Canciones escatológicas (Décimoctava parte)

Canciones escatológicas (Décimoctava parte)

- en Canciones escatológicas
378
4

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

En la entrada anterior vimos los pasajes del Nuevo Testamento donde Cristo y los apóstoles hablaron del presente siglo y el siglo venidero. Hablamos que la palabra “siglo” que en griego es “aion” y que significa prácticamente un período indeterminado de tiempo. Además, dejé en el aire la respuesta a la pregunta: ¿cuándo finalizará “el presente siglo” y cuándo iniciará “el siglo venidero”?

R/ En la resurrección.

Mira lo que dijo el Señor Jesucristo mismo:

Entonces respondiendo Jesús, les dijo: Los hijos de
estos siglos se casan, y se dan en casamiento; mas los
que fueren tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo
y la resurrección de entre los muertos,
ni se casan,
ni se dan en casamiento. Porque no pueden ya más
morir, pues son iguales a los ángeles, y son hijos de Dios,
al ser hijos de la resurrección.
Lucas 20:34-36.

Lo que divide “el presente siglo” y “el siglo venidero” es la resurrección de los muertos. ¡Ahí está la clave! Por lo tanto, el esquema de eventos del porvenir queda así:Ahora bien, si la forma de alcanzar el siglo venidero es mediante la resurrección de los muertos, ¿cuándo será entonces la resurrección? ¿Cuándo ocurrirá?

R/ En la Segunda venida de Cristo. Mira:

Porque el Señor mismo con voz de mando,
con voz de arcángel, y con trompeta de Dios,
descenderá del cielo; y los muertos en Cristo
resucitarán primero.
1 Tesalonicenses 4:16.

Porque así como en Adán todos mueren, también
en Cristo todos serán vivificados.
Pero cada uno
en su debido orden: Cristo, las primicias; luego los
que son de Cristo, en su venida.
1 Corintios 15:22-23.

Y esta es la voluntad del Padre, el que me envió:
Que de todo lo que me diere, no pierda yo nada,
sino que lo resucite en el día postrero. Y esta es
la voluntad del que me ha enviado: Que todo aquel
que ve al Hijo, y cree en él, tenga vida eterna; y yo
le resucitaré en el día postrero
… Ninguno puede
venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere;
y yo le resucitaré en el día postrero… Jesús les dijo:
De cierto, de cierto os digo: Si no coméis la carne
del Hijo del Hombre, y bebéis su sangre, no tenéis
vida en vosotros. El que come mi carne y bebe mi
sangre, tiene vida eterna; y yo le resucitaré en el
día postrero.
Juan 6:39-40, 44, 53-54.

Como ya demostré durante toda esta serie, la Segunda venida de Cristo y el arrebatamiento ocurrirán simultáneamente; sin embargo, los pasajes anteriores afirman que cuando Cristo vuelva por segunda ocasión también será la resurrección de los muertos. Es decir, el día que Jesús regrese finalizará el presente siglo, ese día será la resurrección de los muertos y el arrebatamiento de los creyentes.

Interesantemente el pasaje de Juan capítulo seis, que cité arriba, afirma que la resurrección ocurrirá en “el día postrero”. ¿Lo notaste? La pregunta es: ¿qué significa la expresión “el día postrero”? La Biblia de las Américas tradujo “día postrero” como “día final”. Es decir, el día postrero es el día final. Día en que el Señor Jesucristo regresará la Tierra y dará por concluido el presente siglo.

“¡Nooo!!!…” exclamará un dispensacionalista, “¡eso no puede ser asííí!!! Esa resurrección de la que hablas ocurrirá en el rapto, siete años antes del fin del mundo. Por lo tanto, esa resurrección no puede ocurrir en el día final”.

¿Ah, sí?

Mira, si revisas de nuevo Juan 6:39-40, 44 y 53-54, verás que a quienes Jesús les prometió resucitarlos es a: “todos los que el Padre me diere”, “todos los que vean al Hijo y creyeren en él”, “todos los que el Padre me trajere” y “todos quienes comieren mi sangre y bebieren mi sangre”. Es decir, Jesús está hablando de los creyentes, de los que han decidido seguirle, ¡de los cristianos pues! Por lo tanto, ellos resucitarán en el día final que Cristo vuelva.

Además, pensar que la resurrección descrita en Juan capitulo seis será el día el rapto, siete años antes de la Segunda venida, es forzar a que la Biblia diga algo que no dice. ¿Por qué? Porque allí dice claramente que el día postrero es el día final, el día en que Jesús volverá a la Tierra. ¿O se puede llamar “día final” a una resurrección ocurriendo siete años antes del fin del mundo? Vamos, faltarían siete años para eso, así que no le podríamos llamar “día final” a eso. Afirmar tal cosa no tiene sentido y es un verdadero disparate. Así que cuando el texto habla de “el día postrero”, claramente se refiere a la Segunda venida. Por lo tanto, la resurrección ocurrirá el último día del presente siglo y el esquema que nos muestra el Nuevo Testamento queda de esta manera:Nota: en el esquema puse el arrebatamiento ocurriendo el mismo día de la Segunda venida como ya expliqué extensamente en artículos anteriores.

A esta altura de la serie, quien venga de un trasfondo dispensacionalista tendrá algunas interrogantes acerca del tema de la resurrección. Por ejemplo, según el dispensacionalismo habrá por lo menos tres resurrecciones en el futuro según el esquema que les han enseñado. ¿Pero es esto cierto? ¿Habrá ese número de resurrecciones en el futuro?

R/ No, la Biblia solo habla de una resurrección.

“¡Qué, qué, quééé!!!” exclamará otra vez un dispensacionalista, “¡Cómo puedes decir esooo!!! ¡Que no has leído la Biblia o quééé!!!” Ese es el punto, que sí he leído la Biblia y miles de cristianos más que no somos dispensacionalistas también. La diferencia es que la hemos leído sin un esquema escatológico preestablecido, como equivocadamente hace el dispensacionalista promedio cuando se acerca a la Escritura, que parte de un esquema y entonces encuentra en la Biblia lo que quiere encontrar y no lo que realmente ella dice. En este caso, que no habrán tantas resurrecciones como el dispensacionalismo afirma, solo una.

¿Cuál es esa única resurrección que la Biblia menciona? R/ La de los justos y los injustos ocurriendo el mismo día.

¿No me crees? Por favor revisa detenidamente los siguientes pasajes para comprobarlo:

Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra
serán despertados, unos para vida eterna, y otros para
vergüenza y confusión perpetua.
Los entendidos
resplandecerán como el resplandor del firmamento;
y los que enseñan la justicia a la multitud, como las estrellas
a perpetua eternidad.

Daniel 12:2-3.

No os maravilléis de esto; porque vendrá hora cuando
todos los que están en los sepulcros oirán su voz; y los
que hicieron lo bueno, saldrán a resurrección de vida;
mas los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

Juan 5:28-29.

Pero esto te confieso, que según el Camino que ellos llaman
herejía, así sirvo al Dios de mis padres, creyendo todas las
cosas que en la ley y en los profetas están escritas; teniendo
esperanza en Dios, la cual ellos también abrigan, de que ha
de haber resurrección de los muertos, así de justos como
de injustos.

Hechos 24:14-15.

En los pasajes anteriores, tanto el profeta Daniel, el Señor Jesucristo como el apóstol Pablo, hablaron de la resurrección de ambos grupos de personas ocurriendo el mismo día y no con años de separación como afirma el dispensacionalismo. Cuando Daniel, Jesús y Pablo hablaron de la resurrección hablaron de una sola, de los buenos y los malos. Si alguien le intercala un espacio de tiempo entre cada una de las resurrecciones lo hace de puro antojo, comete “eiségesis” y está haciendo que el texto diga algo que no dice. Por lo tanto, ninguno de estos pasajes sugieren que son resurrecciones separadas, sino que será una sola ocurriendo a la vez.

