Conversando sobre composición con: Roberto «Tito» Martínez (Segunda parte)

Conversando sobre composición con: Roberto «Tito» Martínez (Segunda parte)

- en Conversando sobre composición
2363
3


Tito 1El compositor salvadoreño más prolífico.

Una conversación con Roberto “Tito” Martínez, músico, arreglista, productor y compositor de amplia trayectoria en el ámbito de la música cristiana salvadoreña. Compositor principal de Ricardo Quinteros, uno de los salmistas más destacados del país, por muchos años trabajó con “Cielo producciones” y ahora impulsa talentos cristianos a través de su propio ministerio: “Genuino”. Tito está casado con Gisselle con quien tienen una hija que se llama: Mía, y se congrega en Centro Cristiano Internacional de la ciudad de San Salvador. Una conversación en McDonalds, Plaza Merliot, a las 9:00 a.m.

Nota: Durante la entrevista se mencionan algunas canciones que podrá escuchar si se dirige al Player ubicado al final de esta entrada. Posicione el cursor sobre el título de la canción que desea oír y de inmediato se reproducirá un breve track para que conozca la canción a la que el compositor hizo referencia.

Tito, ¿a qué le atribuyes ser un compositor tan prolífico? Hace unos meses me dijiste mientras conversábamos por el Messenger que habías escrito 30 canciones en 30 días, ¿cómo lo logras? En lo personal eso me suena hasta sobrenatural…

Tito: Hay días que no puedo parar de escribir. Siento como si me dictaran las canciones. Entonces cuando te dije que había escrito 30 canciones no es que escribí una diaria, sino que en una noche escribí hasta 6, ¿me entendés? Son momentos que atravieso.

Con la canción “Mi fe” (oír en el player) fue así, me pasé toda la noche componiéndola. Yo creo que en mi caso Dios abre mis ojos a cosas que otros no pueden ver, allí está la inspiración. Yo soy muy sensible, aunque parezca que no lo soy, sí lo soy. Esa sensibilidad me abre los ojos a ver cosas, detalles, por eso de la nada me vienen frases a mi mente que luego forman parte de las canciones.

Tito, ¿cuántas canciones has escrito en tu vida?

Tito: Quizá unas 500…

¿Cuántas de esas se han grabado en producciones?

Tito: Más de 200. Con humildad te digo esto: Casi todas las canciones que escribo se graban. Las que no se han grabado son las primeras que hice. Hay personas que escriben 5 ó 6 canciones y solo una de esas se graba. Gracias a Dios yo tengo la ventaja de ser arreglista y entonces escribo canciones con arreglos terminados y la mayoría entran en discos.

Sé que has dado cursos y clases sobre composición aquí en El Salvador y hasta en EE.UU. Si te preguntara qué cosas un compositor debe considerar para escribir una buena canción, ¿qué me dirías?

Tito: En lo personal lo que me sirve a mí es poner el mensaje como centro de la canción. Si no tenés una idea clara de lo que querés transmitir ya vas mal. En el medio cristiano lo principal es el mensaje. Luego vienen los componentes musicales: Una melodía llamativa y fácil de recordar, que sea agradable, que tenga una estructura, una estrofa y un coro claramente identificados. Entre otras cosas.

Tito 6Por ejemplo, hay una canción en el nuevo disco de Dilcia Prudencio que dice “Todo tengo en ti, no me hace falta nada…” Se llama: “En ti puedo creer” (oír en el player). Cuando la compuse sentí ese mensaje en mi corazón en medio de una necesidad económica que estaba atravesando. Yo compuse y canté esa canción creyendo en fe, confiando que Dios me iba a proveer y eso fue lo que al final pasó. Tenía un rhema en mi corazón y entonces compuse la canción.

Otra canción que escribí y que está en el disco de Joel Olivares nació en una etapa de transición de mi vida, de dejar “Cielo producciones” y comenzar mi propia compañía. Tenía muchas preguntas y la titulé “Aquí estoy” (oír en el player). Esa canción representa esa etapa que fue difícil porque tuve que dejar todo para comenzar de cero. Allí comprendí que podía faltarme todo pero no el amor de Dios. Ese era el mensaje que tenía en mi corazón y entonces la compuse.

El punto es que siempre debes de tener una idea clara de lo que querés escribir, debes de tener un rhema en tu corazón. Cuando tenés eso debés de aprovechar esa verdad y musicalizarla.

Cuando yo enseño sobre composición menciono todo esto que te digo, que no debemos componer por componer. Hace poco alguien me pidió unos consejos para escribir canciones y le dije: “Si uno tiene una relación diaria con el Señor podría escribir una, dos y hasta tres canciones todos los días”. Lo que pasa es que hay cosas que no vemos, que se vuelven tan normales que no las valorás. Por ejemplo, el hecho de respirar. Es tan normal respirar para nosotros que ya no damos gracias por eso, hay gente que requiere de un aparato para conseguirlo, pero nosotros no. Solo ese  hecho podría inspirarnos a componer.

Yo creo que no compongo más porque no tengo el tiempo. Si mi trabajo fuera solo componer escribiría más. Dios es una fuente inagotable de composición. Y no lo digo porque yo sea plenamente creativo, sino porque la fuente: Dios, es una fuente inagotable que nunca se acaba. Siempre hay algo sobre qué componer.

Fíjate que el sábado pasado estuve en un evento para niños sordos y ellos hicieron una coreografía. Cuando la vi yo no pude pasar desapercibido eso. ¡No pude! Entonces en momentos así encuentras una fuente de inspiración. Mirá, vi a los niños, me quebré, aunque no lo demostré dentro de mí me sentía muy sensible. Pensé en mi hija que tiene todo y que oye todo. Solo de esa experiencia podría escribir una canción de gratitud.

¿Cuál es tu forma usual de componer? ¿Estableces una estructura armónica y entonces creas melodía y letra o vienen melodías y letras a tu mente y entonces te sientas a armonizar? ¿Cómo escribes tus canciones?

Tito 9Tito: Lo normal es establecer una estructura armónica, pero hay excepciones. Recuerdo una que escribí y que dice: “Rindo mis coronas a tus pies, de mi vida te proclamo Rey, digno eres tú de todo el honor. Si en algo me glorío es en tu amor, de tenerte en mi corazón. Nadie cómo tú… ” Se llama “Digno eres tú” (oír en el player) y se la di a Henry Sánchez. Esa es de las pocas que he escrito sin el instrumento. La compuse mientras iba conduciendo. ¡De una sola vez!

¿Escribes rápido o escribes lento?

Tito: Cada canción en algún punto tiene algún grado de dificultad, a veces en la rima, a veces es buscar palabras diferentes, a veces me falta un verso de la canción, etc. Las toco,  intento crear ese verso faltante y a veces no me sale nada.

¿Cómo escogés el ritmo de una canción?

Tito: En mi trabajo pasa que antes de yo componer sé quién va a cantar mi canción y qué género será el disco, entonces esa decisión ya la tomé al saber esas dos cosas. Casi siempre sé el género y el intérprete de mi canción. Así es como decido el ritmo.

¿Cómo lográs que tus canciones no se parezcan entre sí? O sea, escribes mucho, ¿cómo haces para no caer en ese bache de sonar repetitivo?

Tito: Lo que me ayuda es estar escuchando mucha música, el tiempo que tengo libre lo uso para refrescarme y conocer nuevas ideas. Cuando uno produce para tanta gente uno debe velar por no repetirse a sí mismo, siempre es un reto. Eso en lo musical, en lo melódico también te puede pasar.

¿Cómo definís que una canción es buena y que tiene potencial de ser cantada?

Tito: Yo soy muy autocrítico. Una canción debe ministrarme a mí primero antes que a los demás. Busco que me hablen a mí y luego las muestro. Se las puedo mostrar a mi esposa, por ejemplo. Ella es bien sincera conmigo y me dice si es buena o no. Y bueno, el cantante mismo me confirma si quiere cantarla o no. Así defino si son buenas.

Tito, 500 canciones escritas y de estas más de 200 grabadas, ¿qué más aspiras como compositor? ¿Cuáles son tus sueños en esta área?

Tito: Me gustaría que cantantes de mayor influencia cantaran mis canciones. No porque ambicione que las graben gente de renombre y ya, sino porque el hecho de que ellos tengan mayor proyección implica mayor influencia de bendición sobre la gente. Yo lo veo con Ricardo, cuando cantamos ciertas canciones veo lágrimas en los rostros de la gente. ¡Ver eso es increíble! Ahora imagínate que miles y miles pudieran experimentarlo con alguien con más influencia, ¡y con mis canciones! Pienso que ese sería un sueño que me gustaría ver hecho realidad.

¿Has pensando en grabar un disco con canciones tuyas pero cantando vos mismo?

Tito: Te voy a confesar un secreto a vos y los lectores de La Aventura de Componer: Recientemente está surgiendo en mí esa loca idea. Algo así como contar las historias detrás de las canciones y luego interpretarlas yo mismo. En este momento está en forma de idea, muy en el fondo, pero allí está.

Noel Navas.

[ti_audio name=»Roberto Tito Martinez 2″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

3 Comentarios

  1. Que excelente esta la historia e Tito, es una bendicion leer esto! esta super excelente!!

    Bendiciones Noel!!

  2. daniel Brillas

    wooooooow exlente TITO
    te admiro un monton!!!
    tus canciones edificn mucho mi vida…

    NOEL gracias por conseguirnos esta entrevista
    me edifico mucho!!
    y mucahs otras k hay en tu pgina!!

    k DIO TE BENDIGA NOEL

  3. Es una bendición tener hombres de Dios dedicando su vida entera para rendir adoración al Señor con tanto profesionalismo, conozco a Tito desde esos primeros pasos en el ministerio y puedo dar fe de su trayectoria musical aunque creo que siempre es muy humilde al exponer su capacidad y talento, es una bendición muy grande tenerle como parte de nuestro equipo de trabajo en la iglesia y deseo que en esta nueva etapa de su vida pueda trascender conforme al deseo de su corazón.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de