El rompe guitarras

El rompe guitarras

- en Crónicas de mi viaje a Costa Rica y Panamá
1595
4


El rompe guitarrasCrónicas de mi viaje por Costa Rica y Panamá.

Guanacaste, Costa Rica, 18 de Septiembre de 2009, 10:45 p.m. Por la mañana tomé el autobús desde San José hacia Puntarenas. Antes de irme a Guancaste tenía que visitar un colegio en ese lugar. Llegué a las 9:00 a.m. Me recibió la directora. De entrada, cuando me senté frente a su escritorio, vi una gran pintura a la par descolgada de la pared como esperando a ser reubicada. “¿Y ese gran cuadro?” pregunté. “Ah, me lo regaló una madre de familia” dijo ella. “¿Y por qué está sobre el suelo y no sobre la pared?” “Porque mi pastor es muy crítico y me dijo que lo devolviera a la mamá porque está mal hecho” “Uy, ¿y qué tiene de malo la pintura?”

Resulta que el cuadro es un gran paisaje cuyo fondo está una maravillosa Luna reflejándose sobre el océano. Los colores son tenues con sensación de noche. Al lado derecho hay una montaña de la cual emana una bella cascada y al centro un águila surcando el aire en cuyas garras hay un pez recién capturado. “¿Qué tiene de malo la pintura?” volví a preguntar. “Que mi pastor afirma que las águilas no casan de noche. Por eso el cuadro está mal hecho”. “Mmm… ¿Y cómo sabe él que es un águila?” insistí. “Por ese texto que está allí abajo en letras blancas: “Levantarán sus alas como las águilas”. Me acerqué un poco más y allí estaba el texto, además, pude distinguir mejor los rasgos del águila.

Muy interesante la observación del pastor, ¿no le parece? Ese detalle desmoronó la pintura.

“El arte además de bello debe ser inteligente” pensé.

A las 10:00 me despedí y viajé hacia Guanacaste, a 2 horas de Puntarenas. Llegué a la 1:00. A las 2:30 visité la última escuela de mi gira por Costa Rica y luego me dirigí a la casa de Jesenia Cordero, directora de Instituto Canzion y con quien tenemos programado un Taller de Composición para mañana a las 10:00 a.m.

Por cierto, no sé por qué, pero cuando llegué a Guanacaste recordé algo que hace un mes me pasó en San Pedro Sula, Honduras. Lo que pasa es que cuando ando de viaje siempre utilizo taxis para movilizarme. Y yo ya lo comprobé, el país donde los taxistas cobran más caro es aquí en Costa Rica. Aquí no es como en El Salvador, Honduras o Nicaragua, donde uno acuerda el precio con el taxista y asunto resuelto. No, aquí los taxis por ley cobran según el taxímetro (“lamaría” le llaman). El asunto es que aquí entre nos: hay taxímetros que parecen más “segunderas” que otra cosa. Avanzan súper rápido.

Los taxis más baratos de Centroamérica son los de Honduras. Al parecer reciben un subsidio del gobierno. Lastimosamente la última vez tuve un gran problema con un taxista en San Pedro Sula. Resulta que hace como un mes tuve que viajar y arribé a la 1:30 de la tarde. Tenía hasta las 4:00 para cumplir con toda mi agenda y regresar el día siguiente a mi casa. Por eso, al nomás bajarme del autobús contraté al primer taxista que se me puso enfrente.

El trabajo que hicimos fue bien simple: visitar un colegio, cargar unas cajas, dirigirnos a otro lugar con las cajas, descargar las cajas, enviarlas a otra ciudad y llevarme a un hotel para hospedarme. Hicimos el trabajo en 2 horas y 30 minutos.

Cuando llegó la hora de hacer cuentas el taxista me dijo: “Son $90.00 por mi trabajo”. Inmediatamente solté un fuerte: “¡¡¡Quééé!!! Brother…» le dije: “Yo he hecho este mismo trabajo con otros taxistas y por menos de $40.00” Claro, Honduras es el país donde los taxis son más baratos. “Ah, ¿le está poniendo precio a mi trabajo?” argumentó. “¡Sí, le estoy poniendo precio! Su trabajo no vale $90.00” “Pues los vale” insistió. “¡Ah, sí!” dije disgustado, “Pues le voy a pagar $60.00 y aún así es mucho dinero. ¿Y sabe qué? ¿Se acuerda que le dije que pasara a las 6:00 de la mañana por mi? ¡Pues ya no pase! ¡Acaba de perder un cliente!” Le di el dinero, me dio un recibo y me fui indignado. El tipo quería sacar el trabajo del día conmigo.

En este momento estoy recordando al compositor canadiense Dave Carroll, ¿lo recuerda? El de United rompe guitarras. Si no se acuerda él escribió una canción producto del mal servicio que le brindó United Airlines donde los portaequipajes quebraron su guitarra Taylor. Después de 9 meses de insistir United no quiso hacerse responsable y les compuso una canción en son de queja que provocó millones de visitas en Youtube, miles de descargas en Itunes y cientos de mensajes de todo el mundo respaldando su iniciativa. ¡Hasta las acciones de United tambalearon!

Mmm… ¡Ya sé! La próxima vez que me tope con un taxista abusivo no le compondré una canción que bien podría subir a Youtube… ¡No señores! Le romperé una guitarra en la cabezota… ¡Jajajá! ¡Estoy bromeando! ¡Cómo creen!

Son las 12:30 a.m. y creo que ya estoy delirando, por eso me voy a dormir.

Continúa…

Acerca de mí

Entradas relacionadas

4 Comentarios

  1. De la abundancia del corazón… Aunque sean las 12:30 am… Vaya pues, no sea violento, aprenda de su abuelito Juan Benavides (12:30 am, 30 de sept.)

  2. TÍA BECKY: Sí, tiene razón, solo era una nota graciosa la que quise publicar. «Dios míllo, dame la afabilidad de mi abuelito Juan, ¿sí?».

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Noel, el rrompe guitarras, jajaaaa
    Que duro debe ser que te quieran cobrar $90.00 yo creo que me pongo a llorar. De hecho creo que una vez asi lo hice en el aeropuerto de Hawaii, comìa y lloraba. En los aeropuertos tambien abusan de los extranjeros. pero mi modo…. La belleza e inteligencia del arte, no.Hmm que interesante…Si yo hubiera sido tu, le pido la pintura a la directora, y le digo por favor no la devuelva, usted podria ofender a esa pobre madre de familia. Eso debe ser bien duro, mi cuñado es pintor y unos amigos de El le devolvieron una pintura que el les regalò porque al fondo se veìa una iglesia catolica. y el se sintio muy triste y ofendido. Bueno…Bienvenido de regreso a casa.

    reina

  4. HNA. REINA: Pos tiene razón, no sería correcto que la directora devolviera la pintura, hasta donde yo sé aún no lo ha hecho. Hacerlo sería penoso. Lo que sí noté es que ella se sentía entre la espada de la pared, entre poner la pintura en un lugar visible para agradar a la madre de familia o mejor llevársela a la casa, guardarla y no decirle nada. Yo optaría por lo segundo, simplemente fue un error de criterio al desarrollar la idea, pero francamente la pintura es linda. En fin.

    Gracias por la bienvenida.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie