Canciones escatológicas (Vigésimoquinta parte)

Canciones escatológicas (Vigésimoquinta parte)

- en Canciones escatológicas
375
2

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

Después de diez premisas por las que creo que el dispensacionalismo no brinda una correcta visión del futuro, aquí está la número once.

En undécimo lugar, el dispensacionalismo no brinda una correcta visión del futuro porque afirma que el milenio será literal.

Si eres dispensacionalista es muy probable que estés consciente que el dispensacionalismo es un sistema de interpretación rigurosamente literalista. Esto significa que todo pasaje de la Escritura, ¡todo!, debe interpretarse literalmente, no de forma simbólica. Como mencioné hace varias entradas, en la actualidad existe una corriente nueva dentro del dispensacionalismo llamada: dispensacionalismo progresivo, y que se abre a la posibilidad de que haya pasajes de la Escritura que puedan interpretarse simbólicamente. Sin embargo, el dispensacionalismo clásico, que es el que se ha enseñado predominantemente en Latinoamérica, es un sistema estrictamente literalista.

En este sentido, la séptima dispensación que ellos afirman que se llevará a cabo en el plan profético de Dios será: el milenio. Prácticamente ven en Apocalipsis 20:1-10 un período de mil años solares donde Cristo reinará sobre la Tierra. Ahora bien, ¿alguna vez te has preguntado si eso realmente será así? Me refiero a que, ¿te has planteado la posibilidad de que el milenio que Apocalipsis menciona no sea literal, sino simbólico? ¿Qué tal si en un libro como Apocalipsis, tan lleno de figuras e imágenes, los mil años no sean literales?

Sin afán de herir suceptibilidades, pero con un compromiso de ser totalmente bíblico, y además, estando muy consciente de que existen opiniones variadas acerca del tema, las razones por las que muchos creemos que el milenio de Apocalipsis es simbólico son las siguientes:

1) Porque en el esquema que Cristo y los apóstoles enseñaron acerca del presente siglo y el siglo venidero no cabe un milenio literal.

Como expliqué en artículos anteriores, el Señor Jesucristo y sus discípulos afirmaron que la historia de la humanidad está dividida en dos períodos: el presente siglo y el siglo venidero. Por lo que si no has leído las partes 17-19 te invito a que lo hagas en este momento ya que allí mostré el esquema escatológico que el Nuevo Testamento sí enseña. Solo son tres artículos y como verás, allí demostré bíblicamente que la Segunda venida, la resurrección, el arrebatamiento y el juicio final ocurrirán el mismo día, y estos marcarán el final del presente siglo y el inicio del siglo venidero mediante la aparición de los cielos nuevos y tierra nueva. La pregunta es: ¿en cuál de los dos períodos cabe el milenio literal del dispensacionalismo? ¿En el presente siglo o en el siglo venidero?

R/ En ninguno de los dos.

Insisto, si no has leído las partes 17-19 es probable que no comprendas algunos de los siguientes párrafos, por lo que te animo a que vayas y los leas.

Volviendo al tema, ¿por qué el milenio literal del dispensacionalismo no cabe en el presente siglo? Porque el milenio literal del dispensacionalismo aparenta ser una edad casi idílica en el futuro y no se acopla a las características del presente siglo caracterizado por hambre, pobreza, corrupción, etc. Pablo, por ejemplo, le llama “el presente siglo malo” (Gálatas 1:4) y en un par de ocasiones afirma que está gobernado por el “dios de este siglo” (2 Corintos 4:4 y Efesios 6:12). O sea, el milenio descrito en Apocalipsis y que los dispensacionalistas proclaman como literal parece ser una edad casi de oro, de perfección y brillo donde Cristo mismo está reinando, no el enemigo. Además, el dispensacionalismo afirma que el milenio será después de la Segunda venida y como ya vimos, efectivamente, la Segunda venida marcará el fin del presente siglo. Por lo tanto, un milenio literal no cabe aquí.

¿Cabrá un milenio literal dentro del siglo venidero? ¡Tampoco! ¿Por qué? Porque según el dispensacionalismo, después de la Segunda venida, quienes entrarán al milenio serán los sobrevivientes de la gran tribulación con cuerpos mortales y los salvos que regresaron del cielo con Cristo después de la gran tribulación y que ya poseen cuerpos glorificados. Es decir, según el dispensacionalismo, al milenio entrarán dos tipos de seres humanos: los que tienen cuerpos mortales (sobrevivientes de la gran tribulación) y los que tienen cuerpos inmortales (que regresaron con Jesús).

Es muy probable que algunos de quienes están leyendo esta entrada no estén enterados de esta premisa dispensacionalista, pero te invito a que le preguntes a alguien que conozca del tema o consultes libros o sitios de Internet dispensacionalistas y comprobarás que para ellos, durante los mil años, habrá dos tipos de seres humanos habitando el planeta Tierra y esta es una premisa fundamental de su creencia sobre el milenio.

Mi punto es que el Señor Jesucristo y los apóstoles dijeron otra cosa. Ellos no dejaron abierta la posibilidad de que en el milenio cohabitarán dos tipos de seres, unos con cuerpos mortales y otros cuerpos inmortales de manera simultánea en algún momento de la historia. Al contrario, en ninguna… mmm… mejor lo enfatizo en mayúsculas… EN NINGUNA PARTE DE LA BIBLIA SE ENSEÑA TAL COSA. Por ejemplo, mira lo que dijo el Señor:

Los hijos de este siglo se casan y son dados en matrimonio,
pero los que son tenidos por dignos de alcanzar aquel siglo
y la resurrección de entre los muertos,
ni se casan ni son
dados en matrimonio;
porque tampoco pueden ya morir,
pues son como ángeles, y son hijos de Dios, siendo hijos
de la resurrección.

Lucas 20:34-36.

¿Quiénes dijo Jesús que alcanzarán el siglo venidero? “Los hijos de la resurrección”. Estos son los que “ya no pueden morir más”. Nadie accederá al siglo venidero con cuerpos mortales. ¡NADIE! Es decir, solo accederán a este quienes hayan resucitado y se les hayan otorgado cuerpos glorificados. Por lo tanto, el dispensacionalismo se equivoca al afirmar que habrá dos tipos de seres humanos con distintas naturalezas después de la Segunda venida.

En este sentido, el milenio literal del dispensacionalismo contradice las palabras de Jesús y, por lo tanto, la Escritura.

2) Porque Cristo dijo que después del juicio seguirá la eternidad, no un milenio.

El dispensacionalismo afirma que cuando Cristo vuelva, siete años después del rapto, lo hará junto a los creyentes con cuerpos glorificados, se llevará a cabo el juicio de las naciones (Mateo 25:31-46) y entonces iniciará el milenio. ¿Quiénes entrarán al milenio? Según ellos, quienes regresen con Cristo con cuerpos glorificados y quienes sobrevivan a la gran tribulación que aún tendrán sus cuerpos mortales. La pregunta es: ¿qué dice la Biblia?

La Biblia dice que no, que cuando Jesús regrese todos se presentarán ante Juez del universo donde se separarán a los justos (las ovejas) y a los injustos (las cabras), unos entrarán al reino eterno y el resto serán condenados al infierno (Mateo 25:31-46, 13:40-43 y 47-50). Es decir, no quedará nadie sin ser juzgado. ¿De dónde concluyen los dispensacionalistas que habrá sobrevivientes de la gran tribulación si aquí dice que después del juicio solo quedarán los justos? ¿De dónde deducen que habrá sobrevivientes que entrarán al milenio con cuerpos mortales?

Bueno, pregúntale a un dispensacionalista que conozca del tema y sorpréndete de su respuesta. Sin embargo, de ante mano reitero que NO HAY BASE BÍBLICA PARA TAL ASEVERACIÓN. Por lo tanto, la Biblia no la apoya.

Ahora, que el reino que heredarán quienes sean juzgados y puestos a la derecha equivalga al reino milenial, eso no lo dice el texto. Los dispensacionalistas, cuando leen las palabras del pasaje que habla del juicio de las naciones: venid, benditos de mi Padre, heredad el reino preparado para vosotros desde la fundación del mundo” (Mateo 25:34), exclaman: “¡ya ves! ¡Ese reino es el reino milenial!” Pero no, en este texto heredar el reino no equivale a eso, sino a heredar la vida eterna. ¿Cómo lo sabemos? Porque al final del relato lo dice: “y éstos irán al castigo eterno, pero los justos a la vida eterna” (Mateo 25:46). En este pasaje heredar el reino equivale a heredar la vida eterna. ¿Qué pasará con quienes no entren a la vida eterna? Serán condenados. Es decir, después del juicio no quedará nadie, solos los justos. Es decir, sigue la eternidad, no el milenio.

Recientemente conversé con un amigo que aprecio mucho y me preguntaba acerca de esta serie de escatología y que por qué había abandonado el dispensacionalismo. Después de animarlo a leer la serie le dije: “ya que estamos hablando de esto, dime una cosa: ¿de dónde sacan ustedes que en el milenio cohabitarán seres con cuerpos glorificados y seres con cuerpos mortales si después del juicio de las naciones de Mateo 25 el texto dice que no quedará nadie sino solo los justos?”. Le mostré Mateo 25:46, me acusó de interpretar equivocadamente la Escritura y… ¡pum!… me cambió el tema.

Insisto: el milenio literal de los dispensacionalistas contradice pasajes bíblicos como este, cosa que no pasa cuando ves el milenio de Apocalipsis 20:1-10 de forma simbólica.

Continúa leyendo la Vigésimosexta parte.

2 Comentarios

  1. Mi querido Noel Navas.
    Me mucho tus blogs donde hablas sobre temas de la música y esa clase de cosas, pero creo que el acusar a otras personas por interpretar la biblia como a ti no te gusta no creo que sea correcto.
    Si piensas que soy dispensacionalista, te tengo noticias.
    ¡No lo soy!
    De hecho, el apostarse por una ideología u otra es muy mala idea, pues, eso solo causa divisiones. Temas como si yo soy calvinista o arminiano o luterano, etc.
    Esto solo nos demuestra que una vez más hemos caído en el error de aquellos hombres que profesaban:
    “Yo soy de Pablo, yo soy de Apolos y otros yo soy de Cristo”
    Si en verdad buscamos conocer a Dios es tiempo de sacarse de la cabeza las ideologías de hombres, las denominaciones y esa clase de cosas por las cuales muchos yerran.
    El centro de la vida cristiana es como lo dice su nombre, “Cristo”
    Espero no me lo tomes a mal, solo te dejo este pensamiento y espero que con madurez lo tomes en cuenta.

  2. Tomo a bien tu comentario, ¡gracias por escribirlo! Sin embargo, en este post y en los siguientes estoy demostrando bíblicamente que creer en un milenio literal contradice pasajes de la Escritura. Yo no me he estoy aferrando a una ideología mi hermano, revisa bien mi post y verás que me estoy aferrando a la enseñanza simple y llana de la Escritura, al texto bíblico en sí y a lo que ellas claramente enseñan. Por lo que te invito a que me indiques (con la Escritura) en qué me estoy equivocando en mi señalamiento de que un milenio literal contradice algunos pasajes bíblicos. Si no me demuestras bíblicamente mi error, como dejas entrever en tu comentario, entonces quien se equivoca eres tú al juzgarme de yo estar cometiendo un error o que estoy interprentando la Palabra a mi antojo. ¿Me doy a entender? Así que te suplico que me cites las Escrituras y demuéstrame con ellas en qué estoy equivocado en este post como tú afirmas. Mi estimado, yo soy el principal interesado en apegarme a la Escritura tanto en lo que publico en mi blog como en lo que enseño al predicar. Así que ten a bien en mostrarme con las Escrituras dónde está equivocada mi afirmación.

    Gracias por comentar y me quedo a la espera de la refutación de mis argumentos.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

La crisis actual de la música cristiana (Novena parte)

Ocho áreas en crisis del ministerio musical. Esta