Cómo elaborar listas de canciones (Cuarta parte)

Cómo elaborar listas de canciones (Cuarta parte)

- en Cómo elaborar listas de canciones
2187
9


Listas de cantos 410 Principios que pueden ayudarle en esta tarea.

Ya vimos El principio de los índices, El principio de la sensibilidad, El principio del tema, El principio del trabajo en equipo y El principio de la introducción. A penas vamos a la mitad del camino. Nos faltan 5 principios más. Espero que lo que he compartido con usted hasta el momento haya comenzado a ayudarle en su labor semanal de confeccionar listas de cantos para sus ensayos y por supuesto para las reuniones de adoración. Continuemos entonces con los demás.

 

6. El principio de los ejes
“La lista de cantos debe incluir tanto horizontales como verticales”.

Desde hace unos años para acá se ha manejando dentro de la jerga musical evangélica los conceptos de canciones verticales y canciones horizontales. Definiciones muy válidas para diferenciar dos tipos de canciones que existen en el ámbito cristiano. Por canciones verticales entendemos aquellas que hablan directamente a Dios y por horizontales las que hablan directamente a las personas o hacia nosotros mismos.

Por ejemplo, podríamos catalogar como canciones verticales:

Te alabaré mi buen Jesús
Bendito Jesús
Eres digno de gloria
Etc.

Y como canciones horizontales:

Ven, es hora de adorarle
La casa de Dios
Oh ven ante la majestad
Etc.

¿Cuántas canciones verticales y cuántas horizontales debe poseer una lista de cantos? No hay nada establecido al respecto. Es pura decisión del director, según lo que pretenda alcanzar en la reunión de adoración y el repertorio que maneje su equipo de alabanza.

En lo personal yo recomiendo que únicamente la primera o las dos primeras canciones sean horizontales. ¿Por qué? Porque si se aplica El principio de la introducción entonces esas canciones idealmente deberían hablar a la congregación e invitarla a celebrar y adorar. Luego de esas dos primeras las demás deberían ser verticales, tanto las rápidas como las lentas.

¿Se pueden ubicar canciones horizontales en medio de la lista de cantos? Claro que sí, como dije antes no hay nada establecido al respecto. Si el director de adoración considera que una canción horizontal va a sumar al tiempo de alabanza ubicándola en medio, vamos, que lo haga. Todo es cuestión de evaluar si realmente contribuirá al espíritu de adoración de la reunión.

¿Qué de las canciones horizontales al momento de los cantos lentos? También podría ubicarse alguna dentro de la lista, pero dependería de lo que diga la letra de la canción. Mi recomendación sería que todas las canciones lentas fueran verticales, pero si se metiera alguna horizontal en la adoración debería ser exactamente al inicio de ese momento. La visión del director de alabanza durante ese tiempo debe ser que la congregación se concentre en Dios y no en ellos mismos. Pero si considera que una canción horizontal va a ayudar a lograrlo y luego introduce las verticales, está bien. Reitero: Es cuestión de lo que decida el director según lo que pretenda alcanzar en la reunión y según el sentir que perciba durante ese tiempo.

¿Se podría elaborar una lista de cantos solo con canciones horizontales? Una vez más eso es decisión de cada director. Se podría porque se podría; sin embargo, cuando se pretenda hacer eso cabe muy bien recordar las palabras de Jesús Adrián Romero escritas en la portada del disco: “Te daré lo mejor”, donde dice: “Muchos de los ministerios de alabanza y adoración, el mío incluido, hemos dedicado gran parte de nuestra música para animar a la iglesia, clamar por nuestras necesidades o ministrar al corazón de personas heridas. Y el área más importante a la cual hemos sido llamados a ministrar continua descuidada. Pero el Espíritu Santo en estos días está inquietando a los hijos de Dios alrededor del mundo a llevar a cabo nuestra tarea más importante: ministrar al Señor, tocar su corazón, satisfacer sus anhelos. Algo maravilloso está sucediendo alrededor del cuerpo de Cristo. Estamos empezando a ver un despertar en el área de ministrar al Señor. La iglesia quiere bendecir al Señor más que ser bendecida. La iglesia quiere dar al Señor más que recibir de él”.

Para conocer un poco más algunas convicciones mías sobre las canciones verticales y horizontales le invito a leer la serie de artículos que unos meses atrás escribí titulados: Composición vertical. 

7. El principio de la continuidad
“Después de terminar cada canción continúe con la siguiente”.

Soy un fiel creyente de este principio. Cuando el director de adoración dirige el tiempo de alabanza no debería dejar mayor espacio entre canto y canto. Cuando termine una canción no deberían pasar más de 10 segundos cuando el equipo de alabanza ya debería haber comenzado la introducción de la siguiente.

La dirección de la alabanza es continuidad. Cuando se termina una canción generalmente la congregación se expresa en aplausos delante de Dios, ¿verdad? Por lo tanto, el director de adoración estratégico no debería permitir que los aplausos decaigan antes de iniciar la próxima canción. Continuar lo más inmediatamente posible le da unidad al tiempo de alabanza. Las personas se sienten motivadas a acompañar al director y no se sienten frenados ni interrumpidos.

A mi modo de ver la dirección de la alabanza es como montarse en un avión y despegar. El problema de muchos directores es que despegan de a poquito. Cuando permiten demasiado espacio entre canto y canto es como decirle a la congregación: “¿Vieron qué bien se sintió tomar impulso? ¡Entonces frenemos y volvamos a iniciar el despegue!”

Vamos, eso no se hace. Si usted va al aeropuerto nunca verá a un piloto retomar el inicio de la pista para volver a despegar. No, él comienza el despegue y no quita el pié del acelerador hasta que surcó las alturas. Entonces, haga usted lo mismo. Comience una canción y despegue. Cuando la termine permita que la gente se exprese en aplausos al Señor pero lo más inmediatamente posible inicie la otra. Haga lo mismo con el resto de canciones y verá cómo despega hacia arriba el tiempo de adoración congregacional.

Una palabra de exhortación para los directores de adoración que les gusta hablar entre canción y canción:

“¡Hey mano! ¡No hagas eso! El predicador es tu pastor, no tú. Tú solo fuiste llamado a proveer a los hermanos la mejor oportunidad para que puedan expresarse en alabanza. ¡No lo estropees! Aunque tienes la potestad de dirigirte con palabras a la congregación no abuses de ese privilegio. No frenes el tiempo de alabanza, mete el pié al acelerador y surca los aires de la presencia de Dios con cánticos”.

“¡Ay hermano!…» Dirá alguien, «¿No cree que está siendo demasiado severo?”

Probablemente.

La verdad es que solo siendo claros es que un director de alabanza hablantín podrá entender.

¿Se imagina a su pastor interrumpir el sermón cada cinco minutos porque se acordó de una canción? ¿Se lo imagina cantando vez tras vez frenando la predicación porque quiere cantar con los hermanos sus canciones favoritas? ¡Pues así se comportan los directores de alabanza que predican entre  canto y canto! Frenan el tiempo de alabanza para compartir los sermoncitos que se le ocurren en cada pausa.

A mí me tocó aprender esta lección de una forma un poco vergonzosa.

Resulta que en mi anterior iglesia yo era uno de los directores de adoración. Durante esa época yo era la cuarta opción para dirigir. Antes de mi habían tres directores mejores que yo. Cuando ninguno de ellos podía entonces me asignaban el turno. En una ocasión pasó que ninguno de los directores estaría en la reunión dominical y cuando tocó escoger quién dirigiría me propusieron a mí. “¡¡¡Nooo!!!” se dejó oír un grito detrás de la batería. Todos volteamos. Era el baterista de pié alzando sus dos baquetas haciendo señales de “no”y diciendo: “¡Nooo… Noel no! Es que predica entre canto y canto!”

Vaya forma de aprender que no debía decir nada entre canción y canción.

Como no había otro el domingo siguiente me tocó dirigir. ¿Qué cree que hice? ¡Recordé las dos baquetas de mi amigo! No dije nada después de finalizada las canciones. Cuando terminaba una los músicos comenzaban la siguiente sin pausas. Cuando terminó la reunión y me preparaba para bajar de la plataforma el pastor pasó detrás de mí y me dio una palmadita en el hombro diciendo: “¡Así se dirige la alabanza! ¡No digas nada entre canción y canción!” Y se fue.

Lección aprendida.

Para lograr el tipo de continuidad de la lista de cantos de la que estoy hablando el director de adoración debería morderse la lengua, No, no es cierto. Debe conversar con todo el equipo de músicos y cantantes y establecer cuánto tiempo esperarán entre canción y canción. Mi sugerencia es que no esperen más de 10 segundos o que estén atentos a que cuando los aplausos de la congregación comiencen a decaer entonces iniciar la siguiente canción.

La continuidad en la alabanza es cuestión de comunicación. Comunicación entre el director de alabanza y los músicos, y de los músicos entre sí. Si el líder de alabanza da la directriz de no esperar muchos segundos después de cada canción puede estar seguro que tendrán un despegue como debe de ser.

