Herramientas del compositor (Primera parte)

Herramientas del compositor (Primera parte)

- en Herramientas del compositor
2043
10


pianocuaderno2Todo compositor debe tener sus herramientas.

¡Ya sé qué quiero que me regalen para mi próximo cumpleaños! No digo para Navidad porque no sé si estará disponible en el mercado, pero sí, ya sé que quiero de regalo. ¡El piano cuaderno que ve en el recuadro de la izquierda! Sí, este año Yamaha presentó este concepto innovador que seguramente muchos compositores querremos comprar (1). Aunque aún está en proceso, esta practiquísima herramienta es el sueño de todo compositor que toca el piano y que frecuentemente es sorprendido por la inspiración durante del día. ¡Lo siento por aquellos que tocan guitarra! Je.

Bueno, mientras espero que salga al mercado mi cuaderno con teclas permítame compartirle un tema elemental dentro de La Aventura de Componer. Como usted sabe, todo compositor debe contar con ciertos recursos mientras transita los caminos de la composición. Como buen viajero, el escritor de canciones necesita armarse de los utensilios necesarios que le servirán durante el recorrido. Las herramientas facilitan la jornada, sin ellas se dificulta. Claro, que llegará a su destino llegará porque su determinación lo impulsará a hacerlo, pero si contara con los implementos apropiados el viaje sería más fácil que sin ellos.

Las herramientas a las que voy a referirme son físicas, equipo con el que debe contar y utensilios en los que debe apoyarse mientras compone. Quien tome en serio la Aventura de Componer pondrá como prioridad adquirir la mayoría (sino todas) las herramientas que todo buen compositor debe poseer.

El compositor tiene una agenda

De páginas o electrónica, el compositor debe tener una agenda. Pero más que poseerla debe apartar tiempo para escribir. La composición es una disciplina. Disciplina que a veces no es fácil cultivar debido a lo saturado que puede resultar un día, pero que es necesaria si usted espera convertirse en un compositor con un ritmo de composición adecuado. Todos disponemos de la misma cantidad de tiempo. Nadie tiene más tiempo que otros. ¡A todos se nos dan 24 horas! Por eso, apartar un tiempo específico para componer debe ser un proceso intencionado.

La hora de componer no aparecerá automáticamente dentro de su agenda a menos que usted decida ponerla. En este sentido, si durante el día lo sorprenden ideas para canciones almacénelas y anote en su agenda un momento de ese mismo día o del siguiente para seguir trabajando en ellas. Cuando las ideas nacen hay que establecer una hora en la que se dedicará el tiempo suficiente para nutrirlas, hacerlas crecer y así evitar que mueran por abandono.

En mi caso personal ha habido ocasiones en las que la inspiración me ha sorprendido en medio de mis actividades diarias. Cuando eso sucede básicamente lo que hago es moverme del lugar donde estoy y me aparto a un lugar solitario (el baño, por ej.) para grabar las ideas que en ese momento estoy concibiendo. Si estoy acompañado de personas me disculpo un par de minutos, busco un lugar más privado y almaceno las frases melódicas. Unas horas después, según lo que haya determinado en mi agenda, saco las ideas que almacené y comienzo a profundizar más en ellas hasta completar lo que creo se convertirá en una canción. Lo importante de la agenda es apartar tiempo para componer. No hay que esperar que el tiempo aparezca. Por lo general nunca aparece. Uno debe provocar su aparición.

El compositor cuenta con un espacio

Con un espacio me refiero a un lugar en donde cómodamente pueda trabajar. Puede ser su habitación o el cuarto de estudio de su casa. Debe ser un sitio libre de distracciones para que pueda concentrarse en el trabajo creativo. Dicho espacio debe contar con la mayoría de implementos que estoy por mencionar.

Un compositor se parece mucho a un chef de cocina. Si se fija, el cocinero tiene un espacio (la cocina) que cuenta con todas las herramientas e ingredientes que necesita para elaborar sus deliciosos platos de comida. Mire los programas de cocina que salen en la televisión y verá que quien lo hace siempre tiene todo a su alcance. Nunca falta nada. Bueno, lo mismo sucede con el compositor, quien cocina, digo: compone, debe contar con un lugar debidamente acondicionado para poder fluir a la par de la disciplina y la inspiración.

No quiero mistificar dicho espacio, pero trate de sentirse cómodo en ese lugar. Si es necesario píntelo con los colores que más lo relajan, ponga los muebles en la posición que a usted más le agrade y decórelo con las flores o adornos que más le gusten. En la medida de lo posible acondicione dicho lugar a modo que se convierta en su lugar favorito para componer. Procure que la atmósfera que lo rodee favorezca su fluidez como escritor.

