«Megamente»

«Megamente»

- en Cine, películas y reflexiones
5173
5


MegamenteDescubra su verdadera vocación.

La he visto dos veces. Una con mi tío Juan Benavides y otra con mi hermano David y su familia que vinieron desde Qatar (Medio Oriente) a pasar Navidad en el país. Fue hasta que la vi por segunda ocasión que me llamó la atención una frase que Metroman (el héroe que lucha contra Megamente) utilizó dentro de la película. Es una que tiene que ver con el arte de componer. Antes de compartírsela le dejo una reseña muy interesante de esta película de “Dreamworks” y que el periódico “La nación” (de Costa Rica) publicó hace unas semanas. Al final encontrará una breve reflexión al respecto relacionada al mundo de la composición.

Megamente se debate entre el bien y el mal
El villano más brillante de Metro City descubrirá que el mal no es todo lo que habita en su corazón. Esta semana se estrena una animación en 3D que, a punta de errores, romance y decisiones, pretende revolucionar las historias de superhéroes.

Hacer el mal es para lo que ha nacido el genio azul de Megamente; o mejor dicho, al menos eso es lo que piensa el villano más cabezón, rudo y poco exitoso de Metro City.

Esta semana, en la cartelera nacional, se estrena Megamente (Megamind, 2010), filme de animación en 3D, que enfrenta al bien y al mal en el trillado mundo de los superhéroes, pero que añade la experiencia del arrepentimiento, la redención y el cambio radical de vida.

“Megamente es una historia de superhéroes desde un punto de vista distinto”, dijo el director de la película Tom McGrath, en las notas de producción del filme.

En su reto diario por conquistar Metro City, el villano de Megamente tiene un rival que le frustra todos sus planes: se llama Metroman, el aclamado y engreído héroe de la ciudad.

¿Cómo triunfar ante la desmedida fuerza de Metroman?

Cuando en un único, histórico e inesperado día, a Megamente le salen bien sus maquiavélicos planes, Metroman sucumbirá ante el poder del villano y Metro City se rendirá en la tiranía del hombre azul.

Megamente y su amigo Servil –un pescado que habla– celebran su hazaña, destrozan la ciudad y sencillamente hacen lo que quieren. Ambos han llegado al tope de sus carreras y de sus propias vidas.

Sin embargo, Megamente no está feliz… algo sucede en el corazón del villano. A falta de un héroe a quien enfrentar, Megamente se aburrirá en su propia abundancia.

“La relación entre Metroman y Megamente es la clásica dicotomía superhéroe/supervillano. Los villanos más icónicos son un reflejo invertido y distorsionado del héroe. Sin embargo, en Megamente la relación es simbiótica: uno puede vivir sin el otro”, dijo la directora de desarrollo fílmico, Catherine Yuh Rader.

Para llenar su vacío, Megamente creará su propio superhéroe y lo adiestrará para que se vuelva en su contra. Eso parece ser una brillante idea, aunque en realidad será todo lo contrario.

Un amor inesperado, un par de duras lecciones y la fuerza de la amistad, cuestionarán el alma de Megamente, quien tendrá que decidir entre el bien y el mal, o más bien entre su felicidad y su eterna tristeza. ¿Será que en verdad nació para hacer el mal o alguien se lo hizo creer?

“Esta es una historia clásica de redención, pero lo que es diferente es que no hemos visto un supervillano vivir estas experiencias antes; evolucionar y convertirse en algo que nunca esperó”, analiza la productora de la película, Lara Breay, en las notas de producción de la cinta.

Pero la historia no solo es de Megamente o del grandioso Metroman; en el argumento se agregarán dos componentes indispensables: la periodista Roxanne y su camarógrafo Hal.

Roxanne es la típica chica que cualquier héroe buscaría conquistar, mientras que Hal es solo Hal, bueno, al menos hasta que cae en las manos sucias de Megamente.

“El filme es sobre las relaciones entre Megamente, Roxanne, Metroman y Hal. Así que tenemos lo que podemos llamar un cuadrángulo amoroso, en vez del triángulo típico”. expresó McGrath.

“Eso hace más interesante a la película, por la dinámica entre los personajes, las relaciones que crecen y se desmoronan”, agregó el director.

Con unos gráficos en tercera dimensión de sobresaliente calidad y una atmósfera animada que invita a la acción, Megamente vuela como sus personajes al tope de los rascacielos de Metro City.