Continúa…

9 Comentarios

  1. WOW! Puedes tu adorar cuando la letra es solo horiozontal?

  2. DJ: Interesante pregunta. De una vez te puedo decir que sí, porque todo lo que hacemos debe dar gloria y honra a Dios, o sea, nuestra vida misma es adoración.

    Pero siendo estricto con el acto mismo de adorar dependería de qué exactamente diga la canción para determinar si te estás comunicando con Dios o con las personas. Si la letra habla de Dios, es decir, en tercera persona, pues podríamos decir que sí se esta alabando y adorando. En su concepto mmás simple alabar es elogiar a alguien delante de otros. Por eso si la letra habla de los atributos de Dios, por ej., podríamos decir que sí.

    Por el otro lado, si la canción le está hablando a la gente, invitándola a unirse a celebrar y adorar, entonces no es adoración propiamente dicha, sino que como director de adoración estás cumpliendo parte de tus responsabilidades de invitar a la congregación a que se una a ti a exaltar al Señor. Es como si estuvieras adorando indirectamente.

    Espero haberme dado a entender, saludos desde Costa Rica!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Gracias Noel.
    Especificamente, al hablar de «adoracion horizontal» me recorde del canto de «Si tanto te amo, porque ahora le das la espalda….(Coro) El no pereció, dejó la tumba vacia…»

    Me es dificil levantar mis manos en el verso.
    Quizas es por mi mente cuadrada.

    Creo que los cantos «horizontales» deberían ser en en jubilo, pero claro ese es mi punto de vista…
    y como dice el Hno. Vicente Fernandez…»mi palabra no es la ley…» (version modificada para sostener mi punto).

    DJ Berges

  4. DJ: Mano, opino lo mismo que vos. Igual siempre hay que estar abiertos y evaluar lo que la letra de las canciones dicen.

    Gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Maestro Noel,
    El punto numero siete es muy cierto y la serie esta super. Estoy aprendiendo mucho 😉

    Adelante amigo! a ver cuando nos conectamos.

    PS: enviame un IM en skype.

    Paz y Bendiciones,
    Pedro Sanchez, Jr.

  6. PEDRO: Un gusto leerte, gracias por comentar y a ver cuándo conversamos. Tú dime y yo me programo.

    Dtb.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. Gracias Noel por lo que escribes, creo que yo pegue un AUCH grande porque se que aveces me paso de hablar entre cancion y cancion, soy la esposa del Pastor y la directora de la alabanza y a veces me es dificil solo cantar siempre tiendo a predicar, pero estoy aprendiendo y quiero hacerlo mejor sin quitarle a mi esposito su tiempo 🙂 Gracias.

  8. dios te bendiga y te continue dando estrategias para adorarle y alabarle con exelencia y ayudar a muchos como yo que estamos comenzando en este ministerio y que tenemos tsntas preguntas, como es ente caso nuestro pastor nos comunico que el desea que entre cada cancion que vayamos a interpretar pronunciemos un versiculo biblico que hable de la cancion en cuestion a mi parecer es hacer que la persona que esta sumergida en la presencia se desconecte porque debera escuchar lo que la adoradora en turno vaya a decir, ayudeme hermano deme una orientacion porque es un ministerio que no exitia en la congregacion y que estamos levantando para exaltar al Señor pero quisieramos hacerlo con exelencia y conocimiento no tenemos director como tal sino un hermano que tiene conocimientos de musica y de algunos instrumentos y es quien esta cumpliendo esa labor pero que al igual que nosotras es nuevo en los caminos del Señor pero tiene mucha dispocion de servirle y todo el grupo queremos hacerlo bien

  9. SUHAY: Hola! Gracias por tu pregunta, espero poder contestarla. Para comenzar si el pastor lo pidió hay que obedecerlo, pero si sienten, como entiendo en tu comentario, que eso frena la continuidad de la adoración, pues les animaría a que hablen con él y le compartan este artículo que acabas de leer. De ese modo tal vez podría flexibilizarse y no poner un texto entre canto y canto, quizá cada tres cantos.

    Pídanselo con amabilidad y pregúntenle si podría acceder a no hacerlo tantas veces entre canción y canción. Sí él les dijera que no e insiste en hacerlo no quedam más que obedecer. Te recomiendo entonces usar los proyectores (si es que usan) y alli pegar el texto bíblico y leerlo con toda la iglesia, de alli, sigan adorando y adorando.

    La verdad nunca había escuchado que alguien sugiriera hacer algo así, excepto en iglesias bautistas de corte muy pero muy ceremonial. Ánimo, tal vez con el tiempo el pastor cambie y permita más continuidad en la dirección.

    Saludos!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

¡Adquiere «100 canciones con versos cuestionables»!