Canciones escatológicas (Segunda parte)

Canciones escatológicas (Segunda parte)

- en Canciones escatológicas
1932
0

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

Ahora revisaremos una canción de adoración congregacional muy famosa y que la mayoría en el movimiento de adoración conocen. Se llama: “Él volverá” y es interpretada por Marcos Witt, Danilo Montero y Luis Enrique Espinoza. Fue grabada en Israel en 1999 y si revisas la letra verás que presenta la Segunda venida y el arrebatamiento como acontecimientos que ocurren el mismo día, no como eventos que tienen siete años de separación entre sí.

Como dije en la entrada anterior, si alguien quiere creer que la Segunda venida y el arrebatamiento ocurrirán el mismo día, ¡muy bien! Hay muchos que creemos que así será. Sin embargo, si tú eres dispensacionalista, es decir, que crees que el rapto de la iglesia y la Segunda venida serán dos eventos que ocurrirán en días distintos, entonces cuando interpretes, cantes o te deleites en canciones sobre esta temática es muy probable que lo hagas con letras que mezclan ambos eventos cuando en teoría deberían describirse de forma separada. Es decir, en cierto modo estarás contradiciendo tus convicciones escatológicas por no detenerte a prestar atención a las letras que estás cantando.

Si no conoces la canción “Él volverá” aquí está la letra y abajo de ella el video con el audio para que la escuches.

Como el relámpago que sale en el oriente
y va al occidente, así será cuando vuelva el Señor.
Como un ladrón que viene en la noche
y nadie lo espera, así será cuando vuelva Jesús.

Coro:
/Él volverá, y a su gloria me transformará
regresará, y en una nube me arrebatará.
Con poder y gran gloria, Cristo Jesús volverá/

Con voz de mando descenderá del cielo
y tocará trompeta, así será cuando vuelva el Señor.
Él llamará a los que han dormido
y a los que hemos creído, así será cuando vuelva Jesús.

Puente:
Velad y orad el tiempo se acerca
purifícate en él, conságrate a él
que tu Señor volverá.

Como dije antes, si tú crees que el arrebatamiento de la iglesia ocurrirá simultáneamente con la Segunda venida, entonces la canción debería estar bien para ti. Pero si eres un dispensacionalista que ha estudiado por lo menos superficialmente el tema y crees que ambos eventos estarán separados por siete años, debes saber que en muchos sentidos esta letra choca con la escatología que has decidido abrazar.

“Él volverá” dice en su primera estrofa: “como el relámpago que sale en el oriente y va al occidente, así será cuando vuelva el Señor”, la cual es una clara referencia al texto de Mateo 24:27 que dice: “porque, así como el relámpago sale del oriente y resplandece hasta el occidente, así será la venida del Hijo del Hombre”. ¿Cuándo ocurrirá exactamente esto según el dispensacionalismo? El día de la Segunda venida de Cristo, no el día que ocurra el rapto. ¿Por qué? Porque el rapto de la iglesia será secreto. Nadie verá al Señor, la gente solo se enterará de la gente que desapareció, pero no verán a Jesús. ¿Has leído los libros o visto la película “Dejados atrás”? La analogía del relámpago apela a que la Segunda venida la verán todos, así como cuando se ve a un relámpago destellar e iluminar los cielos. El dispensacionalista dice que no, que en el rapto nadie verá a Jesús. Por lo tanto, la canción está hablando de la segunda etapa de la Segunda venida.

La siguiente estrofa dice: “como un ladrón que viene en la noche y nadie lo espera, así será cuando vuelva Jesús”, lo cual es una clara referencia a Mateo 24:43-44 que dice: “Pero comprended esto: si el dueño de la casa hubiera sabido a qué hora de la noche iba a venir el ladrón, hubiera estado alerta y no hubiera permitido que entrara en su casa. Por eso, también vosotros estad preparados, porque a la hora que no pensáis vendrá el Hijo del Hombre”.

Si revisas el contexto de Mateo 24 verás que la analogía del ladrón y la Segunda venida está relacionada con el regreso del Señor después de la gran tribulación. Por eso el verso 19 dice: inmediatamente después de la tribulación de aquellos días…” y luego Jesús procede a utilizar la analogía del ladrón en los versos 43-44. Esto significa que cuando la letra dice “como un ladrón… así será cuando vuelva Jesús” está hablando de la segunda etapa de la Segunda venida.

