La aventura detrás de La Aventura: Emmanuel Espinosa

La aventura detrás de La Aventura: Emmanuel Espinosa

- en La aventura detrás de La Aventura
2032
4


Cómo conseguí la entrevista.

La tarde del viernes había entrevistado a Marcos Witt en San Marcos, Guatemala. Ese día viajé durante siete horas en taxi para regresar a la capital y entonces al día siguiente, el sábado, tomar el autobús desde Guatemala a El Salvador y estar a tiempo para la entrevista que le haría a Emmanuel Espinosa. La cita era a las dos de la tarde en el Hotel Hilton.

Como el organizador del concierto ya me había dicho, antes de mi entrevista con Emmanuel, el grupo «Rojo» daría una conferencia de prensa. Al iniciar el moderador oró y luego los medios de radio y televisión lanzaron sus preguntas. La conferencia duró una hora. Al terminar el moderador oró una vez más y sacaron a Emmanuel Espinosa mientras todos tenían los ojos cerrados. Cuando el organizador del evento y Emmanuel pasaron a la par me dijeron que los siguiera, me llevaron por varios pasillos, pasamos por la cocina del hotel hasta que llegamos a una parte poco visible del lobby donde nos sentamos a conversar. El organizador me dijo: “¡Tienes solo veinte minutos!”

Yo por dentro: “¿What?”

La entrevista comenzó y Emmanuel y yo nos enfrascamos en una conversación sobre sus inicios con Marcos Witt y Canzion Producciones, intercalé preguntas sobre sus primeras canciones y cosas que le ayudaban a componer en esa época. Cuando sobrepasamos los veinte minutos Emmanuel notó que yo miraba demasiado a mi alrededor, por lo que me dijo: “¿Pasa algo? ¿Hay alguien que te está haciendo señas para que terminemos?” Y yo: “Pues no, pero el organizador me dijo que solo teníamos veinte minutos”. “No te preocupes, hasta que no venga alguien no nos detenemos”.

Grabé una hora completa.

Varias cosas pasaron durante la conversación con Emmanuel. Una de ellas fue que cuando yo le hacía algunas preguntas se detenía y decía: “¡Wow! Te estoy contando cosas que no incluimos en el libro Rojo Diez Años”. O… “¡Wow! ¡Yo debí haberte llamado a ti para hacer el libro Rojo Diez Años”.

Pero una de las cosas que más me impresionó fue su franqueza al contarme cuál canción de las que él había escrito y que Marcos Witt había grabado era la que más le impresionaba recordar. Me dijo:

«Tendría que ser “Sana nuestra tierra” que está en el disco: “Sana nuestra tierra”, que hice junto con Juan Salinas. Sinceramente había comenzado un proceso de sanidad en mi muy fuerte. En ese entonces, como hasta hoy, vivía en EE.UU. Después de los atentados terroristas del 11 de Septiembre descubrí algo muy feo en mí y era mi rechazo hacia la cultura americana. Por cierto, no recuerdo haberle platicado esto a nadie.

Bueno, resulta que cuando estábamos viendo las escenas de las Torres gemelas cayendo yo estaba diciendo dentro de mí: “¡Orale! Para que los americanos entiendan lo que es sufrir”. Mi esposa estaba impresionada, en shock por lo que veíamos, yo no le dije nada, estábamos abrazados pero yo dentro de mí: “¡Qué bueno! ¡Para que sepan!”

Unas semanas después Dios me habló a través de la historia de Jacob y Esaú, en Génesis, que eran dos hermanos que estaban peleados y viviendo el uno contra el otro. Experimentaron choques, ellos y sus familias, todo por prejuicios y maneras de pensar equivocadas. El punto es que mientras estaba en Perú escuché enseñar a Alejandro Rodríquez y lo que compartió esa vez terminó de sellar lo que Dios me había estado hablando. Tuve que pedir perdón a Dios por mi rencor hacia EE.UU. y también tuve que perdonar. Imagínate, hasta busqué a mis amigos americanos y les pedí perdón. Yo resido en EE.UU. y ahora amo EE.UU. y amo a su gente.

Yo recuerdo cuando estaba en la plataforma con Marcos Witt tocando en eventos tipo Promise Keepers y Acquire The Fire, eventos totalmente en inglés, mientras Marcos ministraba y yo tocaba el bajo, pensaba dentro de mí: “¿Qué estamos haciendo aquí? ¡Esta gente no nos necesita! ¡Tenemos que irnos a México, a El Salvador, a Guatemala! ¡Vámonos a donde la gente tiene necesidad!” Pero ahora que yo había sanado mi corazón cuando volvíamos a estar con Marcos en esos escenarios ahora yo lloraba y decía: “¡Qué privilegio Señor! ¡Qué bien que estés tocando a mis hermanos americanos!” Porque las necesidades son iguales en todos lados mano.

