creyendo la verdad de la Palabra de Dios.

Con esto no estoy diciendo que la canción no pueda incorporarse al repertorio de adoración de las iglesias o que sea malo que a veces sintamos que Dios está lejos. No, pero como ya he repetido en otras ocasiones, las canciones son educativas en sí mismas y, por ende, la gente va a creer lo que ellos lean en nuestras letras. En este caso, creer que a veces Dios está con nosotros y a veces no. ¡Y eso no es cierto!

Yo no digo que esté mal ser sinceros con el Señor y pedirle: “dime que cerca estás”. Pero ¿no ya nos lo dijo pues? ¿No lo dejó claro en la Escritura como para que dudemos de sus palabras y de sus promesas?

Francamente cuando escucho esta canción y llego al verso en cuestión me imagino a Dios apareciéndoseme: “¡Oye! ¿Por qué me pides que te diga que estoy cerca si te lo dejé escrito en mi Libro? ¿Será te has alejado de mi Palabra y eso ha ocasionado que olvides lo que ya te dije múltiples veces?” En ese momento lo veo tomando papel y lápiz mientras dice: “¡Aquí está! Ve y memorízate Josué 1:5, Salmo 94:14, Isaías 41:10-13 y Hebreos 13:5, ¿ok? ¡Y no vuelvas olvidar que siempre estoy cerca de ti!”

Y se desaparece. 🙂

Repito: no está mal que seamos sinceros al componer, pero pedirle al Señor que nos diga que está cerca cuando en repetidas ocasiones nos lo ha dicho en la Escritura, tiene un sabor a que escribimos letras más embargados por nuestros sentimientos que creyendo la verdad de la Palabra que dice que Dios siempre está a nuestro lado.

57) “Tu mirada” (“Venció”, Marcos Witt)

♫ Tus ojos revelan que yo nada puedo esconder, que no soy nada sin ti…

Cuando salió el disco “Venció” y escuché por primera vez “Tu mirada”, este verso me incomodó de inmediato. “¿No sería mejor que la letra dijera “que yo soy nadie sin ti” y no “que no soy nadie sin ti”?”… pensé yo. ¿Por qu é? Porque el hecho de que el verso lleve dos expresiones negativas provoca que la afirmación se convierta en positiva. Es decir, en lugar de decir que no es nadie, realmente está diciendo que sí es alguien. ¿Lo notas?

Si crees que mi cuestionamiento es una exageración, no creas que soy el único que se ha planteado este tipo de preguntas. Hay foros en Internet sobre idioma español donde se suele preguntar:

¿Se dice: “no soy nada” o “soy nada?
¿Se dice: “no hay nadie como tú” o “hay nadie como tú”?
¿Se dice: “no sé nada” o “sé nada”?
¿Se dice: “no me falta nada” o “me falta nada”?
Etc.

El asunto es que en filosofía se enseña que una aseveración con dos expresiones negativas la hacen positiva. Algo así como cuando en las matemáticas nos decían que: x – = + (Menos Por Menos Igual a Más). En este sentido, quien dice: “no soy nada sin ti” realmente está diciendo “soy alguien sin ti”, ¿se entiende? Por lo tanto, en teoría, sería mejor cantar: “que yo soy nada sin ti” eliminando así las dos negaciones y permitiendo que el verso comunique lo que realmente quiere transmitir, es decir, que se es nada sin Dios.

Curiosamente, en esa época, con todos con quienes conversé sobre esto me dieron la razón y uno que otro, incluyéndome yo, cambió el verso y lo cantaron: “que yo soy nada sin ti” en sus congregaciones. Sin embargo, al revisar detenidamente la opinión de la Real Academia de la Lengua sobre este tema, mi análisis se vino al piso. En resumidas cuentas, ellos aseguran que: “la concurrencia de esas dos «negaciones» no anula el sentido negativo del enunciado, sino que lo refuerza” (1)

Esto significa que en español es correcto decir “no soy nada sin ti”. Y, por lo tanto, el verso está bien escrito.

Continúa leyendo la Decimotercera parte.

Notas:

(1) Tomado de: http://www.rae.es/consultas/doble-negacion-no-vino-nadie-no-hice-nada-no-tengo-ninguna

6 Comentarios

  1. Mis apostillas (?):
    – María no es mi canción favorita, pero la entiendo cómo una conversación imaginaria entre los intérpretes y ella en el pesebre. Por lo que no veo comunicación con los muertos como tal.
    – Siempre tuve entendido que la doble negación puede aplicar en el castellano, pero es preferible el “yo soy nadie”.
    – Una pregunta que siempre quise hacer: ¿existe una categorización para la música cristiana? Como digamos música cristiana, o música de contenido cristocéntrico. O música de artistas cristianos. O música de personas que se confiesan cristianos y cantan tanto letras cristicentricas como seculares (sanas, obvio). ¿Dónde entran las canciones dedicadas por ejemplo a la esposa, aunque sean de reconocidos salmistas? Edgardo desde Colombia, un saludo a mi familia.

  2. Que tal mi hermano,
    Muy buenas entradas ya me lei todas, la serie de las dispensaciones ya casi las termino de leer,con respecto a las canciones en donde los autores parece que dijeran que Dios no esta cerca, como la de Luigui Castro y muchos mas que piden que Dios descienda, etc. Creo que todo radica en el hecho de que relacionamos mucho nuestra convicción (FE) con nuestros sentimientos y emociones, por ejemplo ahora mismo estoy escuchando la cancion de Marcos Vidal “Liberame”, esta claro que Dios nos ha libertado del pecado y de la muerte porque lo dice su Palabra pero no creo que Dios le este diciendo a Marcos “oye pero si ya te liberé, porque me pides algo q ya hice” mas bien todos o casi todos intentan decir que su fé esta débil y necesitan reafirmar esa fé de que en realidad Dios sí esta en y con nosotros y que lo que nos ha prometido Él lo cumplirá, si tu le preguntas a alguien si sabé que el Espiritu de Dios ya vive en nosotros seguro te contestará que si y si le preguntas porqué cantas “ven espiritu ven” seguro no sabrá que contestarte, pero no va ser por desconocimiento porque son las primeras cosas que se enseñan; Dios esta siempre con nosotros, su Espiritu es nuestro consolador y siempre estará con nosotros en todo tiempo, esas verdades las saben todos pero eso no significa que el hecho de que lo sepamos en teoría sea suficiente para estar tranquilos de que así es y es por eso que salen este tipo de canciones que de alguna manera nos ayudan a reafirmar aquello que ya hemos aprendido en su Palabra. Ojalá todos dejaran muy en claro como Marcos lo que intentan transmitir.

  3. Hola Noel, saludos

    Me pasó algo así parecido con la canción ‘nada’ de Ricardo Rodríguez. Toda la canción es espectacular, pero en los últimos segundos de esta, el canta del dice: ‘yo no soy nada’. Pensé que la mejor manera de cantarla sería: ‘yo soy nada…’

    Tampoco sabía lo de no rae y es muy interesante saberlo. Saludos!

  4. Hola, gracias por comentar! Pues no, no existe una categorización de canciones cristianas. Un amigo mío hizo una categorización y va así:

    1) Canciones cristianas
    2) Canciones positivas
    3) Canciones negativas
    4) Canciones satánicas.

    Pero es una categorización general, no solo de corte evangélico.

    Saludos!

  5. Hola, gracias por tu comentario! Es que es precisamente eso que tú describes. Lo has explicado muy bien.

    Saludos!

  6. Sí, cuando estudias muy bien el idioma español te topas de con este bache de la doble negación, pero con una consultita a la RAE pues uno entiende que en nuestro idioma es permitida dicha dinámica.

    Saludos!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Cómo traer los cantos de los cielos a la Tierra (Décima parte)

Esta es la penúltima entrada de la serie