Canciones escatológicas (Décimonovena parte)

Canciones escatológicas (Décimonovena parte)

- en Canciones escatológicas
406
2

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

Ya vimos que la cronología de eventos que el Señor Jesucristo y los apóstoles tenían en sus mentes era la del presente siglo y el siglo venidero. Ellos no respaldaban la cronología de eventos dispensacionalistas debido a que dicho esquema se ideó después de 1800. No antes. Repito: el esquema del presente siglo y el siglo venidero es el verdadero esquema que la iglesia creyó desde la fundación del cristianismo.

Además, también vimos que el evento que marcará la finalización del presente siglo y el inicio del venidero será la resurrección de los muertos y que esta resurrección ocurrirá el día que Cristo venga por segunda vez. En este sentido, ¿qué podemos decir entonces del día del juicio? ¿Qué del milenio y de los cielos nuevos y tierra nueva? ¿Dónde ubicamos todos estos eventos?

De nuevo, si la historia de la humanidad se divide en el presente siglo y el siglo venidero, y lo que dividirá a ambas épocas será la Segunda venida de Cristo, entonces simplemente debemos revisar los siguientes pasajes y comprobaremos que la Segunda venida de Cristo es el eje alrededor del cual girarán todos los eventos. Por ejemplo: ¿cuándo será el día del juicio?

R/ Cuando Jesús regrese por segunda vez. Mira:

Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria,
y todos los ángeles con El, entonces se sentará en
el trono de su gloria;
y serán reunidas delante de
El todas las naciones; y separará a unos de otros,
como el pastor separa las ovejas de los cabritos.
Y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos
a su izquierda.
Mateo 25:31-33 y ss.

Este pasaje nos habla del famoso “juicio de las naciones” ocurriendo el propio día que Cristo regrese por segunda vez. Como ya demostré, la Segunda venida de Cristo y el arrebatamiento serán un solo evento. No estará dividido en dos etapas y no tendrán siete años de separación. Por lo tanto, cuando el Señor regrese a la Tierra será el día del juicio.

El problema del dispensacionalismo es que ellos afirman que en el futuro habrá por lo menos tres juicios: el juicio de los creyentes o tribunal de Cristo (el día del rapto), el juicio de las naciones (siete años después del rapto) y el juicio del trono blanco (al final del milenio).

El asunto es que cuando estudias los principales pasajes del Nuevo Testamento que hablan de un juicio, comprendes que Cristo y los apóstoles estaban hablando de un solo evento, no de varios. Vamos, te animo a que revises la palabra “juicio” en una Concordancia Bíblica y verás que todos los textos que hablan del día del juicio o de un juicio al final de los tiempos siempre se refieren a este en singular, no en plural. Es decir, la Biblia solo habla de un juicio, de ninguno más.

Aunque el dispensacionalismo enseña que en el futuro ocurrirán varios juicios, eso no es lo que enseña el Nuevo Testamento. Al contrario, cuando lo lees sin ideas preconcebidas descubres que el juicio final recibe diversos nombres y he ahí la confusión. El dispensacionalismo afirma que serán varios juicios porque se nombra de distintas formas. Claro, además de que su esquema de eventos del futuro los obliga a creer que serán más. Como dividen la Segunda venida de Cristo en dos etapas, entonces debe haber un juicio el día del rapto al momento que los cristianos se presenten ante el Señor en el cielo. Pero si revisas los textos que ellos utilizan para fundamentar dicho juicio (Romanos 14:10-12 y 2 de Corintios 5:10) en ningún lado se dice cuándo ocurrirá. En estos textos efectivamente se habla de un juicio, pero nunca se especifica que ocurrirá cuando los creyentes sean raptados. Por decirlo así: “la fecha se la ponen ellos”, pero los textos en cuestión no dicen cuándo será, solo se dice que ocurrirá.

El siguiente juicio que ellos dicen que habrá será el juicio de las naciones. Y sí, el pasaje que habla de dicho juicio sí dice cuándo sucederá: el día en que Jesús regrese (Mateo 25:31-33 y ss.) y precisamente con este texto inicié esta entrada. Sin embargo, ellos ubican dicho juicio al final de la gran tribulación pero le agregan la especificación de que este juicio será para los sobrevivientes de la gran tribulación, no para los cristianos. Como demostraré en unos instantes, afirmar eso es un error. Este juicio será para toda la humanidad, incluyendo los creyentes.

Y por último, el otro juicio que ellos dicen que habrá ocurrirá al final del milenio ya que, en el libro de Apocalipsis, se ubica la visión del juicio del trono blanco (Apocalipsis 20:11-15) después de la visión del milenio (Apocalipsis 20:1-10). Aunque en este momento no me detendré a justificar el por qué este juicio no ocurrirá al final del milenio, sino que lo haré en una entrada posterior, por el momento puedo adelantarte que en la Razón No. 10 de por qué abandoné el dispensacionalismo demostraré que: 1) Apocalipsis no fue escrito de forma cronológicamente ordenada (aunque la mayoría sí, no todo). 2) Apocalipsis posee muchas visiones intercaladas en su narración (el milenio parece ser una de ellas). Y 3) Lo más probable es que la visión del milenio sesa simbólica, no literal.

