Conversando sobre composición con: Juan Carlos Alvarado (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Juan Carlos Alvarado (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
3888
21


JKA1Uno de los precursores de la alabanza y adoración.

Una entrevista a Juan Carlos Alvarado, cantante, compositor y productor musical. Después de 5 exitosos discos con la Iglesia “Palabra en acción” que impactaron el continente y revolucionaron la alabanza y adoración latinoamericana, graba los proyectos: “Aviva el fuego”, “Hoy más que ayer”, “Nunca digas nunca”, “Vivo para Cristo”, “Fiesta”, “Fuego”, entre otros. Considerado por muchos como uno de los precursores del movimiento de alabanza y adoración junto con Marcos Witt, Miguel Casina y Danilo Montero, nos presenta su nueva producción: “Tu Palabra cantaré”. Una conversación en su oficina en la ciudad de Guatemala a las 12:00 p.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Juan Carlos, gracias por el tiempo que me das para conversar sobre composición, un honor de verdad poder entrevistarte. Quisiera comenzar desde donde suelo hacerlo, desde el inicio. ¿Desde cuándo tu inclinación por la música y escribir canciones?

Juan Carlos: Gracias a ti por la entrevista, desde que yo tengo memoria he sentido una inclinación por la música. Nuestra familia de parte de papá y mamá estábamos rodeados de músicos por ambos lados. La música fue siempre parte fundamental en la casa. Cuando estaba en el colegio toqué en bandas, en la iglesia también, siempre mi vida giró en torno a eso. Por ejemplo, en casa teníamos un Armonio y como a los 9 ó 10 años yo solito me ponía a sacar las canciones populares al oído hasta que sonaban los más parecido posible. Recuerdo que uno de mis tíos me motivaba diciéndome: “Mirá, si para la próxima vez que venga me tocás La comparsita…” que es un tango, “te voy a dar un Quetzal”. La vez que llegaba yo ya le tenía “La comparsita” y otra más. Él siempre me motivaba así y yo agradecido por el estímulo. Claro, me gustaba hacerlo y buscaba que sonaran lo más parecido posible.

Antes de ser cristiano, ¿ya componías?

Juan Carlos: Mira a eso de los 14 ó 15 años yo iba y escuchaba la Palabra pero fue hasta los 18 años que yo me rendí al Señor. Yo estaba en una banda de rock, allá en Quetzaltenango, que es la segunda ciudad más importante en Guatemala. Con esa banda tocábamos en lugares bien importantes. Fue en esa etapa que el Señor me alcanzó. Pero antes de ser cristiano yo no había compuesto nada. Ni siquiera había intentado hacer una canción. Fue el primer día que me convertí, la primera noche, cuando llegué a casa tomé mi guitarra y de lo que me había pasado, de esa experiencia comencé a darle gracias al Señor de una manera diferente. La verdad no entiendo de dónde vino eso porque yo no tenía un patrón ni lo había aprendido de nadie. Pero esa noche yo le escribí una canción al Señor que la verdad no recuerdo pues fue más un cántico espontáneo que una canción en sí. Recuerdo que tenía un estilo similar a la música que yo tocaba en ese entonces, esa fue mi primera experiencia de componer algo.

¿Pasó algo después de experimentar eso?

Juan Carlos: Quizá no me pasó nada en ese momento, sino hasta que escribí una canción que otros sí cantaron. Esa vez yo pensé: “Qué impresionante que algo que tú escribiste para Dios pueda ser de tanta bendición para otra gente”.

JKA2¿Con qué canción fue?

Juan Carlos: Con el efecto que te acabo de describir: “Santo es el Señor”, que es un canto de adoración que grabé con “Palabra en acción”. Ese fue uno de mis primeros cantos. Mira, yo tengo una facilidad de cantar cánticos espontáneos con mi instrumento musical. Pero quiero hacer una diferencia entre cantar un cántico nuevo y componer una canción en sí, las cuales se estructuran y diseñan para que otros las canten. Entonces, desde que yo empecé en la iglesia fluí en esa dirección de los cánticos espontáneos. Lo que pasó cuando escribí “Santo es el Señor” es que yo sabía que iba a ser una canción que cantaría en la congregación.

