Conversando sobre composición con: Michael Rodríguez (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Michael Rodríguez (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
4410
7


Un compositor apegado a la Palabra.

Cantante, músico y compositor puertorriqueño que tiene alrededor de 10 álbumes en su haber sin contar en los que ha participado como saxofonista. Ha sido nominado y galardonado con los Premios Arpa y los Premios Tú Música. La entrevista la realicé en Ciudad de Guatemala, Guatemala.

Michael, gracias por permitirme conversar contigo sobre composición. La gente no lo sabe pero ya habíamos intentado hacerlo hace algunos meses en El Salvador, ¿recuerdas? Por razones fuera de nuestras manos tuvimos que posponer la entrevista. Y bueno, es aquí en Guatemala donde hemos coincidido para conversar sobre el tema. Cuéntame, ¿cómo fueron tus primeros años en el evangelio? ¿Cómo comenzaste en la música?

Michael: Bueno, para hablarte de mis primeros años tendría que entrar en muchos detalles. Pero para que tengas un panorama yo me crié en un contexto cristiano muy legalista. Siendo hijo de pastor me criaron de forma muy estricta allá por la década de los ´70. Por ejemplo: si todos los niños podían reír, ¡el hijo del pastor no! Esa era la dinámica. Por eso cuando salí de la High School allá por los ´80 yo estaba deseoso de huir de ese ambiente. Estaba tan cansado de la hipocresía en la iglesia. Fíjate, mi papá es un hombre muy sano y muy amoroso con la gente y había quienes le hacían daño hablando a espaldas de él. ¡Yo ví eso! Son cosas que no vienen al caso pero que me afectaron mucho. Eso me llevó a desarrollar una apatía al sistema, al punto que cuando cumplí 17 me aparté de los caminos del Señor.

Al casarme me enrolé en ejército de los EE.UU. y tuve una hija. A la edad de 20 años perdí a mi esposa. Falleció de una enfermedad del corazón. Como no tenía al Espíritu de Dios en mi vida no pude lidiar con la tragedia y regresé con mi hija a Puerto Rico a vivir con mis padres. Como había perdido todo el enemigo me zarandeó y comencé a consumir alcohol y drogas. Tuve una crisis bien fuerte y por eso llegaba a casa de mis papás borracho y drogado…

Si la pasabas así, ¿quién atendía a tu hija?

Michael: Mi mamá. Yo estaba tan sumergido en mi crisis que me volví una persona muy irresponsable. Comencé a mujerear e hice cosas que hoy me avergüenzan mucho porque sé que el Señor está en mí; sin embargo, debo decírtelas para que sepas de dónde vengo.

Como te decía, yo llegaba a casa constantemente borracho pero mi mamá siempre me esperaba. Cuando entraba decía: “Aquí viene mi hijo que va a ser predicador”. Ella declaraba eso aunque veía un panorama totalmente diferente. Como yo conocía las cosas del Señor le respondía: “¡Cállese señora! ¡No quiero que me diga nada!” Pero ella insistía: “Este es mi hijo quien va a ir a las naciones y quien va a traer honra a este hogar”. Yo me molestaba mucho y por eso, al día siguiente intentaba llegar más borracho. Pero ella con más ímpetu declaraba las mismas palabras. Eso es algo que siempre me ha impactado de mi mamá, que aunque yo la hice sufrir mucho siempre creyó. Hoy en día ellos están bien contentos con lo que Dios está haciendo conmigo.

¿Qué te llevó a reconciliarte con el Señor?

Michael: Llevaba bastante tiempo con mi crisis, vació y sin deseos de seguir luchando. Aunque tenía deseos de vivir andaba por la vida existiendo nada más, no viviendo.

Un día yo estaba en Virginia, EE.UU., yo ya había hecho amistad con René González…

¿Ya estabas involucrado en la música?

Michael: Es que yo comencé en la música a los 8 años. Yo estudié solito, empíricamente. Cuando tenía 14 ya me llamaban de los estudios de grabación para hacer comerciales. Mi instrumento principal es el saxofón, toco algo de guitarra, pero no me considero guitarrista.

El punto es que estando en EE.UU. René y yo teníamos una amiga en común y ella le dijo a él: “Quiero presentarte a un muchacho que está pasando por una crisis y también es músico”. Así fue como René y yo comenzamos a hacer amistad. Él me invitaba a tocar con su banda a pesar de cómo estaba. Me empecé a involucrar en las cosas del Señor tocando el saxofón en sus conciertos. Aunque yo estaba en dos aguas el Señor ya estaba trabajando conmigo.

Entonces, a los 22 años regresé a Virginia y mientras tocaba en un club nocturno comencé a llorar y a llorar. Lloraba tanto que el dueño de la banda me dijo: “Oye, nos estás dañando el show” y me envió a la casa. Cuando entré al auto y tomé el volante comencé a llorar otra vez…

¿Por qué llorabas?Michael Rodríguez 2

Michael: No era por depresión ni nada, nunca he sido una persona depresiva. Pero sentía que necesitaba un propósito. Tocaba por tocar, hacía música por hacerla. Ya no había esa pasión por la música ni por mi trabajo. Yo decía: “Dios mío, ¿qué es esto que estoy sintiendo? Si tú eres real, como mi papá y mi mamá me han hablado toda mi vida, entonces entra en mi corazón”. Todo esto en el auto, solito, solito. Llegué a mi casa y comencé a llorar otra vez hasta que me quedé dormido.

Al día siguiente me levanté con nuevas ganas, con deseos de vivir y de luchar. No es que mi vida cambió de una sola vez porque tomó su tiempo dejar ciertas cosas, pero ya había entrado al proceso. Y bueno,  llegó el momento en el que el Señor me restauró y ya llevo 20 años limpio, sin usar drogas, siendo un hombre de una sola mujer, etc.

Después volví a Puerto Rico y estuve un tiempo más con René. Recuerdo que fuimos de gira con la banda a Orlando, Florida, y tuvimos un concierto el sábado y ya el domingo me invitaron a una iglesia a compartir mi testimonio. Cuando estaba ministrando se levantó una persona a profetizar. Aunque yo soy alguien bien cuidadoso con eso de la profecía, la persona dijo: “Así te dice el Señor, irás a las naciones. Dios va a poner una unción especial en tus manos y en tu boca”. Yo pensé: “Bueno, lo de las manos ha de ser para tocar mi instrumento y lo de la boca para soplarlo”.

Dos semanas después fui a Miami a grabar con Isaac Hernández, creo que para un disco de Renán Carías, no recuerdo muy bien. El asunto es que mientras grabábamos Isaac paró la grabación y comenzó a decirme: “¿Sabes una cosa? Siento en mi corazón decirte que Dios va a poner una unción especial en tus manos y en tu boca”. Y recordé lo que me habían dicho dos semanas antes. Pero él siguió: “¿Pero sabes? Vas comenzar a componer canciones para Dios y las comenzarás a cantar”. Cuando él dijo “cantar” me eché a reír porque yo nunca había cantado y además, era sumamente tartamudo. Igual yo le creí al Señor…

¿Hasta ese entonces nunca habías escrito una canción?

Michael: Nunca había escrito una canción ni había cantado. Nada. Solo soplaba el saxofón y así servía al Señor. Desde ese momento el Señor me levantó con un ministerio poderoso y ya llevo muchísimos años dando por gracia lo que por gracia he recibido.

¿Cuál fue la primera canción que escribiste?

Michael: La primera se titula: “Preso»

Esta entrevista fue seleccionada para la nueva edición del libro LA AVENTURA DE COMPONER (CÓMO ESCRIBEN SUS CANCIONES LOS COMPOSITORES CRISTIANOS), el cual compila 32 entrevistas a compositores evangélicos donde relatan cómo escriben sus canciones, además de 16 entrevistas inéditas a pastores, maestros y teólogos donde brindan su opinión sobre la composición de canciones en la Iglesia de hoy.

PARA ADQUIRIR EL LIBRO EN FORMATO DIGITAL DA CLIC AQUÍ.

7 Comentarios

  1. nelson galvez

    sencillamente impresionante!!!!

    que gran testimonio

    desde que comence a servir a el señor me gusto mucho la musica de Michael Rodriguez y habia leido por alli que era hijo de pastor por lo que crei que le habia sido muy facil llegar a ser destacado en la musica.

    Pero ahora desde el punto de vista de la entrevista del hermano Noel me doy cuenta que no todo es color de rosa, por lo que para cosechar una buena composicion de bendicion a otras vidas el algunas ocasiones se debe pasar por el valle de lagrimas.

    Gracias Hno. Noel por traernos esta entrevista
    Saludos y que Dios le Bendiga

  2. NELSON: Me alegra saber que te ha bendecido la conversación, saludos a ti también y que el Señor te bendiga.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. roberto alfaro

    Hey excelente entrevista creo que cuando Dios tiene un propósito para nuestra vida el enemigo tratara de poner obstáculos para que no sigamos adelante pero es ahí donde tenemos que confiar en Dios y en sus promesas. Bueno y que mas con claro con esta entrevista que nos deja claro que si confiamos en Dios todo es posible bendiciones para todos.

  4. ROBERTO: Tienes razón, y como dice Michael: los obstáculos pretenden frenar nuestro llamado en Dios. Pero hay que enfrentarlos y seguir adelante sabiendo que hay vidas que serán bendecidas.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Gran aporte!

    Saludos.

  6. UZIEL: Gran comentario! Je. Saludos amigo.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. Marco palacios

    Noel estuve en las conferencias de San Pedro Sula y ahorita en la
    entrevista que le hiciste a michael rodriguez me remonte a años atras y llore
    Nuestro Dios es maravilloso y lo que el puede hacer en la vida de alguien que talves
    los demas piensen que ya no hay esperanza para ellos. Gracias por la entrevista
    Dios te bendiga

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de