Conversando sobre composición con: Ricardo Rodríguez (Primera parte)

Conversando sobre composición con: Ricardo Rodríguez (Primera parte)

- en Conversando sobre composición
1923
6


Ricardo Rodríguez 1Compositor de la canción “Quizás hoy”.

Una entrevista a Ricardo Rodríguez, cantante y compositor de origen cubano pero crecido en EE.UU. Inició su carrera musical siendo parte de la agrupación “Nueva vida” con quienes grabó tres proyectos: “De parte de Jesús”, “Tú y yo” y “Él es” donde todas las canciones son de su autoría. En 2000 lanza el disco: “Mi deseo” con el sencillo: “Quizás hoy”, el cual es su canción más conocida y cuyo video ha sido uno de los más vistos en todo el continente. Las series de discos: “Alabanzas del pueblo” y “Clásicos de siempre” han tenido mucha aceptación entre el pueblo cristiano. Su esposa se llama: Susana y actualmente están promocionando su última producción: “Eso es”. Una conversación en el Hotel Confort Inn de la ciudad de San Miguel, a dos horas de San Salvador, a las 9:30 p.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Ricardo, gracias por el tiempo que me das para conversar sobre el tema de escribir canciones. Tengo la impresión que algunos piensan que tú siempre has sido solista, pero no saben que tuviste toda una trayectoria con un grupo musical que se llamó: “Nueva vida”. ¿Cómo fue esa etapa? ¿Qué me puedes compartir al respecto?

Ricardo: Fue una etapa muy bonita, los muchachos y yo estuvimos juntos como 10 años. Prácticamente nos criamos juntos, nos conocíamos desde los 12 años y comenzamos a tocar instrumentos desde esa edad. Mis primeros recuerdos en un estudio de grabación fue con “Nueva vida”, mis primeras canciones, viajes y mis primeros conciertos. Tengo gratos recuerdos de ello. Viajamos muchísimo, particularmente en EE.UU., también al Caribe, a Honduras fuimos muchas veces. Hicimos 3 grabaciones cuyos temas aún se escuchan. La gente se acuerda mucho de “Nueva vida” a pesar de que eso fue ya hace 20 años.

Siempre noté que todas las canciones de “Nueva vida” fueron escritas por ti, ¿a qué se debió eso? ¿No componían los demás?

Ricardo: Realmente ellos no componían, para mí hubiera sido buenísimo. Pero cuando íbamos a grabar la primera producción dijeron: “Hay que componer”, y como yo siempre he tenido una vena de poeta me senté a probar qué podía salir. Mis primeras composiciones fueron “Guiado por la luz” y “De parte de Jesús”.

¿Esas fueron tus primeras canciones?

Ricardo: Es más, cuando estaba escribiendo “Guiado por la luz” recuerdo que de buenas a primera sentí el mensaje de la canción “De parte de Jesús”, que la comencé desde el coro (canta): “Cuéntale que mi vida yo di por él…”. Allí nació, dejé de escribir “Guiados por la luz” y demoré dos o tres días en terminar la otra.

De todas las canciones que escribiste con “Nueva vida”, ¿cuál recuerdas de forma más especial por la forma en que nació?

Ricardo: “De parte de Jesús” (oír en el player) porque pegó muchísimo. Fue número uno en muchas estaciones de radio y fue la canción que nos puso en el mapa, nos ayudó a darnos a conocer y a firmar nuestro primer contrato con un sello disquero. La canción gustó mucho desde el principio. La escribí en una etapa de mi vida donde tenía mucha inexperiencia pero siempre siendo muy sensible. En ese entonces tenía un amigo con un pié en la iglesia y otro fuera, le costaba afirmarse en las cosas del Señor. Ese sentimiento me llevó a escribir el tema “De parte de Jesús”.

“Espera en mí” (oír en el player) es otro tema muy especial. Me trae muy gratos recuerdos. Estaba en Panamá, ya “Nueva vida” había cumplido su propósito, conciertos y estábamos por grabar nuestro último disco: “Él es”. Viajando en autobús en Panamá de una ciudad a otra comencé a escribir la canción a las 4:00 a.m.: “Padre, la tempestad se acerca, los vientos se levantan contra mí, etc”. Demoré unos días más en terminarla hasta que llegué a casa. Recuerdo que mostrarle mis canciones a los muchachos era bien chévere porque se admiraban y porque uno no tiene con qué comparar esa experiencia. Cuando se las mostraba me decían: “Eso está tremendo, hay que grabarlo”. Básicamente todo lo que yo escribía se grababa. Por eso fui quien escribió todos los temas de “Nueva vida”.

Ricardo Rodríguez 2Algunos necesitan intentar e intentar y con el tiempo se perfeccionan en la composición, pero así como lo relatas me da la impresión que desde el inicio todo lo que nacía de ti eran canciones muy buenas, bien estructuradas y dignas de grabarse. ¿Fue así? ¿O también tuviste tus intentos y errores?

