100 canciones con versos cuestionsables (Cuarta parte)

100 canciones con versos cuestionsables (Cuarta parte)

Continuando con esta lista de canciones con versos cuestionables, después de 22 canciones espero que comprendas el por qué de este ejercicio. Es motivarte a ti a que seas más crítico con las letras con las que adoras o de las canciones que escuchas. Ojo, dije ser “crítico”, no “criticón”. Esto último es otra cosa y una actitud en la que no debemos caer. Sin embargo, como hijos de Dios, somos llamados a ser “críticos” con lo que cantamos porque el salmista nos invita, por ejemplo, a que “cantemos con inteligencia” (Salmo 47:7). Es decir, a que usemos la mente, el intelecto y a que escojamos cantar canciones con letras bien escritas.

Como he venido repitiendo, si por algún motivo no conoces las canciones en cuestión, te invito a que copies el título de cada una de ellas, la producción en la que se grabaron y el nombre del intérprete, los pegues en el buscador de Youtube y así puedas conocer y familirizarse con los versos y toda la letra de estas canciones.

CANCIONES CRISTIANAS CON VERSOS CUESTIONSABLES (23-27):

23) “Enamórame” (Abel Zavala).

♫ Enamórame de ti, Jesús ♪ 

¿Es en serio? ¿Que quieres que el Señor haga qué? A ver, ¿qué más tiene que hacer el Señor para enamorarte? ¿Qué más, aparte de su sacrificio en la cruz, debe de hacer para que tu amor por él despierte dentro de ti? ¿Acaso hace falta que él haga algo para que entonces correspondamos a su amor? ¿No fue suficiente su muerte expiatoria?

Yo comprendo el origen de este tipo de canciones y la sana intención de su letra; sin embargo, como mencioné en la entrada anterior, ¿no será que habremos llevado demasiado lejos este lenguaje romantiquero en la adoración? ¿No será que nos hemos excedido con este tipo de alusiones y, en cierto modo, distorsionando el carácter de Cristo?

La canción de Abel Zavala es muy tierna, pero francamente Romanos 5:8 dice: “Pero Dios demuestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros”. Por lo tanto, vuelvo a preguntar: ¿qué más esperamos que Dios haga para que le amemos como corresponde? ¿Qué más tiene que hacer para enamorarnos (si es que tal cosa se puede)?

Él ya lo hizo todo y nosotros debemos amarlo porque él ya nos amó primero (1 Juan 4:19). Él ya no tiene que enamorarte más, él ya hizo todo y ahora solo está esperando nuestra respuesta. Nada más.

24) “Cuando levanto mis manos” (“Jesús siempre llega a tiempo”, Samuel Hernández).

♫ Cuando levanto mis manos comienzo a sentir una unción que me hace cantar. Cuando levanto mis manos comienzo a sentir el fuego… ♪

En teoría la letra de esta canción no incurre en ningún fallo, pero como esta lista es mi lista personal de versos cuestionables, mi problema con esta canción es el siguiente…

Fíjate, la letra describe algo que el propio Samuel Hernández vivió y que al alzar las manos recibió nuevas fuerzas y hasta sintió cosas especiales. ¡Bien por él! El asunto es que cantar este tipo de canciones en una reunión de adoración puede propiciar la manipulación de las percepciones de la gente. La canción habla de “sentir una unción” y de “sentir un fuego”, ¿qué puede pasar cuando eso se canta en público? Que quien la dirige, digamos: efusivamente, puede incitar a las personas a que sientan estas sensaciones (la unción y el fuego), es decir, incitar a sentir este tipo de cosas raya con el condicionamiento psicológico.

Y eso es incurrir en manipulación.

Yo sé que estoy planteando un posible escenario y puede que tú nunca hayas presenciado esto. Pero yo sí. Basados en lo que dice la letra, como si de una fórmula litúrgica se tratara, quien dirige le dice a todos: “¡Alcen sus manos! ¡Sientan la unción! ¡Sientan el fuego en sus manos!” Eso es manipulación señores. Yo sé que la intención original del autor al componer esta canción no fue que se usara para manipular; sin embargo, curiosamente esta letra puede propiciar que ocurra, principalmente en círculos pentecostales.

25) “Mayordomo infiel” (“AS”, Alex Sampedro).

♫ Nudista de jardín, surfista en Galilea… ♪

Alex Sampedro, que en mi opinión es uno de los mejores compositores cristianos en la actualidad, publicó la canción “Mayordomo infiel” y yo me he enterado de muchísimas personas que, por estar atravesando situaciones económicas apremiantes (estar sin empleo, por ej.), se han sentido motivados y bendecidos por esta gran, pero gran canción. El mismo Alex ha relatado que una de las razones por las cuales la escribió fue la crisis económica que en años recientes atravesó España.

El asunto es que cuando la canción entra al coro comienza con una serie de descripciones que, “si no las entiendes”, le escuché decir a Sampedro, “¡es porque te hace falta leer más la Biblia!”. Dice: ♫ Mayordomo infiel, pescador de hombres, heraldo de los cielos, esclavo de los pobres…♪ ¡Hasta allí todo bien! Pero inmediatamente dice: ♫ Nudista de jardín… ♪

Por más que leas la Biblia y hayas sacado una maestría o doctorado en divinidades, ¿qué rayos quiso decir Sampedro con esa expresión? Las demás podrían entenderse y hasta usarse la imaginación para intentar comprender el lenguaje figurado o asociarlo con algún pasaje bíblico, pero ¿qué quiere decir “nudista de jardín”? ¿Con qué vas asociar esa expresión sino a cuando Adán y Eva andaban desnudos en el Edén? ¿Será que el mayordomo infiel que está sin empleo caminará desnudo por el patio de su casa por no tener dinero para comprar ropa?

El mismo Sampedro lo aclaró en una ocasión que estuvo de visita en mi país al explicar que “nudista de jardín” es una alusión a la restauración del Edén y de todas las cosas conforme lo enseña Apocalipsis 21 al hablar de los cielos nuevos y tierra nueva. No dijo más. Solo eso.

Ahora, que te satisfaga a ti o a mí la explicación, ¡eso ya es otra cosa! Pero eso fue lo que dijo y el por qué dicho verso es cuestionable.

26) “La gran tribulación” (“La gran tribulación”, Stanislao Marino & “Doble porción”, La tribu de Benjamín).

♫ Cristo vino, Cristo vino y su pueblo se llevó, no hay remedio, no hay salida, es la gran tribulación ♪

Para quienes no creemos en el dispensacionalismo esta canción se equivoca de pies a cabeza debido a que enseña que la iglesia no atravesará la gran tribulación cuando los tres pasajes bíblicos más importantes del Nuevo Testamento, que muestran un orden de eventos futuros, dicen claramente que la iglesia sí la pasará. Y para muestra un botón…

Mira lo que dice 1 Tesalonicenses 2:1-12: “Ahora bien, hermanos, en cuanto a la venida de nuestro Señor Jesucristo y a nuestra reunión con él, os rogamos, hermanos, que no seáis sacudidos fácilmente en vuestro modo de pensar…” (2 Tesalonicenses 2:1-2). Si te fijas, Pablo relaciona “la venida de nuestro Señor Jesucristo” y “nuestra reunión con él” en el mismo verso porque ambas cosas ocurrirán al mismo tiempo, ¿ok? En este sentido, la expresión: “nuestra reunión con él” es una clarísima alusión al arrebatamiento decrito en 1 Tesalonicenses 4:17 ya que no hay otro momento que se nos diga que cuando Cristo venga nos reuniremos con él, solo ese, en el arrebatamiento.