¿Cómo nació “Santo es el Señor”? ¿Cuál es la historia detrás de la canción?

Juan Carlos: Antes de responderte te explico algo. Cuando me convertí yo dejé la música a un lado. Yo pensé que el Señor me iba a usar de una vez en la música pero cuando me hice cristiano me sentí muy inclinado a discipular jóvenes y entré de lleno al discipulado de otros. En ese proceso dejé la música a un lado, quizá unos dos años. Cuando estaba por cumplir los 20 mi pastor en ese entonces, Wes Spencer, me nombró su co-pastor. El asunto es que debido a que muchos de quienes se convertían en la iglesia eran jóvenes comenzamos a pensar en cambiar toda la música de la iglesia ya que lo que se tocaba no necesariamente era adecuado para ellos. Así fue que nos aventuramos, porque fue eso, una aventura, porque nadie nos enseñó a componer. De ese modo dimos nuestros primeros “tanes” en la composición. Claro, también comenzamos a traducir canciones del inglés, incluso antes de traducir de Integrity Music escuchábamos otras canciones de ritmos contemporáneos. Me acuerdo de la iglesia Grace Fellowship que fue una de las primeras en el mover de la alabanza. Así fue que comenzamos a traducir canciones y a componer… ¡Y a descomponer otras! (se ríe). Cuando hicimos esto la respuesta de los jóvenes fue impresionante. Por cierto, una de las cosas que en esa época teníamos muy en cuenta era que el nombre de nuestra iglesia era “Palabra en acción”. Por eso la Palabra que cantábamos era muy importante. Las canciones debían ser bíblicas. Es más, muchas eran literalmente textos bíblicos y eso provocaba cosas increíbles en la gente.

Ahora sí, “Santo es el Señor” surge en mi devocional, en mi oficina. Estaba tocando el piano y comenzó a fluir la tonada. Yo he oído tantas formas de cómo componen las personas sus canciones. A mi me pasa mucho cuando estoy en el piano. Y en cada lugar donde estoy trato de tener un piano. Obviamente tienes que saber tocar un poco y disfrutar tu instrumento para que tus dedos estén tocando y tu mente pueda pensar en otras cosas. Es cuando tú dominas tu instrumento que comienzas a pintar un cuadro con tus palabras. A veces esas cosas que pintas en privado son para ti y para el Señor. Pero de repente hay ciertas cosas que tú sabes que podrían ser de bendición para otra gente. Uno lo sabe, cuando estás cantando sabes que esa canción es para mostrarla o no. Cuando estaba componiendo “Santo es el Señor” yo sabía que había algo allí.

¿Qué pasó después? ¿La mostraste de inmediato a la congregación?

Juan Carlos: Ni siquiera esperé a mostrarla en la iglesia, la mostré inmediatamente después que la compuse. El asunto es que mientras cantaba y cantaba en mi oficina de repente tocaron a la puerta. Eran dos líderes: “Oye, ¿qué estás cantando?” Yo les dije: “Pasen muchachos”. Cuando comencé a mostrarles la canción hubo una gloria y una presencia de Dios allí. Cuando terminamos me dijeron: “Tenés que cantarla el domingo”. Ese domingo que la mostré fue un domingo muy especial, creo que ni prédica hubo porque el Señor se movió. Y si te fijas, es un canto bien sencillo que tiene una estrofa muy cortita y cuya doctrina es que la mejor adoración que le podemos dar al Señor es nuestro corazón. Dice: “Santo es el Señor y digno de adoración, mi corazón entrego a ti, santo es él, santo es él” (oír en el player).

El impacto que provocó en mí todo lo que sucedió cuando la mostré me llevó a decirle al Señor: “Señor, yo quiero más de esto”. No por lo bien que se siente que la gente cante algo para lo que tú serviste de instrumento, sino por el resultado en las personas. Porque las ves queriendo más de su presencia a través de un canto tan sencillo como lo es una canción. Para uno de músico y como compositor eso es el premio supremo a lo que uno escribió.

Me sorprende pensar que “Santo es el Señor” fue una de tus primeras canciones ya que fue hasta el cuarto disco de “Palabra en acción” que la grabaron, ¿por qué esperaron hasta ese proyecto para grabarla y no lo hicieron en alguno de los primeros discos?

Juan Carlos: Quizá por la temática del disco. Te explico: como ministerio teníamos la meta de que cada domingo enseñábamos dos cantos nuevos. Nuestro ministerio tenía muchos integrantes y la meta era esa: enseñar dos cantos nuevos cada semana. Con esa dinámica la gente siempre estaba esperando algo. Es que habían tantos cantos que estaban surgiendo, que yo escribía, que otros integrantes del ministerio o hermanos de la ciudad estaban escribiendo y aun de la capital misma. Esto sumado a las canciones que seguíamos traduciendo. Eran cantos que bendecían y nosotros decíamos: “¡Vamos, cantémoslas!”

El punto es que el primer casete de “Palabra en acción” fue un casete didáctico. Lo grabamos porque la gente no podía aprenderse todos los cantos que mostrábamos…

JKA3¿Te refieres a “Digno de alabar”?

Juan Carlos: Sí, fue hecho para que la gente lo comprara en la iglesia, lo escuchara entre semana y cuando llegaran el domingo se supieran las letras. Imagínate: no teníamos proyector y cuando surgió el proyector la verdad es que nos estorbó más de lo que ayudó. La gente no se aprendía las canciones. “Digno de alabar” fue para que se aprendieran las canciones.

Nuestra sorpresa fue que la gente comenzó a llamarnos a la iglesia, de radios y gente que vendía música. Nos decían: “Miren, ¿quién es ese grupo “Palabra en acción”? ¿Quiénes son los que cantan?” Si recuerdas la temática de los primeros casetes fueron de gozo y de guerra espiritual. Entonces, cuando llegamos al cuarto proyecto: “Santo es el Señor”, que por cierto lo grabamos la misma noche que grabamos el quinto: “Más que vencedor”…

¿Dos proyectos una misma noche?

Juan Carlos: Sí, lo que hicimos fue partir a la mitad lo que grabamos esa vez, es que grabamos demasiado. En lugar de poner la alabanza primero pusimos la adoración, que fue el casete: “Santo es el Señor”. Hicimos eso porque sentimos que la adoración había sido muy impactante y decidimos sacarla antes que el tiempo de celebración. Fue hasta después que sacamos “Más que vencedor”.

Hablando de “Más que vencedor”, ¿cómo fue que escribiste la canción?

Juan Carlos: Como muchos de los cantos que he escrito: como resultado de la Palabra que he estado escuchando, comentando o predicando. Esto funciona como el texto que dice: “De la abundancia del corazón habla la boca”. Del pozo del corazón extraigo lo que hay, tú no puedes dar lo que no tienes. Muchas de mis canciones son el resultado de lo que he estado aprendiendo del Señor. Entonces, “Más que vencedor” nace de esa reflexión de que somos más que vencedores en Cristo Jesús, a causa de su sacrificio y de su muerte. La mayoría de cantos que yo escribo se dan en el momento que yo estoy adorando. Recuerdo que esa tonada, el coro por lo menos, surgió después de un ensayo de día sábado. Me vino la tonada con el “más que vencedor” de fondo (oír en el player). Así comencé a formar el coro y los músicos la comenzaron a tocar conmigo. Algunos hasta creyeron que era un canto que yo les estaba enseñando. Pero no, la estaba empezando a formar allí mismo hasta que lo terminé. Claro, después de ese momento uno le da algunos retoques a la letra, a la melodía o la armonía. Con otros cantos puede ser distinto, quedan exactamente como nacieron, como el caso de “Santo es el Señor”, “No basta”…

¿Así nació también “No basta”?

