Canciones escatológicas (Décimotercera parte)

Canciones escatológicas (Décimotercera parte)

- en Canciones escatológicas
314
0

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

En la entrada anterior comencé a explicar cómo el Nuevo Testamento utiliza indiscriminadamente las palabras griegas relacionadas con la Segunda venida sin hacer distinción entre las dos etapas que el dispensacionalismo hace. Vimos la palabra “parousía” y ahora veremos una más. Pero antes te invito a revisar nuevamente el cuadro del libro “Apocalipsis sin velo” (1) del experto dispensacionalista Tim LaHaye, donde dogmáticamente afirmó que ciertos textos bíblicos solo se refieren al rapto y otros solo a la Segunda venida.Como demostraré a continuación, los autores del Nuevo Testamento tampoco diferenciaron en el uso de la palabras griega “apokalupsis”, tanto para los textos que el dispensacionalismo afirma que se refieren a la primera etapa como para los que hablan de la segunda.

2) Apokalupsis (revelación o manifestación).

Esta es la palabra que en español conocemos como “apocalipsis” y cuya raíz aparece en textos que el dispensacionalismo afirma que se refieren solo al rapto. Mira:

De tal manera que nada os falta en ningún don,
esperando la manifestación
[apokalupsis] de
nuestro Señor Jesucristo, el cual también os
confirmará hasta el fin, para que seáis irreprensibles
en el día de nuestro Señor Jesucristo.
1 Corintios 1:7-8.

Para que sometida a prueba vuestra fe, mucho más
preciosa que el oro, el cual, aunque perecedero se prueba
con fuego, sea hallada en alabanza, gloria y honra cuando
sea manifestado
[apokalupsis] Jesucristo.
1 Pedro 1:7.

Si la afirmación del dispensacionalismo es cierta y los pasajes que utilizan “apokalupsis” solo se refieren al rapto de la iglesia, ¿por qué en los siguientes textos Pablo utiliza la misma raíz griega si para el dispensacionalismo tienen que ver con la segunda etapa de la Segunda venida? Mira:

Y a vosotros que sois atribulados, daros reposo
con nosotros, cuando se manifieste
[apokalupsis] el
Señor Jesús desde el cielo con los ángeles de su poder,
en llama de fuego, para dar retribución a los que no
conocieron a Dios, ni obedecen al evangelio de nuestro
Señor Jesucristo.
Estos sufrirán el castigo de eterna
destrucción, excluidos de la presencia del Señor y de
la gloria de su poder.
2 Tesalonicenses 1:7-9.

Vuelve a revisar el cuadro de LaHaye y verás que para el dispensacionalismo este texto está dentro de los que tienen que ver con la Segunda venida que ocurrirá siete años después del rapto. ¿Por qué? Porque será hasta ese momento que el Señor se manifestará en “llama de fuego”, dará “retribución a los que no conocieron a Dios” e impartirá “el castigo de eterna destrucción”. Esta última expresión es una clara alusión a la condenación eterna.

En este sentido, si este pasaje se refiere a la segunda etapa del regreso del Señor, ¿por qué Pablo ocupó la misma raíz griega que usó en los pasajes que cité arriba (1 de Corintios 1:7-8 y 1 de Pedro 1:7) si supuestamente solo se refieren al rapto? ¿Por qué Pablo llama a ambos eventos con la misma raíz (“apokalupsis”) si supuestamente son distintos?

Simple, porque está hablando de la única Segunda venida de Cristo que habrá. No de una dividida en dos etapas, sino de la única que sabía que ocurriría.

Es más, en el siguiente texto el Señor Jesucristo mismo usó “apokalupsis” refiriéndose a su Segunda venida:

Como fue en los días de Noé, así también será en los días
del Hijo del Hombre. Comían, bebían, se casaban y se daban
en casamiento, hasta el día en que entró Noé en el arca, y vino
el diluvio y los destruyó a todos. Asimismo, como sucedió en
los días de Lot; comían, bebían, compraban, vendían, plantaban,
edificaban; Mas el día en que Lot salió de Sodoma, llovió del cielo
fuego y azufre, y los destruyó a todos. Así será el día en que
el Hijo del Hombre se manifieste
[apokalupsis].
Lucas 17:29-30.

Si te fijas, tanto el pasaje de 2 Tesalonicenses 1:7-9 y este de Lucas hablan de lo mismo, que cuando el Señor “se manifieste” retribuirá con juicio a los perversos. Sin embargo, yo insisto en preguntar: ¿por qué Jesús usó “apokalupsis” en un pasaje como este si a todas luces está hablando de la segunda etapa de la Segunda venida? ¿No que “apokalupsis” solo debe aparecer en textos que hablan del rapto? ¿Por qué el Señor no utilizó otra expresión para diferenciar entre ambas etapas y así no nos confundiéramos?

¿Sabes por qué no lo hizo? Porque el Señor Jesucristo se estaba refiriendo a la misma venida que los apóstoles Pablo y Pedro enseñaron en 1 de Corintios 1:7-8 y 1 de Pedro 1:7. Es decir, la única Segunda venida de Cristo de la que habla el Nuevo Testamento. No una dividida en dos etapas, sino una que ocurrirá una tan sola vez.

Continúa leyendo la décimocuarta parte.

Notas:

(1) LaHaye, Tim. “Apocalipsis sin velo”, Editorial Vida, Miami, Florida, EE.UU., 2000. Pág. 119. Si desea adquirirlo vía Amazon este es el link: https://www.amazon.com/Apocalipsis-sin-velo-Spanish-LaHaye/dp/0829720731/ref=sr_1_1?ie=UTF8&qid=1489174539&sr=8-1&keywords=apocalipsis+sin+velo

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Canciones escatológicas (Vigésimonovena parte)

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.