100 canciones con versos cuestionables (Quinta parte)

100 canciones con versos cuestionables (Quinta parte)

Ya llevamos 27 canciones de las 100 que conformarán esta serie. En esta oportunidad continuaré hablando de temas escatológicos. Como sé que la mayoría de quienes me leen son dispensacionalistas, me permito aclarar que yo lo fui por 20 años hasta el 2001. A partir de allí comencé a migrar afuera de dicho sistema. En este sentido, mis objeciones a ciertas canciones que hablan de la Segunda venida van por ese rumbo. Igual, si tú y yo creemos distinto en cuanto a este tema, los dos somos hermanos en Cristo y creemos fervientemente en su regreso visible a la tierra independientemente del orden de eventos que creamos que van suceder.

Antes de comenzar, te recuerdo que si por algún motivo no conoces las canciones en cuestión, te invito a que copies el título de cada una, la producción en la que se grabaron y el nombre del intérprete, los pegues en el buscador de Youtube y así puedas conocer la letra de estas canciones.

CANCIONES CRISTIANAS CON VERSOS CUESTIONSABLES (28-31):

28) “Él es el Rey” (“Unidos por la cruz”, Jesús Adrián Romero & “Eres Todopoderoso”, Danilo Montero).

♫ Él es el Rey que viene a su pueblo a llevar… ♪

De nuevo, el dispensacionalismo enseña que cuando Cristo regrese arrebatará a los cristianos y se los llevará al cielo por siete años mientras aquí en la tierra el mundo sufrirá las penurias de la gran tribulación. Basados en 1 de Tesalonicenses 4:17 ellos dicen que seremos raptados y llevados al tercer cielo; sin embargo, ese texto no dice eso. Mira: Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los muertos en Cristo resucitarán primero. Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos en las nubes para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor”. (1 Tesalonicenses 4:16-17). El texto dice claramente que cuando Jesús regrese seremos arrebatados para recibir al Señor en el aire, ¡amén a eso! Pero si te fijas, en ninguna parte del texto se dice que nos iremos al tercer cielo o que el Señor nos llevará hasta allá. No, el texto solo dice que al ser arrebatados llegaremos a las nubes, de allí no pasaremos. ¿Qué pasará después de encontrarnos con Jesús en el aire? Descenderemos a la tierra. ¿Por qué? Porque eso es lo que Pablo está diciendo.

Mira, la palabra “recibir”, que Pablo utiliza en este texto, en griego es: “apantesis”. Esta palabra tiene que ver con salir a encontrarse con alguien a quien se le quiere dar la bienvenida. No para irse a otro lado, sino para regresar junto con él al lugar desde donde se salió a recibirle. Como muy bien explica N. T. Wright en su artículo “Adiós al rapto”: “Pablo presenta la imagen de un emperador que está visitando una provincia. Los ciudadanos salen a encontrarlo en campo abierto y luego lo escoltan a la ciudad. La imagen de Pablo del pueblo “reuniéndose con el Señor en el aire” debe ser leída con la asunción de que el pueblo inmediatamente dará la vuelta y llevará al Señor a un mundo nuevo” (1).

¿Lo ves? “Apantesis” (“recibir”) se refiere a dar la bienvenida oficial a un dignatario, no para irse a otro sitio, sino para volver al lugar de donde se salió. En este caso, a la tierra. Por lo tanto, afirmar que Cristo regresará “a su pueblo a llevar” no aparece en el texto bíblico y por eso, para quienes no somos dispensacionalistas, este verso es cuestionable. Algunos, cuando hemos dirigido adoración utilizando esta canción substituimos este verso diciendo: “Él es el Rey que reina con autoridad” u otro similar.

Como pasó con la canción de la entrada anterior, la verdad es que este tema es sumamente amplio, por lo que te invito a que leas Canciones escatológicas 7, Canciones escatológicas 8 y Canciones escatológicas 9 donde profundizo en este tema. ¡Ojalá hagas el chance de leerlos detenidamente!

29) “Ponte la armadura” (“Gran Guerrero”, Restauración).

♫ No aceptamos las tinieblas ni la muerte eterna… ♪

A inicios del movimiento de adoración, en Centroamérica se levantaron dos ministerios musicales de origen guatemalteco que permearon la adoración congregacional con su extraordinaria música y poderosas canciones. Las dos bandas fueron: Palabra en Acción (de iglesia Palabra en Acción) y Restauración (de iglesias Verbo). En su tercera grabación: “Gran guerrero” se incluyó la canción “Ponte la armadura”, con la cual intentaron describir la armadura del cristiano que aparece en Efesios 6:10-18. La canción es emocionante y te ayuda a recordar que debes estar firme en el Señor vestido con la armadura espiritual; sin embargo, el coro dice: ♫ Y ora en el Espíritu siempre, no dejes de luchar por el bien. No aceptamos las tinieblas ni la muerte eterna, estamos en su luz

¿Qué quisieron decir con “no aceptamos las tinieblas ni la muerte eterna”? No aceptar las tinieblas muy bien puede significar no aceptar que las tinieblas tomen lugar en nuestras vidas. Pero ¿qué de la expresión “no aceptamos… la muerte eterna”? ¿Significará que no aceptan la verdad de que existe el lago de fuego (Apocalipsis 21:8)? Yo supongo que querían dar a entender que no debemos aceptar el camino natural que nos lleva a la condenación eterna. Supongo. Pero igual el verso es cuestionable por no haberse escrito mejor y por no haber sido claros en lo que quisieron decir. Principalmente cuando el pasaje de la armadura espiritual no habla por ningún lado del lago de fuego.