Es más, el escritor de la carta a los Hebreos nos confirma que en el futuro habrá una sola resurrección. Cuando habló de las diferentes doctrinas que necesitamos conocer para la madurez, él se refirió a la doctrina de la resurrección (en singular), no a la doctrina de las resurrecciones (en plural). Mira:

Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina
de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando
otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras
muertas, de la fe en Dios, de la doctrina de bautismos,
de la imposición de manos, de la resurrección de los
muertos
y del juicio eterno.
Hebreos 6:1-2.

Es curioso que cuando el texto habla de la doctrina de los bautismos sí lo hace en plural, no en singular. Cosa que no ocurre cuando habla de la doctrina de la resurrección, mencionándola en singular y no en plural. Por lo tanto, ¿cuántas resurrecciones ocurrirán en el futuro? Solo una, la de justos e injustos.

“¡Espera!” dirá otro, “¿pero no leíste bien 1 de Tesalonicenses 4:16 y 1 de Corintios 15:22-23 que dicen que primero resucitarán los que creyeron en Cristo y luego nosotros seremos arrebatados?”

Si revisas detenidamente esos pasajes y sin ideas preconcebidas, verás que Pablo solo aborda el tema de la resurrección de los creyentes, no el de la resurrección de los incrédulos. No porque creyera que ocurrirán en días distintos y con años de separación, sino porque al dirigirse a los corintios y tesalonicenses, ese fue el énfasis que quiso recordarles. Pero el hecho de que no se mencione a los injustos en esas dos pasajes no significa que no resucitarán el mismo día conforme lo enseñó el profeta Daniel (Daniel 12:1-3), el Señor Jesucristo (Juan 5:8-29) y el propio apóstol Pablo (Hechos 24:14-15).

Continúa leyendo la Décimonovena parte.

4 Comentarios

  1. Dios te bendiga!
    Le di seguimiento a las 18 entradas y espero las notificaciones de las próximas.
    Ok, entiendo las resurrección de buenos y malos; pero creo que faltó mencionar resurrecciones, como la de los dos testigos.
    No soy pretribulacionista; mas me he profundizado en el estudio de este tema comprendiendo qué en verdad enseña la Palabra. Considero la explicación de las resurrecciones incompleta. Aún tengo pendiente seguir estudiándolo.

    Quiero que me explique qué significa que Cristo es las primicias habiendo resurrecciones en el A.T.
    También sobre qué o quién es el Anticristo, o el hombre de pecado, y qué o quién lo detiene.

  2. Gracias por tus preguntas… sobre la resurrección de los dos testigos, seguramente es una visión simbólica. Pero este espacio no me permitiría explicarte algo que aún yo mismo sigo estudiando y reflexionando. De igual forma, la resurrección será una sola resurrección final. A lo largo de la historia bíblica han habido muchas resurrecciones, pero la resurrección final solo será una sola. Por lo tanto, la explicación sí es completa.

    Sobre la resurrección de Cristo debes entender que él ha sido el único que ha resucitado para no volver a morir. Todas las resurrecciones previas y posteriores a la de él, son resurrecciones temporales. La gente a vuelto a la vida pero ha vuelto a morir. Pero la resurrección de Jesús consistió en volver a la vida y nunca más volver a morir. ¡Por eso él es la primicia de la resurrección! En este sentido, eso mismo ocurrirá con la resurrección del fin de los tiempos, resucitaremos para no volver a morir más. Y es allí donde, como dije, Jesús es la primicia de la resurrección, él fue el primero de volver a la vida y nunca más volver a morir.

    Sobre el anticristo, no abordo mucho ese tema en las siguientes entradas, realmente es un tema misterioso donde lo mejor es no especular. Lo mismo puedo decir sobre qué o quién lo detiene. Debido a que el texto bíblico calla al respecto, nosotros también deberíamos hacerlo.

    Saludos.

    Noel Navas.

  3. Hola Noel
    Esta posición No dispensacionalista, ¿Es la que se cree en la llamada teología del pacto?

    Saludos

  4. No lo sé mi estimado. Pero si te fijas, solo en un artículo de esta serie he hablado del tema del pacto de Dios con su pueblo. Saludos!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

El precio de la adoración (Primera parte)

Tres adoradores que conocían el costo de adorar.