Conversando sobre composición con: Godofredo González

Conversando sobre composición con: Godofredo González

- en Conversando sobre composición
1234
9


Godofredo 1Pianista de la banda de Danilo Montero.

Una entrevista a Godofredo González, músico y compositor costarricense. Ha escrito las canciones “Es por tu Espíritu” (del disco: “Celebra al Señor”, de Danilo Montero) y “En Cristo” (del disco: “Fresca unción”, de Oasis de Esperanza), entre otras. Se congrega en Iglesia Oasis en Moravia, Costa Rica. Como músico se ha dedicado por casi 20 años a capacitar ministerios de alabanza tanto a nivel nacional como internacional. Actualmente es director de la banda de Danilo Montero, con quien ha tocado por 15 años viajando  por toda Latinoamérica, Europa y Asia. Está casado con Lourdes Aguilar y son padres de Josué. Una conversación en el Hotel Plaza Paitilla Inn, en Ciudad de Panamá, Panamá. A las 10:00 a.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Godo, gracias por la oportunidad que me das de entrevistarte. Recuerdo que supe de ti como compositor allá por el año 1996 debido a la costumbre que tengo de leer en las portadas de los discos quiénes escribieron las canciones. El disco era: “Celebra al Señor” que Danilo Montero grabó con Integrity Music. Resulta que hubo una canción que me impactó mucho y bueno, noté que no era una traducción del inglés y que el autor tenía un nombre latino. ¿Qué tal si comenzamos desde allí? ¿Cómo escribiste: “Es por tu Espíritu”?

Godo: Realmente la canción llegó inesperadamente. Cuando surgió la oportunidad que Danilo Montero grabara con Integrity Music me dijo: “Godo, pasáme las canciones que tenés y que has escrito”. Él me dio un día específico para dárselas, digamos: jueves, y el miércoles por la noche yo estaba terminando de grabar todas las canciones en mi casa. Eran como las 11 p.m. cuando las metí en un casete, ni siquiera era un disco, sino un casete. Y al terminar me puse a adorar al Señor, o sea, quise hacer mi devocional y adorar a Dios libremente. De un momento a otro comencé a cantar espontáneamente: “Es por tu Espíritu”. No puedo decirte que quise escribir una estrofa, un coro y que las rimas funcionaran. No, de repente me dije: “¿Qué estoy cantando?” Fue como un canto que Dios puso en mi boca. Así comencé a escribir la canción tipo 12 ó 1 de la mañana, claro, tratando de no olvidar todo lo que estaba surgiendo.

Al día siguiente le mostré las canciones a Danilo y una de las que más le llamó la atención fue precisamente: “Es por tu Espíritu”. De hecho Integrity Music la escogió para grabarla y sino me equivoco hasta en inglés lo hicieron.

Siempre que la canto y la escucho me pregunto: “¿Qué pasó esa vez?” Porque esa canción representó una faceta de mi vida muy importante…

¿Tú le contaste a Danilo cómo surgió la canción o te guardaste la anécdota para ti?

Godo: Ah sí, le dije: “Mirá, esta canción la metí hasta al final porque fue como un cántico nuevo que el Señor me regaló de último momento”. Y él me dijo: “Qué increíble, esta canción dice tanto que pareciera que te sentaste a componerla y a construir las frases”.

Sinceramente por eso le encuentro tanto valor a la composición que nace del corazón. Yo sé que hay composiciones que son redacción y composición de la Palabra, muy bonitas, pero hay canciones que tienen algo diferente. Yo no sé cómo llamar a ese algo diferente pero son canciones que son el canto del Espíritu desde nuestro interior hacia Dios. Pienso que eso es “Es por tu Espíritu” (canta): “Has de mi lo que tengas que hacer, barro en tu manos yo quiero ser. Abro a ti mi corazón, opera Jesús por tu Espíritu, etc” (oír en el player).

Yo creo que era el grito del Espíritu en mi interior deseando que cambiara áreas en mi vida. Por eso siempre le digo a la gente: “El que compuso esa canción fue el Señor, ¡no yo!” Si yo me hubiera puesto a componer una canción así creo que no lo hubiera logrado.

¿Qué testimonios recibiste de las personas acerca de la canción? O sea, ¿hubo gente que se te acercó a ti o a Danilo contándoles cómo habían sido bendecidos por ella?

Godo: Mucha gente. Una anécdota especial que te puedo contar es que un par de años después de escribir la canción estaba en una reunión de mi iglesia y me senté junto a los pastores. Resulta que durante el tiempo de adoración el grupo de alabanza cantó: “Es por tu Espíritu”. Cuando la estaban cantando uno de los pastores se me acercó y con tono de admiración me dijo: “¡Godooo! ¿Quién habrá compuesto esa canción? ¡Quien la escribió Dios tuvo que haberle hablado al corazón!” Yo le dije: “Pues  la compuse yo” (Se ríe). Y de inmediato me dijo: “¡No puede ser muchacho de Dios! ¡Pero es que Dios te habló al corazón!”

Godofredo 2A lo largo de estos años he recibido testimonios de toda Latinoamérica, de Europa y hasta de África. Recuerdo que alguien de Egipto me testificó que cantaban la canción allá. ¿Qué cosas no? Lo que nació en la sala de mi casa, en Moravia, en San José, ¡hasta dónde ha llegado! Hay pastores que me han dicho: “¡Esta canción es un himno para mi vida!”

Es lindo saber que algo que Dios te regaló ha sido de edificación para la iglesia y para bendecir al cuerpo de Cristo.

Godo, ¿y desde cuándo escribes canciones? ¿Desde cuándo descubriste tu capacidad de componer?

Godo: Realmente comencé a escribir desde adolescente; sin embargo, la composición es un tema que tengo pendiente desarrollar con más fuerza. Creo que es algo que Dios me ha pedido que haga. Es más, sé que estoy marcado proféticamente para hacer más diligente en la composición. Hasta el día de hoy no me he dedicado a hacer lo que debería de hacer por diferentes razones.

Fíjate, cuando me siento en mi casa con mi esposa a tener nuestros devocionales nos ponemos a cantar con libertad y a fluir en cántico nuevo. Cuando estamos adorando me camino todas las tonalidades y fluye el cántico espontáneo. Al terminar a veces digo: “¿Por qué no puse una grabadorcita y grabé esto que acabo de hacer?”

Como te dije, yo comencé a componer desde adolescente. Por cierto, hay un disco… Sé me ha ido el nombre… Wow, es que fue hace tanto tiempo…

¿Uno que grabó Danilo?

Godo: No, pero fue por la época que Danilo grabó: “Las naciones cantarán” con Editorial Vida…

Mmm… ¿“Excelente es tu nombre”, de Fermín García?

Godo: ¡Ese disco fue! Pues allí hay una canción que escribí cuando era adolescente. Se llama: “Te adoro” (oír en el player). Creo que si me pusiera ahorita en el piano de seguro me acuerdo de ella. Luego hay dos más mías en el disco que grabó Oasis de Esperanza: “Fresca unción”.

Compongo desde adolescente porque siempre me ha gustado la armonía. Quienes me conocen saben que la armonía es una de las cosas que más me encantan. El canto es una herramienta linda para combinarla con la armonía y crear melodías, me fascina.

¿Por qué dijiste hace un momento que has sido marcado proféticamente sobre este tema? ¿A qué te refieres?

Godo: Primeramente por lo que yo siento en mi corazón. Yo sé que Dios me ha llamado a eso. En alguna etapa de mi vida tengo que dedicarme a sentarme con más disciplina a seguir escribiendo. Creo que se acerca el tiempo de eso. Te comento que estoy comenzando a construir un mini estudio en mi casa. Incluso desde ya te anticipo un proyecto en el que estoy trabajando, es de música instrumental de adoración para que acompañe tiempos de oración. Es música para devocionales personales con canciones que nos han bendecido por años como iglesia latinoamericana. Dentro de ese proyecto está el comenzar a desarrollar lo profético y el componer. Estoy en eso.

Componer entonces para ti es una especie de “asignatura pendiente”. Eso a pesar de que has escrito grandes canciones que se han grabado…

Godo: Realmente no te sabría decir por qué no me he dedicado a componer más. No tengo la respuesta. Creo que ha sido falta de disciplina. Pero te soy sincero, lo que ha pasado es que nunca me he preocupado por sentarme a componer como muchos me han dicho que haga de sentarme al piano e inventar frente al papel. Es que mira, la experiencia con “Es por tu Espíritu” fue tan tremenda que yo oré: “Señor, a mi me gustaría escribir ese tipo de cantos. Que sean un grito de mi corazón hacia ti. Esas canciones quisiera escribir, esas que tú dictas”.

En ese sentido, me cuesta mucho pensar que voy a tomar un versículo y que lo voy a exponer de este o este modo musicalmente hablando. Yo sé que se puede, pero yo quiero que mis canciones sean el grito de mi corazón en un tiempo de adoración. Ese tipo de composición es la que me gusta. Pero es más complicada…

Godofredo 4En parte quizá porque no se provoca, es un tipo de composición no planificada…

Godo: Exactamente, es algo que Dios hace brotar en algún momento. Fíjate, esa ha sido nuestra experiencia en el ministerio con Danilo Montero, porque Danilo, y aún Marcos Barrientos, son dos de los compositores más impresionantes de Latinoamérica por la cantidad de composiciones que han creado desde un micrófono y una plataforma. Ellos no se dan cuenta (pero yo sé que sí) de la cantidad de cantos que han compuesto sobre la tarima. Yo he sido testigo de eso. Es más, te puedo asegurar que la composición ha estado presente durante los 15 años que he viajado con Danilo. Él ha compuesto tantas canciones, y yo se las he armonizado, que si se hubieran grabado los conciertos y las reuniones donde hemos estado no sé cuántos discos tendríamos grabados ya.

La composición ha estado presente en nuestras vidas. A veces cuando estoy con Danilo en un tiempo devocional él se ha puesto a cantar, pero el problema ha sido que no nos hemos sentado a estructurar y a grabar lo que hemos hecho.

Como tú sabes recientemente Danilo ha vuelto a componer y a grabar lo que ha compuesto. Yo creo que desde “¿A quién tengo yo sino a ti?”, que grabó Marcos Witt, no lo había vuelto a hacer. ¡Qué canción esa Dios mío! Yo creo que lo que nos ha faltado ha sido cuidar eso que hemos creado espontáneamente. Es un error que no le recomiendo cometer a nadie, principalmente a quienes van a escuchar esta entrevista…

La verdad la van a leer, porque el audio lo transcribo, je

Godo: Bueno, a los que van a leer esta entrevista no cometan ese error.

Francamente yo creo que la composición es mucho mejor cuando ponemos en práctica lo que Dios nos pide que hagamos. Es decir, sentarnos a adorar y a cantar. Al inicio de ese tiempo podrías cantar algo conocido, pero cuando esa canción termina viene el canto de tu corazón. Allí es cuando comienzan a brotar nuevas canciones. Es tan sencillo hacer algo como lo que yo no he hecho, es nada más poner “record” y comenzar a capturar cosas. Un día después te puedes sentar a ver qué capturaste y entonces puedes estructurar algo.

¿Y has conversado este tema con Danilo? ¿A qué conclusiones han llegado cuando platican de las tantas canciones que han creado espontáneamente sobre las plataformas?

Godo: (Se ríe). Concluimos en lo poco diligentes que hemos sido en hacer esto que estamos hablando. Ahora se nos complica un poco más pues Danilo vive en Houston y yo en Costa Rica. A veces en nuestros viajes quisiéramos tener un pianito en el hotel y sentarnos a orar, a cantar y a escribir. Es un poco difícil pedirle a un organizador que nos ponga un piano y un parlante en la habitación. Incluso para el nuevo disco de Danilo, “Devoción”, intentamos hacerlo. La idea era que en algún viaje yo pasara por Houston, nos encerráramos Danilo, Coalo y yo, y nos perdiéramos en adoración. Ellos sí pudieron hacerlo solos, al fin de cuentas no me pude incorporar; sin embargo, hicieron una gran labor. Yo soy el que estoy con la tarea pendiente.

Godofredo 4Godo, disculpa la pregunta, pero… ¿cuántas canciones has escrito?

Godo: Yo creo que a penas 15 ó 20 canciones.

¿Todas espontáneas?

Godo: No, a veces me he sentado a componer, pero extrañamente esas canciones no se vuelven mis hijas. No son parte de mí.

Te voy a contar una experiencia. Hace muchos años escribí una canción que se llama: “En Cristo” que está en el disco: “Fresca unción” de Oasis de Esperanza. Esa canción representa una etapa en mi vida. Yo recuerdo cuando llegaba a Oasis de Esperanza y escuchaba al pastor Erick Linox enseñar la materia: “En Cristo”, que trataba sobre quiénes somos en Cristo. Siempre me llamó la atención esa frase. Además, los miércoles que él enseñaba también tocaba ese tema. A mí siempre me encantó y edificó escuchar a Erick hablar sobre eso. Así fue como nació la canción: “En Cristo” (oír en el player). ¡Por eso digo que Erick Linox fue coescritor conmigo sin saberlo! Sin darse cuenta me invitó a componer.

Algunas canciones mías han nacido cuando manejo mi auto, mientras estoy en algún semáforo. Una que recuerdo que nació así fue (canta): “Tú eres mi gozo, tú eres mi gozo, tú eres mi gozo y en ti Señor se regocija mi ser” (oír en el player) que está en “Viva presencia”. Otro disco de Oasis de Esperanza.

¿Nunca has compuesto en equipo?

Godo: Sí, hubo una época que Luigi Castro y yo nos sentamos a componer. Pero después ya no le dimos seguimiento a eso. Con alguien que yo sé que haríamos un buen trabajo de composición en equipo es con Danilo…

¿Ah, sí? ¿Por qué?

Godo: Es que Danilo y yo tenemos una conexión, un sentir, una lectura que mucha gente en Latinoamérica nos lo ha dicho: “Es que pareciera que Danilo te estuviera diciendo las cosas pero sin señas. Pareciera como si todo estuviera planificado de antes”.

Yo creo que esa conexión que hay entre él y yo, esa habilidad de leernos y entendernos haría muy fácil la experiencia de componer. Danilo y yo tenemos esa asignatura pendiente de sentarnos. Es más, yo creería que el próximo disco tendría que ser nuestra oportunidad de hacerlo. Bien pudiera ser un disco escrito por él y por mí tanto en letra como en música. Ojala lo pudiéramos construir nosotros.

Es que fíjate que eso es lo que hemos hecho durante 15 años. No puede ser que no tengamos un disco que resuma lo que hemos vivido en los púlpitos y en las tarimas. Yo creo que  deberíamos de hacerlo.

Para ir terminando, ¿cuál o cuáles serían tus recomendaciones para quienes están aprendiendo a componer o que ya componen? ¿Qué consejo hay en tu corazón para ellos?

Godo: Cuando yo escucho las canciones de las personas que nos dan quienes se acercan a nosotros con el interés que las tomemos en cuenta para algún proyecto de Danilo, pues me encuentro que muchos de los que componen están utilizando caminos trillados. Muchos cantos están faltos. Esto es como quien se sube a dirigir la adoración, desde que sube a orar tú sabes si es una persona que ama la Palabra y la disfruta, porque cuando ora cita literalmente la Palabra. Bueno, muchos quieren componer pero no tienen una vida de devoción y de práctica de la Palabra porque se ve reflejado en sus canciones. Dicen nada más: “Señor, me siento bien”. O… “Señor te bendigo y te adoro”.

Recibimos muchos cantos de ese tipo. Hace falta música con contenido, llena de la Palabra. Cantos para la iglesia que nos inviten a la comunión con Dios. Cuesta mucho encontrar ese tipo de cantos.

Con lo que te estoy diciendo no quiero desvalorizar lo que esta gente ha hecho por años, pero la iglesia necesita profundidad en lo que canta…

Realmente eso es lo que nos hace falta a muchos… Profundidad…

Godo: Sin afán de ofender a nadie te puedo decir que mucha de la música que nos llega es muy superficial, le falta contenido. Esto es como una sopa a la que le han echado mucha agua. Qué diferente es una sopa espesita, con pura sustancia. Necesitamos música con sustancia, adoración que cuando la escuchemos nos haga pensar. Necesitamos más música así, música devocional, útil a la iglesia. Ese tipo de música es la que yo sueño componer y que me hace falta escuchar.

Noel Navas.

[ti_audio name=”Godofredo Gonzalez” width=”600″ height=”150″ autoplay=”0″]

9 Comentarios

  1. OK. CREO QUE DESPUES DE ESTE CONGRESO TNDRE ALGUNAS BUENAS RESETAS PARA COMPONER UNAS “SOPAS” MAS EXQUISITAS, ESTOY DE ACUERDO CON GODOFREDO, MUSICA QUE EDIFIQUE A LA IGLESIA,MUSICA DEVOCIONAL LO NESECITAMOS TODOS.
    QUE DIOS BENDIGA A GODOFREDO Y AL MINISTERIO DE DANILO,
    Y A VOS NOEL SIEMPRE GRACIAS POR ESTE ESFUERZO QUE NOS BENDICE MUCHO.

  2. DANIEL: Muy buen comentario. Yo por eso siempre he creído que la composición es como cocinar, por eso escribí una serie de 4 breves artículos titulados: “Cocinando canciones”, que puedes ver aquí: http://www.laaventuradecomponer.com/category/cocinando-canciones/

    Gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Bendiciones Noel muy buena entrevista me ha impactado como se puede adorar solo dos personas en una sola sintonia wow!!! buenisimo alli Dios dara revelacion de canticos que vengan de su Espiritu

  4. GABRIEL: Amén mi bro, gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. carlos guerrero

    Bonita entrevista, las canciones me han gustado y son parte del bagage que Dios ha dado a sus siervos para que ministren a su pueblo y lo lleven a la adoración plena
    Saludos

  6. CARLOS: Qué gusto encontrarte por aquí. Gracias por tus palabras y a ver si nos vemos en el Congreso.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. Que bendicion bro, yo tengo la bendicion de escuchar a Godo de vez en cuando en las reuniones de musicos de Oasis y te digo que realmente es una bendicion, como dice el se nota cuando el que dirige esta sintonizado con la palabra.

    Que bendicion Noel, estaba esperando esta entrevista, gracias bro.

  8. PABLO: “Sintonizado con la Palabra”, muy buena forma de definir a Godo. Un hombre de Dios de verdad.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. He tenido la oportunidad de recibir clases con Godo y aun ahora en el 2012 sigo con el, he aprendido como nunca! y cada vez que lo escucho siento a Dios a travez de cada acorde! De verdad es un ejemplo para mi…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Se pueden usar canciones seculares dentro de los servicios de adoración de la iglesia?

A través de esta serie de 5 entradas,