Canciones escatológicas (Quinta parte)

Canciones escatológicas (Quinta parte)

- en Canciones escatológicas
700
3

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

En la entrada anterior comencé a hablar acerca de la segunda razón que me motivó a abandonar el dispensacionalismo y de algunas incongruencias bíblicas que encontré mientras yo estuve sumergido dentro de dicho sistema de interpretación escatológica. En esta entrada compartiré una última incongruencia que me hizo repensar mi postura de los eventos del porvenir.

c) La incongruencia de quienes serán los “dejados atrás”.

Según el dispensacionalismo, Mateo 24:40-42 habla acerca del rapto de la iglesia. Mmm… bueno… el asunto es que ellos enseñan que los cristianos, al ser arrebatados, nos iremos con Cristo al cielo y los “dejados atrás” se quedarán sufriendo la gran tribulación aquí en la Tierra . Mi pregunta es: ¿es esto cierto? ¿Enseña eso Mateo 24 en alguna parte?

Si revisas concienzudamente Mateo 24 descubrirás que no, que el dispensacionalismo invierte el destino de los protagonistas de la descripción de Cristo. Lee detenidamente el siguiente pasaje:

Entonces estarán dos en el campo; uno
será llevado y el otro será dejado
. Dos
mujeres
estarán moliendo en el molino;
una será llevada y la otra será dejada.
Por tanto, velad porque no sabéis en qué
día vuestro Señor viene.
Mateo 24:40-42.

Para comenzar, recuerda que el dispensacionalismo asegura que el rapto ocurrirá antes de la gran tribulación, ¿cierto? Sin embargo, cuando lees todo el capítulo notas que Jesús dijo otra cosa. Él ubicó el arrebatamiento, no ocurriendo antes de la tribulación, sino después. Por eso dice: inmediatamente después de la tribulación de aquellos días…” (Mateo 24:19) y fue entonces que describió el arrebatamiento en los versos 40-42 que acabamos de leer. ¿Te habías fijado en eso?

Si Jesús habló primero de la gran tribulación y luego del rapto, ¿no es ese el orden de los acontecimientos del futuro? ¿Por qué entonces el dispensacionalismo los ubica al revés? Solo este detalle debería llevarnos a repensar el rapto pretribulacional, pero extrañamente el dispensacionalismo insiste que primero será el arrebatamiento y después la gran tribulación, contradiciendo así las palabras de Cristo.

Ahora bien, la incongreuencia que quiero enfatizar va más allá de esto y tiene que ver con quiénes serán “tomados” y quiénes serán “dejados”. En este sentido, el dispensacionalismo no solo se equivoca poniendo el arrebatamiento antes de la tribulación, sino que cuando lees Mateo 24 descubres que quiénes serán “tomados” y quiénes serán “dejados” no son quienes el dispensacionalismo dice.

Al leer detenidamente el contexto de Mateo 24:40-42, verás que Jesús hizo alusión a los días de Noé:

Porque como en los días de Noé, así será
la venida del Hijo del Hombre.
Pues así
como en aquellos días antes del diluvio
estaban comiendo y bebiendo, casándose
y dándose en matrimonio, hasta el día en
que entró Noé en el arca, y no comprendieron
hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos;
así será la venida del Hijo del Hombre.
Mateo 24:37-39.

Mi pregunta es: en los días de Noé, ¿quiénes fueron “tomados” y quiénes fueron “dejados”? ¿A quiénes se refirió Jesús cuando dijo “hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos”? ¿Quiénes son esos “todos” que se llevó el diluvio?

Es una pregunta simple, ¿no crees? Pero muy importante si es que esperas conocer la verdad sobre el arrebatamiento. ¿Ya tienes tu respuesta? ¿Quiénes fueron “tomados” cuando cayó el diluvio?

Si eres dispensacionalista dirás: “Noé y su familia, ¡ellos fueron tomados!” Pero esa respuesta solo demostraría cuán arraigado está el dispensacionalismo en tu mente. ¿Por qué? Porque quienes fueron “tomados” según Génesis 7 y Mateo 24 fueron los malvados. El agua los “tomó” y murieron ahogados, mientras que Noé y su familia fueron “dejados”. Ellos sobrevivieron dentro del arca y al final de la historia salieron de ella para repoblar el planeta, ¿recuerdas?