En fin, yo estaba en todo este proceso cuando estábamos produciendo “Sana nuestra tierra” y donde la canción nació después de los atentados del 9-11. La canción no solo fue por ese trágico evento, sino por la necesidad de que Dios sane a las naciones. Entonces como te dije: “Sana nuestra tierra” fue una canción muy especial por todo lo que te relaté. La escribí junto con Juan Salinas».

Al cumplirse una hora de conversación llegó alguien a decirnos que ya era hora de la prueba de sonido de «Rojo», Emmanuel me dijo: “¡Vente conmigo a la prueba de sonido!” Me subí al microbús con él y con toda la banda, y nos dirigimos hacia el lugar del concierto. Rojo subió a la plataforma y yo me quedé abajo, pero no por mucho tiempo.

Al nomás separarme de «Rojo» llegó alguien del staff y me dijo: “Usted no puede estar aquí dentro”. Yo le dije: “Sí, yo entiendo, pero vengo con los de ´Rojo´, ellos me dijeron que los acompañara”. “No importa, usted no puede estar aquí”. Y me sacaron.

Francamente no me disgusté, simplemente obedecí, me quedé afuera y me senté. Como yo sabía por dónde iban a salir al final de la prueba de sonido, esperé unos treinta minutos y Emmanuel y la banda salieron. Realmente fue una prueba de sonido corta.

Cuando íbamos caminando otra vez hacia el microbús, el chofer me detuvo y me dijo: “Noel, el organizador dice que no puedes venir más con nosotros, que ya no puedes seguir conversando con Emmanuel y debes quedarte aquí”. Yo no le dije nada, pero le grité a Emmanuel, quien estaba a unos diez metros de mí: “¡Emmanuel! ¡Él dice que ya no puedo irme con ustedes!”

Emmanuel se regresó y le dijo: “Claro que sí puede, déjelo que venga”. En el fondo, sonreí.

Al llegar al hotel Emmanuel me dijo: “¿Cuánto tiempo más necesitas para terminar la entrevista?” “Solo necesito hacerte tres preguntas para darle un sentido de cierre y conclusión”.

Conversamos treinta minutos más.

Cuando terminé le agradecí su tiempo pero aun así nos quedamos sentados unos minutos más. Como durante la entrevista Emmanuel me relató que había tenido el honor de componer junto a Jesús Adrián Romero, mientras guardaba mi grabadora le dije a Emmanuel: “¡Cómo me gustaría entrevistar a Jesús Adrián!” Y él: “¿Ah, sí? ¡Saca tu grabadora!” “¿Cómo?” le respondí. “Sí, saca tu grabadora. Te voy a decir algunas cosas de Jesús Adrián que tienes que preguntarle cuando lo entrevistes. ¡Te voy a ayudar!”

Al reiniciar la conversación me habló del Grupo Creación, con quien Jesús Adrián comenzó, además de decirme que José Feliciano y Proyecto M, grabaron canciones que él compuso. Emmanuel me dijo: “Cuando hables con él deja que te lleve por ese viaje comenzando desde la casa donde él creció y cómo comenzó a componer sus canciones. Asegúrate de preguntarle sobre Grupo Creación y de estas canciones, una de esas la compuso para ´Niña”, el disco de José Feliciano. Tiene algunas lecciones bien interesantes que te podría platicar”.

Fin de la conversación.

Unos diez meses después nos volvimos a encontrar con Emmanuel y me preguntó si había podido entrevistar a Jesús Adrián y le dije que no. Él me dijo que le había escrito dos veces pero no le había contestado, que lamentaba mucho no haber podido hacer más. De igual manera, me siento muy agradecido con Emmanuel por la hora y media que me brindó para entrevistarlo sobre su Aventura de Componer.

Noel Navas.

 

4 Comentarios

  1. Que interesante la anécdota de Emmanuel, me imagino con lo que leí, de que el es bien buena onda, ojala algun dia podamos ver de nuevo a Rojo!!!

  2. Emmanuel es tremendo tipo. Dios continúe bendiciéndolo y usándolo para formar vidas a los pies de Jesús.

  3. Wow! Cuando uno lee las entrevistas, uno piensa: nah, debió ser fácil…pero la verdad es que cada una tiene su historia. Me alegra que seas perseverante Noel, xq sino no tuvieramos este recurso 🙂 DTB

  4. Waooooooooooooooooooooo con cada una de sus entrevista me hace sentir que estoy escuchandolos hablar; le felicito por hacer sentir ese sentimiento de realidad en cada entrevista

    Bendiciones Noel

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Duodécima parte)

En la entrada anterior, comencé a intentar responder