Es una cinta creada para el entretenimiento puro, pero eso sí, debe quedar claro que el filme no es necesariamente una fábrica de risas, también invita a una reflexión posterior.

Al final, Megamente terminará en la encrucijada más extraña de su vida: el amor lo empuja al bien, pero sus convicciones más arraigadas al mal. ¿Qué camino tomará el villano?

Megamente nos habla de redención. Su mensaje es básicamente que no importa lo que la vida nos da y no importa cuánto nos equivocamos, nunca es demasiado tarde para tomar las decisiones adecuadas. Finalmente, Megamente alcanza su verdadera naturaleza”, concluye McGrath (1).

UNA BREVE REFLEXIÓN PESONAL:

En un momento de la película, cuando Metro City parece sucumbir ante el poder destructor de Titán (el héroe creado por Megamente), Megamente le pide ayuda a Roxanne para encontrar el cuartel secreto de Metroman y allí descubrir la forma de destruir a Titán. Para sorpresa de ambos Metroman no estaba muerto, sino que simuló su  muerte con el fin de tomarse unas vacaciones en casa, pero más que vacaciones descubrirse a sí mismo y encontrar su verdadera vocación: La música.

Cuando Megamente y Roxanne piden una explicación de por qué fingió su muerte Metroman dice:

De acuerdo, ambos se merecen la verdad. Aquel día no estaba en lo que estaba. Era un poco más de lo mismo. De modo que utilizando mi súper velocidad decidí salir a despejarme. Entonces comprendí que llevábamos montando esa misma pantomima toda la vida. Intenté alejar mis pensamientos de lo que sentía, pero estaba estancado. Me di cuenta que a pesar de todos mis poderes cualquier ciudadano de Metrocity tenía lo que yo no tenía: La posibilidad de elegir. Siempre he tenido que estar donde la ciudad ha querido que esté, pero meditando en lo que quería hacer de repente se hizo la luz: ¡Claro que podía escoger! ¡Podía ser lo que yo quisiera! Nadie dijo que tenía que ser un héroe para toda la vida, pero tampoco podía renunciar. Entonces fue cuando tuve la idea de fingir mi muerte.

Dirigiéndose a Megamente añadió:

Cuando cayó sobre mí tu rayo de la muerte me sentí más vivo que nunca. Tomé un esqueleto de un hospital cercano y Metroman por fin había muerto… ¡Y Musicman había nacido!

¿¿¿Musicman???Preguntó Roxanne.

¡Para aprovechar el logo!Responde MetromanPor fin fui libre para desarrollar mi auténtico poder: ¡¡¡Componer letras mágicas!!!

De inmediato Metroman tomó una guitarra eléctrica y tarareó una especie de canción propia y Roxanne comenzó a quebrarle todo tipo de objetos sobre la cabeza para luego Megamente suplicarle que vuelva al oficio de súper héroe y salvar la ciudad. A lo que Metroman responde:

He tardado mucho en dar con mi verdadera vocación, creo que ha llegado la hora de que des con la tuya.

Es entonces que se desarrollan una serie de eventos que llevan a Megamente a convertirse de villano a héroe.

Y usted y yo… ¿Ya habremos dado con nuestra verdadera vocación?

Noel Navas.

Notas:

(1) http://www.nacion.com

5 Comentarios

  1. Nuestra verdadera vocacion?… ijole.. realmente tengo como 15 años de dedicarme a lo que hago.. en diferentes «frentes» y siempre lo he disfrutado, sufrido y saboreado.. empero aveces he llegado a creer que mi verdadera vocacion no es solamente aquello a lo que me dedico y me causa cierta satizfaccion.. sin no la que JesuCristo da.. mediante la fe. Yo realmente creo qeu este año que se aproxima me dara la pauta para endender cual es mi verdadera vocacion… a ver que tal.

  2. ALBERTO: Esa sensación la sentimos todos más de alguna vez, te lo digo porque converso con mucha gente y muchos me manifiestan ese sentir, je. El punto es caminar en pos de eso que creemos que es a lo que Dios nos ha llamado.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Edward Aparicio

    No tengo palabras, que gran película!!!!. Por cierto me identifico muchísimo con Metroman jejeje……

  4. EDWARD: Jajaja, interesante!! Igual yo, je.

  5. es una película maravillosa me facino todo tiene comedia,suspenso y accion en realidad es perfecta

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

¡Adquiere «100 canciones con versos cuestionables»!