Conversando sobre composición con: Abel Zavala (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Abel Zavala (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
7071
5


Del aseo de la iglesia a las naciones.

Cantante, músico y compositor mexicano. Por medio de su pastor, Jorge Sánchez, conoció a Jesús Adrián Romero quien identificó su poderoso llamado a la música. Desde el primer álbum que Jesús Adrián le produjo ha grabado cuatro álbumes de adoración muy apreciados entre la Iglesia cristiana en Latinoamérica. La entrevista la realicé vía Skype.

Abel, muchas gracias por la oportunidad que me das de conversar…

Abel: No, gracias a ti, lo bueno es que pudimos hallar el momento para hacerlo.

Como te mencioné la vez que hablamos por teléfono la idea es conocer tu Aventura de Componer, compartirla con todos y de este modo muchos puedan ser desafiados en su vida de escritores de canciones. Te quiero confesar que la primera vez que supe de ti fue a través de la canción “Jesús mi fiel amigo”, que grabó Marco Barrientos en el disco: “Clamemos a Jesús”. ¿Cómo fue que escribiste esa canción?

Abel: Yo estaba en una escuela ministerial en Ciudad Juárez, Chihuahua, donde está la iglesia “Vino Nuevo”, que por cierto es la iglesia donde por años fue pastor asociado Jesús Adrián Romero. En “Vino Nuevo” nació el movimiento “De hombre a hombre” quienes junto con “Aliento”, de Marcos Barrientos, decidieron grabar el disco “Clamemos a Jesús” en el Zócalo de la ciudad de México.

La canción “Jesús mi fiel amigo” la escribí junto con un amigo, Juan Carlos Hernández, mientras estábamos estudiando en esa escuela de preparación ministerial que te estoy hablando. La escribimos de las vivencias que tuvimos allí. “De hombre a hombre” nunca pensó que un joven de la escuela podía escribir una canción así. Por eso, de repente me llamaron y me dijeron si quería permitir que “De hombre a hombre” y Marco Barrientos la grabaran. Yo me sentí privilegiado que alguien como Marco lo hiciera…

¿Cómo fue que se pusieron de acuerdo para escribir esa canción?

Abel: Como te dije, lo que experimentamos en esa escuela fue lo que nos llevó a componer. Aunque la escuela ya no existe consistió en un estudio intensivo que pretendía establecer una disciplina en nosotros donde hacíamos ejercicio por las mañanas, comíamos saludable, leíamos la Biblia, teníamos un tiempo devocional, sosteníamos tiempos de adoración grupal, leíamos un libro a la semana, etc. ¿No sé si me doy a entender?

Sí, claro…

Abel: Era una escuela que nos transmitía un estilo de vida, evangelizábamos por las calles, visitábamos los hospitales… Todo eso transformó nuestra manera de vivir en tres meses. Y antes de terminar la escuela Juan Carlos y yo estábamos en la habitación y comenzamos a escribir “Jesús mi fiel amigo” (oír en el player). De todas las vivencias que habíamos tenido queríamos decirle a Jesús: “No queremos volver atrás, quédate con nosotros, etc”. Así fue como nació.

¿Cómo se dio cuenta “De hombre a hombre” que escribieron la canción?

Abel: Lo que pasó es que cuando la escribimos se la mostramos a quien se encargaba de la alabanza en la escuela y él decidió mostrarla en una reunión. Cuando el director de la escuela la oyó dijo: “Y esta canción, ¿de dónde la sacaron?” Después la canción comenzó a cantarse en las reuniones de “Vino Nuevo”. Imagínate, “Vino Nuevo” era una congregación en ese entonces de 8,000 personas. De paso, al terminar la escuela los estudiantes se llevaron la canción a sus iglesias y ciudades, y comenzaron a cantarla. Así se dio a conocer. “De hombre a hombre” vio el impacto de la canción y decidieron grabarla.

Después que se grabó en “Clamemos a Jesús”, ¿cambió algo en tu vida?

Abel: ¡Sí! (se ríe)… Desde que salí de la escuela mi vida entera dio un giro por el estilo de vida que nos inculcaron. Al escuchar esa canción vi lo grande que es Dios y que conoce las ganas que le echas.

Abel Zavala 2Al regresar de la escuela yo seguí sirviendo en el grupo de alabanza de mi congregación. Cuando me contrataron a tiempo completo en la iglesia mi deseo era predicar y ministrar, pero el pastor dijo: “No, no, no… ¡Te vas a poner a hacer el aseo de la iglesia!” Esa fue mi primera labor. Francamente fue un tiempo muy difícil para mí.

Cuando hacía el aseo en mi iglesia yo decía: “¡Dios, haz algo! ¿Por qué permitiste que estuviera en una escuela y ahora hago el aseo aquí?” Fue en ese momento que Marco Barrientos grabó mi canción y… ¡Pum!… Reconocí que Dios es grande y comenzó a quebrantar mi corazón. Allí entendí que uno debe hacer las cosas para Dios y en donde sea, y él se va a encargar de hacer algo a través de tu música.

¿Y desde qué edad compones? ¿Cuál fue tu primera canción?

Abel: Bueno, la verdad es que la primera canción que escribí fue “Jesús mi fiel amigo”…

¿La primera?

Abel: La primera canción y a partir de allí se abrió una fuente de canciones que hasta ahorita no se ha detenido…

¿Cuántos años tenías?

Abel: 19 ó 20 años…

¿De verdad no habías escrito nada antes?

Abel: No, pero desde los 12 años yo venía colaborando con el grupo de alabanza de la iglesia y diferentes predicadores que llegaban a la congregación me decían que Dios me iba a dar canciones y que muchas personas las iban a cantar, claro, lo mismo le decían a otros muchachos de la alabanza. Fue hasta ocho años después que nació la primera canción. Todos esos años fueron un período de preparación donde yo oraba: “Señor, ¿cuándo vas a abrir la fuente de canciones? ¿Cuándo me vas a usar?” Y bueno, a la edad de 19 ó 20 años es que comenzó todo.

Esta entrevista fue seleccionada para la nueva edición del libro LA AVENTURA DE COMPONER (CÓMO ESCRIBEN SUS CANCIONES LOS COMPOSITORES CRISTIANOS), el cual compila 32 entrevistas a compositores evangélicos donde relatan cómo escriben sus canciones, además de 16 entrevistas inéditas a pastores, maestros y teólogos donde brindan su opinión sobre la composición de canciones en la Iglesia de hoy.

PARA ADQUIRIR EL LIBRO EN FORMATO DIGITAL DA CLIC AQUÍ.

5 Comentarios

  1. Reina de Ayala

    Me parece muy interesante el tema de la entrevista, y pensar que esa experiencia del aseo en la iglesia, fue el costo de la cancion, enamorame. Que Dios bendiga al pastor Jorge, que fue un mentor para Abel y le hablò visiòn.

  2. HNA. REINA: A mi también me impresionó esa sección de la entrevista, uno nunca debe olvidar que debemos tener un corazón tanto para cantar y ministrar como para limpiar baños y barrer la iglesia. Así se forja la humildad, sirviendo igual en público como en el anonimato.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Hola, los felicito por este trabajo tan imprecionante que hacen de llebar un mensaje al corazon de quienes vicitan esta pagina, aunque muchos son los que leen pero pocos son los que dejan un comentario, es bueno saber no desanimarce por si no lo hacen. Me impacta la forma en que Dios utiliza a sus hijos para su obra y para llebar fruto, el hermano Abel en este caso es un buen ejemplo de la pasion por Cristo. Sin duda una inspiracion para segui en este camino tomado de la mano del Señor…

    Saludos.

  4. lo edificante es saber q la mayoria maduramos en Dios cuando pasamos x el aseo de la iglesia… eso nos hace ver cual es nuestro nivel de humildad, servicio y sobre todo la capacidad de impacto en el reino basado, en el grado de revelacion de Dios hacia uno y el llegar a connocerlo como el unico merecedor de gloria… y antel el estamos completamente desnudos y aun mas cuando estamos matando nuestro ego, apariencia, querer figurar y pensar q uno es el mejor… al limpiar se gana aun mas q al ejecutar cualquier instrumento… todo depende de la actitud con la que se realice… me gustò mucho leer sobre abel, y se q esa etapa de limpiar no la cambia x nada…

  5. Bendiciones, Noel.

    Avel Zavala y yo tenemos eso en común: nos vienen canciones con letras y melodías, y sin tener necesidad de grabarlas porque tenemos memoria retentiva. A mi me pasa que de tanto repetir las canciones en mi mente y cantarlas en voz alta en la presencia del Señor, no se me olvidan.

    De veras me identifico tanto con el ministerio de la composición.

    Siempre encuentro cosas en comunes con musicos y ministros de alabanza cuando se trata de escribir canciones. 🙂

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de