100 canciones con versos cuestionables (Vigesimoprimera parte)

100 canciones con versos cuestionables (Vigesimoprimera parte)

En esta entrada veremos otra canción de Tercer Cielo, una que interpreta Danilo Montero y otra de Danny Berríos. Una vez más, si no conoces alguna canción ve al canal de videos Youtube que seguramente allí encuentras las canciones y así te familiarizas con ellas y con lo que dicen. Sigamos:

CANCIONES CON VERSOS CUESTIONABLES (87-89)

87) “Creeré” (“Gente común, sueños extraordinarios”, Tercer cielo”) 

♫ Creeré, creeré. Creeré, creeré…

El cuestionamiento a los versos de la canción que en español interpretó Tercer Cielo, no es tanto por lo que dice, porque si revisas la letra no dice nada que contradiga alguna doctrina cristiana o algún principio bíblico. Al contrario, te anima a creer, ¿no es cierto? El problema no es la letra en sí, sino en lo que se quiso decir originalmente cuando se compuso en inglés.

La canción no es una canción de origen cristiano, sino una que se usó en la campaña de elección del presidente Barak Obama cuando en 2008 se lanzó como candidato presidencial para su primer período. La idea de “I Bielive” (así se titula en inglés) era motivar a la gente de color y de todas las etnicidades a que creyeran que podían conseguir que un presidente negro ocupara la Casa Blanca. La canción “I Bieleve” también fue conocida como “The Obama Theme” (“El Tema de Obama”). Además, el tema le pertenece a R. Kelly, un talentosísimo cantante y compositor de R&B cuya carrera musical se ha caracterizado por serios escándalos sexuales que, quienes saben que él es el compositor de “I Bieleve” y que Tercer Cielo la tradujo como “Creeré”, han acusado a esta agrupación de querer introducir el mundo a la iglesia.

Que “I Bieleve” se usó para la campaña de Obama y que el compositor es inconverso, eso es innegable. Sin embargo, quienes cuestionan los versos de esta canción lo hacen porque no conciben que una canción secular se haya traducido y adaptado para presentarse como una canción de fe en el Señor cuando originalmente ni por cerca fue la intención de R. Kelly.

88) “Oh, la sangre” (“Celebra al Señor”, Danilo Montero) 

♫ Oh, la sangre, bella sangre. Oh, la sangre de Jesús… ♪

Cuando entrevisté a Frank Giraldo para la sección Conversando sobre composición, me dijo: ¿Sabes algo? Yo originalmente canté mi canción diciendo: “Bella sangre”, pero últimamente digo: “Preciosa sangre”. Es que hablando con un pastor me dijo: “Mira, la sangre de Jesús no es bella, ¡es preciosa!” (1)

¿Realmente es válido el cuestionamiento que este pastor le hizo a Frank Giraldo? ¿De verdad no deberíamos cantar esta canción debido a que dice “bella sangre” y no “preciosa sangre”?

Mira, yo comprendo por qué el pastor le dijo que a la sangre de Cristo no se le llama: “bella”, sino: “preciosa”. Es que esta es la palabra específica que utiliza el apóstol Pedro en 1 Pedro 1:18-19 cuando habló de la sangre de Cristo: “sabiendo que fuisteis rescatados… con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación”. Es decir, la Biblia usa la palabra: “preciosa” para referirse a la sangre de Jesús, no la palabra “bella”. Sin embargo, ¿está mal usar esta última en lugar de “preciosa”? Y, ¿no es la palabra “bella” un sinónimo de “preciosa”? ¿Ah?

Veamos qué dice el diccionario de la Real Academia de la Lengua:

Precioso, sa:
1. Excelente, exquisito, primoroso y digno de estimación y aprecio.
2. De mucho valor o de elevado coste.
3. Muy bello o hermoso.

Es decir, si Frank Giraldo quisiera seguir cantando la canción tal cual la escribió originalmente no estaría equivocándose en ninguna manera. “Bella” equivale a “preciosa” y francamente esta canción, así como la sangre de Cristo, ¡es bellísima!