Juan Carlos: “No basta” (oír en el player) nació después de una predica que dio Wes Spencer, donde habló sobre eso, de que no basta solo con cantar. Cuando terminó de predicar me pidió pasar a cantar un canto y sellar la predicación de ese modo. Como a veces no hay un canto que hable exactamente de lo que se predica pues empecé a fluir en una tonada que decía lo que la letra dice. Muchos de mis cantos nacen de la misma forma, no escribo metódicamente de sentarme y decir: “Quiero escribir un canto que hable sobre tal cosa”. A mi no me funciona así y a veces lo he hecho pero no me ha resultado. Me funciona más cuando me siento al piano y comienzo a dar algunas tonadas acompañadas de toda esa Palabra que estoy viviendo en ese momento. Algunos le llamarían: el rhema que estás viviendo.

Fíjate, cada quien tiene una transición que está experimentando, un camino, un proceso. Yo creo que salmista es aquel que expresa lo que esta viviendo en el momento. Si ves los Salmos de David los escribió de lo que estaba viviendo. Digamos: cuando huyó de Saúl y llegó a la cueva se expresó. También lo hizo cuando fue coronado como rey. Claro, él sabía cómo expresarse y poner las palabras adecuadas a lo que estaba viviendo. Tú puedes hacer lo mismo, según ciertas estructuras y conforme a lo que la Palabra de Dios nos dice.

JKA4Una canción que sonó mucho y que miles de iglesias en el mundo cantaron fue: “Jehová es mi guerrero”. Es más, aún se sigue cantando, ¿cómo fue que la escribiste?

Juan Carlos: Fue un cántico nuevo, un día por la mañana en una de esas reuniones de oración que casi nadie va. Todos los días abríamos la iglesia a las 5:30 a.m. para orar. Si no lo sabes la ciudad de Xela, en Quetzaltenango, es bien fría. A veces hay temperaturas de hasta menos cero grados. El asunto es que esa mañana nos reunimos a orar y más que a orar nos reunimos a guerrear e interceder. Recuerdo que se levantó el pastor Wes a orar y a proclamar la ciudad para el Señor y automáticamente me subí al piano. Mira, si yo tengo la libertad y la autoridad para hacerlo me subo al piano. En mi iglesia yo sabía que podía hacerlo y entonces comenzamos a interceder y yo como pianista en un momento así no iba a tocar algo suavecito y romántico. No, era un momento de guerra y comencé con un acorde menor y llamé a los músicos para que tocaran conmigo y comenzamos a fluir utilizando las palabras que habíamos estado meditando en Éxodo 15 cuando Moisés vio al Señor como guerrero. Estábamos guerreando, usando frases del Salmo de Moisés y de allí obtuvimos la letra de la canción. Vuelvo a lo mismo: Un salmista no puede ser salmista sino conoce su libro de texto, si no tenemos agua en el pozo no vamos a poder sacar nada. Puede haber una gran unción en el culto y aun en tu habitación, pero si no hay agua en tu pozo no va a salir nada…

Es que como el texto que citaste antes: “De la abundancia del corazón habla la boca…” Solo que en nuestro caso sería: “De la abundancia del corazón… ¡canta la boca!…

Juan Carlos: Totalmente. Si no hay Palabra que has comido como persona, no como ministro, Palabra que como persona Dios te ha estado hablando a ti, si no hay Palabra no vas a tener ni dos frases para expresarte. Por eso es más fácil subir a la plataforma y cantar algo que está pegando en la radio y que compuso otro. Pero si después de un mensaje hay algo en tu corazón esa es la perfecta oportunidad para que nazca un canto que va a impactar a mucha gente.

¿Qué pasó esa mañana que estaban intercediendo, guerreando y tú intentando estructurar “Jehová es mi guerrero”?

Juan Carlos: Bueno, pasó como media entre tomar el instrumento, interceder, fluir y cantar. Obviamente comencé con la frase: “Jehová es mi guerrero… ¡Oh, oh, oh!” (oír en el player), que era una figura sencillísima. Era como un grito de guerra que al principio no sonó como al final sonó en la grabación. Inició como algo más indefinido. El asunto es que cuando tenés una idea y la repetís la segunda vez la vas a ir mejorando conforme a la armonía sobre la cual estás trabajando. En este caso estábamos en Mi menor, muy básico, pero el ritmo y la intención marcaron la pauta de algo muy agresivo, tipo rock porque fue un rock en ese momento. Seguimos fluyendo hasta conformar el coro, luego las estrofas las escribí después del tiempo de intercesión.

