De la devoción a la composición

De la devoción a la composición

- en Misceláneos
2353
6


Danilo 01“La práctica de la piedad” de Danilo Montero.

El pasado 20 y 21 de Agosto se celebró en Iglesia del Camino el 3er. Congreso Integral para equipos de alabanza titulado: “Devoción Integral”, donde tuvimos como invitado especial a Danilo Montero. Quienes asistimos al evento no podemos explicar en palabras la grandiosa bendición que fueron las enseñanzas de Danilo sobre nuestra vida. Recién ayer Alex Navas, coordinador del Congreso, me obsequió las conferencias y bueno, quiero compartir con usted un pequeño fragmento de una de ellas, “La práctica de la piedad”, ya que durante dicha plenaria Danilo tocó un aspecto de la composición que se constituye un desafío para todos quienes componemos para el reino de Dios. Espero que sus pensamientos se conviertan en un desafío para todos.

A manera de introducción Danilo habló de lo que es tener una vida piadosa, de cultivar una actitud personal hacia Dios expresada en acciones que buscan agradarlo. Habló de cómo el carácter piadoso, o carácter de Dios, se deriva de tener una vida enfocada en Dios mismo.

Citando a un autor Danilo mencionó que una vida piadosa (o devota) es “una vida rendida a Dios que ya no vive para sus caminos o espíritu del mundo sino solamente para la voluntad  de Dios, quien considera a Dios en todo, le sirve en todo, que hace cada parte de su vida común partes de la piedad al hacerlo todo en el nombre de Dios bajo aquellas reglas que se conforman a su gloria”.

Posteriormente compartió algo que llamó: “El triángulo de la devoción”, donde dijo: “Son tres elementos que nutren la devoción a Dios en la vida de la persona. Es un triángulo cuya base tiene dos fundamentos: El temor de Dios y El amor de Dios. Cuando estos dos elementos están bien establecidos en la vida de alguien proveerán un tercero, que es: El deseo de Dios”.

Lo que Danilo quiso transmitirnos en sí es que si una persona vive permanentemente consciente de “El temor” y “El amor de Dios” “El deseo por Dios” surgirá de forma natural por medio de la obra del Espíritu Santo. Creo que cuando él compartió estos conceptos a muchos de nosotros nos cayó el veinte de por qué en ocasiones no experimentamos mayor pasión por Dios durante el transcurso de la semana. Si la pasión por Dios no está presente muy probablemente se deba a que “El temor” y “El amor” hacia Dios han sido debilitados en nuestra vida.

Una vida apasionada por el Señor no se consigue asistiendo a un concierto cristiano ni sentándose a escuchar al gran predicador de moda. No necesariamente. La pasión en la vida cristiana se consigue cultivando “El temor” y “El amor a Dios” de forma continua. Por ejemplo: a través de la oración y la lectura diaria de la Palabra. Más allá de buscar sensaciones o experiencias espirituales deberíamos afianzar esos hábitos que consolidarán en nuestro estilo de vida “El temor” y “El amor de Dios”, y en consecuencia: “El deseo diario por Dios”.

Fue cuando Danilo explicó cada parte de “El triángulo de la devoción” que lanzó algunas ideas valiosísimas sobre el tema de escribir canciones. A continuación transcribo parte de lo dicho, por favor lea con detenimiento:

“No oigo a muchas personas predicar sobre El temor de Dios y por eso quiero dedicar unos minutos para hablar de ello. Filipenses 2:12 dice que debemos trabajar en nuestra salvación “con temor y temblor”. ¿Qué quiere decir eso? Que tenemos que vivir poniendo mucho ojo a nuestra conducta porque tendremos que dar cuenta de nuestras vidas. El mayor enfoque de El temor de Dios debe ser desarrollar admiración, asombro y respeto ante la majestad, la santidad y la gloria de Dios. El siguiente pensamiento me parece fabuloso: “Vivimos entre un asombro reverente ante su gloria y la confianza infantil hacia Dios como Padre”.

¿Qué hemos enfatizado estos años en la iglesia? Hemos enfatizado a Dios como nuestro Papá. Y eso es muy importante. Casi todas nuestras canciones y predicaciones enfocan esa parte. ¿Qué resultado hemos tenido? Niños malcriados.

¿Ustedes usan la palabra “Chero” en El Salvador para referirse a los cuates? ¿Dicen “Dios es mi chero”? Pues Dios no es tu chero. Ese es el problema que tenemos en la iglesia. Dios no es tu chero, tu compa ni tu cuate. Alguien dirá: “Pero Danilo… Dios es mi Padre, Abba Padre”. Sí, pero él no es tu cuate. Delante de él lo ángeles que fueron creados para estar delante de su presencia se tapan sus rostros y se cubren el cuerpo en señal de respeto. ¿Qué quiere decir eso? Que cualquier ser que perciba correctamente a Dios va a tener una actitud de respeto hacia él porque el Dios a quien nosotros adoramos es “Fuego consumidor” según Hebreos.

Señores, no estamos jugando a la iglesita, estamos hablando del Dios que deshace las montañas cuando las toca con su dedo. Un Dios que es justo y que llamará a cuenta a todos. Un Dios que es serio, es temible y demanda tu respeto. La iglesia está jugando con Dios.

Yo le puedo tener mucha confianza a mi mamá pero mi mamá no es mi cuata ni mi amigaza. Eh, tuve una relación muy estrecha con mi madre pero no era mi amigaza, era mi madre. ¡Más valía que yo guardara el respeto que ameritaba mi mamá y mi papá! Dios es Dios, amerita que apagues el celular cuando está hablando, que pongas las cosas de lado cuando te llama la atención, que inclinemos nuestros rostros cuando nos llama a arrepentirnos, amerita que cuando estemos siendo tentados digamos: “¡Un momento! ¡Esto es una falta de respeto hacia la persona de Dios!”

La devoción tiene el elemento de El temor de Dios y de El amor de Dios. Necesitamos conciencia de El amor de Dios para poder vivir en devoción. Sino experimentamos su amor difícilmente viviremos en devoción. Si solo vivimos en El temor de Dios vamos a quedarnos paralizados. El amor es el principio que nos trae balance. Vives en El temor pero vives también en el abrazo de Dios. Si no sientes amor por Dios estudia su amor hacia ti y eso inevitablemente provocará que tú lo ames.

Ayudemos a la iglesia a entender esto. ¿Cuántas canciones están siendo escritas desde la perspectiva de El respeto por el carácter de Dios? Muy pocas. Si revisamos los himnarios de la antigüedad están llenos de descripciones teológicas de quién es Dios y su nombre.

¿Puedo decirles algo más? Lo que les voy a decir requeriría mucho tiempo para justificarlo pero me voy a atrever a decirlo. Creo que en Latinoamérica hemos enfatizado el acercamiento hacia Dios desde el lado femenino de la adoración, por ende las personas que responden mucho más a la adoración son las mujeres. Hemos enfatizado el lado femenino de la adoración porque nuestra adoración ha sido muy romántica. Los que cantamos adoración y escribimos canciones decimos: “Señor, te necesito, te quiero, abrázame, protégeme, etc.”

¿Qué es eso? Un acercamiento femenino a la persona de Dios que es válido porque enfoca la parte materna, tierna, protectora, amable de Dios. Enfoca la parte de la intimidad que conecta perfectamente a las mujeres. Ellas aman la intimidad y saber que le pertenecen a Dios. Hacer eso es muy bueno.

Pero nos hace falta el acercamiento masculino de la adoración. ¿Cuál es ese? La proclamación del carácter y del nombre de Dios. Hay que ponerle balance a la adoración porque una de las dos no es suficiente. Si solo pones la parte femenina el enfoque se vuelve romántico solamente. Necesitas lo romántico pero también lo objetivo y concreto del nombre de Dios. Cuando la iglesia crece en meditar el nombre de Dios crece en El amor y crece en El respeto hacia su persona.

Yo sugeriría una cosa: ¿Qué tal si rescatamos algunos de los himnos antiguos? ¿Por qué no les ponemos un ritmo o un arreglo más moderno? Es más, ¿por qué no escribimos sobre el nombre de Dios? Vas a tener que estudiar un poquito porque lo que tú pongas deberían revisarlo algunos teólogos.

Amor y Respeto, las dos cosas van de la mano.

Por último, si tienes El amor de Dios revelado a tu vida y tienes El respeto por la persona de Dios eso debe empujarnos hacia un deseo enorme de Dios. Esos tres ingredientes conforman la devoción”.

Interesante reflexión. Dios permita que podamos enseñar a nuestras congregaciones por medio de nuestras canciones no tan solo El amor de Dios, sino también El temor y la reverencia por su persona.

Noel Navas.

6 Comentarios

  1. Que tremenda reflexion acerca de la adoracion y del escribir canciones.

    Me llama la antencion que nadie haya escrito todavia un comentario en esta entrada, a pesar de que ya tiene bastantes dias e inclusive han comentado en entradas posteriores a estas.

    Siento que es como cuando uno era niño y el papa o la mama lo reprendian y uno lo unico que podia hacer era estar callado y guardar silencio ante la llamada de antecion.

    Por lo menos a mi si que confronto directamente con mi realidad en mi vida personal, en la direccion de la alabanza y en mi deseo de escribir canciones.

    Gracias bro por compartir esto con todos, esta se ha convertido en uno de mis articulos favoritos de los que he podido leer.

    Bendiciones bro.

  2. PABLO: Jajaja, quizá por eso no comentan, porque se sintieron regañados, jajaja. Gracias mano por siempre leer el blog y comentar. Ojala todos fueran como vos, je.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  3. Q reflexion más grande a mi vida, en verdad TEMOR, AMOR y DESEO POR DIOS!!!! por que sin nuestro Dios no somos nada.

  4. SILVIA: Sí, una gran reflexión, gracias por comentar!

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

  5. inolvidable, impactante, transformadora …
    tremenda conferencia de danilo,
    nos edifico mucho.

    bendiciones noel.

  6. DANIEL: Todos concluimos lo mismo, gracias por comentar! Dtb.

    Noel Navas
    La Aventura de Componer
    El Salvador.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te podría interesar

Cómo formar doctrinalmente a cantantes y músicos

En la actualidad hay una gran necesidad de