Conversando sobre composición con: Ray

Conversando sobre composición con: Ray

- en Conversando sobre composición
1789
6


Un compositor con una intensa pasión evangelística.

Una entrevista a Israel Alonzo, mejor conocido como: Ray. Nacido en México tiene más de 10 años en la música y participaciones raperas en producciones como Enciende una luz, Todos deben de saber y Dios de pactos (Canzion Producciones) y en el álbum Cerca de ti de Jesús Adrián Romero. Fue director y fundador del proyecto: NAF y ahora forma parte de la familia de ReyVol Records, de Emanuel Espinoza. Es pastor de jóvenes en la iglesia Rancho Hills Church en San Diego, EEUU, donde vive con su esposa e hijos. Una conversación en el Hotel Biltmore Express en Ciudad de Guatemala, a las 3:00 p.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Ray, gracias por tu tiempo, me gustaría comenzar desde el principio, ¿desde cuándo te introdujiste en todo esto de escribir canciones?

Ray: Yo empecé a los 16 años, el año que recibí al Señor Jesús. Antes de eso yo no quería saber nada de Dios, ni siquiera conocía muy bien del cristianismo, claro, sí de la religión tradicional. Conocí al Señor por medio de un accidente de motos. Yo nací en Tijuana, pero me crié en Baja California, el accidente lo tuve en Ensenada, allá por Ojos Negros. Resulta que a mí siempre me ha gustado toda esta onda del Motocross. Andaba corriendo una carrera que se llama Off Road (Todo terreno) y en un descuido salí volando por un cerro, estuve a punto de perder la vida y allí oré: “Señor, si tú existes de verdad, ¡ayúdame! ¡Sácame de aquí!” Desafortunadamente uno busca a Dios hasta cuando se tienen problemas. Me llevaron al hospital y todo el tiempo que estuve allí decía dentro de mí: “¡Algo pasó! ¡Dios me dio una oportunidad! ¡Dios me dio una oportunidad!”

Cuando regresé a la escuela le compartí a mis amigos lo de mi accidente de moto. Les dije que algo bien raro me había pasado, les conté que le pedí a Dios que me ayudara y que milagrosamente estaba vivo. Cuando oyeron eso me dijeron: “¡Claro! ¡Dios existe y él tiene un plan perfecto para tu vida!” En ese momento me dí cuenta de que eran cristianos y les reclamé: “¿Por qué no me habían dicho eso antes? ¿Por qué nunca me hablaron de Jesús?”

Desde entonces comencé a asistir a la iglesia y me gustó mucho porque había música, pero noté que no había mucha música en español para jóvenes. A los pocos meses de convertirme pensé: “Tenemos que hacer música que le guste a los jóvenes, algo que les llame la atención”. Fíjate, te estoy hablando de 13 años atrás y en ese entonces no había mucha música con géneros juveniles en español, claro, eso ya ha cambiado y aunque sonaba mucho la alabanza y adoración yo decía: “¡Cómo puede ser que yo haya sido impactado por Dios y a la vez hayan tantos jóvenes que no lo conozcan!” Noel, Dios me tuvo que tumbar de la moto para que yo agarrara la onda, por eso decía: “No tiene que ser así, ¿por qué no le llevamos el evangelio a los jóvenes a través de la música y de este modo se den cuenta que Dios es real?”

Yo no vengo de una familia de músicos, pero siempre me gustó la música y así fue que comencé a planear algo. Me junté con mi amigo Dante Huerta y comenzamos a escribir letras. Yo no tenía mucho qué decir excepto que Dios existía y lo que él había hecho en mi vida. Luego Dante y yo nos juntamos con otro amigo, Rogelio Meza e hicimos una pequeña banda que llamamos: Proyecto Vida y comenzamos a hacer Hip-hop. Yo escribía letras, Roger tocaba las tornamesas y otro amigo: Josué, tocaba la batería. Comenzamos a tocar en las plazas de los pueblos. Logramos hacer un par de temas. Algo que me impresionó era que siempre en mi corazón había una inclinación por decirle a la juventud sobre la existencia de Dios y sobre eso componía, de lo que había en mi corazón. Así comenzó todo.

¿Aún recuerdas los nombres de esas primeras canciones? ¿Cuáles fueron?

Ray: Creo que fueron: Mi amigo más fiel y La vida moderna, que por cierto tenía unas estrofas que me gustaban mucho y la grabamos en NAF donde la llamamos: El cuadro del mundo. Después formé otra banda que se llamó: Levántate y vive, recuerdo que nos invitaron a un evento, allí estaba Fermín García y luego de vernos nos invitó a otro congreso pero ahora más grande, como de dos mil personas. Así Dios fue abriéndonos puertas. Como te digo todo comenzó por esa pasión de compartir el amor de Jesús con los jóvenes y de la necesidad de hacer música para ellos. Después de eso tomé la decisión de estudiar música.

En el CCDMAC, ahora Instituto Canzion… ¿verdad?

Ray: Exacto, yo tenía 17 años y no recibían alumnos de esa edad pero a mi sí me recibieron. Al entrar a la escuela comenzó otra etapa, seguí haciendo evangelismo y junto a otros estudiantes de la escuela nos íbamos a la Plaza de Armas y yo comenzaba a rapear. La gente se acercaba a escucharnos, hacíamos música con botes de basura, guitarras acústicas y los jóvenes se entregaban al Señor. Vimos fruto y hasta comenzaron a congregarse en la iglesia. Te repito: todo comenzó con una pasión de componer para mi generación. Por cierto, en ese entonces el director de la escuela era Edgar Rocha y como él cantaba, me dijo: “Oye, ¿por qué no participas en mi disco?” Por esa invitación visité por primera vez un estudio.

¿En cuál de sus discos participaste? 

Ray: En “Proclamando libertad”, canté en la canción: “Regocíjate y canta” (oír en el player).  Yo a penas tenía 17 años. Luego Coalo Zamorano me invitó a cantar en el primer disco de VCV (Vida, Camino y Verdad), participé en las canciones: Hónralos (oír en el player) y Qué dichoso soy (oír en el player).

Después más puertas se siguieron abriendo pues me invitaron a ayudar en la gira de Marcos Witt, no cantando, sino cargando bocinas. Mientras estábamos de gira Marcos me dijo: “Tú eres el que se avienta los raps, ¿verdad? ¿No te gustaría participar todas las noches conmigo al final de cada celebración?” Allí fue donde nos inventamos el: “¡Salta para Cristo! ¡Salta, salta!”

Al acabarse la gira grabé la introducción del disco: Enciende una luz (oír en el player) que escribí basado en los nombres de las canciones del disco y de sus respectivas letras. El rap: “¡Salta para Cristo!” se metió en la canción: “Venció” (oír en el player). Antes también hice el rap para la canción: “Como Búfalo” (oír en el player) que está en el disco: Cerca de ti de Jesús Adrián Romero. Con el tiempo Marcos Witt me dijo: “¡Oye! ¡Tú deberías de grabar!” Por eso, cuando abrieron el sello: Pulso Records, grabé NAF.

¿Qué significa NAF?

Ray: Nacidos para Arrebatar con Fundamentos, NAF.

¿Por qué el nombre? ¿Cuál fue la visión para ese proyecto?

Ray: Nos basamos en Mateo 11:12 que dice: “desde los tiempos de Juan el bautista el reino de los cielos sufre violencia y los violentos lo arrebatan”. A mi me encantó ese versículo, incluso hasta el día hoy ese sigue siendo uno de los versículos claves de mi vida. Por eso llamamos a la banda: Nacidos para Arrebatar con Fundamentos, claro, los fundamentos son la Palabra de Dios. Fue un tiempo muy bueno, aprendí muchas cosas y como siempre me ha gustado el rap junto con la banda fusionamos Rap con Rock, Rap Corn.

¿Cómo fue el proceso de escribir para NAF? Alguna vez oí el disco y de veras que son canciones musicalmente pesadas…

Ray: Como te dije fueron canciones que ya había escrito, nada más que las pulí, por ejemplo: Trato (oír en el player) y La vida moderna (oír en el player) que había cantado con Proyecto Vida. Ahora, el proceso para componer para NAF fue muy divertido porque en español no hay bandas que canten Rap Corn, con guitarras, gritos, etc. Sí había Rock, pero no Rap Corn como género en español. Claro, no estábamos inventando nada nuevo pues en inglés ya estaba el género. En ese entonces estaba pegando mucho P.O.D. y otras bandas así. Mi sed porque otros conocieran a Jesús me impulsó a escribir lo que escribí y promover NAF.

Ray, en este punto permíteme hacer una bifurcación y hacerte dos preguntas. Primero, como ya dije, NAF es un disco fuerte, musicalmente hablando, ¿cómo reaccionaron los cristianos ante esta propuesta? ¿La recibieron bien o se escandalizaron?

Ray: En ese entonces el Rock era satanizado y ahora, al nosotros cantar Rap Corn con gritos y guitarras eléctricas aumentadas, pues toda esa onda para algunos cristianos fue demasiado, también nos tildaron de satánicos; sin embargo, para otros fue algo increíble. Ellos comprendieron nuestra visión, que queríamos salir de las cuatro paredes de la iglesia y evangelizar. Pero sí, hubo gente que nos tildó de satánicos e irreverentes.

La segunda pregunta sería: ¿cómo reaccionó la gente que querían alcanzar? ¿Recibieron bien vuestra propuesta y vuestro mensaje?

Ray: Francamente para algunos fue demasiado religioso, por ejemplo: no entendían la canción: Locos (oír en el player) y les chocaba que en ese género habláramos de Cristo. Pero alcanzamos a muchos. Mi visión con NAF siempre fue hacia fuera, llegamos a tocar en Antros y en Discotecas, siempre con nuestro mensaje. Hablábamos claro de Jesús. Ese tipo de música nos abrió muchas puertas para evangelizar. Nuestro género llamaba mucho la atención de la gente y cuando cantábamos Locos la gente decía: “¿Qué ondas con estos?” Al final de nuestras participaciones siempre hacíamos el llamado y había gente que recibía al Señor.

En cuanto a composición aprendí una lección valiosísima y es que debimos haber sido más sabios para llegar a ese grupo de gente, pues aunque era evangelismo nos faltó un poco más de sagacidad y ser más astutos. Mira, yo soy una persona que no le gusta diluir el mensaje pero también creo que para llegar a ciertos sectores como a los que nosotros llegábamos se necesitan estrategias, claro, sin negar el nombre del Señor. Como te dije, tuvimos aceptación pero en cuanto a composición debimos haber escrito para llenar necesidades más específicas y no que se sintieran atacados. Debimos haber sido más sutiles en el uso de las palabras y decir lo mismo en otro lenguaje. Quizá debí haber esperado un poco más de tiempo para saber qué era lo que la gente necesitaba escuchar y cómo les íbamos a presentar la Palabra. Probablemente hubiéramos tenido más resultados de los que obtuvimos. Pero los tuvimos y eso es lo importante. Aún hoy en día me encuentro gente que me dice: “¡Hey! ¿Qué ondas con NAF? Yo recibí a Jesús a través de ustedes”. O me dicen: “Yo recibí al Señor después de verlos tocar y al escuchar su disco, ¡qué bueno que hicieron ese tipo de música!” Te confieso que me dolió no haber continuado NAF.

¿Y qué pasó? ¿Por qué no continuaron con el proyecto?

Ray: Porque con el tiempo se volvió una locura podernos reunir para ensayar y orar. Unos se mudaron a Dallas, otros a Monterrey y jalarlos para ensayar y viajar era complicadísimo. Es decir, la distancia hizo imposible continuar con la banda. Para mí quienes tienen una banda se merecen mis respetos. Porque es todo un rollo ensayar juntos, orar juntos y viajar juntos. NAF duró del 2001 al 2004, en el 2005 me llamó Emanuel Espinoza, de Rojo, y me dijo. “Oye, ¿qué estás haciendo?”, quedamos de vernos al final de un concierto y platicamos él, Linda (su esposa) y yo. Francamente yo siempre supe que tenía que ser solista, desde que estudié música en Durango, cuando hice lo que hice con Jesús Adrián Romero y Marcos Witt, y bueno, al hablar con Emanuel decidí echarle ganas ya como Ray, como siempre me han conocido. Hablé con la gente de Canzion, salí por la puerta, ¡no por la ventana! (se ríe) y comenzamos a trabajar el disco: Más, que contiene canciones mías, de Emanuel y de Fermín IV, el ex-Control Machete. Por cierto, me gustó mucho esa mancuerna, pues Emanuel y su gente hacía la música y me la daban para ponerle yo las letras.

Pero tú sabes tocar un instrumento, ¿o no?

Ray: Sí, toco piano, guitarra y batería, lo aprendí en la escuela, pero francamente nunca me he centrado en ejecutar, siempre he estado adelante interpretando.

Y “Más”, ¿qué género musical es? ¿Siempre Rap Corn?

Ray: ¡No, ya no! (se ríe), cambiamos todo el estilo, es más Hip hop con Funk, varias fusiones, pero ya no Hard Corn ni Rap Corn…

¿Por qué ya no?

Ray: Porque quería llegar a más gente con el mensaje. Si lo quieres llamar: comercial, no tengo problemas con eso, pero yo quería llegar a más jóvenes. Yo te digo las cosas como son. Aunque aún me sigue gustando el estilo de NAF como dicen por hay: “le bajamos un poquito a las guitarras” y comenzamos a fusionar y a hacerlo más ameno, divertido, música que pudiera llegar a más gente.

¿Cómo aplicaste las lecciones que aprendiste en NAF a tu proceso de componer en este nuevo disco?

Ray: Pues la composición la enfoqué en escribir para abarcar a los jóvenes de la iglesia y a los de afuera también, no solo a éstos últimos como hice con NAF. Mira, desafortunadamente tenemos jóvenes en nuestras iglesias que están peor que los jóvenes del mundo, por eso quise abarcar ambos grupos. Hablé con Emanuel y le dije: “Quiero hacer música que conecte a los jóvenes con Dios y que esa misma música atraiga a los que no son cristianos y allí mismo hacerles el llamado”. Con este disco ese fue mi enfoque, uno donde siempre hiciera evangelismo. Y ha resultado muy bien, ha tenido mucha aceptación. Allí están canciones como: Lánzate (oír en el player), Quiero más (oír en el player) y Eres mi deseo (oír en el player). Ya estamos por cumplir 3 años con el disco y estoy a punto de sacar el nuevo: “Volar o morir”.

¿Tú crees que la pasión por ganar almas justifica la incursión en este tipo de géneros musicales? ¿Crees que el deseo porque otros conozcan al Señor justifica que usemos esos medios para predicar?

Ray: Totalmente, yo desde que recibí a Cristo quise decirle a la juventud que Dios existe, que lo conocí después de un accidente y que no deben desaprovechar la oportunidad que nos da de conocerle. Yo no sabía cómo hacerlo, solo tenía las ganas e hice esto y aquello y traté de llevar el mensaje hacia fuera sin olvidar a los jóvenes de la iglesia. Por cierto, después de grabar Más tomamos el pastorado de jóvenes en San Diego, California. Junto con mi esposa llevamos más de un año en esto y combinamos el pastorear, con la música y con viajar. He aprendido mucho de los jóvenes, de sus problemas y de sus broncas. Hay mucha necesidad en la iglesia y por supuesto, también afuera, por eso debemos alcanzar a ambos. Yo compongo para alcanzar a estos sectores de la juventud ya que estos tiempos no son fáciles para ellos.

¿Cómo le has hecho para soportar la crítica? Porque me imagino que te han y te siguen criticando…

Ray: Bueno, me ayuda la visión que Dios me ha dado. Él me dijo que trabajara con la juventud. La palabra que te compartí antes en Matero 11:12 es básica y todo el que tenga una visión de Dios debe tener una palabra que provenga de él, pues cuando no haya dinero, cuando venga la crítica y cuando las cosas no resulten como tú pensabas, debes correr a la Palabra de Dios y eso te dará fortaleza. Eso es lo que a mí siempre me ayuda.

Otra cosa que me ha servido son los frutos. Cuando veo jóvenes que me dicen que conocieron al Señor por mi música o cuando me ha tocado predicar y me agradecen por la palabra que compartí, cuando veo esos frutos me animo. No es que vivo de eso, pero me ayuda muchísimo para seguir adelante. Mi familia también juega un papel importante para no decaer ante la crítica. Yo tengo 13 años en el ministerio, comencé a los 16 y te soy franco: a mí la crítica me resbala (se ríe). No me interesa porque tengo a mí alrededor mentores y consejeros y ellos saben hasta en qué lugar me encuentro en este momento.

Háblame del nuevo disco que viene…

Ray: Se llama: Volar o morir y habla de alcanzar los sueños. Yo veo a las personas diferente a como otros las ven. Yo las veo con alas, pero desafortunadamente no todos las abren para volar. Hay gente que ni el viento mueve sus alas. La idea del disco es animarlos a que vuelen y alcancen los sueños que Dios tiene para ellos y que no mueran. Claro, no me refiero a una muerte física, sino a echarle ganas o morir a lo que Dios tiene para ti. Muchos sueños dependen de uno mismo, ya no de Dios, ya él te dio los talentos, solo falta que creas en ti mismo. Todas las canciones del disco giran en torno a eso. Son de ritmos Hip-hop, Rap, Salsa, Cumbia, fusiones de R&B y Hip-hop. Las letras son mías y la música de otros amigos. Emanuel está produciendo el disco y habrán participaciones especiales. Precisamente hay una canción que se llama: Volar o morir que habla de eso que te dije, de la gente que no se lanza y muere. La canción nació de conversaciones que he tenido con personas que se me acercan y me dicen que Dios les dios sueños y dicen que si hubieran hecho esto o aquello entonces todo fuera diferente. Es muy triste escuchar a gente que ha renunciado a sus sueños. Es triste ver que mueren por no intentarlo en lugar de morir en el intento.

Noel Navas.

[ti_audio name=”Israel Alonzo (Ray)” width=”600″ height=”150″ autoplay=”0″]

6 Comentarios

  1. woooooooooooooooow q envidia jajaja desde q supe de ray siempre ha sido uno de mis figuras a seguir… soy fan de NAF! jajaja xD me llega la seguridad q transmite al compartir su vision me llega! buena entrevista!!!

  2. GERSON: A mí también me desafía su visión, gracias por siempre comentar Gerson. ¡Hey! ¿Cuándo hablamos de tu canción pue?

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. En el proximo ensayo te la toco alla xq no me ha quedado chance de regrabarla… xD pero siii este sabado te la enseño por alla!

  4. GERSON: ¡Excelente papá! Gracias por mostrármela, hay la vemos la otra vez.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Un saludo para mi amigo Ray!!! Recuerdo sus años en CCDMAC, Solo puedo decir que su corazón para Dios siempre ha sido una inspiración para los que le conocemos.
    Excelente entrevista Noel. Saludos.

  6. Un gran ejemplo a Seguir que Dios lo siga bendiciendo.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Se pueden usar canciones seculares dentro de los servicios de adoración de la iglesia?

A través de esta serie de 5 entradas,