Malinterpretando canciones (Primera parte)

Malinterpretando canciones (Primera parte)

- en Malinterpretando canciones
3493
6


Canciones que alguna vez se malinterpretaron.

Hace algunos meses un contacto de Facebook me preguntó qué opinaba de la canción “La niña de tus ojos” de Daniel Calveti, ya que él había oído críticas y malos comentarios acerca de ella. Aunque la canción fue escrita hace ya varios años, la controversia aun persiste en la mente de algunos. En la entrada siguiente compartiré cuál fue mi respuesta. El asunto es que dicha pregunta fue el detonante para pensar en otras canciones que son excelentes canciones pero que de alguno u otro modo se malinterpretaron y hasta se recomendó dejar de cantar. Los 5 ejemplos que voy a citar son los que vinieron a mi mente en esto de la malinterpretación de letras. Seguramente usted conoce otras más, pero usaré estas para ilustrar los principios de composición que al final deseo dejar en su mente y para que de este modo evalúe más estrictamente las canciones que compone.

“Te exaltamos”, de Marcos Witt.

Publicada originalmente en “Proyecto AA” (Canzion) a inicios de los 90´s, luego en “Te exaltamos” (Hosanna Music!) y después en “León de Judá” (Heart Cry) de Juan Carlos Alvarado, “Te exaltamos” incluye una frase que chocó en la mente de algunas personas. La letra dice:

Coro:
/Te exaltamos
sobre un trono de alabanza.
te exaltamos, oh Señor
Nuestras alabanzas subirán
delante de tu trono, oh Señor/

Olor fragante a ti Señor
honor y alabanza
por siempre daré
al que está sentado
sobre el trono de mi Dios
Etc.

La frase en cuestión es “Al que está sentado sobre el trono de mi Dios”.

La polémica se dio porque para algunas personas dicho verso raya con las palabras que los teólogos le atribuyen a Lucifer en Isaías 14:13 donde dice: “Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré”. La objeción era: “¿Por qué Marcos puso una frase que raya con la intención de Satanás de sentarse en el trono de Dios? Él está dando a entender que Dios no está sentado en su trono, sino otro. ¡Seguramente se está refiriendo al diablo!”

Si a eso le suma que “Tu y yo” (Canzion) contiene la canción “Cuán bello es el Señor” y que salió después de “Proyecto AA”, pues poco a poco se fue rumorando que Marcos le cantaba al diablo y no a Dios. Para esa gente decir “Al que está sentado sobre el trono de mi Dios” contribuyó a las sospechas.

Más recientemente “Te exaltamos” fue grabada en el “25 Conmemorativo” de Marcos Witt y la expresión fue cambiada, ya que en lugar de decir “… de mi Dios” dice: Y es mi Dios”. ¿Lo notó?

Para confirmar  dicho cambio, mi amigo Gherman Sánchez, administrador de Directordealabanza.com, le preguntó directamente a Marcos sobre el cambio y este se lo confirmó.  Marcos le dijo: “¡Qué curioso que se halla dado cuenta!” Además de darle a entender que lo consideró una mejor opción.

En mi opinión, aunque Marcos no hubiera cambiado la letra claramente da a entender que está dirigida a Dios, no al diablo. Lo que pasó con los críticos es que simplemente se dejaron llevar por los rumores y las sospechas.

Cuando uno escucha la grabación entera de “Proyecto AA”, las canciones están orientadas a exaltar al Señor Jesucristo. Por ejemplo, ¿se acuerda de “Me gozaré”, de “Hijo de Dios” (también conocida como “Quiero levantar mis manos”) y de “A Cristo solo a Cristo”? Grandes canciones de “Proyecto AA” y que formaron parte del repertorio de miles de equipos de alabanza en el continente.

El verso de una canción debe interpretarse en el contexto total de los versos de toda la canción y cada canción en el contexto total de las canciones que conforman una grabación. Por lo tanto, la malinterpretación de la letra de “Te exaltamos” se debió más a intrigas malintencionadas que pretendían dañar la imagen de Marcos que en un argumento sólido que lo sostuviera.

Usted se mataría de la risa si yo le relatara lo que un pastor me dijo del disco «Te exaltamos» (Hosanna Music!), explicándome cómo cada figurita que aparecía en la portada de la grabación representaba sino serpientes y dragones, un culto magnificado al hombre. ¡Qué imaginación Dios mío! Je.

Mala imaginación… Mejor dicho.

“Cuán bello es el Señor”, de Jason Morris.

Presentada por primera vez en “Tu y yo” (Canzion) y más recientemente en el “25 Conmemorativo” de Marcos Witt, “Cuán bello es el Señor” ha sido una de las canciones más criticadas del movimiento de adoración contemporánea. La letra dice:

Cuán bello es el Señor
cuán hermoso es el Señor
Cuán bello es el Señor
hoy le quiero adorar

Coro:
/La belleza de mi Señor
nunca se agotará
la hermosura de mi Señor
siempre resplandecerá/

¿Qué de malo dice la canción? ¡Nada! Pero los críticos afirmaron que seguramente Marcos Witt se la cantaba a Satanás debido a que la canción no especifica a qué “Señor” se está refiriendo.

Súmele a eso el rumor que la canción la compuso una bruja o un satanista (depende de la versión de la leyenda que le hayan contado) y que esta persona deslizó el demo debajo de la puerta de la casa de Marcos o que se lo dio en un congreso (depende de la versión de la leyenda que le hayan contado), y que cuando Marcos oyó la canción quedó tan fascinado que la incluyó en “Tu y yo” sin verificar la fuente; entonces ya puede tener una idea del rollo que se armó con el pasar del tiempo.

El rumor no se quedó allí, sino que se amplió asegurando que Marcos Witt fue invitado por Cristina Saralegui, al famoso “Show de Cristina” que salía en Univisión, y que sin qué ni para qué Cristina confrontó a Marcos sobre la canción y para rematar invitó a la bruja a pasar al set al punto que lo humilló allí mismo frente a las cámaras de televisión.

Aunque usted no lo crea, hasta el día de hoy en mi país El Salvador hay gente que cree este rumor.

Fíjese, Marcos Witt nunca estuvo en el “Show de Cristina”, nunca ha aparecido la supuesta bruja para reclamar sus regalías y no existe el bendito video del programa de Cristina. No hay evidencia alguna de dicho episodio y la gente lo cree hasta hoy.

Volviendo a “Cuán bello es el Señor”, ¿realmente Marcos le estaba cantando al diablo esta canción? No, en repetidas veces él ha dicho públicamente que el “motivo de su canción” es el Señor Jesucristo. Entonces, ¿por qué la gente puso o sigue poniendo en duda su palabra? Bueno, simplemente porque hubo un fuerte rumor.

Lamentablemente los evangélicos solemos olvidar El principio de inocencia, que afirma que alguien es inocente hasta que se demuestra lo contrario. Qué va, para muchos no es así, ante un rumor perverso de cualquier índole lo dan por verdadero y por lo tanto, emiten un veredicto de: ¡Culpable! (Claro, hasta que se demuestre lo contrario). Y no, eso no debería pasar en la mente de alguien que dice ser de Cristo.

Mire, 1 Timoteo 5:19 dice: “Contra un anciano no admitas acusación sino con dos o tres testigos”. En este pasaje, entiéndase “anciano” como líder eclesial. Y Marcos Witt es un líder eclesial. Por lo tanto, ante este o cualquier otro rumor, ¿dónde están los testigos? ¿Dónde están las evidencias?

El cristiano maduro, que conoce la Palabra, no debería creer ningún rumor de ningún líder a menos que verdaderamente hubiera testigos y evidencias de que lo que se afirma es verdadero.

Como me enseñó mi mamá cuando mis hermanos y yo regresamos a casa alarmados después que nos dijeran que Michael Jackson había hecho pacto con el diablo. Al terminar de contarle mi mamá nos dijo: “¿Y ustedes lo vieron? ¿Estuvieron en el momento en que hizo el pacto?” Obvio que no y nuestro silencio nos delató. “Entonces…” Continuó ella, “… ¡Nunca crean ese tipo de rumores!”

Antes de terminar esta entrada, permítame recomendarle leer la entrevista que personalmente le hice a Jason Morris, compositor de “Cuán bello es el Señor”. Allí me dijo con respecto a la polémica de a quién iba dedicada la canción:

“Si yo te mostrara las notas originales en donde escribí por primera vez la canción, todos los “Señor” que están en la canción los escribí en letras mayúsculas. Toda mi vida he escrito el nombre del Señor así, en mayúsculas. Hay personas que piensan que porque una canción no dice “Jesús” entonces no es una canción cristiana. Si ese fuera el caso entonces saquemos nuestras tijeras y cortemos el libro de Rut de la Biblia porque allí no se menciona el nombre de Jesús”.

Si desea leerla en este momento, por favor haga click aquí.

Continúa…

6 Comentarios

  1. Muy bueno Noel. Siempre disfruto leer tus artículos. Este en particular es muy apropiado para nuestros días. Es más, me diste una idea para una serie de articulos en mi propio blog (No tan bueno como el tuyo) que se titule «Educando al pueblo». El primer artículo sería acerca de desechar el rumor.

  2. excelente articulo noel, me gusta mucho la dinamica con la q escribis, para nada es aburrida y se espera con ancias esa otra parte!!!

  3. No sabía lo de la canción «Te Exaltamos»…. excelente artículo y esperando la segunda parte!!!!!
    *** La niña de tus ojos te cuento como testimonio, mi ignorancia al escucharla por primera vez es que no entendí a que se refería con la «niña de tus ojos», y yo, ja ja, fui a una iglesia y en cuanto empezaron a cantarla, yo, a viva voz desde uno de los asientos, cantaba «yo soy tu NIÑO, el NIÑO de tus ojos!!!» ja ja ja ja ja…. recién cuando escuché al tiempo la versión con Rey Pirin lo entendí ja ja….
    *** Como siempre muy bueno el blog! Adelante!

  4. Christian David Ospina

    Hola Noel.

    Cuando vi y escuché el concierto «25 Conmemorativo» de Marcos, no noté lo del cambio de frase en la canción «Te exaltamos». El haberlo hecho, me parece a mí un acto de humildad y sencillez, en el sentido de que si a alguien le molesta o incomoda a nivel teológico la frase original, mejor la cambiamos y decimos lo mismo, pero con otras palabras.

    Con respecto a los rumores, mitos y leyendas sobre la canción «Cuán bello es el SEÑOR» del pastor Jason Morriss, simplemente y perdón por la palabra: «¡Qué Tontería!».

    Saludos. Excelente entrada. Esperando las siguiente parte.

  5. Juan Camilo Romero

    Tema interesante… es mucha la gente que piensa que toda la musica cristiana contemporanea es mala y le andan buscando la 5¨ pata al gato … que decepcion…
    «Hay personas que piensan que porque una canción no dice “Jesús” entonces no es una canción cristiana. Si ese fuera el caso entonces saquemos nuestras tijeras y cortemos el libro de Rut de la Biblia porque allí no se menciona el nombre de Jesús”.
    Esta es una buena respuesta jejejejejj…
    esperando la segunda parte…

  6. que buen articulo Noel, ojala los cristianos investigáramos mas de lo que rumoramos nos ahorraríamos muchos malos entendidos a ver si algún dia nos compartes algo de lo que se dice de los discos oídos al revés se inventan una de cosas, que parece que la guerra de los cristianos es contra nosotros mismos. Bendiciones

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Duodécima parte)

En la entrada anterior, comencé a intentar responder