Las tres venidas de Cristo del Dispensacionalismo

Las tres venidas de Cristo del Dispensacionalismo

- en Misceláneos
275
0
El Nuevo Testamento enseña que Jesús vendrá por segunda vez. Esto lo creemos todos los cristianos. Solo dos venidas, no más. La primera venida fue la que todos conocemos y que se relata principalmente en los evangelios. Y la segunda, la que el Nuevo Testamento profetiza que ocurrirá en algún momento del futuro.
El asunto es que hay una corriente doctrinal —el Dispensacionalismo— que enseña que Jesús volverá dos veces más. La primera —obvio— la relatada en los evangelios. Y dos venidas más: la segunda que ocurrirá el día del arrebatamiento y la tercera, siete años después del arrebatamiento.
Una… dos… ¡tres venidas señores!
Un dispensacionalista te dirá que ellos no enseñan tres venidas, que el arrebatamiento no puede contarse como segunda venida debido a que ese día Cristo se quedará a nivel de las nubes. “Cuando pise tierra, siete años después…” afirman ellos, “¡esa sí será la segunda venida de Cristo!”
La cuestión es que afirmar tal cosa incurre en un absurdo. Fíjate, ¿cómo se determina que algo o alguien vino a nuestro planeta? ¿Cómo tenemos la certeza de que algo o alguien entró a la Tierra?
R/ La forma como se determina que algo entró al planeta Tierra es si atraviesa la atmósfera. Simple. Si no la atraviesa, no podemos decir que entró a la Tierra. Si sí pasa de la atmósfera, entonces está dentro de la Tierra. ¡Independientemente de que toque el suelo o no!
Mi punto es que el Nuevo Testamento enseña que cuando Cristo venga a arrebatarnos llegará a las nubes y eso por default implica que vino a la Tierra. El apóstol Pablo escribió:
Pues el Señor mismo descenderá del cielo con voz de mando,
con voz de arcángel y con la trompeta de Dios, y los muertos
en Cristo se levantarán primero.
Entonces nosotros, los que
estemos vivos y que permanezcamos, seremos arrebatados
juntamente con ellos en las nubes al encuentro del Señor en el aire…
1 Tesalonicenses 4:16-17.
¿Ves? Si Jesús llegará a nivel de las nubes, toque el suelo o no, eso cuenta como su segunda venida ya que ingresó a nuestra atmósfera. Y por lo tanto, vino a la Tierra.
“¡Qué nooo!!!” objetará un dispensacionalista de “hueso colorado”. Pero sería interesante plantearle el siguiente caso. Digamos que sucediera que un meteorito ingresa a la atmósfera terrestre. Imagínalo… miles de personas lo ven pasar a toda velocidad y ardiendo en fuego por el cielo azul. Incluso, algunos lo graban con sus teléfonos y luego sale en Youtube y la televisión viéndolo así millones de personas más. Qué tal si este meteorito —por alguno u otro motivo— no tocara tierra, es decir, no causara ningún estrago y después de varios minutos saliera del planeta volviendo al espacio.
Pregunta: este meteorito vino a la Tierra, ¿sí o no?
Obvio que sí, a pesar de que no haya tocado el suelo.
¡Pues lo mismo se aplica a Cristo esperándonos en las nubes!
Ahora bien, si un dispensacionalista insiste en que pasar de la atmósfera no equivale a venir a la Tierra, sería interesante preguntarle: y si Cristo viniera y se posara sobre las aguas de algún océano, ¿tampoco vino al planeta debido a que no tocó tierra? 😉
Mi punto es que el arrebatamiento cuenta como una venida de Cristo y la que los dispensacionalistas dicen que ocurrirá siete años después, cuenta como otra. Por lo tanto. el Dispensacionalismo sí enseña tres venidas de Cristo contrario a lo que enseña el Nuevo Testamento.
Lo que sí enseña la Biblia es que solo habrá una venida más de Cristo. El problema del Dispensacionalismo es que separa el arrebatamiento y la segunda venida afirmando que ocurrirán en días distintos y por lo tanto —siendo consecuente con la lógica de ellos— al final de los tiempos Cristo habrá venido a la Tierra tres veces.
Eso sí, quienes creemos que solo habrá dos venidas de Cristo, la que ya ocurrió y una futura, vemos en el texto bíblico que tanto el arrebatamiento como la segunda venida ocurrirán el mismo día. Eso es lo que dice el Nuevo Testamento que sucederá, pero los dispensacionalistas no lo pueden ver debido a que al acercarse a la Biblia lo hacen con un esquema preconcebido, en lugar de acercarse a ella sin esquemas y extraer del texto el esquema de los eventos futuros que ella sí describe.
Como ya se me hizo demasiado larga esta entrada, te invito a que leas la explicación de 1 de Tesalonicensees 4 y Juan 14 para que comprendas por qué muchos vemos el arrebatamiento y la segunda venida ocurriendo al mismo tiempo y no con siete años de separación.  Para leerla da clic en Canciones escatológicas 7, Canciones escatológicas 8 y Canciones escatológicas 9.
De paso, aprovecho para recomendarte leer Canciones escatológicas 12, Canciones escatológicas 13 y Canciones escatológicas 14 para que veas que las tres principales palabras griegas: Parousía, Apokalupsis y Epiphaneia —que son las palabras que el Nuevo Testamento utiliza para referirse a la segunda venida— se utilizan tanto en los textos que los dispensacionalistas dicen que se refieren al arrebatamiento como a los que ellos mismos dicen que se refieren a la segunda venida.
¡Ojalá puedas leer todas esas entradas!
Noel Navas.

Escribir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Te podría interesar

Cómo traer los cantos de los cielos a la Tierra (Décima parte)

Esta es la penúltima entrada de la serie