Conversando sobre composición con: Fabián Liendo (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Fabián Liendo (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
3036
3


Fabián Liendo 01Líder de la banda KYOSKO.

Una entrevista a Fabián Liendo, líder principal de la banda de rock argentino: KYOSKO (que significa: KYrios: “Jesús es Señor”, OSasías: “Dios es Salvador” y KOinonía: “Comunión con la iglesia”). Ha grabado los discos: “Dos instantes” (1997), “No te alejes de mí” (2002), “Maquillaje gama” (2006), “Universo cuatro” (2007) y “La canción que me salvó” (2010). Este último grabado en vivo en conmemoración de los 15 años de la banda. Fabián es parte del equipo pastoral en la iglesia Comunidad Cristiana, en Buenos Aires. Su esposa se llama Silvana y tienen dos hijos: Sebastián y Valentino. Una conversación a las 3:00 p.m. hora de El Salvador vía Skype.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

¡Hola Fabián!

Fabián: ¿Cómo estás Noel?

Muy bien, mucho gusto de conocerte.

Fabián: ¡Qué bueno! ¡Para mí también!

Gracias por darme tiempo para conversar contigo. Supongo que sabes sobre qué versará nuestra conversación, ¿verdad?

Fabián: Sí, pero igual recuérdame un poquito…

Es sobre tu aventura de componer, tu forma personal de escribir canciones, historias detrás de ellas y secretos que usas para componer de la manera que compones.

Fabián: Dale, me parece bien.

Comencemos desde el principio, ¿desde cuándo compones? ¿Desde antes de formar KYOSKO o fue que al formar la banda que te animaste a hacerlo?

Fabián: Yo vengo de una familia que siempre ha estado involucrada en la música. Así que yo empecé cuando tenía 9 ó 10 años. Obviamente eran canciones de niño, las cantaba con mis compañeros. Fíjate que en esa época mi papá trabajaba en una disquera aquí en Argentina, mis hermanos estudiaban música y entonces había instrumentos en casa. Siempre me atrajo la música.

C.S Lewis dijo: “Leemos para no sentirnos solos”. Francamente esa no es mi experiencia con la composición. Yo si no tengo a quién mostrar las canciones difícilmente escribo…

¿Tú primera canción tuvo esa motivación? Es decir, ¿la escribiste porque querías mostrarla a alguien?

Fabián: Yo iba a un colegio cristiano y allí cantábamos canciones. Entonces la emoción de que se cantara en el colegio me llevó a escribir. A mi maestra le gustó y la comenzamos a cantar. Esa fue mi motivación. Ahora, si hablamos del hoy, pues yo no soy una persona que compone a diario y que guarda sus canciones. Si yo tengo un proyecto me pongo a componer. No todos los músicos trabajan así, yo sí.

¿Esas canciones de pequeño se grabaron o quedaron para el recuerdo?

Fabián: Quedaron para el recuerdo, pero te voy a decir algo que es un hilo conductor en mi manera de componer. Yo creo que cualquier persona que tiene un conocimiento general de Dios puede hablar de Dios. Pero no es lo mismo hablar de Dios que decir lo que Dios quiere que digas. Yo me propuse no hablar de Dios en las canciones, sino decir lo que Dios me había dicho a mí personalmente. Dios dice muchas cosas, pero lo que él me dice a mí yo lo puedo decir. Él tiene una dirección para cada hijo, así que en el espacio que existe entre un disco y otro yo recibo palabra de Dios, cosas específicas para mí.

Yo tengo una carpeta donde guardo todo eso y cuando llega el momento de hacer un disco nuevo la abro y me doy cuenta de la dirección que Dios me ha venido guiando todo ese tiempo atrás. Entonces me tomo el trabajo de dividir en 12 ó 13 capítulos todo lo que él me habló durante ese tiempo, y esos capítulos se convierten en las 12 ó 13 canciones del disco. Es de este modo que
logro un disco conceptual, donde las canciones conviven entre sí. Donde no puede existir una sin la otra. Así resumo todo lo que Dios me habló.

Cuando hablas que tus canciones son reflejo de lo que Dios te habla a ti, ¿te refieres a lo que él te habla en la Escritura, al Espíritu Santo hablándote al corazón o a lo que escuchas en algún sermón dominical? ¿A qué te refieres exactamente?

Fabián: Uno nunca sabe en qué momento Dios te va a dar una respuesta a lo que estás buscando departe de él. Los hijos de Dios tenemos una búsqueda de nuestro Papá de forma permanente en base a las necesidades y deseos que le expresamos. Yo he tenido muchísimas experiencias de este tipo. Te cuento una.

Una vez estábamos en un teatro en un pueblo de Argentina. Durante esos días yo necesitaba que Dios me hablara sobre un conflicto que tenía que resolver. Durante todo el viaje me la pasé orando y cuando llegamos al teatro desarrollamos el concierto. Al finalizar del evento el dueño del teatro, que no era cristiano, me trajo un teléfono y me preguntó: “¿Quién es Fabián? Es que en el teléfono hay una mujer que dice que quiere decirle algo”. Atendí el teléfono y me dijo: “Mirá, vos no me conocés y yo tampoco sé quién sos exactamente, pero estaba orando y Dios me habló y me dijo algo para vos”.

Ella había buscado cómo contactarme, supo que estábamos en ese teatro y consiguió el teléfono del teatro y entonces me llamó. Cuando ella procedió a decirme lo que Dios le había dicho era exactamente la respuesta que yo había estado buscando. Fue de una manera sorprendente que Dios me habló.

Fue muy singular esa experiencia. Otras veces Dios me habla a través del sermón, leyendo la Palabra. Entonces, cuando llega ese momento clave donde tú dices: “Claro, ¡esto es así!” es allí donde ves la luz y la respuesta de Dios. Todo eso yo lo anoto y luego se convierten en canciones.

Fabián Liendo 02¿Nació alguna canción de esa respuesta que recibiste esa vez en el teatro?

Fabián: No, no creo. Sólo te quería ilustrar que Dios nos habla de distintas maneras. Una anécdota que sí podría contarte es una canción que nació después de yo acompañar a un amigo cuyo hijo se había ido de la casa. La policía le había llamado y le dijeron que su hijo había hecho algo malo y entonces yo lo acompañe. Mi amigo ama mucho a Dios y la noticia que le dio la policía fue un  dolor tan grande. En ese instante pensé en este tema tan difícil de la gracia de Dios. Sobre esas personas que se conducen tan irresponsablemente en la vida, timando, dañando y matando, ¡y aun así Dios les da una oportunidad! Ese pensamiento parece irracional, pero es revolucionario. Cuando pensaba en eso el Señor me habló: “¡Yo a vos te tuve más paciencia! ¡Yo a vos te esperé más!”

Lo primero que me vino fue la imagen de un papá esperando por su hijo como lo hacía mi amigo, todo el tiempo parado al lado del teléfono y saliendo a la calle para ver si su hijo regresaba porque no sabía dónde estaba. Vi a Dios como un padre esperándome a pesar de mi indiferencia. Entonces todos estos pensamientos me llevaron a escribir la canción “Dentro del olvido” y que está en el disco “Maquillaje gama”. Dice: “Sabes de correr en la noche oscura por amor. Sabes de esperar dentro del olvido por amor, por mi amor/Y hoy que te veo puedo entender que eres mejor que la vida, Dios” (oír en el player).

¿Recuerdas otra que haya nacido de otra palabra que el Señor te dio?

Fabián: La canción “¿Cómo estás?” que están en nuestro último disco de estudio: “Universo cuatro”. Nació viendo un documental en la televisión sobre la madre Teresa de Calcuta. En el video ella le estaba dando de comer a un hombre tullido, con la mirada perdida y que no podía hablar. A penas ingería alimentos. Sin embargo, ella le daba de comer y como no abría la boca pues se le caía la comida. Mientras yo veía el documental pensaba: “Me gustaría ser como ella”. Y en eso Dios me habló: “Adentro de ese cuerpo hay alguien igualito a vos”. Y bueno, entonces escribí la canción “¿Cómo estás?”, que es una pregunta que uno se hace a sí mismo. Donde nos debemos preguntar cuál es nuestro estado. La letra dice: “Girando como en una fuga, quemando todo lo que hay. Espera recibir de esto, más que dolor/Sus ojos te recordarán, no hay nadie que pueda zafar, en ese cuerpo enfermo hay alguien que es igual a mí/¿Cómo estás? ¿Cómo estás? Todo lo que das es lo que vendrá” (oír en el player).

Si tú recibes una palabra en tu corazón o sientes algo de parte de Dios, y como me dijiste antes, tú anotas y guardas todo eso en una carpeta, ¿significa eso que tu forma personal de componer es a partir de la letra? ¿O también lo haces partiendo de melodías o tocando tu instrumento musical?

Fabián: Justamente me estaba acordando cuando traje a casa el disco: “Maquillaje gama”. Una de las cosas que me preguntó mi esposa al venir fue: “¿Cuándo hiciste todas esas canciones?”

Jajaja…

Fabián: ¡Ella ni se dio cuenta cuando las hice! (Se ríe). Es que yo no me siento a buscar que venga la inspiración. Ella viene sola, Dios me la da. Cuando pasa eso corro a buscar una grabadora para almacenar esa idea, que si no la puedes imprimir la perdés, ¿no es cierto? Se va, no la podés recobrar más. Muchas veces es tan llamativa la idea musical que la tengo que escuchar muchas veces antes de grabarla. Entonces, cuando tengo esas ideas les paso la prueba del tiempo. Las vuelvo a escuchar después y evalúo si me parecen o no. Algunas quedan descartadas y otras permanecen porque a mi manera de ver son tan buenas como las recordaba. Francamente me costaría explicarte cómo se comienzan a hermanar las melodías con las letras y las letras con las melodías.

¿La carpeta donde almacenas tus ideas son sólo de letras o también de melodías?

Fabián: Las tengo por separado. Grabo directo a la computadora, aunque antes lo hacía con una grabadorcita de casetes. En la carpeta guardo la frase que percibo de Dios. La frase que, como te dije antes, es la respuesta que he estado esperando, tal cual me la da, con sentido y significado.

Después, si hay algo que estoy entendiendo, trato de desarrollarlo. Trato de ponerlo claro para que con el tiempo lo recuerde cuando vuelva a ella. Así empiezo a armar los conceptos de las canciones y de los discos. De allí comienzo a hermanar las letras y las melodías, con los ritmos. Yo sé qué canciones deben ir con un rock potente o como una balada. Todo según el sentido del mensaje que quiero comunicar.

Cuando tú percibes esas ideas iniciales para componer, ¿cuánto del 100% de una canción recibes esa primera vez? ¿Recibes solo un fragmento que luego desarrollas o recibes la canción en su totalidad?

Fabián: En general son secciones de las canciones que se van a convertir en una canción. Pareciera ser que hay determinadas melodías que puedo hermanar con otra melodía que había hecho antes. En algún momento ambas se conectan y terminan siendo una sola canción.

¿Ideas que aparecieron en momentos distintos?

Fabián: Sí, en momento distintos.

Fabián Liendo 03Terminan siendo una sola canción, ¡no dos!…

Fabián: Sí, una sola. Sin embargo, hay una experiencia con una canción que nunca más me volvió a pasar. Fue por el año 2000 donde yo soñé una canción. Me desperté y la grabé como la había soñado…

¿Qué canción fue?

Fabián: Se llama “Yo soy tu paz” (oír en el player) y que está en el disco: “No te alejes de mí”.

A mí también me ha pasado que he soñado canciones, como en tres ocasiones…

Fabián: Ah, mira, ¡pero a mí jamás me volvió a pasar!

Je…

Fabián: Esa fue una experiencia muy especial (se ríe).

¿Qué te impulsó a grabar “Yo soy tu paz” en el disco “No te alejes de mí”? ¿El hecho de haberla soñado o porque la canción tenía fuerza?

Fabián: Ambas cosas. Su contenido espiritual es muy fuerte, cuando yo la escucho percibo que es una canción muy pero muy fuerte.

Fíjate que hay una canción que se llama “Él estaba ahí” (oír en el player) y que está en ese mismo disco. Es una que habla sobre la tercera vez que Pedro negó al Señor y del preciso instante en que ambos cruzaron sus miradas. ¡Yo pasé años imaginándome la mirada de Jesús! Quizá porque tenía esa escena bien metida dentro de mí fue que escribí esa canción, hablando de la mirada de Jesús, que no había reproche en su mirada, solo profundidad y paz.

En tu opinión, ¿qué es lo que convierte a una canción en una canción realmente buena? ¿Qué elementos debe tener para pueda considerarse una gran canción?

Fabián: Son varios ingredientes. Pero te voy a decir algunos que para mí son importantes. Primero que la música es arte. Eso uno lo debe de entender. El artista tiene la capacidad de ver las cosas desde otra perspectiva. Si una persona estuviera entre nosotros dos y esa persona se mueve hacia ti, yo diría: “Esa persona va” y tú dirías: “Esa persona viene”. Estamos viendo a la misma persona pero desde otra perspectiva. Entonces, sí yo logro contar lo mismo que ven otras personas y lo cuento de forma distinta, desde otra perspectiva…

De forma ingeniosa, lo llamo yo…

Fabián: Sí, pero yo lo definiría como una revelación. Donde ves claramente algo que otros no ven. Mira, si uno no fuera artista no le daría valor a ciertas cosas. Una persona habla porque sabe hablar, pero el artista tiene que hablar… ¡Sí o sí! El artista habla porque tiene una palabra de Dios para compartir.

Otra cosa es que una canción debe lograr un lenguaje que pueda entender la gente. No los evangélicos, sino toda la gente. No alguien en particular, sino que todo aquel que escuche pueda interpretar tu poesía. La canción debe tener un peso artístico. No escribir como hablas, sino con arte. Si tú hablas como la gente está acostumbrada a escuchar no estás logrando mayor cosa. No hay un impacto espiritual ni emocional.

¿Qué opinas de la emoción? ¿Es la emoción un ingrediente importante de una canción?

Fabián: Sin ninguna duda. La música enfervoriza, te tranquiliza. La música trabaja sobre el estado de ánimo de las personas. No es esencialmente emocional, pero tiene un ingrediente emocional muy importante. Cuando David tocaba el corazón amargado de Saúl se suavizaba. Saúl seguramente decía: “Me hace bien escuchar la música de David”.

Igual tu canción debe tener un planteamiento, un inicio, un desarrollo y una conclusión. Debes saber qué vas a decir, cómo lo vas a desarrollar y cómo lo vas a concluir.

Continúa…

[ti_audio name=»Fabian Liendo 1″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

3 Comentarios

  1. hola! gracias por compartir esta entrevista !Hace un tiempo q estamos orando y ahorrando para organizar un evento y quisiera saber con quien tengo hablar y a q numero para contactar a la banda para mi ciudad,porfavor.Desde ya muchas gracias.

  2. NOE: gracias por comentar, ya te envié a tu email la dirección de ezequiel bisio para que lo contactes relacionado a lo que me mencionas. Dtb.

  3. Hola,soy de Argentina(Prov de Bs As)y me gustaria poder contactarme con Fabian Liendo..ya que escuche su testimonio en CVC la Voz…y quisiera hacerle unas preguntas…desde muchas Gracias y Bendiciones…!!!!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

La agridulce Palabra de Dios

Hace unos días tuve una conversación con un