Muchos que componen se van a identificar con lo siguiente: casi siempre Dios da o pone una motivación para escribir pero te lo da en bruto. El canto viene en bruto, no viene completo. Allí está la idea pero tú tienes que meterte a pulir la idea, quitarle unos pedacitos que no van o una letra que hay que mejorar y eso así es, no es que así lo dejo porque así Dios me lo dio. Hay que trabajar las ideas y hacer eso está bien. Dios te dio la inspiración pero tú tienes que ponerla en tus palabras y en tu contexto para que la gente lo entienda.

Juan Carlos, a todo esto, ¿qué impulsaba a “Palabra en acción” a grabar disco tras disco? Mientras tú estuviste grabaron 5 producciones que impactaron el continente entero, ¿qué los motivaba a grabar cada proyecto?

Juan Carlos: Como te dije antes las primeras grabaciones fueron para nuestra congregación, para que la gente se aprendiera las canciones y memorizaran las letras. Cuando nos dimos cuenta que lo que hacíamos empezó a recorrer iglesias, radios y países, porque en menos de un año empezaron a llegar invitaciones a que hiciéramos seminarios de algo que ni nosotros sabíamos que estábamos metidos. Cuando comenzó a pasar todo eso nos dimos cuenta que teníamos un llamado hacia el Cuerpo de Cristo. A partir de eso tomamos la responsabilidad de estudiar más en serio el tema de la alabanza. Aún Wes Spencer mismo nos dijo: “Yo no entiendo lo que está pasando pero vamos a meternos a estudiar la Palabra que allí ha de estar la repuesta a todo lo que estamos viendo”.

Efectivamente estudiamos durante dos años el tema. Recuerdo que le dimos vuelta a la Biblia hasta llegar a los mapas. Apuntábamos en cuadernos y señalamos todos los textos que encontramos sobre música y alabanza. Fueron como 832 versículos tanto del Antiguo como del Nuevo Testamento los que encontramos. Cuando grabamos el proyecto: “Glorificad a Jehová” ya sabíamos que teníamos que hacerlo en vivo y para la Iglesia. La motivación era darle a las congregaciones, que sabíamos que estaban pendiente de nosotros, material vivo, fresco y que pudiera motivarlos a entrar a la presencia de Dios y expresarse delante de Dios.

Fíjate, teníamos muchas dificultades técnicas. No teníamos los medios que tenemos hoy y hasta teníamos nuestras reservas de grabar porque no teníamos ingenieros ni estudios de gente cristiana donde nos pudiéramos meter. Así fue que nos metimos a hacerlo con la ayuda de Dios y los recursos que teníamos. El cuarto y el quinto proyecto lo hicimos también con esa motivación inicial, de que quien los escuchara fuera llevado a la presencia de Dios. Nuestra filosofía era esta: «Si vamos a grabar música dejemos de grabar; pero si vamos a grabar algo que está pasando en el ambiente espiritual grabemos porque eso va a impactar a las naciones y va a provocar que la gente cambie». Mira, la música nos emociona a todos pero la verdadera adoración cambia vidas. Si hay presencia de Dios cambiará nuestro carácter. Siempre manejamos el concepto de adoración de esa forma. Esa fue la única motivación que teníamos.

Continúa…

[ti_audio name=»Juan Carlos Alvarado 1″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

21 Comentarios

  1. Dios les bendiga. resalto que de la abundancia del corazon habla la boca, eso nos anima a meternos en la palabra de Dios a todos aquellos que sentimos de parte del señor escribir canciones que bendigan su pueblo y sirvan para alcanzar al mundo por medio de la palabra cantada.este pagina es una bendicion para mi, le felicito Hno Noel creo que usted es un instrumento que Dios esta utilizando para aquellos que tenemos temor a aventurarnos a componer, Dios nos anima a ser trovadores a cantar cantico nuevo.Dios le continue prosperando «espero la continuacion de la entrevista de este pionero de la alabanza y la adoracion mi respeto a este varon de Dios. Amen

  2. NELSON: Gracias por tu comentario, tienes razón, leer este tipo de testimonios nos hace perder el temor de trovar para el Señor. Me gustó cómo te refieres a Juan Carlos, sí, él es un pionero.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Excelente! Juan Carlos siempre ha sido y es un siervo de Dios, fue uno de los que me inspiraron a mi o el que mas me inspiro a servirle a Dios en la musica… Dios le siga usando y le bendiga! gracias Noel por traer la «Montana a Mahoma» jajaja
    saludos.

    Victor Daniel
    ICZ Panama

  4. VICTOR DANIEL: Ah, mira, no sabía que la vida de Juan Carlos te inspiró a entrar a esto de la música. Yo sé que Juan Carlos va a leer estos comentarios mi bro, así que qué bueno que él sepa que ahora tú eres ahora Director de Instituto Canzion Panamá. Imaginate lo que su testimonio influyó en ti, gracias a Dios por vidas como la de él.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Hey! hermano Noel Dios te Bendiga de nuevo a ver si te acuerdas de mí, te felicito por la entrevista a mi paisano Juan Carlos Alvarado el fué una de las personas junto a palabra en acción en transformar en aquellos años la alabanza en Guatemala. Déjame contarte que en mi iglesia luchamos bastante junto al ministerio de alabanza de aquellos años en introducir esa nueva forma de cantarle al Señor, y Juan Carlos para mí fue una de las personas que impulso mi ministerio a través de los cassettes que mi papá me compraba en los años 90`s de Palabra en Accion de Juan Carlos Alvarado, a pesar de que hoy existen muchos ministros de la música de los cuales tocamos esas alabanzas que escriben y que son de mucha bendición para el pueblo de Dios, también sigo ejecutando las canciones escritas de Juan Carlos, de aquellos años y las más recientes desde aqui un saludo especial a Juan Carlos Alvarado y que el Señor Creador del Universo lo siga bendiciendo y a ti Noel por el esfuerzo que haces para dar a conocer a los compositores de la música cristiana, lo cual nos motiva a ser también parte de esta AVENTURA, excelente por la primera parte de esta entrevista.
    Atte,
    Edvin A. González
    Escuintla, Guatemala

  6. EDVING: Claro que me acuerdo de ti mi hermanazo. Qué bendición saber que también a ti te inspiró la vida de Juan Carlos y que aún sigues utilizando sus canciones para adorar en tu iglesia. Como dices tú, Juan Carlos leerá estos comentarios y sé que le bendecirá mucho saber de ti.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. Jonathan Girón

    Dios te bendiga Noél, te saluda tu amigo y hermano Jonathan, me ha gustado muchísimo esta entrevista con Juan Carlos Alvarado, ya que me identifico mucho con su forma de hacer canciones, y la verdad es que a veces los que componemos, de una u otra forma luchamos con eso de que las canciones tienen que ser extraordinarias para que puedan pegar, y muchas veces esa es una limitante para poder alcanzar nuestras metas en esta area, yo creo que debe haber un equilibrio; y lo más importante es estar lleno de la unción de Dios y una pasión por transmitir su mensaje atravéz de las canciones hechas en casa (propias)

  8. JHONATÁN: Eh, mano, gusto de verte por aquí. Gracias por hacer el chance de comentar. Muy valioso tu aporte. Como tú dices, puede ser una canción sencillísima e impactar profundamente la vida de la gente como las canciones de Juan Carlos lo han hecho. Es cuestión de arriesgarse y dejarse usar por el Señor.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. BUENISIMA ENREVISTA
    Y LA VERDAD QUE JUAN CARLOS ALVARADO ES UNO DE LOS MINISTROS QUE EMPESARON A DARLE UNA PROYECCION EN LA ALABANZA Y BUENO LA FORMA QUE EMPESARON A GRABAR JEJE COMO DICEN LOS PLANES DE NOSOTROS NO SE COMPARAN A LOS PLANES DE DIOS.
    BENDICIONES

  10. ROBERTO: Así es, la forma como empezaron, bien básico, bien casero, con la excelencia que tenían a su alcance. Aquí entre nos… te comento que en parte yo añoro esos días donde la música tenía ese toque de Dios que nos tocaba a todos. No sé, pero hoy en día no toda la música tiene ese toque especial que la música de Juan Carlos siempre ha tenido. Creo que debemos volver a nuestros inicios y reformular nuestro propósito como directores de adoración.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  11. Hola estimadísimo amigo! Como estas?? Quiero felicitarte por tu pagina de Aventura de componer es súper buena, me gusto mucho la entrevista con Juan Carlos ¡muy buena e interesante su experiencia y su ministerio ver como Dios va trazando el camino para el llamado que hay en cada persona la verdad interesante.

