Conversando sobre composición con: Freddie Colloca (Tercera parte)

Conversando sobre composición con: Freddie Colloca (Tercera parte)

- en Conversando sobre composición
1524
2


freddie 1El compositor de las 100 canciones.

Una entrevista a Freddie Colloca, cantante, músico y compositor de origen argentino radicado en EE.UU. Ha grabado los discos: “Lluvia”, “Realidad”, “Más que un sentimiento” y “Cambio de escenario”. En el año 2002 su entonces sello disquero “One Voice” incursiona en el mercado anglo con la producción: “Unconditional” para la cual se propusieron componer 100 canciones durante seis meses junto con diez compositores seleccionados por la disquera. El disco tuvo tal repercusión que en 2004 decidieron traducirlo al español como: “Canción de mi corazón”. Además de su faceta musical es un destacado maestro de la Palabra en eventos juveniles. Una conversación a las 4:00 p.m., en el hotel Billmore Express, en la capital de Guatemala.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Freddie, después del disco “Unconditional” que también está en español y para el cual escribieron 100 canciones, ¿cómo quedó tu ritmo de composición? ¿Cada cuánto escribes ahora?

Freddie: Ahora escribo de las dos formas, espontáneo, después de una ministración o cuando voy caminando. Siempre tengo algo para grabar. Y también tengo el hábito. Digamos: me encierro de dos a cuatro de la tarde, apago el teléfono y pido que no me interrumpan porque voy a componer…

¿Lo haces porque viene un nuevo disco o porque te quieres expresar?

Freddie: Es que quiero componer (se ríe). Yo creo que la droga del compositor es componer. ¡Necesitamos escribir! Bueno, hablo por mí. Me siento vacío sino escribo. No sé si les pasa a otros, pero yo me siento nada si no escribo. Claro, dependo de Dios totalmente, pero él sabe que quiero componer para él. No me siento realizado si no lo hago. He tenido mis momentos en blanco, donde es como si hubiera muerto el compositor que hay en mí. No me sale nada…

Períodos de sequedad…

Freddie: En inglés le llaman “El bloqueo del compositor”. Muchas veces no me sale nada y después viene el tiempo donde te sale todo…

¿Cómo te sientes cuando pasa el tiempo y no fluye nada?

Freddie: Me pongo triste…

freddie 6¿Cuánto tiempo suelen durar esos períodos de sequedad?

Freddie: Una vez me duró como cuatro o cinco meses. Le compartí mi situación a mi esposa y le dije que me sentía frustrado. Fíjate que durante estos meses me está saliendo mucho y todo lo grabo. Siempre hay que grabar lo que sale. Siempre plásmalo. A veces me sale solo una frase melódica y la guardo. Dos meses después la vuelvo a escuchar y la uso. Todo lo que salga hay que grabarlo o escribirlo.

¿Qué hábitos has identificado que te ayudan a estar lleno de ideas para componer? ¿Has encontrado algunos que favorecen tu creatividad?

Freddie: Apartarme al piano para adorar. No lo hago para componer, sino para estar con Dios. Percibo que el Señor me habla mucho en su presencia. No estoy hablando de tiempo en la iglesia, sino solo, solo con Dios, en el piano. Si sale una canción bien y sino también. Si no tengo una vida espiritual me seco.

Últimamente estoy leyendo mucho. Antes no me gustaba leer, ahora leo para crecer, si crezco yo compongo más.

La asistencia a la iglesia me ayuda también. Hay muchos compositores y cantantes que no se congregan. Yo creo mucho en tener una comunidad de hermanos. Aun el solo hecho de trabajar con jóvenes me enriquece mucho. A veces me ha tocado componer canciones para eventos de la iglesia. Esas canciones que surgen las puedo usar para un disco. La iglesia es un vínculo increíble. Muchas predicaciones me sirven como inspiración de canciones. La iglesia es un lugar increíble para favorecer la composición.

Ya tenemos que ir terminando la entrevista pero no quisiera hacerlo sin hablar de tu última producción… ¿Qué puedes decirme de ella?

Freddie: Fue en español. Se llama: “Cambio de escenario”. Casi todas las canciones las escribí yo. Por cierto (se ríe), una canción la escribí con mi hermana. Ella no es compositora, pero lo interesante  de cómo nació es que estábamos conversando y dijo algo, una palabra. Esa palabra me llevó al piano y componer la canción: “Pelea por mí” (oír en el player)…

¿Solo mencionó la palabra y te fuiste al piano o se sentaron ambos a componer?

Freddie: Yo la mandé a llamar y le mostré lo que estaba haciendo. Ella es muy buena con las palabras, no es compositora pero es buena y me decía: “Cambia esta palabra, usa esta…” Hasta me dijo que no pusiera su nombre pero hay que dar el crédito a quienes debemos darle crédito.

Una canción que está fuerte ahorita en los EE.UU. es “Danza” (oír en el player)…. Yo dije: “Quiero escribir una canción que emocione a los jóvenes” y logré escribirla. Entiendo que muchas iglesias la están cantando.

freddie 7¿Has recibido testimonios de personas que han sido impactadas por tus canciones y que te han hecho decir: “¡Qué bueno que hago lo que hago!”?

Freddie: De “Poderoso gigante”, un pastor que quería dejar el ministerio me dijo que tomó fuerzas luego de escuchar la canción. Que entendió que otros tenían gigantes más grandes que los suyos y no habían renunciado. Me impresionó ver que una canción que yo escribí impactó a la vida de un pastor.

Otra canción, “Veo a Jesús”, (oír en el player), la escribí para un drama musical de semana santa. Una persona se entregó a Cristo por esa canción. Me escribió un email y me dijo: “Yo no sabía que podía ver a Jesús vivo, no físicamente, pero verlo vivo y que puede entrar a mi vida”.

Sé de una chica que se cortaba mucho la piel, ves que hay gente que le gusta lacerarse, pues por la canción: “Llévame a ti” (oír en el player), que está en mi último disco, ella me dijo que entendió que debía vencer su adicción con la presencia de Dios, que cuando estuviera en su habitación y quisiera hacerse daño la presencia de Dios le ayudaría a vencer.

Yo creo que testimonios así son el ánimo de un compositor.

¿Qué consejo le darías a quienes componen o están aprendiendo a componer?

Freddie: Nunca dejes de escribir. Aunque vengan los momentos que no sale nada, en un tiempo terminará el desierto, después vendrá una lluvia de canciones si te mantienes fiel en Dios. No importa lo que salga, si tú crees que es la peor canción del mundo, ¿quién dice que es la peor canción? ¿Quién dice que es la mejor canción? Uno nunca sabe, arriésgate a escribir y escribir.

Júntate a escuchar el corazón de otros y escribir. Sé firme en apartar tiempo para componer. Nunca dejes de buscar la inspiración de Dios, uno nunca sabe cuando esa canción va a tocar una vida. No digo miles de vidas, pero si tu canción toca una vida valió la pena esas horas de componer. Siempre escribe, siempre ten lápiz y papel, siempre busca de qué escribir. Mantente activo, no esperes a que venga la inspiración… ¡Búscala!

Noel Navas.

[ti_audio name=»Freddy Colloca 3″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

2 Comentarios

  1. me llegó esto: todo lo que esta en el blog es super práctico! buenisimos consejos…yo me quedo con estas lineas y las cumpliré al pie de la letra..

    «Siempre hay que grabar lo que sale. Siempre plásmalo. A veces me sale solo una frase melódica y la guardo. Dos meses después la vuelvo a escuchar y la uso. Todo lo que salga hay que grabarlo o escribirlo. Si no tengo una vida espiritual me seco. Últimamente estoy leyendo mucho. Antes no me gustaba leer, ahora leo para crecer, si crezco yo compongo más. Júntate a escuchar el corazón de otros y escribir»

  2. SERGIO: Gracias por tu comentario, qué bueno que eres de los fieles que «casi» siempre comentan, je.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Duodécima parte)

En la entrada anterior, comencé a intentar responder