El arte de la conversación (Segunda parte)

El arte de la conversación (Segunda parte)

- en El arte de la conversación
699
0


Consejos de periodismo de LADC.

La vez pasada comencé a compartir algunos consejos para quienes deseen mejorar su forma de entrevistar cuando les toque hacerlo para un sitio web, blog o medio impreso. Aun si usted no es periodista o no cuenta con un blog, algunos de estos consejos podrían servirle para perfeccionarse en el arte de la buena conversación. En esta entrada terminaré de compartir esas cosas que he aprendido y me han ayudado a realizar buenas entrevistas para LADC.

4. Sea profundo

Recuerdo la vez que estaba por entrevistar a un compositor en un Congreso de Especialidades Juveniles en Guatemala. Mientras esperaba afuera de un salón se acercó el manager de artistas del evento. Cuando lo vi lo saludé y comenzamos a conversar. En un momento le pregunté si Marcos Witt o el resto de cantantes habían dado entrevistas. Me dijo que no, que ellos y los demás habían pedido no incluir entrevistas en sus agendas. Cuando le pregunté por qué, me dijo: “Porque muchas veces los entrevistadores no hacen buenas preguntas. La otra vez vino Marcos a Guatemala, ¿y sabes qué le preguntaron al nomás sentarse en una conferencia de prensa? ´Marcos, ¿qué disciernes de la atmósfera espiritual en Guatemala?´ ´¡No sé! ¡Voy llegando del aeropuerto!´ les dijo”.

Este manager añadió: “A los cantantes no les gusta dar entrevistas porque la mayoría de veces las preguntas no son buenas y les hacen perder su tiempo”.

Para hacer buenas preguntas el entrevistador debe ser profundo. Es decir, no preguntar cuál es su color favorito o qué marca de detergente usa para lavar su ropa. Debe hacer preguntas relevantes, que evoquen una respuesta del corazón, que revele las claves de tal o cual tema y no cosas superficiales que a nadie edifican y que de paso no aportan a la vida de la gente.

5. Sea directo

Creo que una de las preguntas más difíciles que me tocó hacer para La Aventura de Componer fue la que le lancé a Juan Carlos Alvarado relacionado a su divorcio. En mi opinión era necesario hacérsela ya que mi mapa de preguntas estaba siguiendo su forma de componer a través de su trayectoria de discos grabados y bueno, uno de esos discos se grabó después de su divorcio. Antes de preguntarle sobre el tema maticé con una disculpa y me escudé que en su página web no omitió ese tema en su reseña biográfica. Luego de eso lancé la pregunta y él muy amablemente la respondió y proseguí con otras relacionadas a su forma de componer.

Otra de las preguntas directas que hice fue a uno de los compositores de la agrupación mexicana En Espíritu y Verdad relacionada a un error doctrinal en una de sus canciones. Francamente yo no iba a hacer esa pregunta, pero sabía que existía la posibilidad de que surgiera. Cuando este compositor comenzó a hablar de la importancia de la composición bíblica y que fuera apegada a la doctrina, no pude evitarlo. Fui directo y la lancé. Muy gentilmente la respondió y continuamos con la entrevista.

Cuando realice una entrevista y deba abordar un tema relevante pero espinoso, use el tono adecuado, explique la razón de por qué es importante dicha pregunta y sea directo. El 90% de las veces el entrevistado no la esquivará.

6. Sea confidente.

Mientras entrevistaba en Guatemala a un compositor que llevaba meses esperando en entrevistar, a la mitad de la conversación lancé una pregunta que no sabía que lo dejaría en shock. Tanto le impactó que bajó el rostro, bajó el tono de voz y comenzó a contarme algo muy íntimo no sin antes pedirme: “Te voy a responder la pregunta pero te suplico que no lo pongas en la entrevista”. Aparté mi grabadora digital y con voz suave pero tierna comenzó a contarme una experiencia muy dolorosa que él no quería que nadie supiera excepto su familia. Había lágrimas en sus ojos y luego de contarme la experiencia continuamos el resto de la conversación.

Cuando llegó el momento de publicar su entrevista no publiqué ese fragmento porque él había confiado en mí de que yo no lo haría.

Hay un compositor… yo le llamo: “El compositor de la entrevista que publiqué pero luego despubliqué”, je.Su entrevista fue muy leída y hasta muy comentada; sin embargo, a los meses salió como misionero hacia un país musulmán y la agencia misionera que lo patrocinó le pidió borrar cualquier referencia suya en Internet y que tuviera que ver con la fe cristiana. ¿Por qué? Para salvaguardar su identidad y hasta su vida. Me escribió por email, me explicó la situación y a las pocas horas yo despubliqué su entrevista. Le desee muchas bendiciones y nos despedimos.

Cuando usted realice una entrevista habrá ocasiones que le brindarán información que probablemente ellos no querrán que nadie más sepa, excepto usted. Y si le piden no contar algo que es muy personal, vamos, sea confidente.

7. Sea veraz

Milton Valle, Danilo Montero, Emmanuel Espinosa y algunos más me pidieron que antes de publicar sus entrevistas se las enviara para leerla. Después de revisarla entonces yo tendría permiso de publicarla. Aún no tengo claro por qué me pidieron eso, pero di mi palabra que así sería y la cumplí así como ellos la cumplieron de revisarla cuanto antes y enviármela para publicación. ¿Habrá sido porque pensaron que yo podría alterar sus palabras? ¿Será que querían cerciorarse de que yo reflejara el sentido real de lo que dijeron?

No lo sé, pero impedientemente de la razón, la veracidad es una cualidad de quienes realizamos entrevistas y las transcribimos.

La tentación de añadir los pensamientos de uno, de modificar lo que se ha dicho y de transmitir algo que no se dijo, siempre existe. Sin embargo, cuando se es veraz gana el entrevistador, el entrevistado y sobre todo, quienes leen la entrevista.

Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Qué tipo de directores de adoración estamos formando?

Hace unos días Infobae presentaba una noticia que