Canciones escatológicas (Décimocuarta parte)

Canciones escatológicas (Décimocuarta parte)

- en Canciones escatológicas
315
0

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

Ya vimos que las palabras “parousía” y “apokalupsis” son usadas en el Nuevo Testamento independientemente si para el dispensacionalismo el pasaje se refiere al rapto o a la Segunda venida. Esto demuestra que para Jesús y los apóstoles no había por qué separar el retorno del Señor en rapto y Segunda venida. Ellos usaron la misma terminología griega ya que estaban hablando del mismo evento, no de dos distintos.

En esta entrada veremos la última de las tres palabras más utilizadas por el Nuevo Testamento para referirse a la Segunda venida, veremos la palabra: “epiphaneia”, que en español conocemos como “epifanía”. Pero antes te invito a revisar nuevamente el cuadro del libro “Apocalipsis sin velo” (1) de Tim LaHaye donde dogmáticamente afirmó que ciertos textos bíblicos solo se refieren al rapto y otros solo a la Segunda venida. Como demostraré una vez más, los autores bíblicos no diferenciaron el uso de esta palabra griega tanto para textos que el dispensacionalismo afirma que se refieren a la primera etapa como para los que hablan de la segunda.3) Epiphaneia (aparición, brillo o manifestación).

Una vez más, según el dispensacionalismo, los siguientes textos se refieren al rapto de la iglesia. Revisa nuevamente el cuadro de LaHaye y comprobarás que los siguientes pasajes están agrupados debajo de la primera etapa del regreso del Señor. En cada uno se usa la palabra “epiphaneia”, mira:

Te mando delante de Dios, que da vida a todas las cosas,
y de Jesucristo, que dio testimonio de la buena profesión
delante de Poncio Pilato, que guardes el mandamiento sin
mácula ni reprensión, hasta la aparición
[epiphaneia] de nuestro Señor Jesucristo.
1 Timoteo 6:13-14.

Te encarezco delante de Dios y del Señor Jesucristo, que
juzgará a los vivos y a los muertos en su manifestación
[epiphaneia] y en su reino… Por lo demás, me está guardada la corona de
justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día;
y no sólo a mí, sino también a todos los que aman su venida
[epiphaneia].
2 Timoteo 4:1, 8.

Aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación [epiphaneia]
gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo…
Tito 2:13.

El punto es que, así como sucede con las palabras: “parousía” y “apokalupsis”, la palabra “epiphaneia” también se usa en textos que hablan, según el dispensacionalismo, de la segunda etapa de la Segunda venida. Por ejemplo:

Y entonces se manifestará aquel inicuo, a quien el Señor
matará con el espíritu de su boca, y destruirá con el
resplandor
[epiphaneia] de su venida [parousía];
inicuo cuyo advenimiento es por obra de Satanás, con
gran poder y señales y prodigios mentirosos.
2 Tesalonicenses 2:8-9.

En este último verso “epiphaneia” se tradujo como “resplandor”; sin embargo, la Biblia de las Américas aclara que también se puede traducir como “aparición”. Y es que en griego la palabra “epiphaneia” tiene que ver con la claridad y visibilidad de la venida de Jesús. Además, ¿notaste que este pasaje habla también de la Segunda venida como “parousía”? Esto significa que el regreso del Señor será notorio y deslumbrante. Por eso en Tito 2:13 se describe como una manifestación [epiphaneia] gloriosa” y en 2 de Tesalonicenses 2:8 cuyo “resplandor” (“epiphaneia”) destruirá al anticristo. En el original “epifanía” tiene que ver con una aparición extraordinariamente luminosa.

En conclusión, el ejercicio que he venido realizando durante las últimas tres entradas, nos permite confirmar que Jesús y los apóstoles veían la Segunda venida como un solo evento debido a que usaron las palabras “parousía”, “apokalupsis” y “epiphaneia” indiscriminadamente en textos que dogmáticamente el dispensacionalismo agrupa en la primera o la segunda etapas de la venida del Señor. Te invito a que leas de nuevo estos artículos para que confirmes que el Nuevo Testamento no hace la distinción que el dispensacionalismo dogmáticamente hace.

¿Por qué el Nuevo Testamento no discrimina el uso de estas palabras? ¿Por qué no lo hace si era tan importante diferenciar entre ambas fases de la Segunda venida? Bueno, porque en la mente de Jesús y de los apóstoles hablaban de un solo evento. No de dos distintos y mucho menos, separados por siete años.

Continúa leyendo la décimoquinta parte.

Notas:

(1) LaHaye, Tim. “Apocalipsis sin velo”, Editorial Vida, Miami, Florida, EE.UU., 2000. Pág. 119. Si desea adquirirlo vía Amazon este es el link: https://www.amazon.com/Apocalipsis-sin-velo-Spanish-LaHaye/dp/0829720731/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1489174539&sr=8-1&keywords=apocalipsis+sin+velo

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Canciones escatológicas (Vigésimonovena parte)

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.