    Bueno, quería saludarte y de paso comentar sobre tu buen
    trabajo, que continúes con una buena semana, cuídate mucho un abrazos a la distancia.

    Dios te bendiga

    Deby.

  12. DÉBORA: Gracias amiga, por tus palabras y tu comentario, qué bueno que te bendijo la entrevista con Juan Carlos.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  13. Hey Noel, el concepto de Juan Carlos Alvarado me gusta «…salmista es aquel que expresa lo que esta viviendo en el momento…» claro, musicalmente para Dios.
    Como todos han expresado en los comentarios anteriores, Palabra en Accion nos remonta a un movimiento en alabanza y adoracion que revoluciono la manera de adorar a Dios con canticos nuevos y espontaneos.
    Que Dios siga anhadiendo salmistas en cada iglesia del cuerpo de Cristo. Bendiciones.

  14. DAVID: A mi también me gustó esa idea, está reflejado en la Biblia, en los Salmos, por ej. Me gusta cómo lo definió Juan Carlos.

    Gracias por comentar.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  15. Hola mucho gusto, interesante entrevista, entre otras cosas me gusta lo que Juancarlos dice, «la presencia de Dios cambia el caracter .. y la verdadera adoración cambia vidas» ese es el propósito de Dios para nuestras vidas cambiarnos cada dia y ser mejores y cono resultado de ese cambio, tenemos que compartir con otros y la música, las canciones y la adoración es el vehiculo que Dios usa para hacer realidad ese propósito, hasta pronto.

  16. JOSÉ: A mi también me tocaron esas palabras, útiles para permenecer enfocados.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  17. Saludos Noel,
    Excelente Entrevista con Juan Carlos Alvarado. Recuerdo muy bien el tema «No basta» de Juan Carlos, wow, que impacto esa canción hizo conmigo cuando la escuche por la primera.

    Como siempre Noel, Excelencia es lo que hay en este blog 🙂

    Bendiciones,
    Pedro Sanchez, Jr
    Estados Unidos

  18. PEDRO: Gracias por visitarme Pedro, un honor para mi.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  19. me encanto la conversacion y las palabras de juan carlos alvarado pero reitero x ke se salio de palabra en accion de ese grupu x ke la abandono si todo estaba mejor con ese grupo, pues despues de eso palabraen accion se cambio ya no es la misma no se consagran bien y tampoco cantan como antes

  20. quisiera estar en ese tiempo en la ciudad de Quetzaltenago Guatemala y vivir esos verdaderos momentos de danza avivaviento, pero sobretodo alabanza y adoracion con el mejor grupo, mejor artista del planeta; Palabra En Acción.
    Saludos; desde Mérida Peninsula De Yucatán.

  21. Estas composiciones son aun mi canto en varios momentos de mi vida y producen animo y gozo,aprendi ha hacer canticos nuevos en mi oración y adoración y lo que descubrí hace años que estaban hechos en notas y tonos especialmente para hacerlo congregacionalmente , es decir con todos con muchos, con la iglesia, sin quitarle creditos a algunos que componen en notas u tonos dificiles, es que se deberia seguir componiendo así, para entonarlos congregacionalmente y han sido de bendicón, recuerdo este cantico recien lo habia aprendido de un cassette que habia adquirido en un Seminario.SANTO ES EL SEÑOR- lo cantamos en nuestra iglesia cuando me toco dirigir , y la mas amciana de la iglesia me dijo, hermosa esta canción , como inspira, sigan bendiciondo al mundo con esto, gracias de verdad.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

La agridulce Palabra de Dios

Hace unos días tuve una conversación con un