Carta abierta a padres de familia con hijos dentro de equipos de alabanza

Carta abierta a padres de familia con hijos dentro de equipos de alabanza

- en Misceláneos
3013
0

Estimados padres de familia que tienen hijos involucrados en equipos de alabanza de iglesias locales. Me dirijo a ustedes en el nombre del Señor Jesucristo y esperando que esta carta sea leída en todas las iglesias cristianas posibles.

Hace pocos días un pastor me pidió referencias de un ministerio de alabanza que él quería invitar a un evento multitudinario que está organizando. Me preguntó si yo tenía buen testimonio de ellos a modo de tener la certeza de que ellos fueran quienes tocaran en su actividad. De inmediato le dije que no, que no tenía buenas referencias. Al contrario, le dije que había recibido información fidedigna de que algunos de sus integrantes habían estado involucrados en la homosexualidad y yo no le recomendaba que los tomara en cuenta para su evento.

El antecedente de homosexualidad de ese ministerio lo obtuve de un amigo que es profesor de música en un colegio cristiano de mi ciudad. Resulta que en 2018, un exalumno quiso ingresar al ministerio en cuestión y cuando ya estaba ensayando regularmente con ellos, un día el ensayo se extendió hasta altas horas de la noche. Debido a que no tenían cómo regresarse a sus casas, decidieron quedarse a dormir en las instalaciones de la iglesia. Cuando todos se acostaron por donde pudieron e intentaban dormirse, de repente, este exalumno estaba acostado de lado y sintió que alguien se acostó detrás suyo. Era uno de los líderes del ministerio que pensó que ya estaba dormido y poco a poco se fue acercando hasta abrazarlo desde atrás y pegarle todo su cuerpo. El exalumno —que aún estaba despierto — se despegó de inmediato y se alarmó, no solo por el abrazo, sino porque sintió la erección del líder y le reclamó que por qué estaba haciendo eso.

En ese momento el líder le reveló que varios del ministerio eran homosexuales y lo motivó a que no se alarmara porque eso era normal entre ellos. Ante semejante revelación, el joven se asustó mucho y como verdaderamente él no podía regresarse a su casa, se fue a dormir a un lugar más seguro e iluminado de las instalaciones de la iglesia. Al nomás despertar, se fue hacia su casa y a los pocos días buscó a mi amigo profesor de música para relatarle el incidente.

El asunto es que el día que el pastor me llamó para pedirme referencias de ese ministerio, por la tarde conversé con mi amigo profesor de música y le conté que había revelado esa información a alguien más. Él me dijo que no había problema y que estuvo bien que lo hiciera, pero eso no fue todo. También me dijo que ese incidente no había sido el único del que estaba enterado, sino que habían ocurrido un par de casos más de intentos de seducción dentro de ese mismo ministerio por parte de los líderes hacia otros músicos, empleando el mismo modus operandi: ensayar hasta noche, quedarse a dormir en las instalaciones de la iglesia y acercarse a los músicos para seducirlos mientras intentaban dormir.

Mi amigo me dijo: “Por lo que veo, todo apunta a que ese ministerio de alabanza tiene un plan estratégicamente confeccionado para sodomizar a los cantantes y músicos que quieren entrar al ministerio”.

Estimados padres de familia, les he relatado este incidente porque quiero recomendarles lo siguiente: NO PERMITAN POR NINGÚN MOTIVO QUE SUS HIJOS INTEGRANTES DE EQUIPOS DE ALABANZA DUERMAN FUERA DE CASA SIN SUPERVISIÓN. No es primera vez que yo me entero de intentos de seducción homosexual entre músicos en Centroamérica ni tampoco de intentos similares entre jóvenes de iglesias que luchan con la homosexualidad y emplean el mismo mecanismo. Por lo tanto, llámese: “quedarse a dormir en la iglesia después del ensayo”, “quedarse a dormir en la casa de un amigo”, “hacer una pijamada con los jóvenes de la iglesia”, ¡o llámese como se llame!, no dejen que sus hijos duerman fuera de casa. Para eso tienen papás, para eso tienen familia, para eso tienen hogar, para eso tienen su propia habitación, para eso tienen una cama, ¡para dormir en sus propias casas!

Es probable que algunos de ustedes que están leyendo esta misiva crean que estoy exagerando; sin embargo, yo podría relatarles más incidentes similares para crearles conciencia de que estas estrategias de seducción realmente ocurren dentro de las iglesias. Por ejemplo, cuando yo fui director de educación cristiana en un colegio, recuerdo la triste consejería que me tocó darle a una jovencita hija de pastores de una iglesia de mi denominación. Ella me buscó porque estaba sumamente confundida y luchando con sentimientos lésbicos. Me dijo: “hace tres meses mis papás me permitieron quedarme a dormir en la casa de una amiga. Cuando ya estábamos por dormirnos en la misma cama, ella me dio un beso en la boca. Yo nunca había besado a una mujer, pero como era mi amiga me presté para el juego hasta que comenzó a desnudarme. Cuando vi que el beso estaba pasándose de la raya, me alarmé y le dije a mi amiga que ya no quería estar allí, que me iría a mi casa. De inmediato llamé a mis papás y les pedí que favor me recogieran”.

Ella me confesó que en sus 15 años de vida jamás había sentido atracción hacia el mismo sexo, pero después del beso en la casa de su amiga sintió que algo se desconfiguró en su cabeza. Me dijo: “del 100% de la atracción que yo sentía solo por los hombres, ahora siento 70% de atracción por ellos y 30% por mujeres. ¿Puede ayudarme a reparar esto?”

Obviamente, yo no era el indicado para ministrarle, pero la referí a algunas consejeras juveniles que colaboraban con nosotros en esa institución y pudimos ayudarle.

Apreciados padres de familia, estos incidentes ocurren. Y, aunque existen muchas estrategias de seducción, una de las predilectas de quienes sienten atracción por el mismo sexo, es invitar a quienes les gustan a dormirse en sus casas. Y, en el caso del ministerio de alabanza del que ya hablé, programar ensayos que terminarán hasta altas horas de la noche para que nadie pueda irse y todos queden expuestos a las seducciones. ¿Me explico?

Padres: no dejen a sus hijos ir a dormir a casas ajenas que no sean las propias. No permitan que los ensayos nocturnos culminen en dormidas fuera. Ustedes son responsables por sus hijos, así que les exhorto encarecidamente a que hablen con ellos y los orienten sobre la realidad de la seducción homosexual. Y si llegan a enterarse de que esto está ocurriendo en el equipo de alabanza de su iglesia local o ministerio juvenil, ¡notifiquen de inmediato a los pastores! Por favor, no permitan que algo tan inocente como dormir fuera de casa se convierta en el inicio de la degeneración moral de quienes ustedes son responsables de proteger.

Con enorme preocupación.

Noel Navas
La Aventura de Componer
El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

¿Por qué hay cantantes y bandas de música cristiana que graban canciones de otros sin autorización?

—¡Hola Carlos! ¿Cómo estás? —¡Bien, Noel! ¡Qué bueno