Breve teología de los sentimientos

Breve teología de los sentimientos


cuerpo-humano.jpgEl valor de los sentimientos en el ser.

Hace unos años, después de haber impartido uno de mis primeros Talleres de Composición, uno de los participantes se me acercó para decirme muy amablemente: “¿Sabes qué? Tú forma de escribir canciones es muy almática”. Entiéndase por ´almático´ proveniente del ´alma´. No recuerdo qué le respondí, pero inmediatamente supe a qué se refería.

En ciertos círculos cristianos existe la creencia de que todo lo que proviene del alma es inferior a lo que proviene del espíritu. ¡Ni se diga si proviene del cuerpo! Esta corriente de pensamiento se deriva de una mala interpretación de la doctrina ´tripartita´ del hombre. La cual enseña que el ser humano está compuesto de tres partes: “espíritu, alma y cuerpo”. Y que está basada en lo que el apóstol Pablo escribió en 1 de Tesalonisences 5:23.

La enseñanza de que el hombre es en esencia tres y a la vez uno ha sido de mucha utilidad a la hora de comprender más profundamente la naturaleza humana. Pero, aunque enseñar esto es totalmente correcto, el problema surge cuando algunos catalogan al ´alma´ (lugar donde residen los sentimientos) como inferior al ´espíritu´. Como la persona que me brindó su comentario al finalizar mi Taller.

He considerado importante detenerme a hablar sobre este tema con el fin de que quienes leyeron la serie: “El génesis de una canción” no se confundan a la hora de escribir canciones y continúen la Aventura de Componer con confianza. Sabiendo que las emociones y los sentimientos no son malos, sino de mucha utilidad cuando llega el momento de crear melodías.

Pablo dice que somos “espíritu, alma y cuerpo”. Tres en uno. Somos, al igual que Dios, un ser ´trino´. O mejor dicho: ´tri-uno´. La mayoría de teólogos afirman que en el espíritu residen: la conciencia, la intuición y la capacidad de tener comunión. En el alma: la mente, la voluntad y las emociones (¡y aquí los sentimientos!). Y en el cuerpo: los sentidos y nuestras partes físicas (internas y externas). Ahora, independientemente de si todos los teólogos están de acuerdo con esta departamentalización del ser, lo cierto es que muchos coinciden en que las emociones y los sentimientos residen en el alma.

En este sentido, cuando la Biblia enseña que somos “espíritu, alma y cuerpo” lo hace mostrándonos que cada una de estas partes son iguales entre sí. En ningún sitio se nos dice que alguna es superior a la otra ni más importante que la otra. Pensar eso raya con el pensamiento griego que afirmaba que la mente es superior al cuerpo. Pero eso no es lo que la Escritura enseña. Por el contrario, ella afirma que los tres componentes del ser humano son igualmente importantes delante de Dios. Si no fuera así Pablo no hubiera dicho: “Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo” (1 Tes. 5.23). Es decir, si sólo el espíritu es importante de cuidar para la venida del Señor, ¿por qué el apóstol nos exhorta a que cuidemos también el alma y el cuerpo? ¡Porque los tres tienen el mismo valor!

Ahora bien, el hecho de que las emociones y los sentimientos residan en el alma no significa que sean el único lugar del ser en el cual habitan. Ellos también residen en el espíritu y actúan sobre el cuerpo. La Biblia lo dice. Por ejemplo, cuando el ángel Gabriel anunció a María que daría a luz al Mesías, ella exclamó: “Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador…” (Lucas 1:46-47). Yo pregunto: ¿Es el regocijo una emoción? Claro. Pero el texto dice que María sintió esa sensación en su espíritu, no en el alma. ¿Por qué? Porque los sentimientos residen tanto en el alma como en el espíritu. Y ambos son uno con el cuerpo mientras vivimos.

Otro ejemplo es la vez que Jesús recibió a los setenta discípulos cuando regresaron y le dieron el reporte de la victoria espiritual que habían obtenido mientras predicaban en Decápolis. Lucas dice que “en aquella misma hora Jesús se alegró en espíritu…” (Lucas 10:21) (1). Una vez más pregunto: ¿Jesús se regocijó en su alma o en su espíritu? Entonces, ¿por qué confinamos las emociones y los sentimientos al alma y privamos al espíritu y al cuerpo de ellos?

Aún si fuera que el alma tuviera los derechos exclusivos de las emociones y los sentimientos, no tenemos por qué menospreciar algo como ´almático´ sólo por el hecho de que provenga del alma. Como dije antes: el espíritu, el alma y el cuerpo son iguales en importancia delante de Dios.

Ahora bien, así como el ser humano puede ser divido en tres partes: espíritu, alma y cuerpo, también puede ser catalogado como ´bipartito´. Es decir, puede subdividirse en dos. Fíjese, hasta donde yo sé, el único texto que habla explícitamente que el hombre está compuesto por tres partes es 1 de Tesalonicences 5:23. No hay otro más. Sin embargo, el mismo Pablo que defendió la postura de que el hombre es ´tripartito´, también defiende la posición de que es ´bipartito´. Él escribió: “Antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día” (2 Corintios 4:16) (2). Aquí el apóstol habla de un “hombre interior” y un “hombre exterior”. Dos que a la vez son uno. El Señor también hizo alusión a esto cuando dijo en Getsemaní: “Velad y orad, para que no entréis en tentación; el espíritu [el hombre interior] a la verdad está dispuesto, pero la carne [el hombre exterior] es débil” (Mateo 26:42).

¿Dónde pues reside el espíritu y el alma (con sus emociones y sentimientos) según la visión bipartita? En el hombre interior. ¿Dónde reside el cuerpo según esta misma visión? En el hombre exterior. Simple. ¿Verdad?

Ahora, independientemente de si alguien cree que el hombre es bipartito o tripartido, recuerde que el espíritu, el alma y el cuerpo son igualmente importantes. Y que los sentimientos pueden residir tanto en el alma como en el espíritu. ¡Y también son importantes! Por lo tanto, ninguno de nosotros debe menospreciar las emociones y los sentimientos pues son parte valiosa del ser. Claro, me refiero a aquellos sentimientos bien administrados y que están sujetos al gobierno de Cristo en nuestra vida. Es decir, estoy hablando sentimientos sanos, no de aquellos que son malos e insalubres. Estos últimos son producto de nuestra naturaleza caída. No nos fueron dados por Dios. Sin embargo, a pesar de eso, todos tenemos la capacidad de sentir cosas buenas y de aprovecharlos en favor del proceso de composición.

Alguien podría estar pensando: “¡Oye! Pero la forma como hablas de los sentimientos da la impresión que basas tu vida cristiana en ellos. ¿O no?” ¡Exacto… No! Cuando hablo de la importancia de los sentimientos me refiero a lo valiosos que son para disfrutar de Dios, la Creación, la vida misma, y lo útiles que son a la hora de componer. No a que hay que basarnos en ellos para vivir la vida cristiana. La vida en Cristo se fundamenta en la fe, no en la emoción. Ahora bien, si sentimos cosas, genial. Pero si no, recuerde: “Vivimos por fe, no por vista”.

Hace unos años supe de un hombre que dijo: “¡Llevo cuarenta años siendo cristiano y jamás he sentido nada!” Cuando oí eso dije para mi: “¡Uy! ¡Qué fea ha de ser la vida de este tipo!” Pero muchos cristianos piensan como él, que sentir es malo porque los sentimientos sólo pueden provenir del alma. Menospreciando así esa parte de la ´imagen y semejanza´ que el Señor nos dio. Y además, olvidando que Dios (que es Espíritu) también siente. ¡Ojo! Dios es Espíritu y siente. O sea, él también tiene sentimientos. Déle un vistazo a su Concordancia y encontrará muchos textos del Antiguo y Nuevo Testamento donde aparecen las palabras: amor, alegría, ira, tristeza, etc. que están relacionados con la persona de Dios. De esta forma comprobará que él también siente. ¡Y eso que él es Espíritu eh!

