Música en los hospitales

Música en los hospitales

- en Artículos de la web
989
0


Dos estudios confirman su valor.

Como suelo hacer, en esta ocasión comparto dos nuevos estudios que confirman cómo la música favorece el bienestar de las personas. Esta vez en los hospitales. El primero habla de su influencia en bebés prematuros, beneficiando su crecimiento y desarrollo. Y el segundo, habla sobre pacientes que requieren menos anestesia al momento de ser intervenidos producto de escuchar música. Hoy no habrá reflexión al final. ¡Usted mismo la puede intuir! ¿No?

La música «nutre» a los bebés prematuros
La música ayuda a los bebés prematuros a reducir el dolor y mejorar su desarrollo y crecimiento, afirma una nueva investigación.

Un equipo de científicos canadienses descubrió que entre los beneficios que pueden obtenerse al tocar música en los hospitales está calmar a los neonatos, mejorar sus hábitos de alimentación y reducir su internamiento.

Los investigadores -que publican los detalles del estudio en Archives of Disease in Childhood (Archivos de Enfermedades Infantiles) afirman que la música parece tener también efectos beneficiosos en aspectos fisiológicos como ritmo cardíaco y respiratorio.

Terapia valiosa

Cada vez más hospitales están tocando música en sus salas de neonatos como método para ayudar a mejorar el comportamiento y salud fisiológica de los bebés o para reducir el dolor.

Se ha pensado que además de calmar a los infantes y sus padres, la música puede estabilizar la condición del bebé, mejorar su saturación de oxígeno y ayudarlo a subir de peso.

Hay evidencia preliminar que sugiere que la música podría tener efectos beneficiosos en los parámetros fisiológicos, el estado conductual y la reducción del dolor durante procedimientos médicos dolorosos

Pero hasta ahora no se habían logrado comprobar estos resultados.

Los científicos de la Universidad de Alberta, en Canadá, revisaron nueve investigaciones publicadas entre 1989 y 2006 para ver cuán efectiva y valiosa es la música en este tipo de terapia.

Seis de los estudios investigaron si la música podría ayudar al bebé a reducir el dolor en procedimientos como la circuncisión o pinchazos con agujas.

Otro estudio analizó el efecto de la música sobre las tasas de nutrición. Y los otros dos estudios investigaron el efecto de la música en la fisiología y comportamiento del neonato.

En la mayoría de los estudios los investigadores habían utilizado canciones de cuna con o sin sonidos agregados, como latidos de corazón o sonido del útero.

Y uno de los estudios utilizó música en vivo, una canción de cuna especialmente compuesta para una voz femenina acompañada de un arpa.

Otros hospitales suelen tocar música compuesta por los grandes maestros clásicos como Mozart.

Evidencia

Aunque los científicos canadienses no lograron llegar a conclusiones definitivas, sí encontraron lo que llaman «evidencia preliminar» de los beneficios de la música para los neonatos.

«Hay evidencia preliminar que sugiere que la música podría tener efectos beneficiosos en los parámetros fisiológicos, el estado conductual y la reducción del dolor durante procedimientos médicos dolorosos.

«Y aunque hay evidencia de ciertos beneficios terapéuticos de la música en ciertos indicadores específicos, estos beneficios tendrán que confirmarse en futuros estudios mejor diseñados», señala el científico.

Otros expertos afirman que esta investigación demuestra que la música podría ser una forma simple y barata de ofrecer beneficios a los bebés prematuros.

Y debido a que los nacimientos prematuros han aumentado en años recientes en gran parte del mundo, la música podría ayudar a mejorar este problema.

Los nacimientos prematuros, en los que el bebé nace antes de las 37 semanas, son la causa de un 75% de las muertes de neonatos durante el primer mes de su vida y de la mayoría de las admisiones a las salas de cuidado intensivo en el Reino Unido.

Hay varios factores de riesgo que pueden provocar un nacimiento prematuro, incluido el tabaquismo materno, infecciones en el útero o embarazos múltiples.

Y estos nacimientos pueden causar problemas de salud de largo plazo, como parálisis cerebral, sordera, ceguera, enfermedad pulmonar crónica y dificultades de aprendizaje y de conducta (1).

La música reduce la ansiedad en una cirugía
Hacer escuchar música a los pacientes mientras son sometidos a una cirugía reduce la ansiedad del procedimiento e incluso puede ayudar a su recuperación, afirma un estudio.


La investigación llevada a cabo en el Hospital John Radcliffe en Oxford, Inglaterra, encontró que las melodías tranquilas y las canciones populares pueden tener un efecto calmante en los pacientes sometidos a anestesia local que están despiertos durante la operación.

Oír la radio también ayuda, agregan.

El estudio, publicado en Annals of the Royal College of Surgeons (Anales del Colegio Real de Cirujanos), siguió el progreso de 96 pacientes internados en el hospital para cirugías menores.

Durante las operaciones, la mitad de los pacientes escucharon música, por ejemplo la transmisión de una estación de radio o una selección de canciones de un CD elegidas por un miembro del equipo quirúrgico.

La otra mitad de pacientes fue sometida al procedimiento bajo las condiciones normales de silencio con las que se realizan estas operaciones.

Menos ansiedad

Algunas de las cirugías eran programadas otras eran operaciones de emergencia.

Después de los procedimientos se pidió a los pacientes que calificaran el grado de ansiedad que sintieron durante la operación.

«Someterse a una cirugía puede ser una experiencia estresante para los pacientes y nuestro objetivo como médicos es encontrar formas de hacerlos sentirse más cómodos»

Dr. Hazim Sadideen

El grupo que escuchó música informó de niveles de ansiedad casi 35% menores que el grupo que fue operado silencio y también señalaron que durante la cirugía tuvieron patrones de respiración más relajados, de casi 11 respiraciones por minuto, comparados con 13 respiraciones por minuto entre el grupo de silencio.

Estos resultados confirman los hallazgos de estudios anteriores que han mostrado que la música contribuye a aliviar el dolor y también puede ser una herramienta valiosa para ayudar a los pacientes con respiración asistida.

Los expertos saben que el estrés puede tener un impacto negativo en los resultados de las operaciones quirúrgicas y puede prolongar el proceso de recuperación.

El doctor Hazim Sadideen, cirujano plástico que dirigió el estudio, afirma que ahora será necesario llevar a cabo más estudios para establecer si el uso de música en los quirófanos debe volverse una práctica estándar.

«Someterse a una cirugía puede ser una experiencia estresante para los pacientes y nuestro objetivo como médicos es encontrar formas de hacerlos sentirse más cómodos», expresa el investigador.

«También hay buenas razones médicas -agrega- porque los pacientes más calmados pueden enfrentar mejor el dolor y recuperarse más rápido».

La música también puede provocar un ambiente más feliz y relajado entre los cirujanos y personal médico en el quirófano, dicen los científicos (2).

Noel Navas

Notas:

(1) Tomado de:
http://www.bbc.co.uk/mundo/ciencia

(2) Tomado de: http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie