Conversando sobre composición con: Heriberto Hermosillo (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Heriberto Hermosillo (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
5077
2


Pastor de la Iglesia Semilla de Mostaza.

Músico, cantante y compositor mexicano de amplia trayectoria. Fundador, junto con su hermano Héctor, de la agrupación Torre Fuerte, con quienes durante 10 años viajaron por todo el continente predicando el evangelio a través de su música. A finales de los 90´s funda la congregación Semilla de Mostaza en la ciudad de México, la cual cuenta con varias congregaciones en México y EE. UU. La entrevista la realicé en San Salvador, El Salvador.

Heriberto, gracias por darme la oportunidad de entrevistarte. Como te mencioné antes, leí tu libro, ¡me pareció fascinante! Y bueno, allí relatas cómo tu mamá tuvo mucho que ver con que tú y tu hermano se involucraran en la música, porque fue así, ¿no?

Heriberto: Definitivamente, de donde viene la sangre musical es del lado de mi madre. Ahora, como toda familia tradicional de México estudiamos primaria y secundaria. Mi madre nos puso a estudiar piano desde chiquitos pero no era algo que me llamara la atención, más bien ella lo utilizaba como castigo. Si me portaba mal tenía que sentarme al piano una hora…

¡Bendito castigo!…

Heriberto: ¡Hoy lo veo así! ¡Porque aprendí! Pero en la adolescencia, como dice el dicho: “De músico, poeta y loco, todos tenemos un poco”. Entonces empezamos a tocar y mi mamá vio que teníamos aptitudes serias para la música y nos animó a entrar al Conservatorio Nacional de Música. Mi hermano terminó toda la carrera y yo hice los primeros cuatro años. Mi hermano hizo la carrera de composición, siete años y yo solamente cuatro de armonía, solfeo y conjuntos corales. Después nos dedicamos juntos a la música popular, yo tenía 18 años y mi hermano 16. Tocábamos en centros nocturnos. Es que en esa época estaba muy de moda la música en vivo, así que nos veían como animalitos raros porque éramos bien jovencitos, aun así conseguimos trabajo con facilidad. Y así comenzó nuestra carrera como músicos.

Ahora, habiendo estudiado en el Conservatorio, ¿aprendiste a componer allí o fue a solas a través de algún experimento personal?

Heriberto: Fíjate que hay una situación, a los músicos se nos da ser influenciados por muchas cosas y de repente puedes encontrarte fuera de la música que es accesible para todos los oídos. Y ese fue mi caso. Cuando fui creciendo como músico, pasé por la música clásica, luego pasé al rock, de allí al pop pero después llegué al jazz. Y me enajené tanto del jazz que me salí de las necesidades musicales del común denominador de la gente. Ya en la élite del jazz solo viven quienes son verdaderos músicos y me puse a componer cosas muy extrañas…

Te refieres a piezas instrumentales…

Heriberto: Exactamente. Entonces cuando ya vinimos al Señor y tratamos de comunicar nuestro mensaje, lo primero fue la Palabra de Dios con melodías, armonías y rítmicas bastantes complejas. Por ejemplo, solíamos tomar elementos autóctonos del país, como el “huapango”, ¡seis octavos!, y cantábamos en las iglesias el Salmo 139. ¡Esa fue la primera rola que compusimos!

¿Tú solo o tú y tu hermano?

Heriberto: Juntos…

¿Nunca la grabaron?

Heriberto: Nunca, decía (canta): “Conoces mi sentar y mi caminar, oh Señor, conoces desde lejos mi pensar, etc”. ¡Muy raro! ¡Muy raro!

O sea que tú comenzaste a componer canciones cantables hasta que fuiste cristiano, antes no…

Heriberto: Exacto. Yo no compuse nada que tuviera letra antes de conocer la Palabra de Dios.

¿Qué canciones tuyas o que compusiste con Héctor recuerdas de las primeras grabaciones de Torre Fuerte? Estoy pensando en “A una voz” y “Altísimo Señor”…

Heriberto: Varias, varias. Por ejemplo: “Altísimo Señor” (oír en el player) que es de un compositor que se llama: Rubén Sotelo, pero la música es de mi hermano y mía…

Esta entrevista fue seleccionada para la nueva edición del libro LA AVENTURA DE COMPONER (CÓMO ESCRIBEN SUS CANCIONES LOS COMPOSITORES CRISTIANOS), el cual compila 32 entrevistas a compositores evangélicos donde relatan cómo escriben sus canciones, además de 16 entrevistas inéditas a pastores, maestros y teólogos donde brindan su opinión sobre la composición de canciones en la Iglesia de hoy.

PARA ADQUIRIR EL LIBRO EN FORMATO DIGITAL DA CLIC AQUÍ.

2 Comentarios

  1. Emanuel Gutiérrez

    Wow! Qué sinceridades q humildad… y es verdad; como músico, me encantaron los discos q sacaron de alabanza, pero en efecto la mayoría de las canciones no eran útiles congregacionalmente. Aún así hay un antes y después de Torre Fuerte en la música Cristiana en español. Bendiciones!

  2. Wow. Estoy en shock. Tremenda entrevista, Noel. Publica pronto el resto, hermano.
    Algo que siempre he querido preguntarles es sobre las influencias de DC Talk en su música (Específicamente en «Son Años»). No se si es coincidencial.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

«Dos fases, una fase», el nuevo libro de Noel Navas. ¡Descárgalo aquí!

“El dispensacionalismo, tal cual lo conocemos hoy, en