Fíjate, el propio pasaje diferencia claramente dos grupos, a los “dejados” y a los “llevados”. No hay por dónde perderse. ¿Quiénes fueron “dejados”? Noé y su familia. ¿Por qué? Porque el texto dice “hasta el día que Noé entro en el arca…” (v. 38). Este es el grupo de los “dejados”. Y de inmediato Jesús dijo: “y no comprendieron hasta que se los llevó a todos” (v. 39). ¿Quiénes no comprendieron? ¿Quiénes son esos “todos” que fueron “llevados”? Los que no entraron al arca, los que el Señor describió cuando dijo que estaban “comiendo y bebiendo, casándose y dándose en matrimonio” (v. 38). Este es el grupo de los “llevados”. Por eso dijo: “y no comprendieron hasta que vino el diluvio y se los llevó a todos”. Esos “todos” son los que no entraron al arca y fueron “llevados” por la inundación.

Con esta distinción en mente ahora sí podemos identificar a los “tomados” y a los “dejados” según Mateo 24:40-42. Vuelve a leer por favor:

Entonces estarán dos en el campo; uno será
llevado y el otro será dejado
. Dos mujeres
estarán
moliendo en el molino; una será llevada
y la otra será dejada.
Por tanto, velad porque
no sabéis en qué día vuestro Señor viene.
Mateo 24:40-42.

Los “llevados” serán los injustos y los “dejados” serán los justos. ¿Por qué? Porque los versículos previos nos muestran a los malos siendo “llevados” por el agua y a los buenos (Noé y su familia) siendo preservados dentro de arca y por lo tanto, “dejados” aquí en la Tierra. ¿Me estoy dando a entender?

Esto significa que el dispensacionalismo interpreta este pasaje al revés. Pero como sé que algunos de quienes me están leyendo en este momento se estarán rascando la cabeza o sintiendo un leve mareo, te animo a que vayas a Génesis 7 y Mateo 24 y corrobores por ti mismo lo que te estoy mostrando. Luego, regresa aquí y repasa este artículo. Confío que comprobarás que la correcta interpretación de Mateo 24:37-42 es los justos siendo “dejados” y los injustos siendo “tomados”.

¡Y eso no es todo! Mira…

Cuando estudias Mateo 24 en el contexto total del evangelio de Mateo, descubres que este pensamiento de los injustos siendo “tomados” y los justos siendo “dejados” calza perfectamente con con lo que el evangelista ha venido enseñando. Mateo, durante todo su escrito, ha venido diciendo que cuando sea el fin del mundo quienes serán “tomados” serán los injustos y quienes serán “dejados” serán los justos. Por ejemplo, la parábola del trigo y la cizaña lo dice así. Por favor, lee con atención:

Así como la cizaña se recoge y se quema en el fuego,
de la misma manera será en el fin del mundo. El Hijo
del Hombre enviará a sus ángeles, y recogerán de
su reino a todos los que son piedra de tropiezo y a los
que hacen iniquidad; y los echarán en el horno de fuego;

allí será el llanto y el crujir de dientes. Entonces los justos
resplandecerán como el sol en el reino de su Padre.
Mateo 13:40-43. 

¿Lo ves? Este pasaje muestra a los injustos siendo “tomados” al final de los tiempos. Y por inferencia se deduce que los justos serán “dejados” y resplandeciendo en el reino que el Padre instaurará en la Tierra.

Luego, después de la parábola del trigo y la cizaña, Jesús enseñó la parábola de la red, que dice:

El reino de los cielos también es semejante a una red
barredera que se echó en el mar, y recogió peces de
toda clase; y cuando se llenó, la sacaron a la playa;
y se sentaron y recogieron los peces buenos en canastas,
pero echaron fuera los malos.
Así será en el fin del
mundo; los ángeles saldrán, y sacarán a los malos
de entre los justos, y los arrojarán en el horno de
fuego;
allí será el llanto y el crujir de dientes.
Mateo 13:47-50.

Esta parábola muestra a los malos siendo “tomados” y por inferencia se deduce que los justos serán “dejados”.  ¡Igual que Mateo 24:37-42!

