¿Por qué escribo canciones?

¿Por qué escribo canciones?

- en Misceláneos
3335
5


andy-parkMi motivación para escribir canciones, por Andy Park.

Para quienes no lo conocen, Andy Park es uno de los compositores y directores de adoración más destacados del ministerio Vineyard en Norte América (1). En 2006 Editorial Vida publicó su libro en español: “Para conocerte mejor, cultivando el corazón de un adorador” que está disponible en cientos de librerías en Latinoamérica y del cual he tomado citas de referencia en entradas pasadas. Bueno, hace unos días, mientras surfeaba por la web, encontré este extraordinario artículo el cual he considerado oportuno compartir con usted. Si desea tomar en serio el ministerio de la composición le recomiendo que lea, medite y reflexione las palabras que Andy comparte con nosotros.

«¿Cómo sabes si deberías o no, continuar componiendo canciones de adoración? ¿Cómo sabes si estás llamado a hacerlo? ¿Qué deberías hacer con las canciones que compones? Durante los más de veinte años que llevo componiendo canciones, he desarrollado algunas opiniones con respecto a estas preguntas. Permitidme que os comparta un poco de mi historia.

Pasión por Jesús

Antes que nada, nunca me propuse ser un compositor. Cuando tenía diecisiete años, Dios capturó mi corazón con su amor. Aunque había crecido en una iglesia, todo un mundo nuevo de conocer a Dios se abrió para mí, durante mis primeros años en la universidad. Estaba metido de lleno en la oración, en la Biblia, y en la imprescindible comunión con los creyentes.

De este nuevo amor a Dios establecido, compuse música. Aunque había tomado clases de música desde que era pequeño (primero de ´banjo´ y luego guitarra), nunca había escrito música antes de mi experiencia de conversión. Cuando encontré a Cristo, por fin tenia algo sobre lo cual escribir. Escribí de mi pasión por Jesús. A mi entender, este debía ser el punto de partida y principio guía para componer canciones de adoración.

Como un joven de diecisiete años, nunca imaginé que mis canciones serían conocidas por todo el mundo. Aun diez años después, después de que había escrito unos cuantos cientos de canciones, mi ministerio en la música era aun limitado al contexto de unas pocas iglesias, con compromisos ocasionales en otras iglesias. Podría decir que las cosas no eran diferentes. Yo usaba el don que Dios me dio y su bendición estaba en ello.

Respuesta Favorable

Para determinar si deberías continuar componiendo canciones, un factor que deberías tener en tu lista, es la respuesta positiva que recibes. Desde la primera vez que canté mis canciones en la iglesia, recibí ánimo de las personas. A pesar de mi timidez como cantante y de mis habilidades vocales sin desarrollar, las personas eran bendecidas con mis canciones. Esto me animó a continuar escribiendo y cantando.

Pasé una fase al final de los años 70, donde enviaba mis canciones a compañías de grabación. Estas canciones eran una combinación de música de adoración y música contemporánea con un «mensaje» cristiano. Después de algunos años de tratar de «publicitarme,» me rendí y me enfoqué en la esfera del ministerio que Dios me había dado en la iglesia local. Esto es lo que animo a que todos hagan. Si Dios quiere expandir tu esfera de influencia, él puede.

Alabanzas de los hombres

Después de algunos años dejé de intentar «fabricarlo» en la industria de la música cristiana, Vineyard Music (entonces conocida como Mercy Music) comenzó a interesarse en mis canciones. Les di algunas cintas y ellos empezaron a grabarlas. ¡Allí es cuando comenzó el verdadero desafío de componer con motivos puros! Decimos en Vineyard que el éxito es más peligroso que los fracasos, y yo lo creo.

Tan pronto como eres un poco visible, serás probado. “El crisol para la plata, y el horno para el oro, pero el hombre será probado por la alabanza que recibe” (Proverbios 27.21). Soy consciente de los frágiles lazos de mi corazón. Puede que haya sido crucificado con Cristo pero ¡mi carne está lista para gobernar cuando quiera que le permita resucitar! Aunque Dios me ha dotado como compositor, se lo he entregado a él incontables veces para permitirle tener el control.

Ha habido oportunidades en que le he preguntado al Señor: «¿Tengo realmente que componer otra canción? ¿No hemos cantado ya lo suficiente mis canciones?» Su respuesta para mí es que estoy llamado a componer canciones. Es mi trabajo responder a su inspiración para escribir; es su trabajo determinar lo que sucede con esas canciones; dónde y cuándo se cantan, y si se cantan o no.

La humildad fue definida por un predicador como «estar de acuerdo con Dios». Ya sea que él diga que deberías componer o manejar el sistema de sonido, sé de acuerdo con él. Ya sea que él diga «esconde esa canción,» o «cántala este domingo», tienes que someterte a él. La sumisión y la obediencia son lo que agradará a Dios.

Por otra parte, no retengas los dones que Dios te ha dado para que los des al Cuerpo. Debido a tu deseo de no exaltarte a ti mismo, es posible que escondas un don precioso que él intenta dar a su Novia. Recuerda, que los dones que él te ha dado no son para ti, ¡son para la iglesia! ¡Tú sólo eres el mensajero que entrega el paquete!

Publicar o no publicar

¿Qué deberías hacer con tus canciones terminadas? Algunas de ellas serán para tus tiempos personales de adoración. Cantar nuestras canciones al Señor debería ser nuestra prioridad numero uno. Si piensas que alguna canción puede servir para tu célula, intenta cantándola allí. Observa si las personas la adoptan y cantan con facilidad. Observa si la presencia del Señor viene cuando la cantas. Si todas estas cosas suceden, puedes intentar cantarla en un contexto más grande, si tienes la oportunidad.

Confía en Dios por el efecto y distribución de tus canciones. Si él quiere usar ampliamente una canción, entonces las personas te pedirán copias de la canción. Ellos comenzarán a cantarla en sus iglesias sin ningún impulso de tu parte. Escuché a John Wimber (Fundandor del movimiento Vineyard) contar la historia de la distribución rápida como un relámpago, de la canción «Isn’t He». Después de una semana o dos de haber escrito la canción en el Sur de California, él viajó a Sudáfrica. Ellos ya estaban cantando la canción cuando él llegó. La canción aun no había sido grabada: se expandió por su reputación como una canción excelente. Ciertamente no hay nada malo en enviar tu canción a una compañía de grabación; solo asegúrate de que confías en Dios y déjalo en sus manos.

Te animo a dejar que la pasión por Jesús sea la motivación que te guía como compositor. Si le permites guardar y cuidar tu corazón, no puedes ir mal” (2).

PREGUNTAS PARA LOS LECTORES DEL BLOG: ¿Qué opinión le merece la Aventura de Componer que Andy Park comparte en este artículo? De todo lo que él comenta, ¿cuál es el aspecto que más le llamó la atención?

Notas:

(1) La página oficial de Andy Park es: http://www.andypark.ca/

(2) Park, Andy. «Para conocerte mejor, cultivando el corazón de un adorador». Editorial Vida, Miami, Florida, 2006. Pág. 277-301.

5 Comentarios

  1. Hola de nuevo Noel!!!

    Una vez mas traté de leer el articulo lo mas pronto posible.

    Respuestas a las preguntas que formulas:

    ¿Qué opinión le merece la Aventura de Componer que Andy Park comparte en este artículo?
    Es un articulo excelente (ya se te hizo costumbre, jeje); nunca habia oido de El, pero me parece muy sensato lo que comenta, me parece muy sano y util.

    De todo lo que él comenta, ¿cuál es el aspecto que más le llamó la atención?
    Pues hay muchas cosas (todo el artículo, de hecho) pero en especial cuando habla acerca de humildad: Estar de acuerdo con Dios; lo he vivido algunas veces, cuando no pienso cantar algun domingo (aunque ensayo entre semana), y de ultimo minuto mi Pastor (o sea mi papa) me dice: Tienes que cantar, falta algo en el programa, canta… y es ahi cuando Dios me dice: Bueno, estuviste ensayando tal cancion que acabas de escribir… cantala ahorita, y he tenido buenos resultados, a la gente le ha gustado y ha tocado corazones; yo creo que en esos casos (que siendo sincero no han sido muchos) se aplica lo que el menciona.

    Una vez mas: Excelente!!!

    Ahora si, estoy listo para leer el siguiente, jeje.

    Saludos!

  2. Victor Daniel

    Hey mano, no es por nada, pero estas poniendo a gente que si sabe del tema, te felicito por rebuscarte y poner siempre lo excelente… excelente tema y excelente persona este Andy Park… DTB

  3. Bueno, creo que todo lo que he leido en este artículo me hace entender que los compositores pasamos por las mismas situaciones y pensamientos…lo que más me impacto es que el se preguntó si tenía que escribir otra canción…a mi eso me ha sucedido mucho..y el Señor me ha respondido lo mismo que a él…que ese es mi llamado.

    Gracias Noel por compartir esto, fue de gran bendición y ánimo para mi.

    liza

  4. isaira astacio

    Dios te bendiga noel
    que interesante esta tu articulo de verdad aunque tengo 11 años, tu ha sido de bendicion para mi asi que siempre escribeme para mandarme estos articulos

    que Dios te bendigaaaaaaaa
    desde Republica Dominicana
    Isaira

  5. BUENO, ANTERIORMENTE YA HABÍA TENIDO LA OPORTUNID DE LEER ESTE ARTICULO, PERO NO LO HABIA ENTENDIDO COMO AHORA, YA QUE COMO EL DICE, LA PASION POR JESUS, ESE AMOR QUE TENEMOS PARA CON DIOS, ES EL QUE TIENE QUE DESBORDAR EN NUESTRAS CANCIONES, Y NO PREOCUPARNOS POR SER FAMOSOS, MEJOR PREOCUPARNOS DE QUE CADA CANTICO, NOS CONECTE INMEDIATAMENTE A LA PRESENCIA DE NUESTRO AMADO SALVADOR, Y SI EL QUIERE QUE LAS CANCIONES QUE ESCRIBIMOS SEAN USADAS EN TODO EL MUNDO, EL LO VA A HACER, Y NOS LO VA A AHACER SABER, PERO LO QUE ME GUSTÓ FUE QUE ES CUANDO DIOS LO CREA CONVENIENTE… GRACIAS OTRA VEZ POR TU AYUDA NOEL DIOS TE BENDIGA

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Lo que siempre quise y nunca pude decir sobre el don de profecía (Décimo tercera parte)

Esta es la última entrada de la serie