Combinando fuerzas para llevar la composición a un nuevo nivel (Segunda parte)

Combinando fuerzas para llevar la composición a un nuevo nivel (Segunda parte)

- en Misceláneos
1372
0


Por: Paul Baloche.

Algunas veces la gente gusta de colocar a los compositores, músicos y líderes eclesiásticos en un nivel espiritual mayor que el del cristiano promedio. Pero sabemos que solo somos como cualquier otro y que es fácil perderse en la monotonía de nuestro trabajo. Es fácil sentare y crear música porque es donde estamos cómodos y simplemente fluye. Sin embargo, necesitamos recordarnos constantemente, aún si no es nuestro trabajo a tiempo completo, que somos escritores de oraciones para nuestras comunidades. Yo no sé cómo construir casas. Yo no sé cómo hacer funcionar un auto. No soy bueno para muchas cosas, aparentemente, pero sé cómo poner palabras y música juntas de una forma que les dé a las personas el idioma de una pequeña oración para cantarle a Dios. Es por ello que es importante que busquemos la presencia de Dios al componer.

Un cinturón de herramientas único

Componer es diferente a usar un martillo. Luchamos contra la comodidad de las emociones, espíritu e inspiración. Son asuntos muy intangibles. Así que mientras practicamos la presencia de Dios en nuestra simple tarea de componer, también le invitamos a él a estar en las palabras y notas que escribimos. Sin él sabemos que no tenemos mucho. Y muchas veces, en esos momentos de oración y adoración, empezamos a sentir el viento soplar a nuestros barcos. Esto es lo que esperábamos: en algún punto del proceso sentiremos el viento, que nos permite apagar el motor de composición y dejar al Espíritu completar nuestros pensamientos.

Así que, ¿cómo llegamos a ese punto? Es como una tina caliente, solo tenemos que entrar. Ya sea que estemos colaborando con otro compositor o que lo hagamos a solas, lo primero que hacemos es adorar con nuestras canciones. Sin importar cuál idea inspirada sea, deje que le lleve a un lugar diferente. Algunas veces esos momentos son parte adoración, parte imaginación y parte intentar predecir donde irá la idea, pero de todas maneras conozca más al Señor.

Colaborando con su comunidad

Tomando otra pista de nuestra vida como cristianos y trayéndola dentro del ámbito de la composición, la colaboración con nuestras comunidades es sumamente importante. Necesitamos recordar que estamos componiendo, no solo para nosotros mismos, sino para congregaciones multigeneracionales de gente que es principalmente no musical. Como compositores de alabanza, ese es nuestro tiro al blanco. Aún si hemos venido con algo que suene como un tono policial de los 80´s o que apunte a un estilo Paul McCartney y los Beatles.

Siempre es importante regresar y preguntarnos: ¿será la gente capaz de cantar esto? ¿Podrán los colectivos conectarse con esto rápidamente? Cuando caigamos en la tentación de pensar en impresionar al músico más genial o más “cool” que tengamos en nuestra vida, puede que sea bueno para nosotros, pero probablemente no alineará al 95% de nuestra comunidad.

Y esto apunta a las letras de las canciones también. Es importante para nosotros que quitemos nuestra mirada de nosotros mismos, que levantemos nuestra mirada y veamos alrededor. Si escribimos sobre nuestras propias pequeñas experiencias, nos estamos perdiendo una gran parte de la obra de Dios en nuestras vidas colectivas. Sí, hay algunas cosas universales que todos experimentamos, así que no es un crimen escribir sobre tu propia experiencia con Dios; sin embargo, tenemos la oportunidad de pintar un retrato más elaborado de nuestro Dios cuando miramos más allá de nosotros. ¿Qué está atravesando nuestra iglesia? ¿Qué están atravesando nuestras familias? ¿Qué está atravesando nuestra nación? ¿Qué está atravesando el mundo? Cuando nos hacemos estas preguntas entonces encontraremos una forma musical de expresarlo, incluyendo a nuestra iglesia en el proceso. Y al final, estas canciones son tanto suyas como nuestras.

Pañales y desastres domésticos

Para llevar esta idea a un nivel distinto, como compositores incluso tenemos la libertad de imaginar el arreglo y encontrar formas de incluir a otros en nuestra composición. Tenemos la libertad de imaginar al camionero que tiene seis hijos y se sienta en medio de nuestra congregación. Puede que él no sea un cantante pero el domingo es su oportunidad de estar con su familia y cantar con su corazón. Podemos imaginar que sus hijos siempre recordarán la voz de su padre cantando en la iglesia aun cuando él no fuera una estrella de rock. ¡Que regalo es poder servir a un chico como este!

O podemos pensar en una joven ama de casa que tiene tres hijos menores de 5 años. Puede que su semana esté llena únicamente de pañales y desastres domésticos. Quizá el domingo es el único día de la semana en el que ella puede dejar a sus hijos en la guardería y sentirse como adulta y sentarse tomando las manos de su esposo mientras adoran al Señor. Cuando escribimos en colaboración de nuestras comunidades, tenemos el privilegio de servir a alguien como ella.

También es sorprendente qué tan subutilizados están nuestros pastores en el arte de componer adoración.

Puedo decir fácilmente que mi pastor general ha tenido la mayor influencia en mí como líder de alabanza y como compositor. Aún si usted no está a tiempo completo en el staff de su iglesia, le sugiero ir a la iglesia a escribir algunas de sus canciones. Hay algo especial al estar en el edificio físico que motiva nuestra imaginación al adorar. En la cima de todo, su pastor probablemente esté en el edificio. Lleve sus canciones a su pastor, pídale dirección y retroalimentación. Y si usted es un pastor, recuerde ser motivador y recuerde mantener su enfoque menos en la música y más en la perspectiva teológica o pastoral. También tenga gracia. Cuando yo empezaba a componer, estoy seguro que hubo ocasiones en las que mi pastor solo rodó sus ojos durante los servicios dominicales. Pero en la mañana del lunes él siempre era amable. A menudo me señalaría algunas cosas que hice bien o se daría la oportunidad de preguntar: “Hey, ¿qué pensabas cuando escribiste eso?” Él era amable al referirse a mi desempeño. Y debido a qué se acercaba a mí como a un hombre más joven, yo quería servirle, bendecirle y edificarle.

Honesto, sincero y bíblico

Todo lo que podemos controlar es levantarnos mañana y tratar de escribir canciones para Dios honestas, auténticas y bíblicas. Luego podemos hacer nuestro mejor esfuerzo para ser buenos administradores de dichas canciones cuando aparecen en nuestro camino. Vivir la vida como creyentes y componer canciones para adorar es como vivir en la tensión de los opuestos. Hay un sentido de descanso, pero también una leve tensión justo bajo la superficie donde sabes que eres capaz de estar más pendiente de ti mismo y de tus deseos que de tu comunidad.

La colaboración es algo más que solo componer canciones, es más sobre caminar con Dios, tomando nuestra cruz a diario y seguirle. Nuestras canciones, tal como nuestras vidas, deberían ser los inocentes dibujos que un niño le ofrece a su padre. Todo lo que el niño quiere es crear una expresión artística que venga de su corazón y dársela a su padre. Puede que suene trillado, pero no es mejor que cuando usted se esfuerza con ese motivo ya sea que esté escribiendo solo o junto a otro compositor. Al final del día, hay pleno gozo y satisfacción en terminar una obra de arte que traerá gloria a Dios y, esperemos, inspire a otros a poner su mirada en él. Ese es el tipo de arte que Dios usa para transformar la vida de las personas.

Aplíquelo:

a) Haga una cita para escribir una canción con un colega compositor de alabanza.
b) Inicie un grupo de composición con la intensión de crear canciones de alabanza para su iglesia local.
c) Lleve un par de sus canciones a su pastor general y pregúntele sobre su perspectiva teológica.
d) Piense en una persona específica en su congregación la próxima ocasión que escriba una canción.

Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de