Una nueva canción

Una nueva canción

- en Artículos de la web
1506
2


Por: Keila Ochoa Harris.

El otro día me descubrí cantando mientras lavaba los trastes. Dos cosas me resultaron peculiares. En primer lugar estaba el simple hecho de cantar pues no lo hago con frecuencia. Supongo que paso más tiempo preocupándome y pensando en mis pendientes. Segundo, se trataba de un canto totalmente inventado por mí donde unía frases con una melodía “desconocida”.

Seguramente estaba plagiando un poquito de muchas canciones, himnos o tonadas favoritas, pero me hizo meditar en los nuevos cantos. Me ha asombrado que muchos artistas modernos solo están haciendo “covers” de canciones antiguas. ¿Acaso ya no es posible hacer música original?

Entonces me topé con el dato siguiente: Si tomamos en consideración una sola medida y una sola octava de la escala musical, incluyendo semitonos y duraciones de notas (redondas, blancas, negras), se ha calculado que el número de melodías o combinaciones posibles es de 123 más 33 ceros. Imposible escribir aquí el número sin que alguien piense que estoy completamente loca.

Pero esto me hace pensar que las 28 millones de canciones que alberga iTunes aún no terminan de mostrar las muchas posibilidades que existen para que surjan nuevas canciones. Entonces me acordé del salmo 40.

“Me dio un canto nuevo para entonar, un himno de alabanza a nuestro Dios” NTV, versículo 3.

¡Por supuesto que es posible que alguien como yo, sin ser un músico experto, componga un canto improvisado que alabe a Dios! ¿Por qué? Porque es Dios quien lo pone. Es Dios quien lo da. Y para él, el número 123 más 33 ceros no es sino una pequeñez. Si añadimos las posibles combinaciones con otras medidas (tres cuartos, seis octavos) y más escalas, concluimos que el Creador de la música ha hecho posible que surjan nuevos cantos durante siglos.

No se ha repetido ese momento sublime, como le llamo. Si hoy me preguntan, no me acuerdo de la tonada ni de la letra. Pero estoy procurando cantar un poquito más todos los días, aunque sean las tonadas que ya conozco y compuestas por otra persona. El día menos pensado, Dios volverá a poner en mi boca un nuevo canto (1).

Noel Navas.

Notas:

(1) Tomado de: http://www.confiandojuntas.com/6/post/2014/04/una-nueva-cancin.html

2 Comentarios

  1. Que cierto esos momentos en que pones a pensar en Dios y lo bueno que ha sido y comienzas a entonar «Cantos No Aprendidos»… la palabra dice que en medio de esos cantos Dios habita.
    Creo que volveré a esforzarme en lavar los trastos, porque a igual que Keila, Dios ha puesto cantos en mi boca en esos momentos.

  2. A mi me ha pasado algo muy parecido. En esos momentos sublimes Dios te da un canto nuevo que te estremece y te dice Dios está contigo y te ama en gran medida. También a mi se me olvidó la letra y la tonada de varias canciones que Dios me ha dado, pero lo que voy a empezar a hacer es grabarlas con el celular, editarlas y mejorarlas. Todo para la Gloria de Dios.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie