Conversando sobre composición con: Paulis Sánchez (Segunda parte)

Conversando sobre composición con: Paulis Sánchez (Segunda parte)

- en Conversando sobre composición
1929
2


Compositora de «En ti Jehová».

Una entrevista a Paula Sánchez, mejor conocida como “Paulis”, cantante y compositora canadiense que creció en Colombia y que actualmente reside en Toronto, Canadá. Hasta el momento tiene dos producciones musicales: “Seguro en ti” (2007) y “My soul mi alma” (2011). Es directora de adoración en Rhema Christian Ministry, una iglesia de cultura afroamericana y donde sirve fielmente desde hace más de 12 años. Una conversación vía Skype a las 11.00 a.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Paulis, cuando dices que tú le muestras tus canciones a una persona o a todo el equipo de alabanza, ¿cómo manejas la crítica? O sea, tú podrías pensar que es una gran idea, una gran canción; pero ellos podrían pensar diferente y no verle futuro a tu idea. ¿Cómo enfrentas ese tipo de cosas?

Paulis: En el primer disco hay una cadena de tres canciones, pero originalmente yo presenté a mi productor una sola. Cuando la oyó me dijo: “Esta no es una canción completa, no creo que esté lista para grabarse”. Yo pienso que lo más importante cuando presentas una canción a otros es dejar tu ego a un lado. Para quienes son músicos no es fácil, ya que por su naturaleza creativa le es difícil escuchar críticas constructivas. Cuando mi productor me dijo que no estaba lista yo le dije: “No, a mi me parece muy bien”. Y él: “Dejémosla a un lado para trabajarla pero creo que no está lista”. Al final hicimos eso y le di toda la razón.

A las semanas tuve un viaje y escuché una canción, y lo que hicimos fue unir lo que originalmente tenía con otras dos, una de ellas: “Cuán hermoso”, de Marcos Witt.

¿Cuándo caíste en cuenta de que verdaderamente eras una compositora? Porque tú podrías haber escrito una o dos canciones y no considerarte una, pero seguiste escribiendo. ¿Cuándo dijiste: “¡Hey! ¡Yo soy escritora de canciones!

Paulis: Es una buena pregunta porque yo nunca me he considerado una compositora. Pero déjame ver… Cuando comencé a grabar mi primer disco me percaté de que no es muy común eso de escuchar música en tu mente y sin un instrumento…

No es común, aunque hay algunos compositores que he entrevistado para mi blog que componen sin saber tocar un instrumento. Danilo Montero, Jaime Murrell y Gadiel Espinoza son ejemplo de ello…

Paulis: ¿Sabes qué es lo más curioso? Que hay cantantes que me piden canciones. Me escribe gente que está por grabar y me dicen: “Necesitamos una canción así y así…” Entonces eso me hace no considerarme compositora porque cuando me ponen a presión me freno…

Es que algunos componemos cuando la inspiración nos empuja, no necesariamente por encargo. Pero que eres compositora, ¡Vaya que lo eres! 

Paulis: ¡Gracias!

Ahora, déjame hacerte otra pregunta, ¿qué te impulsó a grabar? Una cosa es que cantes y compongas, pero eso no significa que debas de grabar, ¿hubo algo que te animó a hacerlo?

Paulis: Fue una experiencia interesante. Yo sirvo como directora de alabanza de mi iglesia. Mi iglesia es afroamericana. Hay voces grandiosas y lo que yo sé técnicamente lo aprendí al interactuar con esas voces. Un día estaba dirigiendo la alabanza, allá por el 2005, y ese día llegó un productor de música góspel a la iglesia. Resulta que nosotros tenemos varias reuniones, así que como él llegó tarde a la reunión anglo se quedó a la reunión en español ese día que yo dirigí.

El asunto es que se sentó hasta la parte de atrás y como en ese entonces él no hablaba nada de español, pensó: “Bueno, ya vine tarde, ¡veamos que sucede en el servicio en español!” Cuando terminó la reunión se me acercó, se presentó como Richar Pickard y me dijo que llevaba 20 años en la música. Entonces me dijo: “Oye, esta es mi tarjeta. Busca referencias de mí y déjame decirte que tu cantas muy bien y deberías considerar grabar. Si lo quieres hacer estoy dispuesto a ayudarte”.

¡Y se fue! (Se ríe).

Al irse me quedé con la tarjeta y comencé a preguntar sobre él… ¿Y qué crees? Todo mundo lo conocía. ¡Me hablaban puras maravillas de él! Consulté con mi familia, mis pastores y me animaron a que lo llamara y que grabara. Como yo tenía libros de canciones guardados, entonces le escribí un email. Y bueno, al final nos reunimos a tomar un café y a las pocas semanas yo ya estaba en una sesión de composición en Nashville, Tennessee, EE.UU.

¿Por qué allí? ¿Él no estaba en Canadá?

Paulis: Él vive en Canadá pero se la pasa viajando a EE.UU. Ya en Nashville conocí a Roger Ryan, que ha hecho cosas para películas de cine y Cece Winans, Yolanda Adams, etc. La verdad me tomé un año y medio para grabar ese primer disco. Cuando lo terminé pues yo tenía una página de MySpace, que en aquel entonces era la moda en las redes sociales. A medida que iba grabando fui subiendo información de la grabación y poco a poco más y más gente se sumó a mi MySpace. Al punto que en 2007, año que lancé el disco, yo ya andaba de gira promocional en Venezuela pues me había contactado Antonio Núñez, un coordinador de eventos.

Cuando regresé de Venezuela, Coalo Zamorano me escribió y me dijo: “Tengo tu música en mi correo y como Canzion quisiéramos conversar contigo”. De paso, ese año también fui a Expolit y conocí a muchísima gente…

¿Se concretó algo con Canzion?

Paulis: No, pero no porque pasara algo entre nosotros, simplemente no era el tiempo de Dios. A raíz de que le dieron mi disco a muchas personas de Canzion pues se me abrieron muchas puertas. Entre 2007 y 2010 viajé a Europa, Centro y Suramérica. Y bueno, fue durante ese tiempo que fui componiendo y reuniendo las canciones para este segundo disco que ahora estoy promoviendo.

¿Qué me puedes decir entonces de este segundo disco? ¿Qué te motivó a grabarlo?

Paulis: Tardé varios años en lanzarlo. Yo quería que las canciones que formaran parte del proyecto reflejaran lo que Dios había puesto en mi corazón. Cada canción tiene una historia por la cual está incluida, sea mía o de otra persona, yo tengo una experiencia personal con esa canción.

Por ejemplo, en 2009 estuve en España y visité la ciudad de Vigo. Un pastor me invitó a su iglesia y esa vez solo habían mujeres en la reunión. Lo curioso es que no habían instrumentos musicales en la plataforma sino solo tambores y percusiones. Entonces, cuando comenzó la alabanza, simultáneamente entró un grupo de mujeres danzando. Eso me impresionó mucho porque ellas estaban adorando al Señor. Algunas lloraban y vamos, no había piano ni guitarras, ¡solo percusiones! Lo que vi esa vez fue impresionante.

Cuando terminó la reunión, yo le pregunté a la pastora que por qué solo habían asistido mujeres y me dijo: “Es que este es un servicio especial”. Me contó que junto con su esposo habían venido desde África como misioneros y que su ministerio era ayudar a las mujeres que eran traídas a España con engaños para ser explotadas sexualmente. Estos pastores se han hecho amigos de estas mujeres, las invitan a las reuniones y esa es su forma de adorar al Señor. Fue por esta experiencia que compuse “Rejoice” (oír en el player) junto con otra persona.

Fíjate, melódicamente yo sabía cómo quería esta canción, con percusiones africanas. Aun estando en España comencé a tararear la melodía. Luego de Vigo fui a Alicante y mientras ministraba allí le dije al percusionista de la iglesia que tocara algo que yo le indiqué y comencé a mostrarles la canción a todos. ¡La recibieron de inmediato! Fue allí que dije: “¡Esta canción la voy a grabar!”

¿Qué otra experiencia memorable hay detrás de “My soul Mi alma”?

Paulis: Bueno, “Él es Dios” (oír en el player) es una canción muy vertical. Dice: “Él es Dios y no hay otro. Él es Dios y no hay nadie como él. Me enseñas el principio y mi final. Tu majestad es siempre sin igual, etc”. Dios me la dio cuando estaba atravesando un momento muy triste. Esa vez que me sentía tan pero tan mal yo dije…

¡Espera! ¡Cuéntanos qué pasó! ¡Para que todo mundo sepa! ¿Sí? Jajaja…

Paulis: Jajaja…

¡Estoy bromeando!…

Paulis: Jajaja… Mira, la verdad es que ahora que veo hacia atrás no era una situación tan grave, pero en ese momento para mí sí lo era. Como tú sabes, el carácter de un músico es que experimenta emociones de una manera muy fuerte. Por ejemplo yo, si estoy triste, estoy muy triste. Si estoy alegre, estoy muy alegre. Entonces esa sensibilidad también nos ayuda a componer mejor.

Esa vez que me sentía mal dije: “Bueno, aquí lo único que me toca es estar quieta y dejar que Dios sea Dios en mi vida”. A partir de allí comencé a enfocarme en Dios, en pensar quién es él y qué representa para mí.

Paulis, tenemos que terminar, pero antes de hacerlo quiero hacerte un par de preguntas más. La primera es: ¿A qué le atribuyes que hayan tan pocas mujeres compositoras? ¿No te has fijado en ese fenómeno?

Paulis: Me parece una excelente pregunta. Porque aparte de compositoras también son pocas las mujeres directoras de alabanza. Por lo menos en la cultura latina, en la anglo hay más cantantes y compositoras.

Francamente no entiendo por qué se da ese fenómeno. Yo pienso que en el corazón de Dios la mujer vale mucho. Te lo podría comprobar hasta bíblicamente. Con esto no estoy diciendo que ella debe ser la cabeza del hogar, la Biblia es clara al decir que el hombre es dicha cabeza. Lo que te quiero decir es que el papel del hombre no relega a la mujer a uno de menor valor.

Pienso que esto se da por una cuestión cultural, con intención o sin intención, la iglesia la da valor a la mujer pero no necesariamente el que debería. Probablemente eso haya formado la idiosincrasia de la gente. De paso, quizá las mujeres no han sentido el apoyo, los recursos, quizá se les ha animado muy poco a componer y a liderar la alabanza. No sé, estas cosas las hemos visto como algo que el hombre siempre hace. Por eso te digo que pienso que es cultural. Francamente no ha sido fácil para mí. ¡Más cuando no eres casada! Incluso por allí la gente duda de tu llamado cuando ven que eres soltero. Pero Dios puede usar para grandes cosas a las mujeres. En la Biblia está Ester, Rut…

¡Hasta Débora y María de Nazaret! Que compusieron canciones. Si ves el libro de Jueces está la canción de Débora y algunos comentaristas creen que el Magníficat de María realmente es una canción…

Paulis: Exacto, yo pienso que uno debe conocer su propia identidad en Dios y confiar que él puede hacer algo grande de ti.

La última pregunta para ti es: ¿Qué consejo le darías a las mujeres que están aprendiendo a componer o ya componen? ¿Qué les dirías para animarlas a incursionar o profundizar más en esta faceta?

Paulis: Por ser mujer y por ser soltera, yo les diría que no importa que no hayas nacido como hija de pastor o que tus padres no hayan tenido una trayectoria ministerial. Dios se fija en el corazón, en tu integridad. Yo les animaría a encontrar su identidad en Dios, como persona, como hija de Dios, como princesa del Rey. Deben descubrir su propósito dentro de la voluntad de Dios. No esperen a que un hombre las promueva. Dios es quien promueve. Si confías en él, tú podrías ser la persona con menos recursos y cualidades; pero si Dios quiere que algo sea… ¡Va a ser!

Noel Navas.

[ti_audio name=»Paulis Sanchez 2″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

2 Comentarios

  1. Me encanta ver las experiencias de los compositores que entrevistas por la sinceridad, pasion y emocion con la que exprensa ese talento que Dios sembro en ellos 😀 No se si sabias (pero creo que si), pero J.S. Bach adapto el Magnificat en una obra sinfonico-coral de gran magnitud, toda una joya musical jeje! En Youtube esta completa

  2. Dieter Carranza

    Comparto plenamente esta frase de la entrevistada:

    «Una buena canción es buena independientemente de que esté orquestada, tocada con una guitarra acústica o simplemente cantada a capela. Una buena canción es memorable y conectará a las personas independientemente del género que les guste a ellos»

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de