Conversando sobre composición con: Edgar Lira (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Edgar Lira (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
1310
2


Compositor de “Hay una esperanza”.

Una entrevista a Edgar Lira, músico, compositor y productor mexicano. Estudió Ingeniería mecánica aunque nunca ejerció la carrera. Estudio Teología Práctica, música, producción y composición en “Cristo para las Naciones”. Compuso el rap “El amor” que Marcos Witt grabó en: “Te anhelo”(1992) y las canciones “Televicio” y “Esperar” para “Alas de Águila” (1993), entre muchas más. Lanzó su primer disco “Morir a mí” en 1997, al cual le han seguido 5 producciones más, la última “Más cerca que nunca” en 2010. Actualmente es pastor en Central Christian Church, en las Vegas, EE.UU. Está casado y tiene una hija. Una conversación vía Skype a las 4 p.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Edgar, gracias por la entrevista. Como te dije vía Facebook la idea de conversar contigo es para conocer más a fondo tu faceta de compositor y tu forma personal de componer. Creo que conocer tu experiencia la va a hablar a mucho a quienes nos lean y de allí mi interés por entrevistarte…

Edgar: ¡Pregúntame!

¿Desde cuándo compones y de tu interés por la música?

Edgar: Soy de la ciudad de Durango y estaba en una iglesita de unas 150 personas. Entonces allí era peculiar que muchos supieran tocar. Era la iglesia del papá de Marcos Witt, allí estaba Coalo y Lorena Zamorano, por ejemplo. Allí fue que comencé a escribir…

¿Qué edad tenías?

Edgar: 18 ó 19 años… A veces componía con Coalo y bueno, Marcos grabó una canción mía en el disco:  “Te anhelo”…

¿Cuál canción?

Edgar: “El amor” (oír en el player)

¿El rap?

Edgar: Sí, ¿no sé si alguna vez oíste la agrupación “Alas de Águila”?

Sí, claro…

Edgar: César me pidió dos canciones y también las grabó en su primer disco…

¿Cuáles fueron?

Edgar: “Televicio” (oír en el player) y “Esperar” (oír en el player)

Wow, no recordaba que eran tuyas, ¿cuál fue la primera canción que escribiste en tu vida?

Edgar: No creas que tengo muchas canciones, no escribo mucho. Canción que escribo, canción que grabo. Resulta que la iglesia donde iba, la esposa de Marcos era la directora de niños y ella me pidió una canción para ellos, así escribí el rap “El amor”…

O sea que esa canción originalmente fue escrita para niños…

Edgar: Sí…

Jajaja… Interesante…

Edgar: En un campamento de jóvenes que Marcos organizaba, me dijo: “Oye, Miriam dice que escribiste una canción, ¿por qué no la cantas y yo te hago coros?” Y la canté, yo rapeaba mientras Marcos me hacía coros. Después me dijo que si lo dejaba grabarla y le dije que sí. Luego vino César y me pidió las dos canciones que te dije.

Un tiempo después Juan Salinas me pidió canciones y usaron una para la grabación “Escrito está” de Edgar Rocha. La canción fue “Vamos a estar de fiesta” (oír en el player). Y también usaron otra para un proyecto que se llamó “El vaquero Vásquez”…

De música para niños… ¿no?

Edgar: Exacto, se llamaba: “Si me lavo” (oír en el player). Fíjate, yo era un estudiante de Ingeniería mecánica y líder de jóvenes. Esto de componer casi fue un accidente mano…

Jajaja… Entonces tú estabas en la iglesia y muchos eran músicos, eso fue lo que te motivó a involucrarte…

Edgar: Muchos de quienes conoces de la música cristiana llegaban allí. Yo era líder de jóvenes pero no trabajaba en Canzion. Mi idea nunca fue grabar, como te dije, componer fue una cuestión casual.

¡Pero tú feliz con las regalías! Digo…

Edgar: No, ¡se las doné a un amigo! Lo que salió se lo di a él. Fue en esa etapa que compuse “Puedo confiar” que está en el disco “Morir a mí”. Recuerdo que después me fui a estudiar a “Cristo para las naciones”…

¿A qué edad?

Edgar: Tenía 21 años. Yo no sabía mucho de música, pero allí sentí el llamado de que debía hacer algo. La verdad yo quería ser pastor de jóvenes y ya. La iglesia del papá de Marcos era una iglesia bien conservadora. Por eso, cuando yo quise ir a estudiar a “Cristo para las naciones” me dijeron que esa escuela no era de Dios y que si me iba, me iba en rebeldía. Pero yo hice lo que sentí que Dios me dijo que hiciera…

¿Tocabas algún instrumento antes de irte a estudiar?

Edgar: Tocaba la guitarra, pero allá supe de armonía, de armar acordes y todo lo demás.

¿Cómo nace “Puedo confiar” que mencionaste antes?

Edgar: Estaba medio cabizbajo, porque de repente puedes sentirte solo fuera de casa y un amigo me escribió, Luis Mellado. Me dijo. “Cuando te sientas así escribe una canción”. Así nació “Puedo confiar” (oír en el player).

En aquel entonces, ¿cómo acostumbrabas componer? ¿Con instrumento a la mano o sin él?

Edgar: Yo componía de forma inocente. Ni sabía cómo lo hacía, así que en “Cristo a las naciones” tomé clases de composición. Fíjate, “Televicio” que grabó César garza, la escribí mientras iba manejando. Fue en el auto que le dije a mi hermana: “Toma papel y escribe lo que te diga”. Al llegar a donde íbamos ya estaba escrita la canción. Era raro, ahora entiendo el proceso creativo porque lo estudié, pero esas veces fueron chispazos de creatividad que aparecieron. Ahora sé que se puede buscar esos chispazos, que debes tener una idea clara de lo que quieres hacer e invertir algunas horas con la guitarra para lograr escribir una canción.

¿Qué aprendiste sobre componer en “Cristo para las naciones”?

Edgar: Eran clases más motivacionales, sobre animarse a hacer las cosas. Una clase que me sirvió mucho fue la que recibí del papá de los Jonas Brothers, Kevin Jonas. ¿Has oído de ellos?

Sí, claro…

Edgar: Él nos daba composición. Allí fue que entendí lo que yo ya hacía…

Lo que sabías de forma natural pero ahora alguien te lo explicó en palabras…

Edgar: De forma natural pero que no sabía cómo surgía. Kevin Jonas nos explicó varios procesos creativos, como el diagrama de flujos, donde comienzas con una idea, luego sigues con la estructura hasta que cada etapa te lleva a concluir la canción. Si el producto no te convence entonces debes regresar a la idea original donde si la idea no fue clara, tampoco fue clara la estructura, y si tampoco fue clara la estructura los acordes tampoco lo están. Componer de ese modo me sirvió por muchos años.

Hay otros procesos, el relacional por ejemplo. En ese tú escoges un objeto, digamos: una escoba. Luego debes de describirla pero sin decir nunca que es una escoba. Debes describir la escoba pero hablar del amor. Había gente de la escuela que le funcionaba eso, le ponías un zapato tenis enfrente y escribía una canción. ¡A mí no me funcionaba eso!

Una cosa que he estado haciendo últimamente es componer sin instrumento. Pura melodía y la letra, y después busco los acordes. La mayoría tomamos un loop, montamos unos acordes y comenzamos por allí. Pero cuando tu tomas la melodía sin nada, es más difícil. Vas al instrumento hasta el final. “Pensar en ti” (oír en el player) que está en “Ciudad Lipton” la escribí así. Y otra que también nació así fue “Del otro lado del río” (oír en el player).

Siempre estoy leyendo sobre cómo componer y buscando conocer procesos creativos, así fue que descubrí que varios componen de este modo, uno de ellos es Bono, de U2, y The Edge le busca los acordes. El proceso es melodía, feeling y letra, y después vas al instrumento.

Continúa…

[ti_audio name=”Edgar Lira 1″ width=”600″ height=”150″ autoplay=”0″]

2 Comentarios

  1. Interesante no? como que se pega el don de la composición….he alli el dicho: El que anda entre la miel, algo se le pega….no hay duda que en esa iglesia hay unción de composición! o sea es cuna de compositores. Que bien!

  2. Juan Manuel Linares

    Que tremenda entrevista! Me gusta la manera práctica que él tiene de manejar sus ideas, muy interesante el aporte del Proceso Creativo 😀 Por cierto, “Lo que sabías de forma natural pero ahora alguien te lo explicó en palabras” es lo que define lo teórico de la música jeje. Un saludo!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Adorar con la mente, la adoración olvidada (Sexta parte)

Adorar a Dios con la mente es utilizar