El arte de la conversación (Primera parte)

El arte de la conversación (Primera parte)

- en El arte de la conversación
718
0


Consejos de periodismo de LADC.

Hace unos meses Christian Editing, a través de Jorge Julio González, me pidió un artículo para la revista que lanzaron para Expolit 2015. Aunque envié un artículo que pensé podría incluirse en la revista, fue otro que posteriormente envié el que escogieron. Jorge Julio me dijo: “Es que aunque no te veas así, realmente tú eres un periodista Noel”.

Después de más de siete años con el blog, de escribir cientos de artículos y además haber realizado más de sesenta entrevistas a compositores cristianos, parece que tiene razón. Periodista amateur, pero periodista al fin.

Luego de escucharlo me quedé reflexionando qué cosas podrían ser útiles a quienes tienen que realizar entrevistas para blogs, sitios web o medios impresos. Así que destilé de mi experiencia siete consejos que a continuación expongo. Ojala les sirvan a todos quienes realizan o tengan que realizar entrevistas o por lo menos a quienes simplemente deseen sostener una buena conversación con personalidades relevantes.

SIETE CONSEJOS PARA LOGRAR UNA GRAN CONVERSACIÓN

1. Sea persistente

Conseguir entrevistas para LADC no ha sido fácil. Aunque podría reconocer que algunas han sido más fáciles que otras, todas han tenido su cuota de dificultad. Las dificultades para conseguirlas principalmente vinieron de quienes rodearon a los artistas o del artista mismo. Entrevistas con obstáculos de quienes rodearon a los compositores fueron las de Daniel Calveti y Alex Campos. Y dificultades con el propio artista podría mencionar la de Marco Barrientos y Ricardo Rodríguez.

¿Qué se hace ante los obstáculos? Ser persistente.

Cuando se tiene una visión clara de por qué es importante entrevistar a una persona para tu medio, eso te hace ser persistente. Alguien me preguntó una vez: “¿Y por qué te has esforzado tanto para entrevistar a todos esos cantantes y músicos?” “Porque pienso que lo que ellos dicen podría edificar a quienes lean mi blog. Nada más”, respondí.

2. Sea precavido

Si ser precavido implica tomar todas las medidas necesarias para un acontecimiento, entonces cuando vaya a entrevistar a alguien tiene que ser precavido.

Quienes creen que yo he entrevistado a los compositores sin estar preparado, se equivocan. El 90% de entrevistas que he realizado siempre han contado con un mapa de preguntas pre elaboradas. ¿Cómo las formulé? Estudiando entre una y dos horas reseñas biográficas y las noticias escritas sobre ellos. Es decir, siempre he ido preparado. Por ejemplo, cuando estaba por entrevistar a Marcos Witt su manager me ofreció solo 15 minutos y viajé hasta frontera con México mentalizado que solo haría 4 o 5 preguntas. Mi sorpresa fue que Marcos me brindó una hora, pero como yo conocía muy bien su biografía y escuchado casi toda su música, usé dos o tres preguntas de mi cuestionario y las demás las realicé sobre la marcha. ¿Por qué salió bien? Yo estaba preparado.

En lo personal me desanima leer o ver entrevistas de entrevistadores que no conocen a su entrevistado y peor aún que denotan que están lanzando preguntas a diestra y a siniestra sin ningún propósito todo por no haberse preparado. Es cierto, la espontaneidad es buena, pero como me enseñó alguna vez mi hermanito menor: “Noel, aún la espontaneidad se planifica”.

3. Sea breve

Un gran error que yo cometí durante las primeras entrevistas que realicé a compositores cristianos fue la de formular preguntas demasiado amplias. Recuerdo un momento durante la entrevista que le hice a Emmanuel Espinosa, tardé alrededor de un minuto en realizarla y cuando la terminé de formular me dijo: “Bueno, allí me has hecho dos preguntas. Comencemos por la primera…” Eso fue como decirme: “Te extendiste tanto en la pregunta que me hiciste dos eh”.

Aunque él fue muy amable, yo por dentro dije: “¡Ops! ¡Qué metida de pata!”

Cuando le comenté a un amigo que tiene una maestría en medios de comunicación sobre cómo a veces me costaba ser breve al preguntar, me dijo: “En una entrevista quién más debe hablar es el entrevistado, ¡no tú!” Y luego de escuchar una entrevista que Ismael Cala (CNN) le hizo a Larry King me terminé de convencer. King le dijo sobre el arte de entrevistar: “Las preguntas del entrevistador no deberían tardar más de 10 segundos. Si duran más, ¡es demasiado!”

Así que sea breve.

Continúa…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Se pueden escuchar canciones seculares si es con el fin de analizar la virtuosidad del intérprete o de los músicos?

A través de esta serie de 5 entradas,