30) “Jennifer” (“Vivencias”, Marcos Witt)

 ♫ Por favor dale un abrazo de mi parte y dile cuánto anhelo su rostro ver… ♪

Marcos, y algunos autores más, compusieron “Jennifer” a causa de una amiga que luchó contra el cáncer y al final de cuentas murió. La canción evoca los sentimientos de afecto de Witt por Jennifer y hace de cuenta que está hablando con ella ahora que partió a la eternidad. Y es aquí donde muchos cuestionaron la canción debido a que es una especie de invocación. O sea, le está hablando (¿orando?) a una muerta.

La pregunta es: ¿están bien estas canciones? ¿Es bíblico que compongamos este tipo de letras si sabemos, conforme lo que enseña la Escritura, que los muertos no tienen relación con los vivos una vez se han ido y que tampoco debemos buscar comunicarnos con ellos? Esta pregunta debería ser fácil de responder, y lo es si vamos directo a Deuteronomio 18:10-11; sin embargo, cuando de literatura de ficción se trata esta letra podría entrar en dicha categoría de conversación imaginaria donde el autor pretende hablarnos de la realidad del cielo y nuestro destino final en la presencia de Dios a través de su narración. A mí parecer, si esa fue la intención original, podría estar bien.

Sin embargo, el choque mental lo experimentan quienes no creen que este tipo ficción musical deba escribirse. Pero si de verdad esto fuera así, quienes critican esta canción, ¿qué hacen cuando asisten al funeral de un amigo, familiar o ser querido y alguien le dirige unas últimas palabras al difunto? ¿Qué hacen cuando comienza a hablar sentidamente frente al ataúd y hasta se ponen a llorar desconsoladamente? ¿Se paran para interrumpirlo: “¡Oye! ¡No le hables al muerto! ¡Eso es invocación de espíritus!”? ¿O le dicen: “¡Qué te pasa! ¿Qué no has leído lo que dice Deuteronomio? ¿No ves que hacer eso es satánico?”

Quienes critican la canción “Jennifer”, ¿realmente hace eso o simplemente son empáticos para comprender que estsa dinámica es una especie de catársis que la mayoría de funerales permiten hacer (incluyendo de evangélicos)?

Quizá si lo vemos de ese modo, podría entenderse la razón de por qué Witt y compañía compusieron la canción.

31) “No me digas adiós”, (“Dios siempre tiene el control”, Samuel Hernández).

♫ No me digas adiós, sino hasta luego, Dios determinó que en el cielo estoy mejor…♪

Con esta canción sucede igual que con “Jennifer” de Marcos Witt, solo que aquí se da vuelta la tortilla. Esta vez, no es el vivo comunicándose con el muerto, sino que el muerto se comunica con el vivo. Y ya esto complica el asunto a la luz de Deuteronomio 18:10-11 y hasta de la Parábola del rico y Lázaro. En esta el rico le insiste a Abraham de que envíe a Lázaro a advertirles a los suyos sobre lo que les espera si siguen viviendo perdidamente. Pero Abraham le dijo: “si no escuchan a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán si alguno se levanta de entre los muertos…” (Luc. 16:31). ¿Por qué contó Jesús esta parábola? ¿Qué significan las palabras de Abraham? Que nadie puede volver del más allá para comunicarse con los vivos.

En este sentido, esta canción es cuestionable porque está rosando la línea divisoria entre lo que es correcto y lo que no en cuanto al tema de si los muertos pueden comunicarse con los vivos y viceversa. Aunque, como dije en la canción anterior, desde la perspectiva de la ficción podría haber una licencia para escribirlas, quien lo haga debe estar sabedor que, para algunas mentes sus versos serán muy cuestionados debido al estilo “ultratumba” de la composición.

En mi opinión, ha de haber otras formas de transmitir verdades sobre el cielo y la eternidad mucho mejores que fingir que un muerto te canta desde el más allá. Porque si un muerto se me apareciera a mí, te aseguro que por más bonito que describa el cielo, ¡me muero del susto! ¡Y TÚ TAMBIÉN! 😉

Continúa leyendo la Sexta parte.

Notas:

1) Tomado de: http://ntwrightpage.com/2016/07/12/farewell-to-the-rapture/ Sitio visitado por última vez el 08/05/2017.

2 Comentarios

  1. En nuestra congregación decidimos cambiar la última línea de la número 28 por esto:
    ♫ Él es el Rey que viene a su pueblo a reinar… ♪ aunque sea un tanto redundante…

    Bendiciones Noel!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

100 canciones con versos cuestionables (Decimocuarta parte)

En esta entrada hablo de tres canciones con