Ricardo: Mira, yo creo que cuando se empieza en la composición uno no tiene esa carga en los hombros de algo que ya hayas hecho anteriormente como para compararlo con eso. Si sale bien, bien; y sino, también. Uno no tiene esas luchas interiores que te hacen probar, examinar, chequear y preguntar. No buscas la perfección, simplemente algo que suene bien y que sea claro. Yo tuve esa bendición desde el inicio, de que mis temas fueron claros. La composición tiene su fórmula. Por ejemplo, no puedes hablar de algo y luego irte a hablar de otra cosa. Tienes que mantener una misma línea, que el mensaje capte la atención de la gente pero siempre manteniendo una línea.

Entonces, desde el inicio mis temas fueron así, con su poesía y su rima. Contaba un mensaje bien claro, como el caso de “Espera en mi”. Por eso es de mis temas favoritos, porque no es complicado. Toda la temática es sobre la tormenta, dice (canta): “Padre, la tempestad se acerca, los vientos se levantan contra mi. El cielo oscurecido hoy nubla mi destino diciendo que estás lejos de mí, etc.”. Toda la letra tiene que ver con la tormenta y que Dios hablará al corazón. Son pocos los compositores que son claros, así como te explico. Los temas que perduran son así, fáciles de recordar y donde el tema es uno solo. O sea, no van de un lado a otro. “De parte de Jesús” es así, “El viaje” (oír en el player) también es así. Todos los proyectos de “Nueva vida” tuvieron buenos temas.

¿Cuál es tu forma habitual de componer? ¿Vas elaborando melodías en tu mente o lo haces hasta que te sientas frente al instrumento?

Ricardo: Siempre con el piano. El piano era y es mi manera de componer. No sabría decirte si la melodía o el mensaje vienen primero, pero siempre el piano es parte de todo. Obvio, cuando uno es pianista uno compondrá según el instrumento así como los guitarristas lo hacen a su estilo. Las modulaciones y melodías de ambos instrumentos son diferentes. Pienso que cada compositor tiene su melodía interior, algo en su mente que es lo que a ellos los hace sentir bien melódicamente hablando y por allí se lanzan a escribir.

Durante la época de “Nueva vida”, ¿recibieron testimonios de personas que fueron impactadas por tus canciones? ¿Recuerdas alguno en particular?

Ricardo: Sí, todavía hay personas que nos cuentan que cuando recibieron a Cristo compraron nuestra música y la escuchaban día y noche. Fue la música con que la se criaron y pasaron toda su juventud. Eso nos hace sentir muy contentos, saber que esas canciones ayudaron a motivar hacia adelante. Esa era la música que los ayudaba en su diario caminar con Dios. “De parte de Jesús” gustó mucho, las iglesias lo utilizaron. Hasta otros la han grabado en otros géneros musicales. Pero sí, recibimos muchos testimonios del efecto de la música de “Nueva vida” en las personas.

¿Por qué terminó “Nueva vida”?

Ricardo: Fue por el año ´95 ó  96, principalmente porque nos estábamos ocupando de los asuntos de la iglesia local y dejamos de viajar. El grupo fue tomando un segundo lugar, un tercer lugar… ¡Un décimo lugar! (Se ríe). Claro, todos estábamos involucrados en las cosas del Señor, pero llegó el momento en donde yo sentí el deseo de componer de nuevo y de grabar, así que los muchachos me dieron la bendición y pa´lante.

Otra cosa que la gente no sabe es que por ese entonces tú fungiste como líder de alabanza en tu iglesia, que te moviste en la faceta de director de adoración… 

Ricardo: Sí, fui director de alabanza. También fue una etapa bien bonita. Todavía hay hermanos de la iglesia que se acuerda de ese tiempo que fue desde el ´92 hasta el ´96. Algunos me dicen que lo recuerdan con mucho agrado, estábamos bien involucrados en la alabanza. 

Ricardo Rodríguez 3¿Pero siempre seguías componiendo? 

Ricardo: Algunos cantos, pero había dejado de componer. Hay temas que he grabado en estos últimos años que escribí en esa etapa, como: “Aquí estoy” (oír en el player) que salió en el proyecto: “Alabanzas del pueblo 5”, que fue un tema que escribí en una vigilia que tuvimos en la iglesia. Mientras dirigía la alabanza me vino la melodía y la escribí. Otro tema que compuse también fue “Donde estés” (oír en el player) que está en “Alabanzas del pueblo 3”. 

¿A qué se debe tu inclinación por componer canciones con mensaje hacia la gente y no lo que todos conocemos como alabanza y adoración congregacional? ¿De dónde surge esa pasión por hablarle a las personas?

Ricardo: Siempre ha sido así. Acuérdate que mi generación no se crió escribiendo canciones como se conocen hoy en día, de alabanza y adoración. Hubo un movimiento a inicios de los ´90 donde Marcos Witt formó parte y que trajo otra perspectiva de canciones, donde hicieron que ellas hablaran a Jesús y de Jesús. Entonces muchos se tiraron por allí, pero cuando yo me sentaba al piano lo que salía de mí eran historias de mi vida o bíblicas. Yo no soy de los que dicen: “Me voy a sentar a escribir una canción de alabanza y adoración”. Si nace, bien; y sino, ni modo. Yo pienso que uno debe de escribir lo que Dios quiere que escribas en ese momento.

¿Cada cuánto compones? ¿Decides sentarte a hacerlo o esperas el empujoncito de la inspiración? 

Ricardo: Yo creo que es mitad y mitad. Hay que darle tiempo a ambos. Últimamente he estado tan pero tan ocupado que no he tenido tiempo. Si tú tienes un ajetreo de viajar y pasas tan ocupado no van a venir inspiraciones mágicamente. Puede suceder y a veces Dios te marca y sucede algo en tu vida que te lleva a hacer una pausa para sentarte a componer, pero pienso que uno concientemente debe decir: “Voy a sentarme a escribir un tema”. Ya sea porque tienes el tiempo o porque hay un disco que producir. Entonces hay que disciplinarse y sentarse a escribir.

¿Cuánto tardas en escribir una canción?  

Ricardo: Hay unas que son rápidas y otras que se demoran. A veces hay temas que nacen rápido y otros que se demoran semanas y meses.

¿Algún ejemplo de canción que nació rápido?

Ricardo: A ver… ¿algo rápido? “Quizás hoy” (oír en el player) fue relativamente rápida. Pero en la etapa de “Quizás hoy” yo no estaba viajando y estaba pasando un período de mi vida donde mi mundo hizo un alto. Fue como si hubiera chocado contra una pared y mi mundo se paralizara. Es en esos momentos donde todo para que ves las cosas claras y tienes más tiempo para escribir. Yo estaba pasando por esa situación y me senté al piano. Todo lo que me vino durante esos días fue “Quizás hoy”, la temática, la letra y la melodía. Me tuve que rendir a la voz de Dios. Allí nació.

¿Como cuánto tiempo tardaste?

Ricardo: Yo creo que un par de días, eso fue rápido. Después el productor me dijo: “Hace falta un puente” y lo escribí rápido (canta): “Si es así el amor del padre para su hijo, cuánto más aquel del Padre celestial, etc.”

Sin afán de entrometerme, ¿qué fue eso que te hizo parar en tu vida y en consecuencia escribir “Quizá hoy”? ¿Se puede saber? 

Ricardo: Fue principalmente soltar las riendas de todos los planes y cosas que uno tiene cerca del corazón, fueron cuestiones de dejar que Dios comenzara a obrar. Yo tenía muchos proyectos que se vinieron abajo. Muchas expectativas, personas que me defraudaron, negocios que no se dieron. Fue una situación donde literalmente todo se vino al suelo. Me sentía que había perdido la batalla, me sentía menos de cero. Yo pienso que hay etapas en la vida que todos pasamos por allí, donde nos miramos al espejo y pensamos que no somos suficientes. En mi caso me sucedieron cosas que provocaron que me valorara poco. En esos momentos Dios me mostró su amor y su gracia. Yo no tenía la menor idea de lo que iba a suceder. Yo no tenía deseos de grabar, solo de sentarme al piano y componer. Estaba muy herido y comenzaron a salir melodías como “Queda Cristo” (oír en el player), “Sigo cantando” (oír en el player)“Como la primera vez” (oír en el player)O sea, todos los temas del proyecto “Mi deseo”.

Continúa…

[ti_audio name=”Ricardo Rodriguez 1″ width=”600″ height=”150″ autoplay=”0″]

6 Comentarios

  1. WOW … ya estoy viejito! yo soy de los que crecio con las canciones de Nueva Vida … y aun ando buscando CD de esas producciones en cassettes. Vienen a mi memoria muy gratos momento y lugares donde escuchabamos con los jovenes de la iglesia esas canciones de poder.

    Excelente entrevista!

  2. DAVID: ¡Ya somos dos eh! Yo también crecí con esas canciones, por cierto: vos las llevabas a la casa, jeje. Canciones poderosas, así es.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Excelente temas, compositor y persona que es Ricardo.

    Adelante como siempre amigo Noel, con estas entrevistas.

  4. PEDRO: Gracias por siempre leerme mano, yo también te leo.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. Dios bendiga a mis hermanos, imposible no reconocer lo grato que era escuchar “Nueva Vida”… que lindo…marcó mi adolescencia. Gracias.

  6. Soy de Argentina. Abrazos a todos mis hermanos de Latinoamèrica

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Adorar con la mente, la adoración olvidada (Sexta parte)

Adorar a Dios con la mente es utilizar