El compositor bíblico (Tercera parte)

El compositor bíblico (Tercera parte)

- en El compositor bíblico
1224
0


La expresión meta bíblica.

Continuando con esta serie de artículos relacionados con lo que significa ser un compositor verdaderamente cristiano, en esta ocasión hablaremos sobre cómo un escritor de canciones además de componer en todas las dinámicas que hasta el momento he mencionado, puede ir más allá de la Biblia y hablar sobre diversidad de temas que no necesariamente aparecen en la Escritura. Es decir, la composición cristiana no está confinada a los tópicos que aparecen en la Palabra de Dios, también abarca todas las esferas de la vida independientemente de si se mencionan explícitamente en ella. Veamos:

5. El compositor bíblico puede ser meta bíblico

El compositor bíblico puede ser textual, no textual, extra bíblico y también, meta bíblico. Uno de los significados del prefijo “meta” es: Más allá. Por lo tanto, cuando afirmo que el compositor puede ser meta bíblico me estoy refiriendo al hecho de que un escritor cristiano no tiene que extraer ideas de canciones exclusivamente de pasajes bíblicos, sino que puede dejar fluir su creatividad adoptando diversidad de temas.

El compositor cristiano debe tener la libertad de escribir acerca de todos los temas de la vida independientemente de si se abordan en la Escritura o no. Es más, un compositor puede ser totalmente bíblico a pesar de que sus letras no mencionen versículos o pasajes de la Biblia. ¡ni siquiera nombres o atributos de Dios!

Hace algunos años escribí una canción de cumpleaños. Estaba tan emocionado que mientras todos regresábamos a casa después del ensayo se las canté a los del equipo de alabanza; sin embargo, al terminar de mostrárselas, una de las cantantes me dijo con tono regañón: “¿Y en qué parte de tu canción mencionas a Dios?”

Obvio que en ninguna.

Algunos cristianos piensan que la canción cristiana es digna de llamarse cristiana sólo cuando hace alusión a la persona de Dios, a algún pasaje bíblico o por lo menos a una expresión que suene cristiana.

Hace un tiempo alguien me escribió un email diciéndome que tenía problemas con cantar sus propias canciones en la iglesia porque los diáconos habían establecido que si una canción no decía “Jesús” por lo menos tres veces, entonces no se podía cantar como parte del repertorio.

A veces me pregunto: ¿De dónde se inventa la gente semejantes disparates? ¿A quién se le ocurren tales desatinos? Si una canción tiene que mencionar el nombre de Dios para ser considerada cristiana, entonces tendríamos que sacar del canon bíblico el libro de Ester ya que en ninguna parte se menciona.

Hay una canción en la Biblia que en lo personal me llama la atención debido a que es una canción acerca de un pozo. Vamos, busque en su Biblia Números 21:17-18 y verá.

Fíjese, la canción no trata de Dios ni es acerca de la vida de algún patriarca, ¡es sobre un pozo! ¿Tuvo algo de malo que compusieran algo así? ¿Pecaron contra Dios por escribir eso? ¡Para nada! Si ese hubiera sido el caso no habría sido incluida en la narración bíblica o por lo menos se habría amonestado a los compositores por haber escrito algo así.

En lo personal esto me habla de que el compositor bíblico puede tener libertad de componer meta bíblicamente, es decir, más allá de los temas que solemos escribir como cristianos. ¡Eso sí eh! Sea cual sea el tema que el compositor cristiano aborde, sus letras, a pesar de que no citen textualmente la Biblia, en forma de paráfrasis o apelando a la imaginación extra bíblica, definitivamente debe hacerlo desde una cosmovisión cristiana sin contradecir ningún valor de la Escritura.

El compositor bíblico nunca contradice los principios de la Palabra a pesar de componer sobre temas que no están contenidos en ella. Es decir, los principios de la Escritura siempre estarán presentes en sus canciones sino explícitamente, por lo menos implícitamente a pesar de no mencionarse.

Dos ejemplos de compositores bíblicos que han hecho un buen trabajo meta bíblico son: Juan Luis Guerra y Marcos Vidal.

En 1998 Juan Luis publicó la canción “El Niágara en bicicleta” que escribió con tono de crítica al sistema de salud de República Dominicana. Parte de la letra dice:

El Niágara en bicicleta
Juan Luis Guerra

Me dio una sirimba un domingo en la mañana
cuando menos lo pensaba
Caí redondo como una guanábana sobre la alcantarilla
Será la presión o me ha subido la bilirrubina
Y me entró la calentura y me fui poniendo blanco
como bola de naftalina
Me llevaron a un hospital de gente, supuestamente
En la emergencia  el recepcionista escuchaba la lotería
“¡Alguien se apiade de mí!” grité perdiendo el sentido
Y una enfermera se acercó a mi oreja y me dijo:
«Tranquilo Bobby, tranquilo»

Me acarició con sus manos de ben gay y me dijo:
«¿Qué le pasa atleta?»
Y le conté con lujo de detalles lo que me había sucedido
Hay que chequearte la presión
pero la sala está ocupada y, mi querido,
en este hospital no hay luz para un electrocardiograma
Abrí los ojos como luna llena y me agarré la cabeza
porque es muy duro pasar el Niágara en bicicleta

No me digan que los médicos se fueron
no me digan que no tienen anestesia
No me digan que el alcohol se lo bebieron
y que el hilo de coser fue bordado en un mantel
No me digan que las pinzas se perdieron
que el estetoscopio está de fiesta
que los Rayos X se fundieron
y que el suero ya se usó para endulzar el café
Etc.

Haga click sobre el título de la canción
[ti_audio name=»El Compositor Biblico 3″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

Fíjese, ¿habla la Biblia de los sistemas de salud de nuestros países? ¿Habla acerca del desabastecimiento de medicamentos que nuestros hospitales a veces padecen? ¿Verdad que no? Pues bien, he allí la importancia de que se levanten compositores con una visión meta bíblica y compongan sobre temas que la Escritura no necesariamente aborda.

En 2005 Marcos Vidal publicó la canción “Magerit” (nombre antiguo de la ciudad de Madrid), la cual compuso por razón del atentado terrorista que dejó casi 200 muertos y cientos de heridos el 11 de Marzo de 2004. Parte de la letra dice:

Magerit
Marcos Vidal

Se mezclan la sangre y el dolor
barro negro, blanco y de color
todos son iguales ante el terror,

Ya no hay distinción, ya no hay desdén
y las velas cubren el andén
que esta vez la muerte vino en tren.

Y llueve, llueve. llueve sobre ti
la columna de humo negro flota y sube desde aquí
Y llueve y llueve por todos los que ya no están aquí
nos han querido borrar del mapa, Magerit
Etc.

Haga click sobre el título de la canción
[ti_audio name=»El Compositor Biblico 4″ width=»600″ height=»150″ autoplay=»0″]

De nuevo pregunto: ¿Habla la Biblia acerca de los atentados terroristas? ¿Menciona la Escritura lo trágicos que pueden ser? ¿Verdad que no? Por eso es importante que el compositor sea meta bíblico, porque hay temas que la Biblia no necesariamente aborda y el escritor de canciones debe tocar, como dije antes, desde una perspectiva cristiana de la vida.

Eso sí, con objetividad, sin prejuicios, ética y respetuosamente. Así como Juan Luis Guerra y Marcos Vidal nos modelaron en los ejemplos anteriores.

Continúa…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie