Composición vertical (Segunda parte)

Composición vertical (Segunda parte)

- en Composición vertical
1632
5


VerticalUn equilibrio saludable.

La vez pasada hablé acerca del excesivo énfasis en la verticalidad de la adoración donde quienes defienden dicha posición menosprecian la horizontalidad de algunas canciones. Aunque muchos de nosotros seamos promotores de la adoración vertical no debemos caer en ese tipo de actitud donde pensamos que lo horizontal no debería existir. Debemos tener equilibrio y reconocer que tanto lo uno como lo otro es necesario dentro del culto que damos como iglesia local al Señor. En esta oportunidad presentaré un modelo bíblico de adoración que puede ayudarnos a tener el enfoque correcto en cuanto a la composición de canciones tanto verticales como horizontales.

¿Qué define que una canción sea vertical y otra horizontal? Básicamente a quién va dirigida. Si una canción le habla directamente al Señor, estamos hablando de canciones verticales, que apuntan hacia el cielo, a Dios mismo. Ahora, si la canción le habla a alguien o a un grupo de personas entonces estamos hablando de canciones horizontales, hacia quienes nos rodean, a los hombres.

Como mencioné antes, sí, es cierto que la adoración vertical debe caracterizar nuestra adoración pública, pero también lo es que las canciones horizontales tienen su importancia dentro del repertorio de nuestras congregaciones. El hecho de que la verticalidad sea el principal énfasis de nuestra alabanza no significa que debamos echar por la borda las canciones horizontales. Éstas también son importantes, nunca inferiores a las verticales. Abogo por un equilibrio.

Hasta donde yo recuerdo el primero que habló, o más bien, escribió sobre la doble finalidad (vertical y horizontal) de la adoración congregacional fue Bob Sorge. Antes de él yo no había oído a nadie enseñar sobre el tema. En su libro: “Exploración de la adoración” escrito en 1987 y traducido al español en 1993 por Editorial Vida, Sorge titula uno de sus capítulos: “El propósito completo de la adoración congregacional”. Lo relevante de su aporte es que dicho capítulo afirma que la adoración es tanto vertical como horizontal al mismo tiempo. No de forma separada. Ambas facetas suceden simultáneamente cuando adoramos (1). Interesante, ¿no le parece?

Nosotros hemos sido quienes hemos separado ambos énfasis y eso nos ha ayudado a comprender mejor nuestro papel ante Dios, y el nuestro antes los demás cuando cantamos; sin embargo, percibo que dicha separación ha provocado demasiado énfasis en lo vertical dejando de lado la importancia de lo horizontal.

En lo personal algo que me trajo equilibrio entre la verticalidad y la horizontalidad fue meditar en la conocidísima “Oración del Señor” o “El Padre nuestro”. Esta extraordinaria oración es una guía que el Señor nos dio para la adoración y por qué no decirlo: nuestra composición. Por favor lea lo que dice:

Padre nuestro
que estás en los cielos,
santificado sea tu nombre.
Venga tu reino.
Hágase tu voluntad,
como en el cielo,
así también en la tierra.
El pan nuestro de cada día,
dánoslo hoy.
Y perdónanos nuestras deudas,
como también nosotros perdonamos
a nuestros deudores.
Y no nos metas en tentación,
mas líbranos del mal;
porque tuyo es el reino,
y el poder,  y la gloria,
por todos los siglos. Amén.
Mateo 6:9-13.

¿Lo notó? El Padre nuestro es tanto vertical como horizontal y nunca se contradice a sí misma. Este modelo de adoración incluye ambos énfasis. Aborda tanto la relación con Dios, su nombre, su gloria y su reino, como de nuestras necesidades de pan, perdón y liberación.

Le invito a que evitemos los extremos. Es cierto, debemos cantar y componer cantos verticales que exalten los atributos de Dios y que nos ayuden a enfocarnos en él y su grandeza. Pero no tiene nada de malo que haya horizontalidad en lo que cantamos y componemos. Es legítimo, saludable… ¡Necesario! El modelo de «El Padre nuestro» nos lo demuestra.

Continuará…

Notas:

(1) Sorge, Bob. «Exploración de la Adoración», Segunda Edición, 2002. Editorial Vida. Pág. 101-118.

5 Comentarios

  1. Reina de Ayala

    Que alivio leer algo de esto, y que bueno serìa que lo leyeran nuestros pastores ya que he oido a un par enardecerse aun cuando hablan acerca de la lista de canciones, que su ministerio va a cantar el domingo, si no es cristocentrica o le dicen alabanza sangrienta, (que hable de la sangre de Cristo)la deben excluir.

  2. HNA. REINA: Gracias por su comentario, la verdad no pretende tener la verdad absoluta sobre este aspecto. Pero creo que a veces exageramos el énfasis vertical. Yo uso ese criterio para elaborar mis listas de canciones, pero siempre es bueno tener equilibrio y pensar en ministrar las necesidades de las personas.

    Un gusto leerla.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. NOEL… EXCELENTE Y VALIENTE ARTICULO. MIS RESPETOS.

    Si tuviera que sintetizarlo… diria que hemos perdido de vista el mensaje simbólico de LA CRUZ. Una linea vertical interceptada por otra horizontal. Del punto central (Yo) hacia arriba lo celestial (DIos); hacia abajo, lo infernal; hacia los lados… la sociedad (el projimo) llena de isquierdas y derechas. Que la veradera reconcliacion empieza primero hacia arriba… sin ella no es posible la horizontal… El resultado… ¡Hacia abajo!.

    Y esto vale no solo para la adoracion musical… ¿No te parece?

    Pablo Azael.
    Panama.

  4. DON PABLO: Muy interesante su aplicación. No recuerdo haberla conocido antes. Gracias por comentar.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Gran enseñanza!!
    Especialmente en estos dias ( ya 2014 jeje), en que se menosprecia la alabanza horizontal, aludiendo que Dios es el centro y todo eso. Pero hay algo que no debemos olvidar, a Dios se le adora o alaba no como «CREEMOS» que es lo mas agradable delante de el…sino como EL DICE que le agrada, en Éxodo y Levítico tenemos montones de ordenes y directrices de como QUERÍA EL SEÑOR que se le hiciera el servicio y culto…no me imagino a Moisés diciendo:»mmmmm…ofrenda en la mañana y la tarde, no mejor 2 en la mañana y 2 en la tarde, si mucho mejor!» jejeje…Gracias hermano Noel, no se imagina cuanto esta pagina me ha bendecido, espero algun dia conocerlo y darle las gracias personalmente ( jejejej)

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Duodécima parte)

En la entrada anterior, comencé a intentar responder