Conversando sobre composición con: Alex Sampedro (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Alex Sampedro (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
2063
1


Alex Sampedro 1El compositor de las “Ideas felices”.

Una entrevista a Alex Sampedro, sicólogo y graduado del conservatorio de Valencia donde obtuvo el título profesional de música. Se perfeccionó en piano y canto moderno. También es técnico superior de sonido. Es conferencista y maestro en el Instituto de Artes Musicales de Valencia. En 2007 lanza su primer disco titulado: “Oxigéname” y en 2010 “La vida es gratis”. Ambos con canciones profundamente reflexivas y desafiantes. Recientemente lanzó su más reciente producción: “Oleluya”, un disco de alabanza y adoración congregacional con el que pretende servir a la iglesia latinoamericana. Una conversación vía Skype a las 2:00 a.m., hora de El Salvador.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Alex, gracias por el tiempo que me das para conversar sobre composición. Te soy franco, tengo un guión de preguntas que quisiera cubrir pero estoy abierto a que surjan preguntas espontáneas mientras platicamos del tema. Mi interés es conocer en profundidad tu faceta de compositor para los lectores del blog. Así que comencemos desde el principio, ¿desde cuándo tú interés por la música y la composición?

Alex: Yo recuerdo que las primeras veces que compuse tenía unos 8 ó 9 años, claro, no te voy a cantar esas canciones ahora (se ríe). Desde esa edad componía como forma de expresar mi arte. Los niños expresan su arte de distintas maneras, yo era terrible para pintar pero me gustaba la música, a los 6 años empecé a estudiar en la academia y a los 10 en el conservatorio. Mientras estudiaba comencé  componer.

La primera canción que escribí y que sí me gustó fue a los 15 años. Esa fue la canción con la que dije: “Esta canción es algo que la gente podría escuchar”. Las otras fueron como para mí.

¿Por qué no te gustaron tus canciones de los 8 ó 9 años? ¿Eran tan malas?

Alex: No es que fueran malas, sino que yo las componía sin percatarme de que las escucharían otras personas. Mi madre a veces me pillaba componiendo y me hacía que se las cantara. Entonces no es que eran malas (se ríe), trataban de Dios, eran alabanzas, pero las hice sin intención de inspirar a otros. Eran para expresarme, sin afán de mostrarlas.

¿Qué te estimuló a seguir componiendo? ¿Fue alguien más o fue tu propia intuición que te animó a seguir?

Alex: No recuerdo que alguien me dijera que lo hiciera, fue algo natural que se dio en mí. Como yo estudiaba solfeo y canto, en mi casa practicaba las lecciones y entonces decía: “Me voy a poner a componer”. Ahora, también aparte de la música me ha gustado la literatura y leer muchísimo. Por allí crear algo nuevo siempre me llamó la atención desde pequeño.

Si entraste al conservatorio desde los 10 años (y estudiabas desde los 6), ¿a qué le atribuyes que hasta los 15 compusiste una canción que dijiste que tenía potencial de mostrarse a otros?

Alex: Mira, esa primera canción que escribí y que me gustó muchísimo la titulé: “Una voz” (oír en el player). La basé en el texto que dice: “Una voz que clama en el desierto”, donde hablo de que hay una voz hablándole al mundo, una voz intentando hacerse oír. Como en ese entonces estudiaba violín no componía con acordes, sino que cantaba la melodía y apuntaba las notas musicales. Creo que fue a los 15 años que comencé a estudiar guitarra y entonces a componer con acordes y melodías, quizá a eso se debió que comencé a componer cosas más interesantes desde esa edad.

Alex Sampedro 2¿Se grabó la canción?

Alex: Sí, está en “Oxigéname”, mi primer Cd.

¿Cuánto tiempo estudiaste en el conservatorio?

Alex: Desde los 10 hasta los 20, estudié 10 años. Obtuve el título que se llama: “Título profesional de música especialidad violín”. Allí estudias de todo, piano, violín, armonía, fundamentos de composición, en fin.

Al escucharte recuerdo a un autor: Bob Sorge, tiene varios libros sobre adoración. En uno de ellos hay un capítulo que se llama: “Músico o copiador” y hace una crítica muy interesante a las escuelas de música afirmando que las personas que gradúan son copiadores de música, no creadores de música. Que un músico no es quien interpreta la música de otros, eso es un copiador. Un verdadero músico es alguien que crea música inédita. ¿Qué opinas de esa percepción?

Alex: Mira, aquí en España la enseñanza musical está muy orientada a la música clásica. Recién se están formando escuelas de música moderna pero es por el lado privado, no subvencionado por el estado. Yo tenía amigos del conservatorio que son grandes pianistas y les ponía una canción en papel con los acordes arriba o un chart y eran incapaces de tocarlo. A veces yo tocaba tres o cuatro acordes que me había enseñado el guitarrista de la iglesia y ellos me decían: “¿Y cómo es que haces eso? ¿Cómo sabes qué acorde tocar?” Era como si fueran esclavos de la partitura y no sabían salir de allí. Tocar y ser músico tiene mucho mérito, pero no solo se limita a copiar o interpretar una partitura. Pero sí, es verdad, hace falta una educación donde el músico aprenda a expresarse, a entender el lenguaje y expresarse por sí mismo.

Una de las cosas que agradezco como músico es lo que aprendí en el grupo de alabanza de la iglesia. Como cuando tocábamos no había partitura para nadie yo tuve que aprender a improvisar a mi manera con el violín. Fue un proceso horrible porque me ponían a un ladito de la plataforma donde nadie me veía y ni siquiera me ponían micrófono, pero allí estaba yo practicando semana tras semana. A base de practicar aprendí el lenguaje afuera de la partitura. Que era algo que mis compañeros no tenían por lo que tú dices Noel, no se enseña, no se enfatiza esa idea de músico. Son excelentes ante la partitura pero no entienden el lenguaje de la armonía y de las notas que están más allá de lo escrito.

ESTA ENTREVISTA FUE SELECCIONADA PARA SER PUBLICADA EN EL EBOOK: “LA AVENTURA DE COMPONER (CÓMO Y POR QUÉ ESCRIBIR CANCIONES PARA DIOS)”, POR LO QUE PUEDES LEERLA DE FORMA COMPLETA, JUNTO A OTRAS MÁS, ALLÍ. PARA ADQUIRIR EL LIBRO SIMPLEMENTE DA CLIC AQUÍ.

1 Comentario

  1. ¿Como que continuará?.. ¿cuandooo? No puede ser, esto de que me dejen a medias… Alex di algooo! jajaja
    Si quieren yo les mando mas preguntas, uuuu tengo muchas!! si eso es lo que sobra!

    Me gusto muchoo 🙂 esta muy interesante!! Y tiene esa naturalidad i sencillez que caracteriza a Sampedro 😉

    PDT: MAS MAS MAS!! Abrazo fuerte Alex y a los chicos! y recuerdos a Noel 😀 mil bendiciones 😀

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Se pueden usar canciones seculares dentro de los servicios de adoración de la iglesia?

A través de esta serie de 5 entradas,