La canción más relajante

La canción más relajante

- en Artículos de la web
1598
2


Estudio científico lo confirma.
 

Como asiduo buscador de recursos sobre el tema de composición, mientras navegaba por la web me encontré con este artículo que publicó Europapress, que está relacionado con la reciente creación de lo que ellos han llamado: “La canción más relajante del mundo”. ¿Se imagina eso? Tan relajante es que no recomiendan escucharla mientras se conduce el automóvil, je. ¿No me cree? Bueno, léalo usted mismo. Antes de finalizar la nota verá la lista de las 10 canciones más relajantes que hasta el momento se han identificado, incluyendo Weightless. De la cual trata el estudio. Como siempre, una breve reflexión personal al terminar.

Un grupo británico crea «la canción más relajante del mundo»

LONDRES, 10 Feb. (EUROPA PRESS)

Un trío de Manchester, con ayuda de terapeutas especializados en música, dice haber creado «la canción más relajante del mundo». Tanto es así que los científicos recomiendan que el tema en cuestión, Weightless, no se escuche mientras se está al volante.

Según informa el Daily Telegraph, el trío Marconi Union, original de Manchester, se puso manos a la obra a trabajar con terapeutas especializados en música para crear una canción que ralentizara la respiración y redujera la actividad cerebral.

Weightless, la canción resultante, fue probada en un estudio con 40 mujeres, demostrando ser más relajante que temas de artistas como Enya, Mozart o Coldplay. Un 65 por ciento de las participantes declaró que la canción rebajaba sus niveles de ansiedad.

Lyz Cooper, fundador de la Academia Británica de Terapia Sonora, explica en el diario que la canción utiliza «principios musicales» que «individualmente» han demostrado tener «un efecto calmante».

«Combinando esos elementos como lo han hecho Marconi Union han creado la canción relajante perfecta. El estudio ha demostrado que es la canción más relajante del mundo», añade el terapeuta.

Además, Cooper señala que la duración de la canción (8 minutos) es importante, pues se necesitan al menos «cinco minutos» para empezar a relajarse por completo, un proceso que denomina «incorporación».

«El espacio entre notas ha sido elegido para crear un sentimiento de euforia y confort y no se repite una melodía, lo que permite a tu cerebro desconectar completamente. Hay repiqueteos aleatorios, que ayuda a inducir una sensación de relajación mayor. El elemento final es los suaves zumbidos y murmullos, como cantos budistas», concluye.

Weightless se sitúa, tras el estudio, la primera en una lista de diez canciones consideradas como las más relajantes: Airstream (Electra); DJ Shah (Mellomaniac Chill Out Mix); Enya (Watermark); Coldplay (Strawberry Swing); Barcelona (Please Dont Go); All Saints (Pure Shores); Adele (Someone Like You); Mozart (Canzonetta Sullaria); y Cafe Del Mar (We Can Fly). (1)

He aquí la canción:

UNA BREVE REFLEXIÓN PERSONAL

Siempre me han llamado la atención las investigaciones científicas relacionadas con la música. Esta en particular nos confirma los efectos terapéuticos de las canciones sobre el alma humana. Sin embargo, cuando pienso en investigaciones como esta, viene a mi mente un episodio bíblico ocurrido 1,000 años antes de Cristo.

La Escritura dice que el primer rey del antiguo Israel, Saúl, vivía una vida profundamente atormentada y que sus siervos le recomendaron conseguir un músico que tocara y de este modo poder alcanzar “alivio” (1 Sam. 16:16). Lo interesante de la narración es que unos versos antes se menciona que David había sido ungido con el Espíritu de Dios (1 Sam. 16:13). Por eso, cuando los siervos de Saúl trajeron a David delante de su presencia, cuando él ejecutaba su instrumento «Saúl se aliviaba y se sentía mejor (1 Sam. 16:23).

¿Qué produjo salud en las emociones del rey? ¿La música que David interpretaba o el poder del Espíritu Santo? Pienso que ambos. La música en sí misma tiene facultades terapéuticas inherentes; sin embago, cuando se combina con la ejecución de una persona verdaderamente llena del Espíritu, ella adquiere dimensiones sobrenaturales capaces de perpetuar estados de bienestar.

Claro, probablemente nuestra música nunca llegue a ser el objeto de un estudio científico como el antes citado, pero aún así podemos tener la certeza que si como músicos y compositores buscamos experimentar la continua llenura del Espíritu Santo, las probabilidades de que nuestras canciones causen alivio aumentarán considerablemente.

Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: http://www.europapress.es

2 Comentarios

  1. Excelente nota científico-musical 😀

  2. Ya lo escuché, y la verdad me dio estrés tanta calma jajaja me parece una especie de dubstep; quizá lo más «relajante» puedan ser de las imágenes que se acompaña, pero no fue mi caso 😛

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie