Los Minions, las películas animadas y el mal

Los Minions, las películas animadas y el mal

- en Cine, películas y reflexiones
3755
9


Cuando el mal no es tan malo.

Recientemente fui a ver la nueva película animada de Universal Estudios: “Los Minions”. Obvio, después de ganarse el corazón de niños y grandes en las dos partes de “Mi Villano Favorito”, se merecían la propia, ¿no?

La verdad tiene momentos hilarantes y de mucha risa; sin embargo, mientras reía, a veces a carcajadas, mi conciencia me daba una que otra punzada.

Desde hace varios años he notado la misma tendencia en el cine animado en cuanto al tema del bien y el mal. Películas como “Megamente”, que trata de un villano que al final se convierte en héroe (sin dejar de ser villano); “Ralph, El Demoledor”, que trata de un personaje de juegos electrónicos que funge de malo pero que al final se convierte en bueno (sin dejar de ser malo) y las dos “Mi Villano Favorito” donde el personaje principal, Gru, adopta a tres niñas huérfanas (otra vez: sin dejar de ser villano), me han venido inquietando un poco.

Yo recuerdo que de niño y adolescente las caricaturas y películas animadas eran distintas, en esas el bueno era verdaderamente bueno y el malo era verdaderamente malo. No había puntos intermedios. El bien vencía al mal y nunca el mal derrotaba al bien. Las películas de hoy parecen haber adoptado otra filosofía: el bueno no es tan bueno y hasta puede ser malo, y el malo no es tan malo y a veces es mejor que el bueno. ¿Percibe el mensaje?

Pura ambigüedad.

“Los Minions” sigue esa temática, son seres graciosos, tiernos y entrañables; sin embargo, pueden servir al mal y salirse con la suya. Como me dijo mi tío Juan Benavides: “pareciera que el mensaje de la película es que el mal es divertido”. Y yo añadiría: y que no tiene consecuencias.

Para quienes a esta altura estarán pensando: “¡No puede ser! ¡Ya nos va a decir que no la vayamos a ver” Pues no, no voy a decir eso. Lo que sí voy a decir es que los padres de familia deberían de aprovechar este tipo de películas para propiciar conversaciones que aborden el tema del bien y del mal. ¿Por qué? Porque de forma sutil, muy sutil, la industria cinematográfica está socavando los valores más elementales que deben fundamentar la niñez. Y están utilizando películas como esta para acondicionar las mentes de la nueva generación para que no vean como bueno lo que es bueno y como malo lo que es malo.

A Hollywood no le importan sus hijos, a ellos solo le interesa vender, divertir y entretener a costas de semillas de antivalores que están sembrando en la mente de los más pequeños. Y si los papás no toman la batuta de la formación de valores de sus hijos entonces el cine lo hará y a la postre usted, su familia y la sociedad cosecharán los frutos de su negligencia. No se engañe… ni el gobierno, la iglesia ni el sistema educativo podrán reemplazar el papel que Dios mismo, a través de la Escritura, le ha asignado a los padres a realizar.

Mire, mi abuelo fue pastor de las Asambleas de Dios entre las décadas de los 50´s y 70´s hasta que falleció en un accidente a finales de los 80´s. Como miembro del comité ejecutivo nacional tenía que cumplir con algunas normas no escritas para estar a la altura de la posición de liderazgo que ostentaba. Una de ellas: no ir al cine.

Si no lo sabe, en la actualidad algunos círculos evangélicos de mi país ven como pecaminoso que un cristiano asista al cine, ¡ni se diga un pastor! Ahora imagínese cómo era durante la época de mi abuelo. No solo era pecado, sino que dicho acto podría ameritar una disciplina y hasta una separación temporal del ministerio. «¡¡¡Es que es pecado sentarse en silla de escarnecedores!!!» se escandalizaban los hermanos amparándose en el Salmo 1:1. Lo interesante es que mi abuelo, aun estando enterado de esto, ocasionalmente llevaba a mi mamá y a mis tíos a ver una que otra película. ¡Mis respetos al abuelo!

Mi mamá me cuenta que cuando los llevaba al cine y aparecía alguna escena o conversación inadecuada, al final, cuando regresaban a casa, él les hablaba de esa escena o conversación y los orientaba en cuanto a qué estuvo bien y qué estuvo mal de lo que vieron. Ahora, si él hacía eso hace más de 50 años, ¡cuánto más los padres de esta generación deberían de hacer lo mismo!

Si usted es un papá responsable o mejor dicho: un cristiano responsable, cuando vaya a ver “Los Minions” o cualquier película animada que presente el bien y el mal de forma ambigua, no permita que Hollywood defina en sus hijos los valores más elementales de una conciencia sana, ¡hágalo usted mismo!

Sí, cada quien es libre de decidir qué películas ir a ver con la familia, pero vamos, no sea ingenuo y crea que las películas son neutrales y que no tienen repercusión en la mente de la niñez. ¡Vaya que sí la tienen! Por lo tanto, después de finalizadas películas como esta oriente a sus hijos, edúquelos… fórmelos.

Noel Navas.

9 Comentarios

  1. Vi el extra de la película en línea y me dio risa hasta que mis 3 hijos me pidieron ir a verla, d lo cual nos decidimos analizar la película y la primera alerta roja fue: 1) al salir los minions del agua y uno de ellos se ve desnudo, se mete al agua y se cubre, pero no sus partes sino abiertamente se muestra su tendencia. 2) el minions que se desnuda en el pasillo y anta en tanta y roooooja. 3) cuando el minion esta en el jacuzzi esta abrazado de dos hidrantes sugiriendo dos mujeres con extra extra??? Exacto. Como padres somos responsables ante Dios de lo que entra a la mente de nuestros hijos.
    Para terminar mi ponencia, ayer en la noche vi a una iglesia Salvadoreña de un pastor que se divorcio llevando a los niños de la iglesia a ver esa movie. Me lleve el chasco de mi vida ya que los Mínimos son seres asexuales con más tendencia homosexual que nada y ver a una iglesia promoviendo eso, me llena el corazón de duda y aun de integridad de parte de los líderes cristianos de esta iglesia.

  2. Muy cierto Noel. Dios bendiga tu ministerio.

  3. Hola Noel Dios te bendiga… siempre me gustado leer tu blog aunque creo que nunca te había escrito…. pero lo leo desde hace años… me gusta la forma en que presentas los artículos y el tiempo que dedicas para investigar y analizar… Espero que sigas escribiendo y que siempre Dios te de la sabiduría y herramientas para seguir haciéndole…

    Bendiciones

  4. antes de ver trailler pense que estaban exagerando!! pero tiene toda la razon es una pelicula con varios mensajes y no sutiles, considero que son directos!… estoy de acuerdo! con llevar esa conversacion o es mas primero ver yo la pelicula mi bebe no tiene ni un año me preocupa como estara todo cuando el sea un joven , Dios por favor protege el corazon de nuestros Hijos!

  5. Buen artículo Noel, Bendiciones.

  6. FELICIDADES!
    Excelente artículo. Tengo un hijo de 3 años y medio, no la hemos visto, sin embargo la curiosidad es inevitable al ver los trailers en el cine. De hecho, mi esposa y yo tenemos mas curiosidad de verla que mi hijo, jaja.
    Sin duda, este artículo hará que muchos ENCIENDAN SUS ANTENAS ESPIRITUALES (Comenzando conmigo).
    En este momento será compartido con TODOS mis contactos.¡MUY BUENO!

  7. Totalmente nuestra responsabilidad, el espiritu de nuestros hijos se ve amenazado ante tanta mentira y antivalores que Holliwood enseña.

  8. Es definitivo que es imposible ir por la vida y únicamente encontrase con ese buenas o únicamente con buenos ejemplos uno mismo puede ser un mal ejemplo para nuestros hijo sin darnos cuenta. Y lo que de dice es fundamental hay que enseñarles a nuestros hijos lo que es bueno y lo que es malo. Basado en la palabra de Dios y en versículo que dice Instruye al niño en el temor a Jehová y de grande el no se apartara. Eso es una promesa que proviene de Dios. Bendiciones y muy objetivo su punto.

  9. Hola Noé, muchas bendiciones.
    Esa tendencia de la que tu hablas ya la había notado en algunas series infantiles y de adolescentes como el caso de «Lazytown» con su personaje Robbie Rotten o en «Phineas y Ferb» con el famoso Dr Heinz Doofenshmirtz. en ambos casos estos villanos creo que son casi los personajes principales y que en ninguno de los casos caen mal, todo lo contrario.
    Debemos tener mucho cuidado con nuestros hijos.

    muy bueno tu blog, que Dios siga usando tu vida y tu ministerio.
    Dios bendiga.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

¡Adquiere «100 canciones con versos cuestionables»!