El asunto es que en este pasaje el apóstol Pablo ubica “la venida” y “nuestra reunión con él” ocurriendo luego de la aparición del anticristo, mira: “que nadie os engañe en ninguna manera, porque no vendrá [en su segunda venida], sin que primero venga la apostasía y sea revelado el hombre de pecado, el hijo de perdición” (2 de Tesalonicenses 2:3). Si te fijas, la expresión “no vendrá sin que primero venga…” se refiere a que antes de la Segunda venida sucederán dos eventos: la apostasía y la revelación del anticristo. Y ya que todos los teólogos (incluyendo los dispensacionalistas) afirman que el anticristo aparecerá en la gran tribulación, este pasaje claramente describe que el orden de eventos será:

Primero: la apostasía y la aparición del anticristo.
Y segundo: la Segunda venida y el arrebatamiento.

Por lo tanto, la canción de Stanislado Marino se equivoca rotundamente porque este y dos pasajes más del Nuevo Testamento que hablan sobre un orden de eventos futuros afirman que la iglesia atrevasará la gran tribulación. Los otros dos pasajes que describen un orden de eventos son: Mateo 24 y el libro de Apocalipsis. Pero como el tema es demasiado amplio, te invito a que mejor leas: Canciones escatológicas 10 y Canciones escatológicas 11 donde me detengo a explicarlos.

27) “Nos vamos a gozar” (Corito de dominio público).

♫ Nos vamos a gozar, nos vamos a gozar, a las bodas del Cordero nos vamos a gozar… ♪

Para los dispensacionalistas, que creen que la segunda venida ocurrirá en dos etapas, primero el rapto y siete años después la segunda venida en sí, al momento del arrebatamiento los cristianos nos iremos al cielo a celebrar las bodas del Cordero. Así cree y enseña el dispensacionalista promedio, que al ser raptados nos iremos al cielo a casarnos con Cristo. El asunto es que según este corito no será así, pues luego de decir: ♫ Nos vamos a gozar, nos vamos a gozar, a las bodas del Cordero nos vamos a gozar… ♪ dice: ♫ Y luego nos iremos a la patria celestial… ♪ ¿Pero no que las bodas del Cordero serán en el cielo? ¿Por qué nos iremos a la patria celestial si ya estamos allí celebrando? ¿No que ya estábamos allí pues?

¡Ay, mis amigos dispensacionalistas! ¡Quién los entiende!

Por cierto, ya que estamos hablando de las bodas del Cordero, a ver quién de mis amigos dispensacionalistas me ayuda a dilucidar algunas dudas que tengo al respecto:

No. 1: ¿Por qué el dispensacionalismo enseña que las bodas del Cordero se celebrarán el día que los creyentes serán raptados, si el ángel que aparece en Apocalipsis 19:6-9 anuncia las bodas hasta el final de la gran tribulación y más específicamente, cuando la gran Babilonia sea destruida (ver: Ap. 18-19)? ¿Ah?

No. 2: ¿Por qué el dispensacionalismo dice que las bodas del Cordero se celebrarán el día que los creyentes serán raptados, si Apocalipsis 19:11-17 dice que serán cuando Cristo regrese por segunda vez montado sobre su caballo blanco?

No. 3: ¿Por qué el dispencionalismo enseña que la cena de las bodas del Cordero serán allá en el cielo si Apocalipsis 19:17-18 dice que será aquí en la tierra ya que el menú incluye: “carne de reyes, carne de comandantes y carne de poderosos, carne de caballos y de sus jinetes, y carne de todos los hombres, libres y esclavos, pequeños y grandes”?

😉

Continúa leyendo la Quinta parte.

5 Comentarios

  1. Maikel Mendoza

    Descubrí la música de Alex Sampedro gracias a LAC. Y quedé gratamente sorprendido al escuchar la calidad de sus letras, mayordomo infiel es una de mis favoritas pero tengo ese mismo problema cuando llega al coro!!!!

  2. Maikel Mendoza

    El nombre de Marino ss escribe sin la E … Stanislao

  3. En el penúltimo párrafo hay un error de dedo: “raptatos.”

  4. ¡Gracias! Corregido.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

“Adornando tumbas”, Jesús Adrián y el movimiento progresista (Cuarta parte)

Ahora entramos al tema de la adoración más