Es más, la Biblia no sólo dice que Dios siente y que es normal que los seres humanos sintamos, ella misma nos anima a sentir. Por favor, lea detenidamente el siguiente pasaje:

Por tanto, si hay alguna
consolación en Cristo,
si algún consuelo de amor,
si alguna comunión del Espíritu,
si algún afecto entrañable,
si alguna misericordia,
completad mi gozo sintiendo lo mismo,
teniendo el mismo amor,

unánimes, sintiendo una misma cosa.
Nada hagáis por contienda o por vanagloria,

antes bien con humildad,
estimando cada uno a los demás
como superiores a él mismo;
no mirando cada uno por lo suyo propio,
sino cada cual también por lo de los otros.
Haya, pues, en vosotros este sentir
que hubo también en Cristo Jesús.
Filipenses 2:1-5 (cursivas mías).

¿Contó? En este pasaje se nos anima a “sentir” en tres ocasiones. Pablo está diciendo: “¡Sientan, sientan, sientan!” ¿Por qué? “Porque el Señor Jesucristo también sintió mientras vivió en la Tierra”. Y hasta donde yo sé nadie acusó a Jesús de ser ´almático´. ¿O sí?

Vamos, sentir es hermoso y parte de la imagen y semejanza de Dios en el hombre. Por lo tanto, no tema a componer a partir de lo que siente pues sentir no es malo. ¡Como usar el intelecto tampoco! Es bueno; más bien… ¡buenísimo! Tan bueno que cada sentimiento que usted experimenta, producto de una idea, tiene potencial melódico. Si usted aprende a valorar sus sentimientos, como he intentado enseñarle, usted habrá descubierto una clave importante en la Aventura de Componer.

Continúa…

PREGUNTAS PARA LOS LECTORES DEL BLOG: Después de haber leído la entrada de hoy, ¿qué opina acerca de los sentimientos en la vida del cristiano? ¿Cree que en la iglesia nos enseñan a favor o en contra de ellos?

Notas:

(1) Tomado de la Biblia Versión Reina Valera 2000.

(2) Véase también Romanos 7:22.

23 Comentarios

  1. siiii sintamos!
    jejeje oops me inspire…
    como ves mi querido amico, que bueno que te
    gustó el producto de mi ataque inspirativo de esta
    madrugada. No creo que escribas herejías, al contrario
    todo lo que publicas en tus entradas es de bendicion
    no solo para mi sino para muchas personas..

    Dios te bendiga mucho!
    un abrazo para ti!

    atte: pajaito prehistorico

  2. ALY: Déjame y contextualizo tu comentario, jeje. Amicos (como dice Aly): Resulta ser que ayer por la madrugada a Aly la asaltó la inspiración y le robó el sueño. Como no podía dormirse se sentó a escribir un poema que se llama: “Busco ojos”. A la mañana siguiente me lo envió y wow. ¡Qué poemazo señores! Por eso ella dice “después de mi ataque inspirativo”.

    Y cuando dice que no cree que yo escriba herejías, pues se refiere a que cuando le pedí que leyera este artículo, le dije: “Aly, lée el nuevo artículo que escribí y revisa si no me eché alguna herejía”. Claro, bromeando, jeje.

    El asunto es que como esto de escribir sobre composición es, en cierto sentido, algo novedoso, pues a veces dudo si publicar algunas cosas o no. Pues no sé qué opinará la gente. En fin, siempre me arriezgo y publico. Confiando en Dios que mis palabras ampliarán la visión de otros y les ayudarán en su propia Aventura de Componer.

    Gracias Aly!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Hola hola!!!

    ¿Que pasa por aquellos lares Noel? Jejeje…

    Oye, yo no habia escuchado eso de “almático”, mucho menos que era algo para “discriminar”.

    Aun asi, ampliaste mi panorama, y me diste armas para defender lo que hago…

    Imagínate si esa persona que te dijo eso supiera que le compuse una canción a mi hijo que está por nacer… ¡me mata!… jajaja. ¡Estoy bromeando!… porque la verdad me dejé llevar por la emoción (mis sentimientos) después de verle en el ultrasonido… es indescriptible.

    Sin duda alguna esta parte es muy relevante en el compositor; se requiere del compositor que sea alguien siempre enamorado, ¿porqué? porque alguien enamorado se la pasa escribiendo poemas, pensando en su amad@… en pocas palabras se siente “en las nubes”.

    Así debemos ser los compositores, vivir enamorados de Dios SIEMPRE, escribirle nuestros poemas, canciones, pensar en El, y de la emoción por sus bendiciones, su bondad y amor decirle “a nuestra manera” lo que sentimos: Cantando.

    Yo creo que los sentimientos son importantes a la hora de escribir, pero teniendo cuidado con cada palabra que vamos a decir, porque no sabemos hasta donde puede llegar a oírse algo que escribamos, asi que es mejor que lo que digamos esté bien dicho.

    Así como al escribir la Biblia, los santos hombres de Dios fueron inspirados por el Espíritu Santo, pero conservando sus emociones como humanos, asi es necesario que al escribir conservemos nuestras emociones (sentimientos), pero sin dejar de oír al Espíritu Santo mientras lo hacemos.

    Bueno, perdón por extenderme… me deje llevar por mis sentimientos y escribí de más… jejeje..

    Saludos Noel.

    Excelentísimo artículo (ya le cambié… 🙂 )

    Uziel Cerda
    Coahuila, México

  4. UZIEL: Hola, fíjate que cuando alguien aquí dice “almático” (que proviene del alma) se refiere a eso, a que es más emoción que otra cosa o que lleva poco espíritu. A veces lo he oído cuando alguien dice de otro cristiano: “Es que fulano de tal es muy almático”, o sea, que se emociona mucho pero al fin de cuentas no hace nada. O también, cuando alguien opina de un sermón: “esa predicación fue muy almática”, como diciendo que fue más emoción que unción, etc.

    A mi modo de ver la expresión no es mala en sí y si tú sabes a qué se refiere, qué bien; pero aún así, mi impresión es que denominar algo como “almático” lleva detrás (sin que la gente se dé cuenta) una connotación negativa. Hasta despectiva pues. Como diciendo entre líneas que debido a que proviene del alma eso que señalas es inferior a si proveniera del espíritu. ¿Pero cómo saber si una emoción proviene del alma o del espíritu? ¡Imposible! Se requiere un dicernimiento impresionante para determinar eso. Como menciono en el artículo, los sentimientos y emociones pueden residir tanto en el alma como en el espíritu y utilizarlos a favor del proceso de composición no es malo. ¡Y mucho menos almático! Más bien yo diría que es “humano” hacerlo, jeje. Usar las emociones dentro del proceso creativo es “humano”.

    En cuanto a si esa persona que me llamó “almático” te va a crucificar por haberle hecho una canción a tu hijo, no lo creo, jajaja. La persona fue muy amable y simplemente brindó su opinión de algo que no conoce muy bien. Yo sé que tu comentario fue a modo de broma.

    Ahora, cuando tú dices que se requiere que los compositores sean personas “enamoradas”, claro que te entiendo. Pero pienso más bien que se requiere que un compositor sea “sensible”. Que esta sensibilidad incluye la facilidad de expresar amor, claro que sí.

    Oye: Hablando de “sensibilidad”, te adelanto a ti y a todos los lectores del blog (que se toman el tiempo de leer también los comentarios) que la primera semana de Agosto (el día 4) estaré publicando el audio de 40 mn. de un Taller de Composición que Jesús Adrián Romero impartió hace unos años. Lo subiré para que la gente lo pueda oír y va a incluir bosquejo y todo, para que lo pueda imprimir. Yo asistí a ese Taller y bueno, conseguí el permiso para que todo aquel interesado en crecer en el tema (como tú) pueda difrutar de esta enseñanza de alto nivel. ¡Wow! Es buenísima.

    Uziel, seguimos en contacto…

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Yo estoy a favor de componer usando todo nuestro ser, solo pienso en David y lo intenso de sus composiciones; que era reflejo de lo intenso de sus emociones.

    Solamente 😉

  6. RODRIGO: ¡Directo al punto mi bro! Me gustó tu comentario. Tienes razón: Se compone con todo el ser, no con una sola parte. Y en cuanto a que David reflejaba su sentir en sus canciones. ¡Indiscutiblemente! Él reflejaba tanto el regocijo de la vida como la agonía del alma de una forma tan transparente que la verdad: impresiona. David componía, como tú dices, con todo su ser.

    Gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. Roberto Hernandez

    Hola Noel!
    Vaya punto el que has tocado, controversial al limite…jaja..
    Creo que Dios nos dio espiritu, alma y cuerpo por razones muy especificas para nuestra existencia, como yo lo veo es que nuestro espiritu es el que tiene la capacidad de escuchar a Dios y nos habla a esa parte de nuestro ser con sus pensamientos y sentimientos, nuestra alma y cuerpo debe alinearse con lo que nuestro espiritu ha escuchado para poder hacer la voluntad del Padre celestial.
    Es como una gota que cae sobre el agua y luego expande hondas a todo su alrededor, asi cada vez que Dios nos habla es una gota que cae en nuestro espiritu expandiendose como hondas hasta nuestra alma y nuestro cuerpo.
    Cuando componemos debemos encerrar esas “hondas” en una cancion para que cuando alguien la escuche cause el mismo efecto que ha tenido en nuestra vida.

    Bendiciones!

  8. ROBERTO: Muy bueno tu comentario. Yo pienso, basado en lo que enseña la Biblia, que somos seres integrales. Que el espíritu, el alma y el cuerpo están tan conectados entre sí que es ´casi´ imposible dividirlos (a menos que muramos). Que ellos no están tan separados como suponemos que están. Somos tan tres en uno como Dios Padre, Hijo y Espíritu son tan tres y tan uno a la vez. Es una especie de misterio. Mi propósito al compartir “brevemente” este tema es señalar que las emociones y los sentimientos son partes valiosas del ser y que no debemos verlos como inferiores, sino como bendiciones que Dios nos ha dado para disfrutar la vida.

    Muy importante lo que señalas, me parece genial.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. vaya, vaya, sentir, creo yo es un regalo divino de Dios, ya que no seríamos humanos si no sintieramos, bien dicen que todos tenemos sentimientos, pero lo que nos hace tan diferentes, es cómo reaccionamos a eso sentimientos, gracias a Dios por los sentimientos!

  10. GERARDO: ¡Hey! ¡Ya casi me alcanzas eh! Jeje. Y sí… ¡Gloria a Dios porque sentimos! Quienes no sienten es porque no están vivos.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  11. hola yo estuve en el congreso de la iglesia cristiana campamento de Dios y nme intereso mucho su taller me gustaria componer por q mi hermana canta muy bonito y quisiera escribir para q ell pueda cantar lo q yo componga y bueno sintio en mi corazon q eres un siervo de Dios y yo se q Dios te va a utilizar atravez de lo q hagas asi me despido y q Dios padre te bendiga a ti y tu familia y q te siga utilizndo bie

  12. RAQUEL ADRIANA: Qué bueno que te gustó la charla que le dí a vuestros jóvenes. Además, gracias por tus palabras de elogio. Te invito a ti y a tu hermana a que le echen muchas ganas y lean los artículos del blog. Pienso que la serie: “El génesis de una canción” puede serle útil en este momento. Además de todo cuanto encuentre en este blog. ¡Ánimo! ¡Y adelante!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  13. Hola Noel,estaba meditando mucho en este blog sobre lo almatico, por que yo siempre he escuchado ese decir y sobre todo se lo utiliza aqui(en europa) cuando las personas se van de una iglesia a otra ( en divisiones a veces )y por lo consiguiente se van llevando a otras personas con ellas ahí se dice que son almaticos que se dejan llevar o guiar por sus emociones o por la amistad (como Jonathan y Dadiv) que por cierto nunca he estado de acuerdo con esto delo almatico.
    Pero mira revisando lo que tu escribes y leyendo los comentarios,coincido con el comentario de Rodrigo, por que si no damos todo nuestro ser en lo que hacemos lo estamos haciendo a medias, ademas no solo somos esprirtu,hemos sido creados con 3 partes como dice Pablo y todos van unidas, ahora mi pregunta es?, si tenemos un Dios grande en misericordias que se conduele de sus hijos, en que parte es que va ser tocado Dios? en su Espiritu? y si Dios es amor en donde nace o reside ese amor? si la palabra dice que no constrictemos su espiritu? que significa esto = que no hagamos cosas que lo hagamos sentirse triste y entonces donde se refleja esa tristeza de Dios ? en su espiritu? pués no ! si la palabra dice que somos hechos a su imagen y semejanza!(ahi les va la respuesta!)definitivamente créo que en su alma ? .
    Por que Dios también tiene alma,lo dice en el libro de Jeremias 32:40-41.dice :
    “y me alegraré con ellos haciédoles bien, y los plantaré en esta tierra en verdad, de todo mi corazón y de toda mi alma “.
    Pues entonces créo que debemos tirar por tierra la teoria esa de lo almatico, jajaja….entonces ! los ánimo a todos a dar todo lo hay dentro de nuestro ser para él y a componer con todo tu corazon,con toda tu mente, con todo tu espiritu y toda tu alma !. bendiciones !
    rommy

  14. ROMMY: Yo también estoy de acuerdo con Rodrigo. En cuanto a tus preguntas pues no necesariamente es así como tú dices. “Dios es Espíritu” (Juan 4:24) y como tú sabes los humanos no pueden ver a los espíritus, son invisibles. No tienen cuerpo. Cuando la Biblia dice que nos hizo a su imagen y semejanza no se refiere al hecho de que porque tenemos cuerpo Dios también lo tiene. No, Dios no tiene cuerpo aunque puede materializarse. Hay ejemplos de ello en el Antiguo Testamento. En fin, la imagen y semejanza a la que se refiere es a su carácter. Seguramente a más cosas pero sería largo explicar.

    En cuanto a dónde se conmueve Dios, donde siente misericordia o tristeza, pues en su espíritu, porque él es Espíritu. Como dije en el artículo el espíritu siente, tanto el suyo como el nuestro. Aunque Jer. 32:40-41 diga que Dios siente con su alma probablemente, no digo conocer todas las respuestas, se refiera a esa facultad del espíritu de sentir. No a que tenga alma. Si tuviera alma entonces también tendría cuerpo. Pero él no tiene cuerpo, es invisible, es Espíritu. En fin, algunos teólogos afirman que a veces Dios usa, para referirse a sí mismo, rasgos humanos para que comprendamos más gráficamente lo que nos trata de decir. Por ejemplo, la Biblia dice que Dios es “varón de guerra”, pero Dios no es hombre ni mujer eh! Los espíritus no tienen sexo, no son ni masculinos ni femeninos. Entonces, cuando dice que él es “varón de guerra” lo hace para que nosotros entendamos que él es guerrero. Te podría dar otros ejemplos. En este sentido, cuando Jeremías dice que el Señor se alegrará “con toda su alma” probablemente esté usando rasgos humanos para que entendamos mejor la forma en que él se alegra.

    Wow! Espero no haberte confundido, jeje, el tema es interesantísimo y muy amplio. Principalmente porque Dios es amplio, es infinito y hay cosas de él que no comprendemos. Una vez leí la historia de un niño que hizo un gran agujero en la playa. El niño tomaba agua del mar con su cubeta y luego se dirigía al gran agujero en la playa y echaba alli el agua que recogía del mar. Eso hizo por muchas horas. Su padre lo vio y le dijo: “¡Hijo! ¿Qué haces?”. El niño respondió: “¡Quiero meter todo el océano en este gran agujero que hice!”.

    Este ejemplo ilustra cómo podemos ser nosotros a veces, pensamos que podemos meter el océano del conocimiento infinito de Dios en nuestra mente finita humana. ¡Imposible! Sin embargo, siempre es bueno hacernos preguntas. Prengutas lógicas como las que tú haces.

    Por otro lado, pienso que si donde tú te mueves usan la expresión almático y lo usan según lo que me comentas, uno lo puede comprender y decir: “Sí, tienen razón”, pero lo que hay que tener cuidado es no usar esa expresión pensando que los sentimientos solo residen en el alma y no en el espíritu, pues también residen en el espíritu. Recuerda, sentir puede ser algo muy espiritual. No es malo, es bueno.

    Gracias por siempre comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  15. si, Noel tienes razón son grandes los misterios de Dios,y nadie los puede entender, pero yo quiero aclarar que en ningún momento he dicho que Dios tiene un cuerpo, he dicho que somos hechos a su imagen y semejanza pero también pensando âsi como tu dice tal vez en nuestro caracter,en nuestra forma de ser, de pensar etc.. pero jamas he dicho que tenga cuerpo fisico.( aunque sé que puede materialiazarse).
    yo me he referido al alma que tampoco la podemos ver es invisible pero sabemos que existe,como el espiritu, por que es donde estas nuestras emociones y sentimientos,gozo tristeza , alegrias etc. y como él lo dice en el libro de Jeremias pues yo me decia, si nos dio un soplo de su espiritu por que no un poco de su alma …ups! bueno es mejor dejarlo asi para no confundir más, que pena que no me haya expresado bien, pero bueno la verdad seguir ahondando en el tema es complicado, desoléé ! y gracias por tus aclaraciones !
    bendiciones !

  16. ROMMY: Gracias por volver a comentar mi amiga de Suiza, y tienes razón, en tu comentario nunca dices que Dios tiene cuerpo. Simplemente fue un énfasis mío para aclarar que él es espíritu. ¡Pero me faltó aclararlo de mejor manera! Mil disculpas. Ni tú dijiste que Dios tiene cuerpo ni yo que tú dijiste eso, ok?

    A mi modo de ver el pasaje de Jeremías que dice que Dios tiene alma es un sobre énfasis del profeta en especificar que Dios siente alegría. Porque tú sabes que Dios tampoco tiene corazón. ¡O sea! Jeremías dice refiriéndose a Dios: “me alegraré… de mi corazón y de toda mi alma”. Como te digo: Dios no tiene ni corazón ni alma, ya que él es Espíritu. Seguramente el escritor está usando un recurso literario para especificar el sentir de Dios de una manera que nosotros entendamos. Uso el mismo ejemplo que comenté antes: la Bibla dice que Dios es “varón de guerra”, pero todos sabemos que los espíritus no son ni masculinos y femeninos. Dios no es hombre ni es mujer. Es asexual. Porque los espíritus son asexuales. Pero los escritores sagrados afirman que es “varón” para graficarnos su actitud guerrera, para que podamos comprender la verdad que quieren enseñarnos. En este sentido, te decía antes, que los teólogos concuerdan con afimar que ese tipo de características corporales que le atribuyen a Dios (que tiene corazón, como lo hace Jeremías o qu es varón como lo hacen otros) son recursos literarios para nosotros comprender mejor su naturaleza.

    En conclusión y en respuesta a tu excelente pregunta: Dios es espíritu, ¡nada más! No tiene ni alma ni cuerpo. ¡Nosotros sí! Así nos hizo él. El pasaje de Jeremías al que haces alusión pienso que utiliza un recurso literarios para que comprendamos mejor la naturaleza de Dios. Por otro lado… ¿Dónde siente Dios? En su espíritu. En ningún otro lado. Sólo allí.

    Bueno, largo comentario, como siempre, pero lo doy por la excelente pregunta e inquietud que has manifestado.

