Salmos, himnos y cánticos espirituales (Primera parte)

Salmos, himnos y cánticos espirituales (Primera parte)


¿A qué se refieren Ef. 5:18-19 y Col. 3:16?

Conocí al pastor Sugel Michelén, autor de estos artículos, en Noviembre de 2009, en la ciudad de Antigua, Guatemala. Él fue conferencista de la Academia de Liderazgo Educativo que ACSI celebró ese año y de la cual asistí como participante. Durante los días que se celebró el evento tuvimos oportunidad de conversar sobre música y composición, y allí me compartió parte de la información que usted encontrará en estas entradas. A mi modo de ver una de las mejores enseñanzas que he encontrado relacionadas a qué significan exactamente las palabras: Salmos, himnos y cánticos espirituales, que el apóstol Pablo menciona en sus cartas a Éfeso y Colosas. Si las estudia le aseguro que su Aventura de Componer se verá enriquecida.

¿A qué se refiere Pablo en Efesios 5:18-19 y Colosenses 3:16 al hablar de “Salmos, himnos y cánticos espirituales”?

Varias respuestas se han dado a esta pregunta al tratar de identificar el significado distintivo de cada uno de esos términos; pero lamentablemente algunos han exportado hacia la Biblia definiciones modernas que oscurecen su significado en vez de aclararlos.
Una de las reglas que debemos aplicar en nuestro estudio de la Biblia, es que la Biblia se interpreta a sí misma. Veamos, entonces, cuál es el uso que la Biblia da a estos términos.

La palabra “salmos” significa simplemente “canción de alabanza” y aparece 87 veces en la Septuaginta, la versión griega del AT que tanto Cristo como los apóstoles usaron. De esas 87 veces, 78 se encuentran en el libro de los Salmos; y de esas 78, 67 veces aparecen en los títulos de los Salmos.

En el NT, esta palabra aparece 7 veces, 3 de ellas citando directamente el libro de los Salmos. Así que, de las 87 veces que esta palabra aparece en la Septuaginta, y de las 7 que aparece en el NT, por lo menos unas 70 veces se usa en referencia directa a los salmos inspirados del salterio.

En los otros pasajes en que esta palabra es usada, la mayoría de las veces aparece en textos donde se nos exhorta cantar salmos o donde alguien expresa su determinación de cantarlos. Así que no cabe ninguna duda de que esta palabra se refiere primariamente, aunque no únicamente, a los salmos inspirados que encontramos en las Sagradas Escrituras.

La palabra “himnos” ocurre 17 veces en la Septuaginta, 13 de ellas en el libro de los Salmos; y de esas 13 apariciones, 6 son incluidas como parte del título de algunos salmos. En el NT la palabra aparece sólo dos veces, en Ef. 5:19 y Col. 3:16.
Es interesante notar que esta palabra se usa en varias ocasiones en la Septuaginta para traducir la palabra hebrea tehillah que es la que usaban los hebreos para designar el libro de los Salmos.

La tercera palabra que Pablo usa en Ef. 5 y Col. 3 es “cánticos”, la cual es usada 80 veces en la Septuaginta, 45 de ellas en los salmos; y de esas 45, 36 veces en los títulos de algunos salmos. Mientras que en el NT, esta palabra aparece en los dos pasajes de Efesios y Colosenses, así como 4 veces más en el libro de Apocalipsis.

De manera que los tres términos que Pablo usa en Ef. 5:19 y Col. 3:16 – “salmos, himnos y cánticos espirituales” – se usan en la Septuaginta para designar las composiciones inspiradas del salterio. Algunas de esas composiciones son señaladas como “salmos”, otras como “himnos” y otras como “cánticos”.

Y aún tenemos el caso de que algunos de los salmos parecen encajar en más de una categoría a la vez, ya que algunos son designados en sus títulos como salmos y como cánticos al mismo tiempo. Es por eso que no me siento preparado para definir con precisión el significado de estas tres palabras y cómo se distinguen entre sí.

De lo que no tenemos ninguna duda es que estos términos que aparecen en Ef. 5 y Col. 3 son usados en las Escrituras para designar las composiciones poéticas que encontramos en el libro de los salmos.

Es por eso que algunos creyentes se limitan exclusivamente a cantar salmos en sus cultos de adoración. Ellos entienden que la iglesia no tiene ninguna garantía bíblica para cantar otra cosa en sus cultos, excepto los salmos inspirados por el Espíritu de Dios.

Sin embargo, aunque es indudable que siempre será mucho más edificante cantar solamente salmos, que entonar muchas de las canciones que hoy se canta en algunas iglesias, nuestra convicción es que la iglesia de Cristo no tiene que limitarse a cantar únicamente los salmos del salterio, y eso por varias razones.

Continúa…

2 Comentarios

  1. Hola Noel, me llamo mucho la atencion esto: “algunos creyentes se limitan exclusivamente a cantar salmos en sus cultos de adoración. Ellos entienden que la iglesia no tiene ninguna garantía bíblica para cantar otra cosa en sus cultos, excepto los salmos inspirados por el Espíritu de Dios.”

    Mi pregunta: No dice el salmo (inspirado) “canten un cantico nuevo”? No habla eso de Novedad? Que del “Carmen Christi” de Filipenses 2:6-11? (Senores, esta escrito en versos!)

    Esperamos las siguientes entradas! Bendiciones de lo Alto!

  2. Muy bueno, gracias por enseñar.
    Lo que quiero saber es cómo se componían los salmos. ¿Lo abordarás en nuevas entradas?
    Saludos y bendiciones.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Se pueden escuchar canciones seculares si es con el fin de analizar la virtuosidad del intérprete o de los músicos?

A través de esta serie de 5 entradas,