La Aventura de Componer (Cuarta parte)

La Aventura de Componer (Cuarta parte)

- en La aventura de componer
1685
12


Campaña: “Salvemos la familia, salvemos la nación”.

Recordar lo que sucedió por causa de una sola canción, “Un amigo”, aún me sorprende; sin embargo, uno no debe dormirse en sus laureles. Por eso, en los años siguientes continué escribiendo y gracias al estímulo de mi hermano menor, Elí, preparé un Taller de Composición de una hora y media de duración que ya he impartido en varios lugares, entre iglesias y congresos. Mi hermano me dijo: “Noel, ya que estás incursionando en esto de la composición, ¿por qué no escribes los principios que tú utilizas para crear canciones e impartes un Taller para el grupo de alabanza de mi iglesia?” Lo hice. Es más, algunas de las lecciones que enseño en dicho Taller usted las verá reflejadas en este blog.

A finales del año 2006, gracias a la invitación de mi amiga Raquel de Villatoro hice la canción lema de la campaña evangelística “Salvemos la familia, salvemos la nación” que el evangelista Alberto Mottesi llevó a cabo en la ciudad de Santa Tecla. Recuerdo que ella, su esposo y yo estábamos participando del evento COICOM 2006 cuando me dijo si podía colaborarles haciendo la canción de la campaña. Era día jueves cuando me lo pidió y yo le respondí: “¿Cuánto tiempo tengo para entregarla?” Ella me dijo: “¡Un mes!” Como vi que tenía un espacio lo suficientemente amplio para hacerla, acepté.

Dos días después, el Sábado por la mañana, curiosamente me levanté a las 5:00 a.m. para ir al baño (¡Mentiría si digo que me levanté a tener mi devocional!) y bueno, cuando regresaba para meterme de nuevo a la cama una melodía y una frase vinieron a mi mente: “Sálvanos, salva mi familia y nuestra nación que lleva tu nombre”. A partir de ese momento no pude conciliar el sueño, me senté a escribir y terminé la canción a eso de las 7:30 a.m.

Cuando llegué al lugar del evento COICOM 2006 busqué a Raquel y le dije: “¡Hey! ¡Ya tengo la canción lema de la campaña!” Efectivamente, esa fue la que usamos. A inicios del mes de Noviembre, mis amigos: Any Vásquez, Lucía Parker, Carlos Mario Villatoro, Alfredo Maravilla y yo, entonamos la canción ante miles de personas. ¡Fue una experiencia emocionante! Conocimos al evangelista, a muchos pastores, a Marcos Witt, a los integrantes del grupo Rojo, a Daniel Calveti, entre otros.

Salvemos la familia, salvemos la nación
Noel Navas

Veo lo que me rodea
y no creo lo que está pasando
Pienso que todo es ciencia ficción
pero es la pura realidad

La desesperación de gente
que anhela algo mejor
Escucha nuestro clamor
Tú  pueblo te clama,
todos a una voz

Coro:
/Sálvanos, salva mi familia
y nuestra nación que lleva tu nombre
Sálvanos, salva mi familia
y nuestra nación que lleva tu nombre/

Creo que todo puede cambiar
si vemos todos hacia el cielo
Pienso que todo es cuestión
de amar aquello que todos sabemos ya

Abraza el amor de Dios
Abraza a tu hermano
cantemos a una voz

Puente:
Abraza el amor de Dios
Abraza a tu hermano
cantemos a una voz
Escucha nuestro clamor
Tú pueblo te clama,
todos a una voz

Actualmente continúo en la Aventura de Componer. Como dice Andy Park en su libro “Para conocerte mejor”: “Si Dios lo ha llamado a realizarlo [o sea, a componer canciones] lo difícil será dejar de hacerlo. Dios continuará dándole ideas para cantos y el deseo de escribirlos” (1). Prescisamente eso es lo que me ha ocurrido. Siento realmente el llamado a escribir y a animar a otros a que lo hagan. No soy un gran compositor, me falta mucho por aprender. Es más, si lo ve, ningún gran cantante o ministerio de renombre usa canciones que yo haya escrito. Sería un honor que lo hicieran. Pero eso todavía no ha sucedido y tampoco es mi máximo anhelo. Hace un par de años mi amigo Luis Fernando Solares Jr., que también compone, me dijo algo la vez que le expresé mi pequeña frustración de que ya había intentado enviar canciones a grandes cantantes y ministerios y que no había sucedido nada:

“Noel, ¿para quién escribiste tus canciones?” –Me preguntó.
“Para Dios…” –Le respondí.
“¿Y ya las escuchó él?” –Volvió a preguntar.
“¡Sí, claro!” –Le dije.
“Entonces… ¡Date por satisfecho!” –Concluyó.

Luis Fernando tienes razón, lo cual no significa que uno debe quedarse de brazos cruzados esperando que las puertas se abran. Pero la verdad es que como compositores cristianos escribimos para algo más importante que grabar nuestras canciones u obtener regalías. Escribimos para Dios y para estimular la vida espiritual e intelectual de las personas. En este sentido, nuestras composiciones tienen el potencial de ayudar a la gente a interpretar la vida de forma bíblica y a conocer más profundamente a Dios. Escribimos por una razón más grande que nosotros mismos.

Le puedo testificar que involucrarse en la Aventura de Componer es algo sumamente gratificante. No por el dinero que un compositor tiene el potencial de recibir; sino por la satisfacción misma de hacer aquello que a uno le gusta y que Dios lo ha llamado. Oír que sus canciones suenan en la radio o en algún disco no tiene comparación con saber que la gente se está conectando con Dios o reflexionando en alguna verdad de la Palabra a través de lo que usted está escribiendo.

La Aventura de Componer lo está esperando. Vamos, ¡anímese! “Corra con paciencia la carrera que tiene por delante” (Hebreos 12:2). Que después de que haya aprendido los rudimentos básicos de la composición es cuestión de tiempo para que usted escriba sus primeras canciones.

Noel Navas. 

Notas:

(1) Park, Andy. Para Conocerte mejor, Cultivando el corazón de un adorador, Editorial Vida, 2006, Pág. 280.

12 Comentarios

  1. Wow Noel, felicidades por todos tus logros, por este sitio, esta muy bonito y gracias por compartir tus conocimientos con nosotros, eres genial! =P Tus ensenanzas me han ayudado mucho para componer y aprender a amar mis propias canciones(por feas que sean jijiji) y eso es bueno, espero que Dios te llene aun mas de su inspiracion, y que todas tus canciones puedan marcar la vida de las personas =D, Que Dios te de la mayor de las felicidades, chao ;P

  2. Hey! Que bonito escribes, me pareces sincero y sin ánimo de impresionar! si esto está reflejado en tus canciones, definitivamente que son canciones que cumplirán su propósito! (Y creo que ya lo han demostrado ¿¿¿verdad???) El ejemplo por excelencia: “Un amigo”!!!!

  3. AMIGo nunca te lo he dicho pero tu fuiste el unico que estuvo en los momentos cuando todos nos abandonaron y eso lo llevo bien guardado. de que sos un amigo.
    gracias por confiarme tus composiciones y por ayudarme a que el sueño de grabar sea una realidad.
    te bendigo en esta nueva aventura y te felicito porque se que este blog sera de mucha bendicion para muchos aaaaaa y yo ya tengo un cancion “niños de la calle” TE BENDIGO y adelante con El Señor

  4. Lo que dices en este apartado ha tocado mi corazon. Yo estoy tratando de incursionarme en la musica cristiana, tengo algunas composiciones propias, y he visto la mano de Dios obrando cuando las interpreto, pero he llegado a olvidar que lo mas importante es que El escuche mis canciones, y que las vea respaldadas con mi vida. Lo que mencionas tiene mucho sentido.

    Me ha servido visitar este blog.

    Dios te bendiga.

  5. ¡Buenísimo! Que bendición poder contar con un recurso como este. A penas y he compuesto tres alabanzas en toda mi vida, pero esto me motiva a hacerlo y hacerlo más seguido.

    Adelante mi hermano Noel!!!!

  6. Alfredo Maravilla

    me perece un lugar extraordinario para personas que comparten la misma pasion: Escribir musica para nuestro amado Dios, y contar acerca de las vivencias que hemos tenido, a partir de conocerle. Gracias Noel por dejarte usar, ayudando a otros a partir de tus propios dones.
    Alfredo

  7. Sarita Martinez

    Hola primito! im here! 🙂 TQM! y WOW….

  8. Felicidades Noel y gracias por conpartir las maravillas que Dios ha hecho con tu vida a todos, Bendiciones!!!

  9. whaoooo!!que hermoso la forma en que Dios le esta usando, espero que la historia siga continuando. Dios le siga inpirando de esta manera y le de la gracia para enseñar a los demas a desarrollar este hermoso Don. Saludos desde Venezuela!!!!

  10. tienes mucha razon con eso de que a veces nos olvidamos para quien es en realidad, el motivo de nuestra composición, por dejarnos llevar por el dinero y la fama, gracias por tu comentario espero seguir aprendiendo mas acerca de esto
    gracias otra vez

  11. Hola me parece super edificante este sitio y es hermoso saber que estas decidido a dar de lo que has recibido. mi primera composicion era una bebe de 11 y pude cantarla en la iglesia y todos quedaron impresionados y siempre me animaban a que continuara escribiendo,segui escribiendo pero sin compartirlas por pensar que se reirian de mi o tantas cosas tontas que a uno le pasan por la mente,y Dios ha renovado en mi vida el deseo de poder transmitir vida a traves de una melodia y me alegra encontrar personas como tu que lo hacen con tanta pasion…

  12. Dandome una vuelta por el blog vi la primera vez que respondí a un artículo… ahora estoy a pocos dias de tener mi disco, quizá no será lo máximo (ni siquiera para mi), pero he aprendido aqui a reconocer cuando algo tiene potencial, y se que Dios obrara por medio de este ministerio.

    Has sido de gran utilidad amigo, de mucha utilidad.

    Saludos!

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Por qué hay cristianos que nunca dejan de decir malas palabras?

Hace unos meses un amigo y yo tuvimos