    Muchas gracias!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  17. Hmm. No habia notado esta entrada.
    Yo creo muy particularmente, que es muy poco util teorizar, y pretender matizar todo el comportamiento humano en tesis “bipartitas” y “tripartitas” del ser humano. Sea el ser humano “bipartito”, “tripartito”, “polipartito”, o como prefieran catalogarlo: es uno e integro ante los ojos de Dios, y de quien sea. Es decir, el caracter de una cancion o pieza musical, proviene de un solo lugar: del “ser integro”, que es cada quien. Ahora, algunos son predominantemente impetuosos y emocionalistas, otros son hoscos, intelectuales, pero son todos integros. Si se emocionan, se emocionan integramente. Si piensan, piensan integramente. Si una persona tiene comunión con Dios, tiene comunión con Dios integramente.
    Si honro a Dios, de corazón, mi alma, mi espiritu, mi cuerpo, honra a Dios. Si peco contra Dios, mi alma, mi espiritu, mi cuerpo, peca contra Dios. Sea que Dios me condene o me justifique, condenara mi alma, mi espiritu, mi cuerpo, en esencia, condenará o justificará a mi Ser.
    El Ser humano, como ser integro, se vale de todo lo que es, para hacer todo lo que hace, sentir todo lo que siente, y decidir todo lo que decide.
    Quizá lo de “almático”, con el respeto que merecen quienes asi piensen, proviene de una vana esquematización para referirse al hombre. No puedo pensar en esa categorizacion de superioridad de un “parte” sobre la otra, sino como un asunto meramente risible y poco sustancioso. El mensaje biblico para el servicio a Dios, que se basa en la comunión y la obediencia a su Palabra, no estaba dirigido al “espiritu”, o al “alma”, o al “cuerpo” (que no es lo mismo que carne) sino a la integridad del Ser, porque la comunión y la obediencia que proviene como respuesta al mandato de Dios, solo son materializables a traves de la “voluntad” de cada quien, y eso es completamente transversal a todas las partes, capas, almas, espiritus con las que pretendan dividir al hombre.
    Centenares de veces se ha advertido del peligro de aceptar y promover doctrinas basadas en frases y versiculos aislados. Esas formas de hacer teología, han sido unas de las primeras causas de confusión y división entre creyentes.
    Olvidamos lo simple y esencial, para complicar y manipular a gusto y conveniencia de particularidades, las cosas que Dios ha dejado claras y de manera práctica.

    Raúl Campomás.

  18. RAÚL: Así es, todo lo que hacemos es “integralmente”, no de forma fragmentada. Muy buena su aportación, debemos vernos como uno solo, no como seres diseccionados, somos un solo ser que se expresa en este mundo para honrar a Dios en todas las facetas de nuestra existencia.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  19. Bueno, bueno… veamos: la realidad del cristiano de hoy es vivir en los sentimientos, pero no quiere decir que sea lo correcto (espero no pegar ninguna pedrada), al contrario como bien dices es por fe y en el espiritu… es ciertisimo que los sentimientos que nos llevan a Dios son buenos, creo que aquellos que nos hablan mas del hombre que del Señor son los que no debemos usar (como el egoismo por ejemplo); recordemos que se trata de Èl y no de mi… y pues tambien es cierto que hay iglesias que aun enseñan una doctrina insana, pero ese es otro cuento, lo importante es que por medio de la justicia de Dios podemos ver nuestra naturaleza caida y aceptar que sin Èl nada somos ni hacemos. Osea que sin los sentimientos de Dios en nuestro corazòn, no podremos componer algo que realmente adore al Altisimo…
    Gracias.
    Bendiciones a todos.

  20. OSCAR: Sí mi bro, los sentimientos son una gran bendición, sin ellos nos disfrutaríamos nada de lo que nos rodea o acontece en nuestro interior. ¡Ni siquiera la vida cristiana sería vida sin ellos! Vivimos por que sentimos, sino estaríamos muertos.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  21. Jairo Alfaro Peña

    Que bueno que esta esto por muchos años la iglesia(las personas porque así lo enseñaron) ha mal interpretado esta situación y muchas mas, pero que yo que he estado en la iglesia desde mi niñez he visto la consecuencia de esto: mucha gente reprimida que triste y cuidado si yo no he sido uno de ellos hasta hoy.Tengo 25 años de edad mi nombre Jairo asisto, me congrego y soy parte del grupo de alabanza de la iglesia FE y ESPERANZA en San Isidro de Tejar del Guarco .Entonces como se yo cual es la interpretación correcta a todo lo que la biblia dice?

  22. Hola Noel, es un gran gusto conocerte. Te cuento que este es el cuarto estudio que leo y realmente es como un seminario para compositores.
    He leido “Atmósferas de Composición”, “Base Bíblica de la Composición”, “Cómo escribir Cantos Escriturales” y “Base Bíblica de la Composición”.
    Gracias a tus estudios me he enterado que lo que hago son Cantos Escriturales y Semi-Escriturales, los cuales publico en mi sitio web.
    Seguiré estudiando con gran interés tus publicaciones.
    Gracias por compartirlas.
    Saludos desde Perú.

  23. Es un articulo muy importante para explicar la relacion de alma,m cuerpo y espoiritu. Dios les bendiga

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Se nos fue Julio Melgar

En mi época de entrevistador para La Aventura