En este sentido, Mateo 24 nos muestra a los injustos siendo “tomados” para ir a la condenación al igual que quienes fueron “tomados” por el agua del diluvio en los días de Noé y murieron ahogados. Mientras tanto, los justos serán “dejados” en el planeta así como Noé y su familia fueron preservados en el arca y por lo tanto, se quedaron aquí en la tierra.

Lamentablemente, el dispensacionalismo obvia el contexto de Mateo 24 y del evangelio de Mateo en su totalidad e invierte a los que serán “tomados” y “dejados”. Y como he venido diciendo desde la entrada anterior, estas son algunas de las incongruencias que me hicieron repensar mi postura escatológica.

Continúa leyendo la sexta parte.

3 Comentarios

  1. Víctor Arevalo

    Hola Noel.
    Gracias por esta interesante serie, espero que en alguna de ellas podamos leer sobre cuál es la posición de una persona que no sigue la línea del dispensacionalismo. Esto lo digo porque en los puntos que planteas son muy sustentables y esto puede “convertir” a un dispensacionalista. Como yo por ejemplo, Jajaja
    Pero es aquí donde un dispensacionalista puede decir: Es cierto el dispensacionalismo es incongruente, pero, entonces ¿Que debo creer respecto a la segunda venida de Cristo?

    Según entiendo el dispensacionalimso ordena los principales eventos mas o menos de la siguiente forma y en cada uno de ellos o entre ellos, ciertos de acontecimientos.

    1. El rapto
    2. Tres años y medio de aparente paz mundial
    3. Tres años y medio de juicios de Dios
    4. Segunda venida de Cristo, para establecer su reino
    5. Mil años
    7. El juicio del Trono Blanco
    8. La eternidad.

    ¿Cuál es el orden de estos eventos o no son realmente estos eventos?
    ¿En que momento es la venida? Pre-Tribulación, Mid-tribulación, Post-Tribulación
    ¿Significa que los cristianos pasaran por la tribulación?

    En espera de tus siguientes publicaciones.

    Saludos y Bendiciones

  2. Victor, gracias por tu comentario. Precisamente eso que describes es lo que enseña generalmente el dispensacionalismo clásico. ¿Cuál es el orden bíblico de los eventos del futuro? Lo compartiré desde la 7ma. razón de por qué dejé el dispensacionaliso y para eso faltan un par de meses. Allí explico que una de las razones de por qué dejé de ser dispensacionalista es porque no respeta el orden de eventos descrito por Cristo y los apóstoles. Allí detallaré ampliamente qué creyeron ellos y verás que todo lo ampararé bíblicamente.

    Ahora, ya que te tomaste el tiempo de comentar de forma amplia, te adelanto lo siguiente, pero ojo: en un par de meses ahondaré en esto, así que aquí solo puedo bosquejarte el orden de eventos, pero cuando leas esos artículos verás que todo estará sustentado bíblicamente. El orden de eventos que aparecen en el Nuevo Testamento es:

    1. La gran tribulacion (sin período de duración definido, puede durar menos de 7 años, puede durar mucho más. El texto bíblico no especifica cuánto tiempo durará este período).
    2. Segunda venida y arrebatamiento ocurriendo simultáneamente (después de la gran tribulación).
    3. La resurrección, el juicio y los cielos nuevos y la tierra nueva (el mismo día de la Segunda venida y el arrebatamiento).

    En este esquema no incluí el milenio porque algunos creemos que el pasaje de Apocalipsis 20:1-10 es simbólico. Y en la 10ma. razón de por qué dejé el dispensacionalismo fundamento bíblicamente por qué creer en un milenio literal contradice algunas Escrituras y por qué es más lógico creer que en un libro altamente simbólico como lo es Apocalipsis, es más lógico pensar en un milenio simbólico y no en uno literal.

    Gracias por comentar.

  3. Víctor Arevalo

    Gracias. Espero tus siguientes artículos, siempre y cuando que el dispensacionalismo no se cumpla, si no a lo mejor el rapto es antes de que publiques el resto de las razones. Jejeje. Un simple chascarrillo!
    Saludos

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

El precio de la adoración (Segunda parte)

Tres adoradores que conocían el costo de adorar.