Cuando leas esas entradas teminarás de confirmar que el juicio del trono blanco es otro nombre que recibe el juicio final. Es decir, en el futuro habrá un solo juicio, no más.

En este sentido, lo que acabo de explicar en los párrafos anteriores es la justificación de los dispensacionalistas para afirmar que en el futuro habrán varios juicios. Pero si nos apegamos al esquema escatológico que Cristo y los apóstoles creyeron relacionado al presente siglo y el siglo venidero, fácilmente se puede demostrar que ellos creían que en el futuro ocurriría un solo juicio. ¿Cuándo? El día que Cristo regrese a la Tierra y los muertos sean resucitados (Mateo 25:31-33 y ss., 1 de Tesalonicenses 4:16 y 1 de Corintios 15:22-23).

Por ejemplo, te invito a que leas lo que el escritor de Hebreos dijo con relación a las doctrinas que como cristianos no debemos olvidar en nuestro camino hacia la madurez:

Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo,
vamos adelante a la perfección, no echando otra vez el
fundamento del arrepentimiento de obras muertas,
de la fe en Dios, de la doctrina de bautismos, de la
imposición de manos, de la resurrección de los muertos
y del juicio eterno.
Hebreos 6:1-2.

Pregunta: ¿por qué el escritor habla de un juicio y no de más? ¿Por qué no usó lenguaje en plural en vez de singular? Es más, ¿por qué no especificó que uno sería el juicio a los creyentes, otro el de las naciones y otro el del trono blanco para que supiéramos diferenciarlos? Vamos, esa era información relevante para entender el futuro, si realmente iban a haber más juicios, ¿por qué en ninguna parte del Nuevo Testamento se nos advierte de eso?  ¿Por qué no se nos especifica tal cosa? Te invito a que vuelvas a leer Hebreos 6:1-2 y verás que la doctrina que sí menciona en plural es la de los bautismos, pero con la del juicio se refirió a ella en singular. ¿Por qué? Porque solo habrá un juicio eterno, ninguno más.

Por favor, te invito a que revises los siguientes textos y compruebes por ti mismo que siempre de los siempres que el Nuevo Testamento habla acerca del juicio lo hace en singular, nunca en plural. En estos verás que Jesús y los apóstoles siempre hablaron de un juicio. Mira: Mateo 10:15, 11:22 y 24, 12:36, 41 y 42; Marcos 6:11; Lucas 10:14, 11:31-32; Juan 5:22; Hechos 24:25; Hebreros 9:27; 2 Pedro 2:9; 1 Juan 4:17; Judas 1:6.

Como ya demostré en entradas anteriores, el problema del cristiano dispensacionalista es que al acercarse al texto bíblico lo hace con un esquema preconcebido; por lo tanto, cuando lee en la Escritura sobre un juicio de inmediato piensa: “¡Ah! ¡Este es el tribunal de Cristo”. O: “¡Aja! ¡Este juicio será el del final del milenio”. O: “¡Ve! ¡Este es el juicio de las naciones!” Y así con cada texto que se refiere al juicio. Pero si se acercaran a la Biblia sin preconceptos descubrirían que solo habrá un juicio final, ningún otro.

A continuación, te comparto el “Cuadro Comparativo de los Principales Pasajes del Nuevo Testamento que Hablan de un Juicio” y como verás, son tantas las similitudes entre estos textos que es improbable que la Escritura esté hablando de varios juicios en el futuro. Da clic en el siguiente link y si eres dispensacionalista te animo a que te abras a la posibilidad de que la Biblia esté hablando de un solo juicio y revises en dicho cuadro las evidencias que presento. Espero que al sopesarlas puedas comprender que el Nuevo Testamento llama de varias formas al día del juicio. Por lo tanto, si revisas detenidamente el cuadro que muestro a continuación, notarás que tanto el juicio de las naciones, el tribunal de Cristo y el juico del trono blanco, además de los juicios descritos en Romanos cap. 2 y 2 de Pedro cap. 3, son el mismo evento. ¡El mismo! Con excepción de ligerísimas diferencias, se refieren al mismo juicio, pero con distintos nombres.

PARA VER EL “CUADRO COMPARATIVO DE LOS PRINCIPALES PASAJES DEL NUEVO TESTAMENTO QUE HABLAN ACERCA DE UN JUICIO” HAZ CLIC AQUÍ.

Si abriste el link anterior y revisaste el PDF detenidamente, entonces comprenderás por qué el esquema que hemos venido construyendo, derivado del Nuevo Testamento, queda así: Resumiendo: solo habrá un juicio final. Luego, aunque dicho juicio reciba diversos nombres, son el mismo. Y por último, este juicio ocurrirá cuando el Señor Jesucristo regrese a la Tierra ya que él mismo lo aseguró al decir: “Pero cuando el Hijo del Hombre venga en su gloria, y todos los ángeles con El, entonces se sentará en el trono de su gloria; y serán reunidas delante de El todas las naciones; y separará a unos de otros, como el pastor separa las ovejas de los cabritos. Y pondrá las ovejas a su derecha y los cabritos a su izquierda” (Mateo 25:31-33 y ss).

Antes de terminar, otra pregunta que surge sobre el orden de los eventos del futuro es: ¿cuándo serán los cielos nuevos y la tierra nueva? ¿Cuándo será transformado el planeta?

R/ Después del día del juicio.

Lee con detenimiento el siguiente pasaje y verás que el apóstol Pedro afirma que la Segunda venida de Cristo y el día del juicio precederán a los cielos nuevos y tierra nueva. Mira:

Sabed ante todo que en los últimos días vendrán burladores,
andando según sus propias pasiones
y diciendo: ¿Dónde está
la promesa de su advenimiento?
 Pero los cielos y la tierra
que existen ahora están reservados por la misma palabra,
guardados para el fuego en el día del juicio y de la perdición
de los hombres impíos. Pero, amados, no ignoréis que, para
el Señor, un día es como mil años y mil años como un día.
El Señor no retarda su promesa, según algunos la tienen por
tardanza, sino que es paciente para con nosotros, no queriendo
que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento.
Pero el día del Señor vendrá como ladrón en la noche. Entonces
los cielos pasarán con gran estruendo
, los elementos ardiendo
serán deshechos y la tierra y las obras que en ella hay serán
quemadas… esperando y apresurándoos para la venida del día
de Dios,
en el cual los cielos, encendiéndose, serán deshechos,
y los elementos, siendo quemados, se fundirán! Pero nosotros
esperamos, según sus promesas, cielos nuevos y tierra nueva,

en los cuales mora la justicia.
2 Pedro 3:3-4, 7-10, 12-13 (ver también Apocalipsis 21:1-4).

El apóstol Pedro ubica la Segunda venida, el día del juicio y los cielos nuevos y tierra nueva ocurriendo el mismo día. ¿Ves? La Segunda venida es el eje alrededor del cual podemos entender y esquematizar el orden de eventos que están por ocurrir en el futuro. Por lo tanto, basado en lo anterior, el esquema de eventos futuros queda así:

¡Hoy sí! Para finalizar esta extensa entrada, el Señor Jesucristo y los apóstoles creyeron que la historia humana estaba dividida en dos períodos: el presente siglo y el siglo venidero. Y que lo que marcaría el final de uno y el inicio del otro será la Segunda venida de Cristo. Ese día que Jesucristo regrese será la resurrección, el arrebatamiento, el día del juicio y concluido este, será el inicio de las cielos nuevos y tierra nueva. Este último ya dentro del siglo venidero, es decir, la eternidad.

Si revisas la Escritura, verás que el siglo venidero descrito en Lucas 18:29-30, es un sinónimo de la vida eterna. Por eso Jesús dijo: “y en el siglo venidero la vida eterna”. Te invito a que leas también: Marcos 10:29-30, Lucas 20:34-36 y 1 Timoteo 5:16-17 para confirmar que en el pensamiento de Cristo y los apóstoles el siglo venidero equivalía a la eternidad.

En la siguiente entrará comenzaré a hablar de la Razón No. 10 de por qué abandoné el dispensacionalismo y de este modo, la recta final de esta serie que nos ha ocupado los últimos meses.

Continuará…

2 Comentarios

  1. mas siendo juzgados, somos castigados por el Señor, para que no seamos condenados con el mundo.
    1 Corintios 11:32
    Explíqueme ese verso ¿No es una de las bases de creer en varios juicios?
    Aún espero respuesta a la entrada anterior.

  2. El contexto del pasaje que citas no se refiere al juicio final, sino al juicio o diciplina que Dios administra sobre quienes toman la cena del Señor indignamente. El Señor nos disciplina para que enderecemos nuestras sendas y entonces no seamos condenados junto con el mundo. El contexto no se refiere al día del juicio final, sino al juicio o juicios que caen sobre aquellos que Dios quiere que corrijan sus caminos mientras viven en la tierra y de este modo no sufran la condenación eterna por apartarse y apostatar del camino del Señor.

    Ya contesté tu pregunta de la entrada anterior, quizá al escribir tu comentario no viste que ya lo había hecho.

    Saludos y gracias por comentar!

    Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

La crisis actual de la música cristiana (Segunda parte)

Siete áreas en crisis del ministerio musical. La