89) “Yo declaro” (“Aférrate a la fe”, Danny Berrios) 

♫ Yo declaro que terminó tus años de ruina, tu sequia cesó. Yo declaro, bendiciones de Dios sobre ti… ♪

Si creías que solo Nancy Amancio había entrado a toda esta onda de las doctrinas de las confesiones… pues no. En 100 canciones con versos cuestionables 6 y 100 canciones con versos cuestionables 7 hablé sobre dos canciones de esta compositora y que tienen que ver con el tema. En este sentido, no solo ella ha abrazado esta creencia sino también muchos cantantes más, entre ellos, el propio Danny Berríos.

La pregunta de rigor sería: ¿es bíblico declarar? En la serie ¿Positivo o negativo? he explicado en qué consiste la doctrina de la Confesión Positiva y por qué es nosciva para la vida cristiana saludable. Ahora bien, si bien es cierto que confesar, declarar y establecer como ellos lo hacen no es correcto, sí hay un lado bíblico que se nos es permitido practicar cuando de declarar se trata. Por ejemplo, si lo vas a hacer con la intención proclamar una verdad de la Escritura, está bien. Pero ojo, recuerda que declaras lo que declaras porque Dios en su tiempo lo cumplirá, no porque por el poder de tus palabras se hará realidad en este preciso instante. ¿Se comprende la diferencia? Una cosa es declarar una verdad sabiendo que su cumplimiento está dentro del tiempo y la voluntad de Dios, y otra creyendo que tú mismo eres un ser súper poderoso y que por ser quien eres eso que declaras se cumplirá al son de tus palabras. Son dos cosas distintas.

Otra forma de declarar y que está bien es cuando declaras audiblemente verdades de la Palabra de Dios para ti mismo o delante de otras personas con la intención de recodar las promesas de Dios y de este modo levantarte en fe como producto de lo que estás recordando de forma audible. Pero una cosa es hacer esto con el fin de no olvidar todo cuanto Dios es y hace, y otra, como dije ya, creer que en tus palabras está el poder de que se haga lo que tú estás diciendo.

El salmista David practicó esto último. Si estudias el Salmo 103 verás que él declaró para sí (“se predicó a sí mismo”, dicen algunos) todo cuanto Dios hizo, hace y hará como forma de despertar su alma apática y entonces cobrar ánimo para bendecir al Señor. Pero una cosa es hablarte a ti mismo (declarando) y otra pensar que esas cosas se realizan en ese momento porque tú lo estás declarando.

En este sentido, las promesas que Danny Berríos le ofrece a sus oyentes saben más a Confesión Positiva que a otra cosa. Y como ya he dicho en repetidas ocasiones, los cristianos no poseen el poder de que al son de sus palabras las cosas invisibles se hagan visibles y mucho menos, de prometerles que saldrán de alguna ruina espiritual o económica o que recibirán “x” cantidad de bendiciones como enseña esta canción.

Continúa leyendo la Vigesimosegunda parte.

Notas: 

(1) Tomado de: http://www.laaventuradecomponer.com/conversando-sobre-composicion/conversando-sobre-composicion-con-frank-giraldo-primera-parte/

5 Comentarios

  1. Víctor Arevalo

    Otra canción de Danilo Montero que oí cuestionar es ”el mismo amor” (original ”the same love” from Paul Baloche) ya que en el coro dice ”el mismo Dios que en una cruz murío”. Quien murió el la cruz fue Jesús. Que piensa de esa hno?
    Saludos

  2. VICTOR ARÉVALO: Juan 1:1 y 1:14 afirman que Jesús es Dios, por lo tanto, el verso de la canción es correcto. Claro, a menos que no creas o no entiendas la doctrina de la Trinidad. Saludos!

  3. Víctor Arévalo

    Claro, basado en la doctrina de la trinidad el verso es correcto.
    Yo lo menciono debido a que en una ocasión escuche una conversación sobre la siguiente frase: “Santa María, Madre de Dios”. A parte que claramente no hay razón para orar a María, el tema se centraba en decir que es “Madre de Dios”, porque lo engendró en la Encarnación.
    Basados en los textos que cita de Juan 1:1 y 1:14, ellos argumentaban tener razón en decir que es madre de Dios, porque Jesús es Dios y María engendró a Jesús….si pero no…

  4. Noel, ¿has oido la canción “viene el dia” de Un corazon,?creo que tal vez podria entrar en esta lista

  5. RICARDO: Gracias por la sugerencia!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Enseña Isaías 53 que los cristianos nunca deben estar enfermos? (Tercera parte)

Desde las canciones “Por tu llaga” de Jaime