Resumiendo lo que hemos visto hasta aquí: ¿de qué inician hablando las primeras estrofas de la canción “Él volverá”? De la segunda etapa de la Segunda venida. No del rapto de la iglesia, ¿ok?

El asunto es que cuando la canción llega al coro agrupa el arrebatamiento y la Segunda venida sucediendo el mismo día ya que inmediatamente después de cantarse ambas estrofas, dice: “Él volverá y a su gloria me transformará. Regresará y en una nube me arrebatará…” expresiones que son claras referencias a 1 de Tesalonicenses 4:13-18 y 1 Corintios 15:51-53 que hablan del arrebatamiento y que el dispensacionalismo afirma que sucederá siete años antes de la Segunda venida. ¿Comprendes?

Bueno, si te has enredado un poco, permíteme ayudarte: lo que estoy diciendo es que las primeras estrofas de “Él volverá” están hablando de la segunda etapa de la Segunda venida de Cristo, no de la primera. Y el coro está hablando de la primera etapa, es decir, del rapto. O sea que la canción mezcla ambos eventos y los presenta ocurriendo simultáneamente. Cosa que es contraria al pensamiento dispensacional.

Para rematar, todos los versos del coro que ya cité se refieren al rapto, pero su último verso no, mira: “con poder y gran gloria Cristo Jesús volverá”, el cual es una clara alusión al Lucas 21:27 que dice: “entonces verán al Hijo del Hombre que viene en una nube con poder y gran gloria” (Lucas 21:27). Y que también tiene que ver con la segunda etapa de la Segunda venida.

“Él volverá”, para incomodidad de la escatología dispensacional, es un solo revoltijo.

Como dije antes, si alguien quiere creer que el rapto y la Segunda venida ocurrirán en dos momentos diferentes, cada quien es libre de creer lo que quiera creer. Mi punto es que los compositores, cantantes y cristianos dispensacionalistas muchas veces se deleitan y hasta cantan canciones sobre la Segunda venida que describen ambos eventos ocurriendo el mismo día sin darse cuenta que eso va en contra de su propia escatología.

¡Amén a que cantemos sobre el regreso del Señor! ¡Amén a que compongamos más sobre la Segunda venida! Sin embargo, mi intención al compartirte este tema es animarte a que repienses el tema del retorno del Señor, a que evalúes tu propia postura escatológica o por lo menos, a que conozcas lo que creemos quienes no somos dispensacionalistas.

Una vez más te reitero que independientemente de tu postura sobre los eventos del futuro, esto no tiene por qué enemistarnos ni generar en el área de comentarios expresiones despectivas o sobrerreacciones innecesarias. Como evangélicos somos firmes creyentes en la Segunda venida de Cristo independientemente de que creamos que algunos eventos alrededor de esta sucederán de forma distinta.

Por lo tanto, si tú eres dispensacionalista y no tienes la madurez para que un cristiano opine distinto a ti y fanáticamente vas a comentar allá abajo, te animo a que te abstengas de hacerlo. Esta serie es para enriquecer el pensamiento cristiano. Hay miles de miles de creyentes en el mundo que creemos que la Segunda venida y el arrebatamiento ocurrirán el mismo día. Lo que pasa es que en Latinoamérica la posición escatológica reinante es la que dice que no, que ambos eventos ocurrirán con siete años de separación. Pero si salieras por unos instantes de tu burbuja, te sorprenderías de la cantidad de cristianos y denominaciones tanto en EE.UU., Europa y Asia que no ven en la Biblia lo que te han enseñado a ver a ti.

Por lo tanto, te invito a que abras tu mente y por lo menos sopeses los argumentos de quienes no somos dispensacionalistas. Es cierto, quizá yo no logre que cambies de postura escatológica, igual esa no es mi intención con esta serie, pero sí pretendo enriquecer tu mente mostrándote qué es lo que creemos aquellos quienes nos consideramos no dispensacionalistas. Así que desde la siguiente entrada comenzaré a compartir las diez razones por las cuales abandoné el dispensacionalismo. ¡Ojalá puedan serte útiles!

Continúa leyendo la 3era. parte.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie