Canciones escatológicas (Vigésimoséptima parte)

Canciones escatológicas (Vigésimoséptima parte)

- en Canciones escatológicas
277
0

10 razones por las que abandoné el dispensacionalismo.

Después de mostrar con el esquema del presente siglo y el siglo venidero, el juicio de las naciones, la Parábola del trigo y la cizaña y 2 de Pedro 3 que después el fin del siglo o del día del juicio no siguen mil años, en esta entrada continuaré mostrando algunas razones más por las que muchos creemos que el milenio de Apocalipsis 20 no son literales.

5) Porque en un libro altamente simbólico el milenio ha de ser simbólico.

El libro de Apocalipsis, en donde se describe el milenio, es un libro enormemente simbólico. Por eso, quien lo interpreta absolutamente de forma literal corre el riesgo de equivocarse en su interpretación. Lo que sucede muchas veces con quienes interpretan toda la Biblia de principio a fin exclusivamente de forma literal, es que olvidan que la literatura apocalíptica, que era un género literario de la época del primer siglo, está lleno de figuras e imágenes. Es más, se cree que habían más Apocalipsis de otros autores que circulaban en la época de los apóstoles y unos años después, por sus características de fidedignidad, se consideró el de Juan para incluirse en el canon.

En este sentido, los números desplegados a lo largo del Apocalipsis juegan un papel muy importante. Así como en la numerología bíblica y el pensamiento judío los números jugaban un papel simbólico, Apocalipsis no es la excepción. Los números con los que la mayoría de cristianos están familiarizados son el 6 (por el 666), el 7 (por los 7 sellos, las 7 trompetas y las 7 copas), el 10 (mil años es 10 x 100), etc. Mi punto es que los números en Apocalipsis representan algo, tienen un propósito, brindan un mensaje. Todos los comentaristas bíblicos están de acuerdo con esto.

Ahora bien, ¿qué representa el número 10 en la Biblia? R/ Plenitud.

¿Recuerdas las 10 plagas de Egipto y los 10 mandamientos del Sinaí descritos en Éxodo? Para quienes les gusta la numerología bíblica saben que, aunque estos fueron hechos reales, también tienen una connotación simbólica, en el sentido de que el hecho de que las plagas de Egipto fueran 10 nos habla de que la destrucción que experimentó la nación egipcia fue plena y contundente en el tiempo de Moisés. Y el hecho de que los mandamientos del Sinaí fueran 10 nos habla de la plenitud de vida que el Señor quería que su pueblo experimentara al obedecerlo.

El Nuevo Testamento sigue esta línea simbólica de los números. Por ejemplo, ¿recuerdas los 10 mil talentos que debía el siervo de la parábola de los dos deudores en Mateo 18 o las 10 vírgenes de la parábola de las vírgenes de Mateo 25? En ambos casos estas parábolas de Jesús incluyen un lenguaje simbólico. En el caso de quien debía 10 mil talentos su deuda ilustraba la deuda plena e imposible de pagar que poseía este siervo ante su rey. Y en el caso de las 10 vírgenes nos habla de que ellas representaban la totalidad del pueblo de Dios y que parte de ellos podría que no estuvieran listo ante su regreso.

Lo mismo podríamos decir de Deuteronomio 7:9 y las “mil generaciones” que Dios tendría misericordia de quienes guardaran sus mandamientos y los “mil días” fuera de la casa de Dios que habló el salmista en 84:10. Ellos usaron el número 10 o un múltiplo de este para ilustrar lo tremendamente bien o tremendamente mal que les podría ir ya sea obedeciendo al Señor o alejándose de su presencia, respectivamente. En este sentido y sin afán de ser dogmático con lo que voy a decir porque sé que hay varias interpretaciones del milenio y porque el hecho de que sea simbólico o literal no es relevante para nuestra salvación en Cristo ni para nuestra unidad como cuerpo, a muchos nos parece que el milenio descrito por Juan representa el reinado pleno que Cristo está ejerciendo desde los cielos ya que Apocalipsis 20:4 afirma que quienes reinaron con él por mil años son almas de personas muertas. No son personas vivas. Revisa el texto y verás que dice que fueron decapitadas y ahora viven delante del trono de Dios. Ahora, si tú ves este pasaje con lentes literalistas, probablemente no comprenderás el punto que estoy planteando.

6) Porque en ninguna parte de la Biblia se habla de un milenio.

Revisa todo pasaje profético del Antiguo y Nuevo Testamento y verás que en ninguna parte se habla de un período futuro de mil años. ¡En ninguno! Exceptuando Apocalipsis 20:1-10, no hay ningún otro pasaje en la Escritura donde se especifique ese período de tiempo. En este sentido, que Apocalipsis lo diga no necesariamente significa que será literal. Lo más probable es que sea una visión simbólica. Por eso, muchos de quienes nos consideramos “no dispensacionalistas” creemos que no tiene lógica modificar todos los eventos del porvenir descritos a lo largo y ancho de la Escritura a causa de unos cuantos versículos. No tanto porque no se pueda hacer eh, sino porque hacerlo contradice Mateo 13:24-30 y 36-43 que habla de que al final de este siglo solo quedarán el trigo (los justos), porque hacerlo contradice Mateo 25:31-46 que dice que después del juicio de las naciones seguirá de inmediato la eternidad y porque contradice 2 Pedro 3:1-13 que dice que inmediatamente después del juicio le seguirán los cielos nuevos y tierra nueva. Es decir, lo que enseñaron el Señor Jesús y el apóstol Pedro en dichos pasajes chocan con un milenio literal y el milenio literal choca con esos pasajes. ¿Se contradice entonces la Escritura? ¿Se equivocaron Cristo y el apóstol Pedro al hablarnos de los eventos del porvenir? ¿Juan, el escritor de Apocalipsis, no conocía las enseñanzas de Jesús y Pedro y quiso contradecirlos al meter mil años después del fin del siglo y del juicio final? ¿O no será que somos nosotros en la actualidad los que preferimos entrechocar estos pasajes con tal de no desaferrarnos del milenio literal que el dispensacionalismo nos ha enseñado?

Quienes creemos en un milenio simbólico apelamos a que mirarlo de esa manera favorece la unidad total de la Escritura sin contradecirla, cosa que no pasa cuando quieres adaptar toda la doctrina escatológica de la Biblia a unos pocos versos que hablan de mil años “supuestamente” literales y que provocan que se contradiga. ¿No es mejor hacer lo primero que lo segundo? ¿No es más lógico darle el aval a lo simbólico y de este modo preservar la unidad de la Biblia en lugar de insistir de que es literal y provocar que la Biblia se contradiga?

7) Porque al creer en un milenio literal se cae en algunas incongruencias.

Antes de terminar esta entrada, permíteme mencionar por lo menos cuatro incongruencias en las que cae quien defiende que el milenio de Apocalipsis será literal. A continuación, explicaré la primera y en la siguiente entrada el resto.

a) Quien cree en un milenio literal cae en la incongruencia de creer que Apocalipsis fue escrito cronológicamente.

Un error del dispensacionalismo no solo es interpretar Apocalipsis literalmente, sino pensar que está escrito cronológicamente. Una lectura superficial del libro demostraría que Apocalipsis es una colección de visiones que Juan tuvo y que entonces compiló, pero que no necesariamente ordenó cronológicamente. La mayoría de visiones de Juan efectivamente parecen tener un flujo ordenado de narración, pero no todas fluyen ordenadamente. Por ejemplo:

Apocalipsis 6:12-17 describe al Cordero abriendo el sexto sello y a los seres humanos escondiéndose aterrorizados porque el día del juicio ha llegado. La pregunta es: ¿no es muy temprano en la narración como para que Juan ubique aquí el día del juicio? Pero allí dice que sí y Juan hasta describe los sentimientos que experimenta la humanidad ante dicha realidad.

Apocalipsis 12:1-2 describe el nacimiento de Cristo y hasta el intento del rey Herodes de asesinarlo cuando era niño. ¿Por qué la narración retrocede hasta los primeros capítulos de Mateo si ya vamos a la mitad de Apocalipsis? Pero Juan retrocede. Es más, hasta nos habla de la ascensión de Cristo (12:5) descrita en Hechos capítulo uno.

Apocalipsis 19:11-21 describe la Segunda venida de Cristo e inmediatamente habla del milenio (Apocalipsis 20:1-10). ¿Pero no ya vimos que el Nuevo Testamento enseña claramente que el día en que Jesús regrese se llevará a cabo el juicio (Mateo 25:31-46)? ¿Por qué entonces Juan pone el milenio después de la Segunda venida y no el juicio?

R/ Porque Apocalipsis no es una narración cronológica en su totalidad, sino que, así como describe adelantos describe retrocesos que nos confirman que no todo fluye de forma ordenada. La pregunta es: ¿qué sucederá después de que Cristo vuelva a la tierra conforme lo enseña el Nuevo Testamento? ¿Cuál es el evento que Cristo y el apóstol Pedro aseguraron que seguiría inmediatamente después del regreso del Señor? Ya lo dije, el día del juicio (Mateo 25:31-46 y 2 Pedro 3:1-13), no el milenio.

En este sentido, Apocalipsis 20:1-10 (donde se describe el milenio) es una visión intercalada en la narración, así como las visiones intercaladas de Apocalipsis 6:12-17 (que describe el juicio) y de Apocalipsis 12:1-2 (que habla desde el nacimiento hasta la ascensión de Cristo). Si Apocalipsis fuera un libro cronológico no tendría adelantos y retrocesos en su narración y de paso, después de la Segunda venida de Cristo (descrita en Apocalipsis 19:11-21) le seguiría el juicio final (descrito en Apocalipsis 20:11-15), no el relato del milenio. ¿Por qué? Porque eso es lo que enseña el resto del Nuevo Testamento en Mateo 13, Mateo 25 y 2 Pedro 3.

En resumen: ¿por qué Apocalipsis no describe el día del juicio al nomás regresar Jesús a la tierra? Porque no todo el libro está escrito cronológicamente. ¿Por qué entonces se describe el milenio? Por lo mismo, Apocalipsis no es un escrito cronológico como tal. Si así fuera no tuviera ese cambio de direcciones hacia el pasado y hacia el futuro mientras se desarrolla la narración.

Continúa leyendo la Vigésimoctava parte.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

La crisis actual de la música cristiana (Novena parte)

Ocho áreas en crisis del ministerio musical. Esta