La música no se toca (Primera parte)

La música no se toca (Primera parte)

- en La música no se toca
1074
0


Una canción de Alejandro Sanz.

Hace unos meses publiqué en La Aventura de Componer una serie de artículos que titulé: “Escribir una canción”, basados en la letra de una de las canciones que Ricardo Arjona grabó en su producción: “Poquita ropa”. Curiosamente la canción describe cómo se escribe una canción y eso me motivó a hacer una especie de exégesis de la letra. De ellos resultaron 6 artículos muy interesantes sobre el mundo de la composición. Si quiere leerlos en este momento, por favor haga click aquí. En este sentido, basado en dicha experiencia quiero presentarle una nueva serie basada en la canción: “La música no se toca” de la producción con el mismo nombre que acaba de lanzar Alejandro Sanz.

Como seguramente usted sabe, Sanz es uno de los mejores compositores del mundo. Su versatilidad melódica, riqueza armónica y letras altamente poéticas lo han convertido en uno de los escritores más respetados a nivel internacional. Aunque podría escribir un post sobre las cualidades que lo han llevado a escribir como escribe y de paso, extraer lecciones prácticas para quienes componemos; mi intención con esta breve serie es simplemente hacer una exégesis de esta letra a través de la cual él mismo ha confesado haberla escrito como un homenaje a la música.

Si usted escucha el disco completo, encontrará que el segundo track, “Yo te traigo… 20 años”, es una canción con la que celebra sus ya más de 20 años de carrera artística. Es decir, ambas canciones “La música no se toca” y “… 20 años” le dan forma al concepto total de la grabación entre otros subconceptos que usted encontrará en el resto de canciones.

Como saben quienes me conocen, soy un firme creyente de que el cristiano puede escuchar música secular y disfrutarla para su deleite si esta no contradice ningún valor de las Escrituras. La música es música, las letras son letras y lo más importante de una canción es si transmite un valor que pueda enriquecer nuestra mente y emoción. Sea que la haya escrito un cristiano o no, es sano disfrutar del arte de otros si en este encontramos joyas que nos puedan edificar interiormente.

La canción “La música no se toca” calza muy bien en esta descripción. Por eso le invito a que la disfrute y continúe leyendo las siguientes entradas donde diseccionaré su mensaje.

“La música no toca”
Alejandro Sanz

Pasaréis, pasaran los tiempos,
se irán los momentos, ya lo veréis.
Pasaran los imperios, las guerras,
los besos y donde miréis,
quedarán los versos y los porqués,
Recuérdalo, y esta canción.
La música no se toca.

Veréis, pasaran los empeños
y los misterios de seis en seis.
Y los siglos, los muertos
y los inquietos que alzan la voz,
pasaremos todos y quedará,
Recuérdalo, una canción.
La música no se toca.

Que lo que va en el viento
es lo más seguro, no lo dudéis;
que se aferra al tiempo
y se queda eterno en el corazón.
Pasaremos todos y quedará,
recuérdalo, una canción.
La música no se toca.

Y no hay ley, poderosa emoción
que ni el tiempo la vence, no hay ley.
Lo que améis en el tiempo siempre quedará,
quedará cuando no estemos,
quedará cuando no estéis.

Quedará la música…
Es siempre la música, verás.
Larga vida a la música Su Majestad…
Que Dios guarde a la música en su inmensidad.
Quedará la música cuando no haya a quien amar,
quedará la música como un despertar.
Nos quedará la música, es nuestra verdad.
Quedará la música, es el titular.

Pasarán los inventos
y el ir con los tiempos no lo veréis.
Y el si no me conecto
las bandas más anchas y los que cobréis.
Pasaran las marcas y los ipéis
Recuerda que esta canción
es música y siempre flota.

Qué lo que va en el viento
es lo más seguro, no lo dudéis,
que se aferra al tiempo
y se queda eterno en el corazón.
Pasaremos todos y quedarán
recuerdos y esta canción,
La música no se toca.

Y no hay ley, poderosa emoción
que ni el tiempo la vence, no hay ley.
Lo que améis en el tiempo siempre quedará,
quedará cuando no estemos,
quedará cuando no estéis.

Quedará la música…
Es siempre la música… verás.
Larga vida a la música Su Majestad.
Que Dios guarde a la música en su inmensidad.
Quedará la música cuando no haya a quién amar.
Quedará la música como un despertar.
Que viaja la música en la eternidad.
Que quedará la música, es el titular.

Quedará la música…
Se trata de la música, despierta ya.
Larga vida a la música Su Majestad…
Que Dios guarde a la música en su inmensidad
Quedará la música cuando no haya a quien amar,
quedará la música como un despertar,
nos quedará la música, es nuestra verdad,
la música no se toca se va a titular.

Continúa…

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Octava parte)

Otro problema en torno al don de profecía