50 canciones con versos cuestionables (Tercera parte)

50 canciones con versos cuestionables (Tercera parte)

50 canciones con versos cuestionables (Tercera parte)

Ya revisamos 15 canciones con versos cuestionables ya sea por contradecir la Escritura, la lógica o la gramática. Ahora veremos 7 más. Algunas probablemente las conozcas, otras quizás no. Sin embargo, allí está el nombre de las canciones, el álbum en que lo puedes encontrar y el nombre de quien la interpreta para que vayas a Youtube, por ej., y te familiarices con ellas. Sigamos…

CANCIONES CRISTIANAS CON VERSOS CUESTIONSABLES (16-22):

16) “Rey humilde” (“Tu reino aquí”, En espíritu y verdad).

♫ Sales de tu trono a tus atrios y observas toda la creación, todo lo creado y por crear… ♪ 

¿De verdad aún hay cosas que Dios tiene que crear? ¿En qué parte de la Escritura se sugiere tal idea? ¿En qué parte de la Biblia se sugiere que Dios dejó su creación inconclusa? Mas bien, Génesis 2:3 dice: “Y bendijo Dios al día séptimo, y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación”. Por lo tanto, el verso de la canción es cuestionable.

Alguien dirá: “es que seguramente se está refiriendo a la creación de los cielos nuevos y tierra nueva de Apocalipsis 21-22”. Si ese fuera el caso, según el texto bíblico y el contexto total del Nuevo Testamento, lo que Dios hará en el futuro será “recrear”, no “crear”. A manera de confesión, cuando conversé con uno de los compositores de “En Espíritu y verdad” me dijo que varias personas les habían escrito preguntándoles qué quisieron decir con ese verso. Es decir, este cuestionamiento no es solo mío, sino que otros más ya lo han hecho.

17) “Increíble” (“Como en el cielo”, MIEL San Marcos).

♫ Eres increíble, Todopoderoso, Grande, eres increíble… ♪

Para algunos la expresión “increíble” significa “que no es creíble”, “que no se puede creer”, etc. Por lo tanto, cuestionan este verso ya que Dios sí es creíble y sí se puede confiar en él. Es por eso que a algunos les incomoda oírla y ni se diga, cantarla.

Para comenzar, si ese es tu concepto de “increíble” y no sabes que hay otro más, haces bien en no cantarla porque estás obedeciendo a tu conciencia. Sin embargo, la palabra “increíble” también puede usarse como sinónimo de “impresionante”, “asombroso”, etc. Y a mi parecer esa es la intención el autor.

En este sentido, el verso de esta canción es cuestionable, pero solo para aquellos cuyo concepto de “increíble” es el primero que cité. No así si sabes que “increíble” tiene otra connotación, es decir, como sinónimo de maravilla y sorpresa.

18) “Jalal” (“Restaurando el tabernáculo de David”, New Wine)

♫ Como alguien que ha perdido la cabeza… ♪ 

Si conoces la canción, verás que no me voy a enfocar en el verso: ♫ duplíquese el furor de su espada homicida ♪ que a cualquiera espantaría eh, pero como Ezequiel 21 habla de ella y ese sería otro tema, solo me voy a enfocar en el verso: ♫ Canta, ríe, grita, aplaude y danza como alguien que ha perdido la cabeza ♪, el cual, en mi opinión, es un desatino.

Esta canción cae en la categoría de otras más que prácticamente pretenden exacerbar las emociones de las personas durante la alabanza y aunque yo puedo comprender el trasfondo de por qué se escriben, en cuanto al verso en cuestión no es correcto incitar a los creyentes a “perder la cabeza” durante la alabanza porque eso es contradecir Rom. 12:1 que dice que nuestro culto al Señor debe ser “racional”. Es decir, nunca debemos perder la cabeza mientras adoramos. Siempre debemos usar la mente y el entendimiento. Por lo tanto, lo que incita la canción en contrario al culto verdaderamente cristiano.

19) “Esperar en ti” (“Cerca de ti”, Jesús Adrián Romero).

♫ Y esperaré pacientemente, aunque la duda me atormente, yo no confío con la mente, lo hago con el corazón… ♪ 

¿Estás hablando en serio JAR? ¿Tú no confías en Dios usando la mente? ¡Eso no se puede brother! Tú confías en Dios basado en la verdad de la Palabra de Dios que está depositada en tu mente; por lo tanto, el proceso de fe siempre incluye a la mente. Es decir, confiamos en el Señor apelando a la verdad que hemos oído y creído que está en nuestra memoria y que recordamos con el fin de ampararnos en sus promesas y entonces confiar abiertamente en Dios. O sea, siempre que confiamos en el Señor usamos nuestra mente, no se puede de otra forma. Por lo tanto, decir ♫ yo no confío con la mente ♪ es un sin sentido. No se puede.

Alguien dirá: “De seguro Jesús Adrián compuso esta canción de alguna experiencia particular, por lo tanto, deberíamos dejarlo que se exprese como él sienta. ¡Esa es la libertad el compositor! ¿No?”

Efectivamente, JAR compuso esta canción producto de un largo proceso de convalecencia que él mismo relató en su libro “Cenando con Jesús”; sin embargo, si bien es cierto que el compositor es libre de escribir según él sienta y quiera expresarse, el compositor cristiano tiene una responsabilidad educativa con sus canciones. Y por lo tanto, procurar que sus letras pasen por el filtro de la Escritura y de este modo no digan algo que la Palabra de Dios no enseña.

20) “No puede estar triste” (Corito de dominio público).

♫ No puede estar triste un corazón que tiene (o alaba) a Cristo… ♪

¿Por qué no? ¿Por qué no puede estar triste? ¿Acaso no han leído cuando Jesús se entristeció en Getsemaní (Mat. 26:38)? ¿Acaso no han leído que Pablo experimentó tristezas cuando estuvo en prisión (Fil. 2:27)? ¿No puede estar triste un corazón que tiene a Cristo? Claro que puede estar triste.

Aunque seguramente la intención de quien compuso este famoso corito fue la de motivar a los hermanos a poner de lado sus tristezas para enfocarse en las bendiciones que tenemos en Cristo, los versos son contundentes al decir “no puede estar triste un corazón que alaba (o tiene) a Cristo”. Es decir, fue escrito con un tono absolutista que contradice la lógica y la realidad del mundo en que vivimos. Vamos, sí puede estar triste un corazón que alaba o tiene a Cristo. En el caminar de la vida el cristiano se enfrentan a tribulaciones y situaciones que generan angustia, dolor y tristeza, y en medio de todo eso se puede alabar al Señor. Por ejemplo, cuando alguien pierde a uno de sus padres, fallece un cónyuge o experimenta una infidelidad matrimonial, ¿has visto a cristianos atravesar ese tipo de circunstancias y a pesar de que los embarga el dolor alaban en fe al Señor? ¿No producen este tipo de tragedias mucha tristeza y aún así muchos cristianos alaban en privado o en la congregación?

Por lo tanto, sí puede estar triste un corazón que alaba a Cristo. Y como le escuchara en una conferencia sobre la depresión al respetadísimo pastor y psiquiatra español Pablo Martínez, refiriéndose a este corito, él dijo: “espero que no vuelvan a cantar esta canción en los cultos de la iglesia”.

¡100% de acuerdo!

21) “Mi mejor adoración” (“Aviva el fuego” & “Hoy más que ayer”, Juan Carlos Alvarado)

♫ No quiero tener un encuentro emocional, yo quiero encontrarme contigo… ♪

En medio de un movimiento de adoración que en los 90´s inundó las iglesias con alabanzas súper emocionantes y sumamente efusivas, esta canción pretendía traer enfoque a los creyentes de que emocionarse durante la adoración no era sinónimo de tener un encuentro real con el Señor. Emoción es emoción, encontrarse con el Señor es más que eso.

Aunque la intención del autor es loable y el mensaje es comprensible, la verdad es que por lo general cuando alguien tiene un encuentro con el Señor las emociones se ven involucradas. ¿Recuerdas a Moisés, Isaías o a Juan de Patmos? Debido a que somos seres emocionales, la sorpresa, el asombro o la impresión de encontrarse con Dios en adoración hará que de nosotros emerjan cierto tipo de emotividades difíciles de contener. Dicho de otro modo: es casi imposible encontrarse con Dios, espiritualmente hablando, y que eso no nos emocione en alguna medida. Por lo tanto, pedir separar ambas cosas, como sugiere la canción, es casi imposible que suceda. Por eso, algunos sugirieron que la letra dijera: “No quiero tener un encuentro solo emocional…” para que el verso fuera más exacto y el mensaje fuera más consecuente con nuestra constitución como seres humanos. Sin embargo, la palabra “solo” no calza en la métrica y bueno, he allí por qué este verso fue cuestionado.

22) “Bésame” (“Toma tu lugar”, Marcos Brunet & “Vuelve”, Julio Melgar).

♫ Bésame con besos de tu boca… ♪

En este verso, basado en el texto de Cantares 1:2, el adorador le pide a Dios que lo bese, pero ¿con qué tipo de beso? ¿En la mejilla como un padre besa a su hijo o en los labios como un hombre besa a una mujer? ¡He allí el cuestionamiento!

Cantares habla del amor de Salomón por la sulamita. Es decir, el contexto de Cantares 1:2 es la relación de pareja, no de padre e hija. Por lo tanto, el hecho de que la sulamita especifique que quiere “besos de la boca” de Salomón, por lógica se infiere de que desea un beso en los labios. En este sentido, quien compuso esta canción, ¿qué quiso decir con “bésame con besos de tu boca”? ¿Acaso espera que el Señor le bese espiritualmente en los labios? Todos sabemos que está alegorizando el verso de Cantares, ¿no es así? Entonces, ¿qué significa que Jesús nos bese espiritualmente en la boca? ¿Ah?

El problema con este tipo de canciones, así como muchas más que alegorizan Cantares, es que a veces quienes las componen olvidan que originalmente este libro no fue escrito para alegorizarse, sino como un poema de amor y si quieres, como una obra musical que describe el amor de pareja. Y vamos, yo no digo que esté mal alegorizar algunas cosas de vez en cuando; sin embargo, el problema es que canciones como estas no especifican ni aclaran que la relación de amor que Cristo nos enseñó hacia él no era romántica, sino de obediencia (Jn. 14:15). Jesús no estaba pensando en un amor de novios y muchos menos de cónyuges cuando dijo: “si me amáis guardad mis mandamientos”. No, él seguramente estaba pensando en una relación de Señor y siervo (el siervo que ama obedece a su Señor). Es más, revisa bien los evangelios y verás que la relación que él más enfatizó para que comprendiéramos nuestra relación con Dios fue la de Padre e hijos, no de pareja. Y es por esto que yo cuestiono, no solo el verso de esta canción, sino otras más que alegorizan Cantares en demasía.

Continúa leyendo la Cuarta parte aquí. 

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

50 canciones con versos cuestionsables (Octava parte)

Hoy veremos 5 canciones más de la lista.