Ahora, al decir que el compositor debe destinar un sitio donde trabajar, no significa que no pueda componer en cualquier lugar. Claro que puede hacerlo. En mi caso personal, hubo un tiempo donde componía no solo en mi habitación, lugar que por lo general utilizo para crear, sino que a veces quería variar y me iba a la iglesia y comenzaba a trabajar sobre la tarima frente al auditorio. Podía tirarme al piso alfombrado y comenzar a crear o simplemente sentarme al piano y seguir trabajando. Con tener un espacio específico para componer me refiero a que sea cual sea el lugar que escoja para escribir debe contar con la aprobación interior de su conciencia a modo que se sienta a gusto tanto emocional como físicamente.

El compositor dispone de papel y lápiz

Cuando digo que hay disponer de papel y lápiz me refiero a tener a su disposición mucho papel y muchos lápices. ¡Y sacapuntas también! El proceso de composición implica escribir mucho. Uno se sienta en el escritorio o junto al instrumento musical con la intención de plasmar en papel la letra de la canción y sus respectivos acordes. Hacer esto requerirá de tiempo, papel, lápices, ¡y muchas equivocaciones! ¿Por qué? Porque no siempre el primer borrador es el que queda. Siempre hay que escribir y borrar, seguir escribiendo y seguir borrando. ¡Y botar mucho papel! Quizá por eso Ernest Hemingway dijo: “La papelera es el primer mueble en el estudio del escritor”. O como dijo alguien por allí: “Por todo lo que he escrito no espero ser alabado. Por todo lo que he tirado al bote de basura… ¡Por eso sí merezco ser admirado!”

Cuando uno cuenta con una sola hoja de papel de tanto escribir y borrar formará un caos sobre la hoja. Y si se cuenta con un solo lápiz puede ser que lo acabe de tanto usarlo. Si esto sucede se limita la capacidad de escribir y equivocarse que es tan importante en esos momentos.

El acto de componer es un proceso de continuas equivocaciones y mejoras en donde el compositor irá puliendo más y más lo que crea que mejor le conviene a su canción. Contar con los suficientes elementos para escribir es indispensable si espera que su creatividad se perpetúe en una sola hoja (o algunas más) después de haber sacrificado muchas otras.

Por otro lado, si el compositor acostumbra escribir y reescribir exclusivamente en la computadora, entonces está de más lo que he dicho sobre el papel y el lápiz; sin embargo, la verdad es que en algún momento siempre va a requerir de ellos pues no siempre contará con una máquina a disposición para plasmar y perfeccionar sus ideas.

“Señor, toca a algún lector del blog y provéeme mi piano cuaderno cuando salga al mercado, ¿sí?” (Jeje).

Continúa…

Notas:

(1) http://www.compradiccion.com/2008/05/01-key-for-journey-musica-al-aire-libre

PREGUNTAS PARA LOS LECTORES DEL BLOG: ¿Había considerado alguna vez que un compositor realmente necesita de implementos para realizar su labor? ¿Qué opina de los que hasta el momento he mencionado?

10 Comentarios

  1. A Noel… me has hecho recordar… Te cuento que yo lo he intentado con todo… pianos…, programas de musica, grabadoras, MIDIS… etc, etc, etc, como diría el Rey de Siam…

    Al final vuelvo siempre al método dinosaurico… Mi guitarra… Lápices… muchos lápices con punta… muchas hojas de papel…. Mis diccionarios…Un buen termo de café y muchas noches de insomnio… jajajaja… Ah… y que no te falte el cesto de la basura para que no se pierda nada de lo que votas… que luego te puede servir… Recuerdas “El Banco de Ideas”, del que hablo en mi libro?

    Pero bueno… en esto reconozoco que soy un dinosaurio… incorregible e irehabilitable. Bienvenida la tecnología para el que puede con ella. Amén.

  2. DON PABLO: Jajaja, ¡viva la sinceridad! Jajaja. Francamente a mi me sucede igual. Aunque desde hace un año he usado mi Laptop ubicandola junto al piano para escribir letras y poemas, y arribita de los renglones poner los acordes. Eso sí, ¡nunca dejo mi grabadora digital o mi celular! Siempre almaceno. Pero sí, le entiendo, a veces vuelvo al papel y al lápiz y compongo a pié, como solemos decir aquí, jeje.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Bueno Noel, primero necesitamos saber la fecha de tu cumple y luego saber en que color la quieres …. a me gustaria en roja o negra !
    me parece una manigfica idea esta gracias por proveerme la información, ahora sé yo también lo que pedire por nöel
    (navidad )ji ji ji.y mejor aún si trae una memoria incorporada para grabar o registrar las canciones sería genial !.
    pero pienso que al final siempre regresaremos al lapiz y al papel como dice don Pablo,por que es lo más seguro a menos que los tiré o los pierda, por que las grabadoras digitales se llenan, yo tengo una con 150 canciones guardadas y ya no la puedo usar más (tendré que comprar otra pronto, prefiero no borrar nada, nunca se sabe cuando uno pueda necesitar esa información) y los telefonos…es una buena ayuda por el momento te saca de apuros, pero a veces se caen y se rompen y a veces pierdes todo la información que hay dentro, ya a mi me ha pasado, perdi una vez 15 canciones. y a la final he regresado a lo mas práctico papel y lapiz, por todos lados en mi cartera,en mi dormitorio, en el salón ,en la cocina, en el escritorio, en mi devocional, en el toilette, etc etc… por todos lados es lo mejor y lo más seguro.
    Un Consejo…es mejor comprar varios cuadernillos y escribir en ellos a tener hojas sueltas por todos lados, que se pueden perder, a eso me refiero cuando digo papel y lapiz.
    bendiciones !
    Rommy -Suiza

  4. ROMMY: ¡Hay te digo mi cumple por el Msn! jeje, en cuanto a la grabadora digital, no sé cómo es la tuya, yo tengo una conexión a través de la cual paso a mi computadora todo lo que almaceno, incluso del celular. Sobre ese consejo de tener un cuaderno y no muchas hojas… ¡Genial! ¡Gran consejo! Yo he extraviado ideas o me ha costado encontrarlas cuando lo he escrito en hojas sueltas. En fin, Rina, tu experiencia y tu comentario nos enriquecen, gracias de verdad.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. q onda Noel!!…yo personalmente ocupo papel (mucho papel) y plumas (no suelo ocupar lapices)porque cuando borramos perdemos alguna idea que pudo ser importante… que despues te quedas pensando “como era??” sobre todo en las letras… ahora con la musica aunque aveces escriba los acordes, los ritmos y tiempos pueden olvidarse, ahi entra el celular o una grabadora.. muy util e indispensable diria yo. Ultimamente creo que he evolucionado en esto… lo que hago es q me grabo con una camara digital… asi tengo audio, letra y veo los acordes!! jaja! la agenda funciona tambien, personalmente tengo muchas canciones cuyas letras iniciales fueron escritas en cualquier papel, hasta tengo una en un boletin informativo de una iglesia en usulutan a la que nos invitaron a tocar jajaja!! lo que quiero decir es que es importante guardar las ideas y no desecharlas, el martes hice una cancion en 5 horas, de una letra que hacia dos años habia escrito, surgio un riff bueno en la gitarra,.. luego decidi grabarlo, me sente a ver mi monton de papeles y simplemente encontre que esta letra encajaba con un par de ajustes.
    Muy enrriquecedor el tema, sobre todo para los que aprendemos empiricamente y para el que comienza en el camino es importante tener la idea de como hacerlo metodicamente

    Dios, unión, libertad
    palabras que pueden al mundo cambiar

  6. ALFREDO: ¡Te grabas en una cámara! ¡Wow! ¡Qué modernitud caramba! Pero qué gran consejo fijáte, me parece genial mano. Nunca había oído de alguien que lo hiciera pero es totalmente factible y utilisísimo hacerlo. En cuanto a usar lapiceros (plumas) en lugar de lápices, tambien muy interesante el detalle, borras y lo pierdes, a veces yo también lo hago pero prefiero lápiz porque las ideas eliminadas suelo no olvidarlas debido a que estoy concentrado en el trabajo entonces suelo recordar todo. Lo que sí nunca hago es abandonar la grabadora, siempre la tengo a la par. En fin, muchas gracias por tu aporte. ¡Bendiciones!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  7. la verdad es que tengo 16 años tyengo una estrofa dos coros el final de la cacion es buena pues la media necesito hablart contigo personal sobres como iniciar la primera estrofa

  8. CHRISTIAN: Estáte pendiente del chat, te parece? He instalado una pequeña sala de char donde podríamos conversar si coincidimos. Cualquier cosa para servirte.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  9. Es muy importante de lo contrario a la hora de sentarnos a escribir no tendremos lo necesario para terminar. Varias veces he tomado un papel cualquiera y escrito una idea y he ocasiondo un desorden, por lo cual he perdido la idea pero como dijo Jesús si vamos a construir algo primero debemos sentarnos y calcular si tenemos lo necesario para terminarlo… Bendiciones

  10. Ya no necesitas el cuaderno, ahora hay Ipads y tabletas electronicas.

    Saludos Noel

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Por qué hay cristianos que nunca dejan de decir malas palabras?

Hace unos meses un amigo y yo tuvimos